30 de noviembre de 2012

Vital Aza, hijo adoptivo de Mieres el 29/11/2012

                                      Vital Aza Álvarez-Buylla

Sobre Vital Aza (padre e hijo), ya se hizo referencia en este blog el 3 de agosto de 2012.

En el pleno Municipal del Ilmo Ayto de Mieres del día 29 de noviembre de 2012 el Sr. D Vital Aza Álvarez-Buylla es nombrado "HIJO ADOPTIVO DE MIERES" a titulo postumo, por unanimidad de sus 21 concejales.
 


El próximo  día 13 de diciembre de 2012 se cumple el centenario  de la muerte de Vital Aza Álvarez Buylla. Vital Aza  se licencio en medicina en Madrid, aunque nunca ejerció y fue fundamentalmente escritor, comediografo, periodista, poeta y humorista. Su intensa actividad teatral no fue obstáculo par que Aza siguiera cultivando la poesia festiva en periódicos y revisras.
En 1882 contrae matrimonio con Dña. Maximina Díaz Sampil, natural de Gijón, aunque orúnda de Mieres, quedando a partir  de entonces muy vinculado a la villa de Mieres, donde paso la mayoria de sus veranos, tal es así que en 1907 llega a solicitar al Ayto de Mieres su empadronamiento como vecino de esta villa en el barrio de Oñón.
El 16 de junio de 1889 funda la Sociedad de Autores Españoles (SAE):
  • Sinesio Delgado
  • Ruperto Chapi
  • Miguel Ramos Carrión
  • José Francos Rodríguez
  • Tomás López Torregrosa
  • Carlos Arniches
  • Quinito Valverde
  • José López Silva
  • Eugenio Sellés
  • Eusebio Sierra
  • Vital Aza Álvarez-buylla
Aza fue el primer presidente.
Muere en Madrid el 13 de diciembre de 1912 y por su expreso deseo, su cuerpo embalsamado, es trasladado a Mieres en cuyo cementerio se encuentra enterrado desde entonces.
La vinculación de Vital Aza con Mieres fue reconocida a los pocos años de su muerte y así el día 9 de noviembre de 1919 se inaugura a las 15:30 horas, en el Salón de Plenos del Ayto de Mieres la Biblioteca Municipal, que desde aquella fecha lleva el nombre de Vital Aza, así mismo el Pleno del Ayto de Mieres el 13 de diciembre de 1983, en el punto V del orden del día, le otorga la calle que va desde los jardines del Ayto a la calle Covadonga.
Cuando de niño empecé
a darme a la poesía,
tan en serio lo tomé
que sólo en serio escribía.
Romántico exagerado,
era lo triste mi fuerte.
¡Válgame Dios! ¡Le he soltado
cada soneto A la muerte!
La fatalidad, el sino,
el hado, la parca fiera,
el arroyo cristalino
y la tórtola parlera...
Todo junto le servía
a mi necia inspiración
para hacer una elegía
que partía el corazón.
No hubo desgracia ni duelo
que en verso no describiera...
¡Sí, estaba pidiendo al cielo
que la gente se muriera!
¿Que airado el mar se tragaba
la barca de un pescador?
Pues yo en mi lira lanzaba
los lamentos del dolor.
¿Que un amigo se moría,
viejo o joven, listo o zafio?
Pues ¡zas!, al siguiente día
publicaba su epitafio.
¿Que una madre acongojada
gemía en llanto deshecha?
¿Que por una granizada
se perdía la cosecha?
Pues yo enjugaba aquel llanto
en versos de arte mayor
y maldecía en un Canto
al Granizo destructor.
Escéptico y pesimista,
¡me hacía unas reflexiones!...
Sirva de ejemplo esta lista
de varias composiciones:
Ludribio, Dios iracundo,
Profanación y adulterio,
Los desengaños del mundo,
el ciprés del cementerio.
Pues  ¿y una composición
en que imitando a otros vates
con la mejor intención
decía estos disparates?
"¡Ay! El mundo en su falsía
aumentará mi delito,
vertiendo en el alma mía
la duda de lo infinito.
Triste, errante y moribundo
sigo el ignoto sendero,
sin encontrar en el mundo
un amigo verdadero.
¡Todo es falsedad, mentira!
¡En vano busco la calma!
¡Sin las cuerdas de mi lira,
sensibles fibras del alma!
El mundo, en su loco anhelo,
me empuja hacia el hondo abismo.
¡Dudo de Dios y del cielo
y hasta dudo de mí mismo!
¡Esta existencia me hastía!
¡Nada en el mundo es verdad!..."
              ...............
¡Y todo esto lo decía
a los quince años de edad!
Francamente, yo no sé
cómo algún lector sensato
no me pegó un puntapié
por necio y por mentecato.
Por fortuna, ya no siento
aquellas melancolías,
ni doy a nadie tormento
con vanas filosofías.
Ya no me meto en honduras,
ni hablo de llantos y penas,
ni canto mis amarguras
ni las desdichas ajenas.
He cambiado de tal modo,
que soy otro diferente:
pues hoy me río de todo
Vital Aza Álvarez- Buylla, nació en Pola de Lena el 28 de abril de 1851.
Su infancia y adolescencia transcurren en medios urbanos  de la zona centro asturiana. La influencia de aquella Asturias intensamente rural y de su participación en el tendido del ferrocarril y en el nacimiento del desarrollo industrial se manifiestan en su obra "La Praviana", una de las últimas, estrenada en 1896.
Desde muy joven participa en la prensa regional con sus escritos  humorísticos, influenciado por el gran ambiente literario de la época (es coetáneo de Leopoldo Alas y de Armando Palacio Valdés). 
Siendo muy joven se traslada a Madrid para estudiar Medicina , pero nunca llegó a ejercer la carrera.
Su primera obra, "Basta de Matemáticas" lo sitúa como autor de comedia, estilo que mantiene a lo largo de su creación literaria. Con "Aprobados y suspensos" se consagra en su época, y continuó produciendo una gran cantidad de títulos (38 obras originales y 24 en colaboración con otros autores, en especial Ramos Carrión). 
Además de la comedia cultivó la poesía satírica, publicándola en "Madrid cómico" y en "Blanco y Negro".
No gozaba de muy buena salud, por lo que solía pasar los inviernos en Málaga y los veranos en Mieres. Falleció en Madrid el 13 de diciembre de 1912.

Casa natal de Vital Aza


Descripción

La casa natal de Vital Aza es una vivienda urbana con trazas populares situada en el centro de la villa de La Pola.

La construcción tiene forma de paralelepípedo y se adapta al desnivel del terreno con dirección Este-Oeste; presentando dos plantas en la fachada principal, mientras que las secundarias se distribuyen en tres. Los vanos, tanto puertas como ventanas, son enrasados y adintelados con obra de cantería.

En la vivienda se reconocen, al menos, dos fases constructivas que quedan bien diferenciadas por una línea de sillares en vertical dispuestos a soga y tizón en las paredes norte y sur; además de los empalmes del pronunciado alero del corredor en la fachada meridional y el diferente tratamiento de las paredes maestras.

Por las trazas la parte más antigua correspondería al siglo XVIII y las más recientes, que pertenecen a la ampliación, serían del siglo XIX. En los últimos diez años su actual propietario ha hecho diversas reformas, sobre todo en el interior de la vivienda, para adaptarla a sus necesidades. La construcción por su apariencia rústica y por estar integrada en una manzana formó parte de las dependencias auxiliares de la casa del Marqués de Carrizo o de Regueral, inmueble con el que linda al norte y del que aparece separado por un muro de mampostería.

Los aleros son de madera con doble fila de canecillos y triple en el corredor.

Se utiliza sillería en esquinas, vanos, imposta de separación de pisos y cornisa bajo el alero de la fachada principal. La distribución espacial de las tres plantas es como sigue:

  • Planta baja: cuadradas con pavimento de cantos rodados.
  • Planta primera: cocina, comedor, dormitorio, farmacia y laboratorio.
  • Planta segunda: salón y dormitorios.
En la fachada tiene una inscripción señalando la fecha del nacimiento del escritor y su muerte, 1851-1912.


Fuente: BOPA 156 del viernes 7 de julio de 2006
______________________________________________

Vital Aza, un recuerdo centenario

Lena y Mieres, junto con el Principado y la SGAE, se vuelcan en la celebración de los 100 años de la muerte del dramaturgo de la Pola







«Al despuntar la mañana, / tras una noche serena / y en fecha ya muy lejana / nací en la Pola de Lena, / hermosa villa asturiana». De esta manera rendía tributo el poeta y dramaturgo Vital Aza Álvarez- Buylla (Pola de Lena, 1852-1912) a su villa natal. Cien años después de su fallecimiento, es su municipio, al igual que Mieres, quien le quiere rendir homenaje.

Ambos concejos han elaborado una completa propuesta de actividades que pasa por la edición de una publicación antológica que incluirá manuscritos de Vital Aza, así como la celebración de diversos eventos artísticos en su honor. También se realizarán actividades didácticas para divulgar su figura en los centros educativos, iniciativa a la que también se sumará el concejo de Pravia. El interés de los concejos mineros se puso de manifiesto durante la reunión de la comisión del primer centenario de Vital Aza, que tuvo lugar en el palacio de Longoria, en Madrid, sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en la que participó el regidor de Mieres, Aníbal Vázquez.

El motivo de que la SGAE también se involucre a esta celebración es que el dramaturgo fue uno de los fundadores y primer presidente de la Sociedad de Autores Españoles (SAE), embrión de la actual SGAE. Por ello, la sociedad de autores ha sido uno de los principales impulsores de la iniciativa, programando una exposición en su sede, una gala lírica a cargo de la compañía madrileña «Ópera Cómica», la grabación y edición de este concierto en DVD, y un ciclo de charlas divulgativas que, en este caso, se llevarán a cabo en colaboración con la Universidad de Oviedo. Otra entidad que también participará en las celebraciones será el Principado de Asturias. El viceconsejero de Cultura, Alejandro Calvo, abogó por «sintetizar iniciativas» y ofreció la ayuda activa de su departamento a través de la colaboración con las compañías teatrales asturianas.

La comisión del primer centenario de Vital Aza tampoco ha querido limitar la participación a los promotores. Dejaron claro que es una iniciativa abierta, principalmente a Oviedo y Gijón, por su estrecho vínculo con el escritor, pero también a otras ciudades donde residió el dramaturgo, como es el caso de Málaga.

Quizá lo más destacable de Vital Aza Álvarez-Buylla es que fuera una persona multidisciplinar. A las profesiones de dramaturgo y poeta se unen también la de matemático, delineante y médico. Sin embargo, su vocación artística destacó sobre el resto. De hecho, Vital Aza estrenó su primera obra «Basta de matemáticas» cuando todavía era estudiante. La buena acogida de la obra hizo que se centrase sobre todo en la creación teatral.

Especializado en comedia y sainete, el dramaturgo llegó a estrenar 63 obras, entre teatro y zarzuela, que en su mayoría fueron escritas con su amigo Miguel Ramos Carrión. Entre sus trabajos más exitosos se encuentran zarzuelas como «El rey que rabió», con música de Ruperto Chapi y escrita en colaboración con Ramos Carrión; y comedias como «El sombrero de copa», su mayor hito, que fue traducido en varios idiomas. Como escritor, su firma era habitual en revistas y periódicos madrileños, donde pasó gran parte de su vida. Destacada era su participación en el semanario «Madrid Cómico». En 1889 fundó la SAE junto a otros destacados creadores, presidiendo la sociedad hasta 1903. Vital Aza falleció el 13 de diciembre de 1912. Su muerte causó una conmoción en el mundo de la cultura.

FUENTE:  J. VIVAS 

                                  Caricartura de Vital Aza


 Casa Vital Aza en Mieres, en el barrio de Oñón

27 de noviembre de 2012

Nuestra identidad en la historia


Dos mil años no es nada
Ilustración de Alfonso Zapico
Parece normal que, cuando alguno de estos capítulos se acerca al siglo XX, haya quien se pueda sentir aludido, seguramente porque hay temas que a pesar del tiempo transcurrido se asemejan aún a los de hoy
Ilustración de Alfonso Zapico
Por eso es relativamente lógico que las referencias a algunos colectivos e instituciones, que inevitablemente visitan esta página, interesen a quienes los integran en la actualidad, aunque ni sus miembros ni sus acciones tengan ya ningún parecido ni la mínima responsabilidad con lo ocurrido en otras épocas más duras. Me consta que a la mayoría le gusta conocer estas cosas, pero entiendo también que haya quienes consideran que lo ocurrido hace un siglo pueda tener cierta proximidad.
Más extraño resulta observar esta misma reacción cuando escribimos sobre episodios que se vivieron hace dos mil años, pero sucede, y sepan que aquí se levantan pasiones aún más exacerbadas, dividiendo a sus partidarios en dos tendencias. Por resumir, les diré que la madre del cordero está en la importancia que pudo haber tenido la resistencia a la romanización en Asturias porque de ella se puede deducir que los asturianos tengamos actualmente más o menos identidad y seamos, o no, un país. Un ejemplo se da en torno al ya emblemático monte Curriechos: mientras los arqueólogos que vienen trabajando en su excavación sostienen es uno de los conjuntos bélicos «más destacados de Europa por su magnitud y su expresividad» y albergó un campamento con miles de legionarios, necesarios para domeñar a los indómitos pueblos de este lado de la cordillera, otros, como el catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Oviedo Narciso Santos Yanguas, consideran que aquí «no hay signo de violencia ni presencia del ejército haciendo frente a las comunidades indígenas.

Braulio Vigón Casquero

«Vientu de caín, amor de bruxes»

picafuelle.blogspot.com
D. Braulio Vigón Casquero nació en Mieres en 1849 y pasó su infancia entre la villa y Laviana, por lo que hay que incluirlo por derecho entre los hijos ilustres de la Montaña Central de Asturias
Ilustración de Alfonso Zapico

https://www.lne.es
«Vientu de caín, amor de bruxes». Que traducido al castellano viene a ser algo así como «viento del Oeste, amor de brujas». Eso reza un refrán marinero, recogido en Colunga por Braulio Vigón que hace referencia al caín, con minúscula, esa niebla espesa que a veces cubre la costa haciendo que, por ejemplo, los aviones no puedan operar en el aeropuerto de Ranón, mientras en el interior gozamos de un día espléndido. Al parecer, solo la disipa el viento del Oeste, pero por más vueltas que le doy, no sé lo que quiere decir el aforismo, porque desde mi infancia aprendí a entender mejor el pensamiento de los mineros que el de los hombres del mar, pero aún así, hoy lo he elegido para titular está página pensando en todo lo que uno puede imaginarse cuando lo escucha. Don Braulio recogió este y otros refranes en un trabajo sobre el folklore del mar, que fue publicado en 1889 en un revista de Palermo. Y es que fue un hombre de costa, que pasó la mayor parte de su vida trabajando y escribiendo en Colunga, por eso durante mucho tiempo se dio por hecho que había nacido allí.

La mejor novela de Concha Espina.

 «El metal de los muertos»
 http://www.lne.es

En 1920 salió de la imprenta «El metal de los muertos», seguramente la mejor novela de Concha Espina; una obra de tema minero en la que narrando el desarrollo de un conflicto laboral se denuncian las penosas condiciones de trabajo y la miseria que rodeaba las explotaciones a finales del siglo XIX. El texto está considerado como uno de los pilares de lo que luego se llamaría literatura social y fue muy bien recibido por la crítica y el público en general y mereció la atención de Unamuno y de Maeztu.

Concha Espina es una escritora que hoy ha pasado a un segundo plano, a pesar de que su extensa obra -50 libros- fue premiada en la España de la posguerra y alcanzó el reconocimiento internacional hasta el punto de que estuvo a un solo voto de alcanzar el premio Nobel; lo que hoy casi no se recuerda es que antes de cruzar el Atlántico para buscar el éxito americano vivió los años centrales de su juventud en Ujo, donde su padre trabajó como contable para las minas del marqués de Comillas. Lógicamente, aquí pudo conocer el ambiente minero mejor que en ningún otro sitio, y, sin embargo, a la hora de elegir un escenario para su novela minera prefirió buscar el escenario de Riotinto, en Huelva, en vez de plasmar lo que había conocido de primera mano en la cuenca del Caudal, ¿por qué? Busquemos alguna clave en esta actitud.

Concha se llamaba en realidad María de la Concepción Jesusa Basilisa Espina y había nacido en el barrio santanderino de Sotileza el 15 de abril de 1877, siendo la séptima entre los diez hijos que tenía el matrimonio formado por Víctor Rodríguez Espina y Olivares y Ascensión García Tagle y de la Vega. Una familia de posibles, ya que el padre fue armador de barcos e incluso por un tiempo cónsul de Argentina en la capital cántabra.

El hispanista Millard Rosenberg afirmaba en una conferencia publicada el 26 de febrero de 1927 en la Public Library de Los Ángeles que la escritora había pasado en Santander los primeros quince años de su vida disfrutando de sus padres y sus hermanas, y dadas las favorables circunstancias familiares pudo aprovecharse de todas las ventajas para obtener una educación superior, recibiendo principalmente el entendimiento de su madre, que se convirtió en su principal valedora.

Pero en 1891 pintaron bastos: doña Ascensión falleció y la mala suerte hizo que a esta pérdida se juntasen también unas inesperadas dificultades económicas, con lo que el padre no tuvo más remedio que recurrir a Claudio López Bru, el segundo marqués de Comillas, a quien conocía por los negocios marítimos, para que le proporcionase un trabajo. Precisamente en aquellos meses el marqués ultimaba en la cuenca central asturiana la creación de la Sociedad Hullera Española, que se acabaría constituyendo en 1892, con la finalidad de abastecer a los barcos de su propiedad en la Compañía Transatlántica, y estaba presidida por él mismo, teniendo como director gerente a su primo Santiago López, el marqués de Casa Quijano, también socio de la naviera y católico hasta el tuétano. Así, la petición de don Víctor, cántabro y de confianza, fue bien aceptada y se le contrató en las oficinas.

A pesar de su extrema juventud, cuando Concha Espina llegó a Ujo poseía una madurez admirable para las letras, ya escribía versos e incluso había publicado algunos en «El Atlántico» de Santander, firmándolos como Ana Coe Snichp. La familia estableció su residencia en el barrio El Lugarín y allí se vio inmersa de repente en el opresivo ambiente ultrarreligioso que el marqués de Comillas establecía entre sus empleados. En Ujo pudo asistir a la visita que don Claudio realizó a la cuenca del Caudal en octubre de 1892 y conoció de cerca las prácticas de su paternalismo empresarial; vio cómo ejercía su generosidad con los obreros ejemplares, a la vez que se mantenía inflexible con los revoltosos, que habían sido despedidos tras las huelgas convocadas en el coto de Aller en los primeros de mayo de 1890 y 1891.

A las primeras de cambio buscó la manera de escapar de aquel ambiente y lo hizo a las bravas: el 12 de enero de 1893 se tuvo que casar deprisa con otro joven cántabro, Ramón de la Serna, con el que marchó a vivir a Valparaíso, en Chile. Allí estuvieron hasta 1898 para retornar de nuevo a España, pero ya no volvieron a Ujo. Su nuevo destino fue la casona familiar del marido, en Mazcuerras, una pequeña localidad en la que Concha iba a escribir su primera novela: «La niña de Luzmela». En los años que siguieron, Concha Espina tuvo una vida intensa, no dejó de publicar, y en 1920, cuando llegó a la imprenta «El metal de los muertos» había visto nacer a cinco hijos y morir a uno, su relación matrimonial hacía aguas y la salida de la novela estuvo marcada por el fallecimiento de su padre. Para documentar esta narración minera la escritora apenas aprovechó su experiencia asturiana, prefirió viajar hasta Riotinto e inspirarse en los yacimientos de Pueblo Nuevo del Terrible, Linares y Almadén. Mientras estuvo en Andalucía se alojó en la pensión Casino de Nerva, habitual entre los artistas que visitaban la zona, y allí se produjo una anécdota curiosa cuando, debido a su aspecto moderno y al sombrero que entonces solía llevar, fue confundida con una cantante que esperaban en el pueblo. El hecho no tiene más interés que el de servir como ejemplo del carácter innovador que la escritora mostraba en sus costumbres y que, sin embargo, no lo era tanto en sus narraciones, marcadas por la influencia de las creencias cristianas que había adquirido en su infancia y primera juventud. El argumento de «El metal de los muertos» se centra en las demandas de un líder obrero que busca detener los estragos que la minería del cobre producía en las personas y en el medio ambiente y se esfuerza por que sean condenados los culpables de la represión de una huelga que había concluido en medio de un baño de sangre. Como diríamos hoy en el cine, todo está basado en hechos reales y concretamente en los acontecimientos que tuvieron lugar en la cuenca onubense en 1888, cuando el Ejército impuso a tiros el fin de una protesta contra la contaminación. Lo que no deja de llamar la atención es que la autora eligiese desplazarse hasta Andalucía en vez de a volver a Asturias, donde la historia ya había dado ejemplos parecidos en la «huelgona» de 1906 o en las jornadas revolucionarias de 1917, y donde vivía Manuel Llaneza, el sindicalista más conocido en la España de aquellos años; pero por lo que fuese, Concha Espina siempre evitó en su obra cualquier referencia a esta cuenca minera y en las escasas ocasiones en las que se refirió a nuestra región lo hizo siempre para hablar de sus paisajes o de la devoción a la Virgen de Covadonga, como sucede en otra de sus novelas, «Altar mayor».

Precisamente, esta obra, que obtuvo en 1927 el Premio Nacional de Literatura, fue llevada al cine después de la guerra civil por el director Gonzalo Delgrás, que contó en su reparto con un jovencísimo galán allerano, José Suárez, quien pocos años más tarde también intervendría en la versión cinematográfica de «La niña de Luzmela». En fin, Concha Espina nunca pudo ver el rostro de sus personajes en la pantalla porque se quedó completamente ciega en 1940, pero a pesar de ello se las arregló para seguir escribiendo una densa obra en la que se dejan traslucir sus ideas progresistas y su peculiar visión de la religión. En una entrevista publicada a los pocos meses de la proclamación de la República, manifestaba: «La forma actual del Gobierno tiene mis mayores esperanzas porque mi ilusión política de toda la vida fue la República», y más adelante: «Soy católica y a mi juicio la Iglesia gana en sus fines al separarse del Estado. La fe ahora ha de vibrar limpiamente como nunca. A la Iglesia de hoy, estancada, mohosa, sucederá una Iglesia viva, fuerte. La fe ahora ha de vibrar limpiamente, como nuncaÉ».

Supondrán ustedes que afirmar ambas cosas en 1931 la enemistaba a la vez con las «dos Españas», que inmediatamente la consideraban en el lado opuesto de cada una, pero así era ella: valiente y sincera. Como suele suceder en estos casos, sus posiciones ideológicas hacen que su figura siga resultando incómoda para todos y nadie se acuerde de rescatar su magnífica producción literaria. Nosotros, aunque fuese por poco tiempo, la tuvimos como vecina. Por eso la traemos hoy a esta página.


FUENTE: ERNESTO BURGOS - HISTORIADOR

25 de noviembre de 2012

La pita Astur

La Pita Pinta Asturiana (actualizado el 03-05-2020)
Pita Pinta asturiana. El Corral De José Miguel. https://www.facebook.com/711566145663479/photos/a.711566425663451/1520719481414804/?type=3&theater
La Pita (gallina) Pinta Asturiana es la única población de gallina autóctona del Principado de Asturias
Pita Pinta asturiana. El Corral De José Miguel. https://www.facebook.com/711566145663479/photos/a.711566562330104/1520718031414949/?type=3&theater
http://www.lapitapintaasturiana.com
1. Introducción
El veterinario y biólogo Rafael Eguiño Marcos. Por motivos laborales Rafael Eguiño recorrió buena parte del territorio asturiano en lo años 80 encontrando en lugares de difícil accesos ejemplares de características fenotípicas definidas que no se correspondían a estirpes mejoradas o híbridos comerciales y que eran identificados por los ganaderos como les pites d’enantes. En estos ejemplares encontró cuatro grupos bien definidos que después formaron las variedades pinta, roxa, negro abedul y blanca. Tiene especial importancia la coloración de la variedad pinta, que da nombre a la raza, por ser infrecuente y probablemente ligada a un fenotipo ancestral. Los ejemplares fundadores de la raza tenían en común su rusticidad y carácter maternal característicos de las gallinas del Arco Atlántico. Tras años de falta de apoyo oficial, el Gobierno del Principado de Asturias, haciendo suyos los estudios de Rafael Eguiño, promovió su inclusión en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España. Desde el año 2003 existe la Asociación de Criadores de la Pita Pinta Asturiana (ACPPA), e-mail: info@lapitapintaasturiana.com, que trabaja para conseguir su conservación e intenta mejorar los aspectos productivos de la raza sin dejar de preservar su carácter de rusticidad.

El caballo Astur

El Asturcón; caballo de los Astures (Actualizado el 02-05-2020)
Asturcones de la Sierra´l Pedroriu (Asturias). Fotografías de Jorge Jáuregui. https://geoface.es/asturcones-de-la-sierral-pedroriu-asturias/
El Asturcón es el caballo autóctono de Asturias, ágil, fuerte y resistente, es uno de los ponis más antiguos y puros del mundo, es una raza arcaica que mantiene la morfología, que debemos suponer muy semejante a la que tenía cuando se perfilo como tal raza, hace unos 2.800 años
Vaqueros alleranos con un asturcón en Las Ordaliegas, en 1950. Pablo Solares. Reproducción del libro «el asturcón y el shetland» de Antón Álvarez Sevilla. https://www.lne.es/mar-campo/2012/07/16/asturcon-llego-oriente/1271234.html
https://www.elbuscolu.com
Tenemos bastantes referencias de geógrafos e historiadores latinos (Plinio, Estrabón, Cicerón, Séneca, Marcial…) que hacen mención al asturcón como un magnífico caballo veloz, resistente y de ambladura natural.
…las tribus Galaicas y Astures del norte de Hispania crían una raza de caballos a la que llaman CELDONES (en su idioma), esta raza pequeña a la que (nosotros los romanos) llamamos ASTURCONES, no trota, si no que poseen un paso fácil que viene de mover las dos patas de cada lado alternativamente… Aunque de mediana estatura y estampa poco vistosa, son muy sobrios, veloces y resistentes”
Plinio, Historia Natural. S.I. a.C.

La oveja autoctona asturiana

Historia de la oveja «xalda»  (Artículo actualizado el 02-05-2020)
Foto: Luisma Murias. https://www.xalda.com/
La oveja "xalda" (en asturiano oveya xalda) es una raza de oveja autóctona del Principado de Asturias
Ovejas Xaldas paridas, con corderos con estrella en la cabeza. De Moro anleo - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=28933849
La oveja «xalda» pertenece al tronco del Ovis aries celticus. Sabemos con seguridad que los astures tenían ovejas, además de por los restos arqueológicos conservados en algunos castros, a través de dos citas de autores clásicos: una, recogida en el Edictum Diocletiani de Pretiis Rerum 25, en el que se menciona la lana «Asturicensis», y otra, en el libro III de la Geographika de Estrabón (H. 29-7 e.C.) en donde se habla del «sagus» o túnica que acostumbraba a llevar este pueblo, de lana negra, pues ese era el color que tenían sus ovejas.

El gochu Astur

El "gochu" asturcelta
Raza porcina autóctona del Principado de Asturias. https://todocarne.es/razas-de-porcino-gochu-asturcelta/
La referencia de este animal al que ya nuestros antepasados dieron buena cuenta y le sacaron todo el provecho a su excelente carne
Gochu asturcelta o gochu'l país. https://www.asturcon-museo.com/inicio/granjero-por-un-d%C3%ADa/
https://elblogdeacebedo.blogspot.com/
La raza de Gochu Astur Celta, pertenece al tronco céltico y fue criado en todo el territorio asturiano hasta mediados del siglo XX, donde contribuyó de manera especial a la economía y a la cultura rural de Asturias. se fue sustituyendo por tipologías foráneas más productivas, con crías en intensivo de ocho meses con sobras de casa, frente a los catorce o quince meses de la crianza en extensivo tradicional. Por si esto fuera poco en los años 70, como medida de protección del jabalí, el ICONA dictó una normativa prohibiendo que los cerdos hozaran en libertad por los pastizales y bosques.

24 de noviembre de 2012

Huelgas mineras en los años 50

Conflictos mineros 
Ilustración de Alfonso Zapico
las huelgas en la década de los años 50. El desarrollo y extensión de las huelgas de 1957 y 1958, al margen de la represión subsiguiente (detenciones, palizas, despidos) se destacan por el hecho de que fueron verdaderas movilizaciones de masas y tuvieron características sindicales ya modernas
Ilustración de Alfonso Zapico
La reactivación de la inquietud laboral inició en la cuenca gijonesa un largo ciclo conflictivo que hundía sus raíces en el cambio que se estaba produciendo en el mercado de carbón como consecuencia de la competencia de los combustibles líquidos. Ante el desmoronamiento de las defensas autárquicas, la patronal minera inició un proceso de reconversión en el sector, que incidió negativamente en las rentas de los trabajadores. La primera réplica a los planes patronales se manifestó en enero de 1957 en La Camocha, al reducirse totalmente el rendimiento de los trabajadores durante varios días en demanda de una mayor retribución de los destajos. A esta reivindicación se sumaba además el malestar general de los mineros por el incumplimiento de la legislación laboral y por la ineficacia de la representación sindical.

23 de noviembre de 2012

El ocaso de un medio de vida

La trasformación de la Asturias rural
 Puente de FEVE en Mieres. (Archivo del Blog)
A lo largo del siglo XIX, el campo de Asturias participa de los principales cambios que afectan a España en general y que suponen el fin del Antiguo Medio de vida
Familia campesina. https://www.lne.es/servicios/multimedia/imagenes.jsp?pRef=2015080200_46_1794894__Sociedad-y-Cultura-mundo-rural-asturiano
https://elblogdeacebedo.blogspot.com/
El siglo XIX
Este proceso transformador se desarrolla a través tanto de la Desamortización como de otros dos componentes como son la disolución de los señoríos y la desvinculación de los mayorazgos. Relativo a la Disolución de Señoríos se dicta una Ley en 1837 por la cual se suprimen los simbólicos derechos jurisdiccionales, los cuales atañían a un reducido número de entidades de población que suponían una pequeña proporción de los habitantes de la región. La consecuencia fue un incremento en la apropiación de tierras por parte de los antiguos señores. La Ley relativa a la Desvinculación de Mayorazgos (Ley de 1841) no tiene consecuencias inmediatas manteniéndose, por algún tiempo, la transmisión íntegra del patrimonio o, en todo caso, fragmentado entre distintos herederos.

Nuestros antepasados - Los Celtas

Los Celtas
Vivienda tradicional Celta. https://slideplayer.es/slide/5532722/
Entre los componentes indoeuropeos de la Hispania prerromana los celtas constituyen el elemento conocido con mayor seguridad
IMP CAESAR DOMIT AVG GERM COS XIIII . https://www.wildwinds.com/coins/ric/domitian/i.html

La presencia de celtas esta garantizada tanto por el testimonio de los historiadores griegos y latinos, como por una abundante y variada toponomástica y epigrafía específica. Procedían originariamente de Asia y formaron el tronco, como miembro del pueblo indogermánico, que se estableció en el occidente de Europa, en el siglo XX a.C. ya habitaban el centro y norte de Europa. Para el año 1000 a.C. se extendieron por las Islas Británicas, norte de Francia, parte de Suiza y norte de Italia. Invadieron España en el siglo IX a.C. Su lengua era indoeuropea, de la cual se conservan escasos registros literarios. Para el siglo IV a.C. fueron desplazados del centro y norte de Europa, a consecuencia de las llegadas de otros pueblos, los grupos germánicos Desarrollaron las denominadas culturas de Hallstatt y La Tène. La primera se manifestó en el primer período de la Edad del Hierro. Tomó el nombre de una localidad de la Alta Austria.

21 de noviembre de 2012

La II republica española (1931-1936) - 2ª parte

              La II República Española

                                 http://www.izaping.com


                             Bandera_de_la_II_República_Española

LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA (1931-1936) - "los datos"

Antecedentes:

Con la caída del régimen dictatorial de M. Primo de Rivera en 1930 se nombra a Dámaso Berenguer como jefe de gobierno.
Éste no consigue enderezar la situación política, social y económica del país, por lo que es sustituido por el almirante Aznar.
Aznar convoca elecciones municipales que adquieren carácter de plebiscito por parte de casi todas las fuerzas políticas.
La victoria de las izquierdas provoca la caída de Alfonso XIII.
La caída de la monarquía se produce porque sus representantes se habían identificado con todo aquello que el país consideraba caduco y perjudicial (como el caciquismo, el militarismo, la iglesia y la dictadura en su final, etc.)
El 14 de Abril se iza la bandera republicana en Eibar y esta se extiende por todas las grandes ciudades. Se proclama la Segunda República.
Este hecho supone un cambio sustancial en la vida política del país.
En España las consecuencias de la crisis de 1929 llegaron más tarde y no afectaron como a otros países, pero se instauró con rapidez, debido al débil sistema económico basado en su mayor parte en la economía generada por la industria agrícola, que estaba poco desarrollada.

El Gobierno Provisional:
Después de las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 y con la victoria de los republicanos, se proclama el día 14 de abril de 1931 la Segunda República.
Se creó un Gobierno provisional formado por personas de diversos talantes e ideologías, incluidos antiguos monárquicos como Niceto Alcalá Zamora.
Niceto Alcalá Zamora fue nombrado presidente de la república y el gabinete constituido quedó de la siguiente forma:
Estado (Primer Ministro del gabinete): Alejandro Lerroux.
Ministro de Guerra: Manuel Azaña.
Hacienda: Indalecio Prieto.
Justicia: Fernando de los Ríos Urruti.
Gobernación: Miguel Maura.
Marina: Santiago Casares Quiroga.
Trabajo: Francisco Largo Caballero.
Economía Nacional: Luis Nicolau D’Olwer.
Fomento: Álvaro Albornoz.
Comunicaciones: Diego Martínez Barrio.
Instrucción Pública y Bellas Artes: Marcelino Domingo.

300px-gobierno-ii_republica

Este gobierno provisional debería encauzar a España hacia la modernidad y el progreso.
La figura más destacada de este Gobierno provisional fue Manuel Azaña.
Pronto el ambiente de euforia y unanimidad que había acompañado a la proclamación de la República comenzó a desaparecer y aparecieron las discrepancias.
Se aprobó una nueva ley electoral que sustituía a la anterior de la época monárquica.
A finales del mes de junio de 1931 se celebraron elecciones a Cortes Constituyentes.
Los resultados vinieron a confirmar el cambio fundamental que se había producido en la vida política española.
La izquierda consiguió un aplastante triunfo sobre la derecha. Ésta mal organizada con el colapso del régimen monárquico tuvo una representación muy inferior a su fuerza real dentro de la sociedad española.
La Cámara quedó compuesta por una mayoría de izquierda:

composicion_cortes

La primera tarea de estas Cortes fue la redacción de una nueva Constitución.
La Constitución de 1931:
La Constitución elaborada fue un fiel reflejo de la composición de la Cámara.
Se trató de una Constitución democrática e idealista, inspirada en el resto de constituciones elaboradas por otros países durante la posguerra mundial.
El Presidente de la Comisión encargada de redactarla fue el socialista Luis Jiménez de Asúa.
Éste la definió como una Constitución de izquierdas pero no socialista.
Los artículos básicos de esta Constitución se basaban en:
  • · Artículo 1º. España es una República democrática de trabajadores de todas clases, que se organiza en régimen de Libertad y Justicia.
  • · Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo.
  • · La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y Regiones.
  • · Art. 3º. El Estado español no tiene religión oficial.
  • · Art. 6º. España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional.
  • · Art. 26. Todas las confesiones religiosas serán consideradas como Asociaciones sometidas a una ley especial.
  • · El Estado, las regiones, las provincias y los Municipios no mantendrán, favorecerán ni auxiliarán económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas.
  • · Una ley especial regulará la total extinción, en un plazo máximo de dos años, del presupuesto del Clero.
  • · Quedan disueltas aquellas órdenes religiosas que estatutariamente impongan, además de los tres votos canónicos, otro especial de obediencia a autoridad distinta de la legítima del Estado. Sus bienes serán nacionalizados y afectados a fines benéficos y docentes.
  • · Las demás Órdenes religiosas se someterán a una ley especial votada por estas Cortes Constituyentes y ajustadas a las siguientes bases:
  • · 1º. Disolución de las que por sus actividades constituyan un peligro para la seguridad del Estado
  • · 4º. Prohibición de ejercer la industria, el comercio o la enseñanza.
  • · Art. 27. La libertad de conciencia y el derecho de profesar y practicar libremente cualquier religión quedan garantizados en el territorio español, salvo el respeto debido a las exigencias de la moral pública.
  • · Art. 68. El Presidente de la  República será elegido conjuntamente por las Cortes y un número de compromisarios igual al de Diputados.
  • · Los compromisarios serán elegidos por sufragio universal, igual, directo y secreto.
  • · Art. 81. El Presidente podrá disolver las Cortes hasta dos veces como máximo durante su mandato cuando lo estime necesario.
                                        constitucion
·
En caso de segunda disolución, el primer acto de las nuevas Cortes será examinar y resolver la necesidad del decreto de disolución de las anteriores. El voto desfavorable de la mayoría absoluta de las Cortes llevará aneja la destitución del Presidente.
Además extendió el derecho de voto de la mujer.
Definió el Parlamento como UNICAMERAL.
Creó el Tribunal de Garantías Constitucionales, encargado de dictaminar sobre la constitucionalidad de las leyes.
El Presidente sólo podía ser elegido por un período de seis años y no podía ser reelegido inmediatamente.
El bienio reformista (1931-1933):
Aprobada la Constitución el 9 de diciembre de 1931, las Cortes sancionaron el nombramiento del primer Presidente de la República, Niceto Alcalá-Zamora.
Quien a su vez designó como Presidente del Gobierno a Manuel Azaña.
Al no disponer su grupo de mayoría en la Cámara, los dos siguientes años Azaña gobernó en una amplia coalición con republicanos de izquierda y socialistas; lo que permitió que se desarrollara un programa de una gran ambición transformadora y reformista.
Los campos donde mayor trascendencia tuvo esta labor de gobierno fueron los siguientes:
Reforma del ejército:
Reducción de la oficialidad y disminución de la participación en la vida política.
Promulgó la Ley de retiro de la oficialidad. (Podían retirarse con el sueldo íntegro).
Los que permanecían en servicio debían de mostrar su adhesión al nuevo régimen.
Pasó de 21.000 a 8.000 oficiales y generales, logrando una mayor proporcionalidad del los efectivos y los mandos.
Suprimió el Consejo de Justicia Militar y desapareció la academia militar de Zaragoza.
Se suprimieron los ascensos por méritos de guerra.
Una gran parte del ejército se sintió ofendido, en especial los africanistas.
Reforma o cuestión Religiosa:
En 1931 había en España casi 110.000 religiosos, 32.600 del clero secular y 77.000 del regular, pertenecientes a 42 órdenes masculinas y 178 femeninas; la proporción de religiosos por habitantes (uno cada 493) era la más alta del mundo después de la de Italia; la Iglesia declaraba poseer doce mil fincas rústicas y más de ocho mil edificios urbanos, a los que debían sumarse otras miles de propiedades no escrituradas; además, de acuerdo con el Concordato de 1851, el Presupuesto del Estado era el sostenedor de este verdadero ejército religioso, a lo que se añadían las aportaciones de los fieles y las rentas del patrimonio.
Separación entre Iglesia y Estado
Libertad de conciencia y de procesar diversos cultos.
Estableció el divorcio.
La secularización de los cementerios.
La supresión del presupuesto del clero en dos años.
La prohibición de órdenes religiosas que no reconocieran otro poder y autoridad que la del Estado.
Ley especial para Órdenes religiosas.
Creó una fuerte separación entre los católicos y religiosos de las políticas del nuevo régimen.
La lucha política se volvió una lucha religiosa y de ideales aconfesionales y laicos.
Esta lucha se fue radicalizando, lo que perjudicó seriamente a la República.
El problema de las autonomías regionales:
Problema autonómico catalán, solventado con el Estatuto de Nuria firmado en 1932 y que daba autonomía en las políticas sociales y económicas a Cataluña, excepto en las materias de Defensa, Aduanas y Asuntos Exteriores que dependían del gobierno central de Madrid.
Problema autonómico del País Vasco, al que en cambio no se le dio ninguna solución, a pesar de que se redactaron dos proyectos de estatuto, que no llegaron a las Cortes.
La reforma agraria:
Fue la que tuvo mayor importancia dado el papel que desempeñaba la agricultura en la economía del país (España en su mayoría era un país agrícola).
El problema agrícola venía arrastrado desde hacía siglos y se había agudizado con la crisis económica del 1929.
El campo estaba en su mayoría en manos de terratenientes, las explotaciones no estaban desarrolladas (agricultura poco avanzada tecnológicamente y técnicamente).
La explotación del trabajador del campo era un problema, con jornadas muy extensas y poco salario, o incluso por economía de subsistencia (hogar, comida y mini explotación para consumo propio).
La reforma agraria fue aprobada después de discusiones eternas en las Cortes que prolongaron el problema a causa de su complejidad (Se establecieron hasta 13 formas diferentes de expropiación de los terrenos).
Creó muchas esperanzas y expectativas que se vieron después no cumplidas, creando desencanto y radicalismo entre la gente del campo, sobre todo entre los más jóvenes.
Su aplicación se encomendó al Instituto de Reforma Agraria dotado de una organización que pretendía ser técnica, pero que se convirtió en burocrática.
Además no disponía de los medios adecuados y del personal debidamente formado.
Los campesinos llegaron a la conclusión de que sólo a través de la revolución conseguirían mejorar su sistema de vida.
Las reformas laborales:
Dirigidas a mejorar la vida de los trabajadores.
Se crearon las Delegaciones de Trabajo.
Los seguros sociales.
Se redujo la jornada laboral (especialmente en el campo).
Se propuso un gran plan de obras públicas para fomentar el empleo público (Plan de ferrocarriles de Madrid, etc.).
A la labor de Largo al frente del ministerio se le puede objetar la ausencia de un plan general contra el paro, en parte paliado con la inversión en grandes infraestructuras.
Aunque no fueron suficientes para paliar la crisis económica y el paro.
Las reformas educativas:
Emprendidas durante el primer bienio republicano, quizás fueron de las más acertadas y que éxito tuvieron, aunque también generaron por deficiencias estructurales y económicas problemas.
Era deseo del régimen republicano que la cultura se extendiera a todos los niveles y que el país abandonara el analfabetismo, aunque se había mejorado mucho en la época de Alfonso XIII.
La falta de fondos fue uno de los problemas más difíciles de superar, ya que al asumir parte de la enseñanza primaria y secundaria que ejercía el clero se auto creó un problema de financiación y de estructura en la enseñanza pública.
Aún así la República creó más de 10.000 escuelas
El presupuesto de educación se incrementó en un 50% y se aumentó el sueldo de los maestros.
Se crearon las misiones pedagógicas para llevar la cultura a las zonas rurales.

manuelazaña

Los adversarios del programa de Manuel Azaña estuvieron tanto en la derecha como en la izquierda.
La extrema derecha y la derecha monárquica pensaban que el régimen había adquirido un tono demasiado radical hacia la izquierda. Intentaron llevar a cabo una conspiración en 1932 contra el régimen republicano.
La izquierda más radical, compuesta por el anarquismo y parte del campesinado intentaron tres sublevaciones durante 1931 al 1933, radicalizando cada vez más sus acciones.
Los incidentes provocados por los grupos radicales deterioraron la imagen del gobierno que no supo actuar con rapidez y diligencia.
La sublevación de Casas Viejas por parte de un grupo de anarquistas fue reprimida con dureza y se fusilaron a varios anarquistas, una vez sofocada la rebelión.
Este hecho hizo que se rompieran todas las posibilidades de entendimiento entre el gobierno y el movimiento anarquista.
Balance del primer bienio:
Se hizo un gran esfuerzo reformista, muy superior a cualquier otra época anterior en la historia española.
El tratamiento dado a la cuestión religiosa fue contraproducente para el gobierno republicano. El país se dividió más que en una lucha ideológica, en una lucha religiosa.
Alejó del régimen a una parte muy importante de la sociedad española, que no se vio representada en el mismo.
La reforma militar reguló y modernizó al ejército, pero también sirvió para dejar descontento a una parte importante del estamento militar.
La reforma de la educación fue uno de los grandes logros del gobierno republicano y mejoró mucho el nivel formativo de la sociedad, aunque no pudo terminar de desarrollar totalmente el plan al carecer de fondos suficientes.
El problema autonómico no quedó totalmente resuelto, por lo que los nacionalismos se fueron radicalizando y exharcebando cada vez más.
Las reformas laborales aunque mejoraron mucho la calidad laboral fueron insuