20 de marzo de 2017

Una sola avioneta en la Morgal

"Indalecio Prieto sabía que la guerra era para quien dominara el aire, y así fue"
Indalecio Prieto, ministro
"Cuando se inicio la sublevación franquista contra el gobierno Republicano, el potencial aéreo republicano en el frente norte era una sola avioneta en La Morgal, que Aranda manda destruir"
Indalecio Prieto, un asturiano brillante e ingenioso. Ilustración, Carlos Rodríguez Casado
Indalecio Prieto era una cabeza excepcional, con una capacidad de trabajo fuera de lo común. Entendió enseguida que el bando de la Guerra Civil que dominara el aire acabaría ganando la contienda. El historiador mierense Javier Rodríguez Muñoz es el coautor del libro "Indalecio Prieto. Primer ministro español del Aire", una aproximación desde cuatro perspectivas a la figura de quien fue pieza clave en la España de la II República y la guerra.
Prieto, era el ministro del Aire y cuando el 14 de abril de 1934 se constituye el Gobierno provisional republicano, Prieto fue nombrado ministro de Hacienda. Apenas está en el cargo ocho meses, pero el propio Juan Velarde Fuertes le reconoce muchos méritos de gestión en momentos muy duros. Y después pasa al Ministerio de Obras Públicas. La ampliación de La Castellana, en Madrid, es suya, y puso en marcha un plan de regadíos que después copió el mismísimo Franco en los años sesenta con su "plan Badajoz". Lo que parece que está bastante claro es que cuando nace la II República Indalecio Prieto era el gran político del momento.
Indalecio Prieto durante un mitin
Prieto Tenía totalmente razón con lo del dominio del aire y el desenlace de la contienda.
En materia aérea, el gobierno  republicano dejó al frente norte en unas condiciones de clara inferioridad, el ejemplo claro es que la franja que iba desde Asturias a San Sebastián, incluyendo el norte de León, Palencia y Burgos, y por supuesto Cantabria, al inicio de la guerra  la potencia aérea republicana en todo este territorio era una avioneta que estaba en La Morgal. El coronel Antonio Aranda Mata (Leganés, 13 de noviembre de 1888 - Madrid, 8 de febrero de 1979) mandó una pequeña expedición para destruirla, y lo consiguieron. Mientras tanto los sublevados contaban con dos aeródromos militares, en La Virgen del Camino (León) y en Logroño, y pronto levantan una tercera base en Burgos y un cuarto aeródromo en Vitoria.
Wikipedia
En la República tardaron en reaccionar a ese desierto militar.
En ese momento concreto disponían de aviones con un radio de autonomía de 500 kilómetros, que además tenían que volar muy alto para reducir riesgos. Llegaban al límite de capacidad de autonomía, con el combustible a cero. Muchos se volteaban por ese motivo. Hasta el 2 de noviembre no llegaron a Madrid los primeros cazas rusos.
José Díaz, líder del partido comunista; Juan Negrín, presidente de la República, e Indalecio Prieto, ministro de Defensa Nacional.
Indalecio Prieto como ministro de Marina y Aire
En aquel Gobierno se tuvo que enfrentar a la sublevación militar con escasez de soluciones y efectivos, además Largo Caballero, que era el que preside el Ejecutivo, se quedó con el Ministerio más importante, el de la Guerra y en opinión del historiador  Javier Rodríguez Muñoz, aquella decisión fue un desastre. Prieto trataba de organizar, de crear regiones militares, de buscar vías alternativas a los rusos para el abastecimiento de armas, y hasta de construir aviones copiando piezas a los soviéticos, pero aquella división de responsabilidades con Largo Caballero hizo que Prieto siempre tuviera las manos atadas.
 Es de sobra conocido que las relaciones de Prieto con Largo Caballero eran poco fluidas, Prieto fue propuesto en dos ocasiones para presidente del Gobierno y Largo Caballero lo impidió. Y en mayo de 1937 Largo Caballero dimite, la opción de Prieto era clara, pero él dice que no y nombran a Negrín.
Juan Negrín López e Indalecio Prieto y Tuero
Las relaciones de Indalecio Prieto y los rusos?
Como la canción... "ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio". Conviene recordar que la Unión Soviética no regaló ni una bala al gobierno de la República, lo cobró todo, hasta la formación. Y se pagó con el llamado oro de Moscú. La República pedía armas y aviones y la URSS enviaba lo que quería porque no tenía una producción armamentística tan grande como Alemania. Por ejemplo, no vendió ni un solo submarino. El bando republicano llegó a tener varios modelos distintos de aviones, con piezas y combustibles distintos lógicamente. Un atraso. Cuando el 1 de septiembre de 1937 empieza la gran ofensiva en el Norte la superioridad aérea nacional era total.
Prieto tenia gran preocupación y los problemas iban en aumento, trató de evitar por todos los medios la caída de Bilbao, pero no lo consiguió, y él mismo reconocería que aquello le inducia a pensar incluso en el suicidio. Después, Santander cae en apenas veinte días y ya no hay nada que hacer. En octubre de 1937 el vapor "Reina" llegaba a Gijón y se lograba realizar un cierto reparto de armas, es muy posible que ya fuera tarde y cabe pensar que si este buque hubiera entrado una semana antes en el puerto gijonés,  quizás el frente republicano hubiera aguantado el invierno. Prieto se da cuenta de que la guerra estaba perdida, lo tenía claro ya desde 1938 y planteo una salida a sus compañeros, pero no le hicieron caso.
IV Gobierno Republicano de Azaña; Largo Caballero (tercero por la izquierda), Indalecio Prieto (primero por la derecha)
FUENTE: EDUARDO GARCÍA
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Biografía de Indalecio Prieto

Político socialista español (Oviedo, 1883 - México, 1962). Vivió desde su infancia en Bilbao, donde trabajó como periodista en el diario El Liberal, entrando en contacto con los círculos republicanos (en 1932 llegaría a convertirse en propietario del periódico). Sus preferencias políticas le orientaron hacia el socialismo, integrándose desde joven en las filas del PSOE. Se erigió en líder de la corriente reformista del partido que defendía la alianza con los republicanos y la vía socialdemócrata que representaba la permanencia en la Segunda Internacional (frente a la escisión comunista). En 1918 fue elegido diputado por Bilbao, y en 1921, miembro de la Comisión Ejecutiva del PSOE.
Fundación Indalecio Prieto
Rechazó la dictadura Primo de Rivera (1923-30), en contra de la opinión colaboracionista de Besteiro y Largo Caballero, que fue la que se impuso en el partido y en el sindicato socialista UGT. En consecuencia, permaneció retirado hasta que cayó la dictadura, y participó a título personal en el Pacto de San Sebastián (1930), encaminado a derrocar a la Monarquía.
Exiliado en Francia, regresó al proclamarse la Segunda República (1931) y participó en representación del PSOE en el primer gobierno provisional republicano como ministro de Hacienda. Más tarde desempeñó el recién creado Ministerio de Obras Públicas en el gobierno presidido por Azaña (1931-33); pero no consiguió el apoyo de su partido para ocuparse de presidir él mismo un gobierno, como le había encargado el presidente de la República, Alcalá Zamora, en 1933.
Bajo el posterior gobierno de la derecha, Prieto colaboró en la preparación de la fallida Revolución de 1934, a pesar de su oposición a la corriente revolucionaria mayoritaria en el socialismo español, que encarnaba Largo Caballero. Hubo de exiliarse de nuevo en Francia, desde donde impulsó la formación de una nueva coalición con los republicanos para desbancar a la derecha en las elecciones; así se formó el Frente Popular, que consiguió la victoria en 1936.
La retirada. Cuadro pintado por Nicanor Piñole como recuerdo de la Guerra Civil en Gijón
La oposición de los largocaballeristas le impidió integrarse en el nuevo gobierno Azaña o formar gobierno cuando éste pasó a la presidencia de la República; y cuando el estallido de la Guerra Civil (1936-39) y el peligro inminente de que la República fuera derrotada llevaron a los socialistas a aceptar responsabilidades de gobierno, fue bajo la presidencia de Largo Caballero, ocupándose Prieto de un efímero Ministerio de Marina y Aire (1936-37). Prieto contribuyó a hacer caer del gobierno a su correligionario y aceptó ser ministro de Defensa en el siguiente gobierno, presidido por el también socialista Negrín (1937-38). Pero su pesimismo ante la marcha de la guerra le enfrentó con los comunistas y con Negrín, que acabó destituyéndole.
Prieto se apartó del gobierno y marchó a Hispanoamérica, donde le sorprendió el fin de la guerra. Desde su exilio mexicano reorganizó el PSOE, apartando a los partidarios de Negrín, y definiendo una estrategia de recuperación del poder que pasaba por la unidad de acción con los monárquicos de don Juan y la presión internacional sobre el régimen de Franco. Fracasada aquella estrategia, en 1950 dimitió Prieto, dejando la dirección del PSOE en manos de Rodolfo Llopis.
Indalecio Prieto. (Las Provincias)
FUENTE: BIOGRAFÍAS Y VIDAS 
____________________________________________________________________
____________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario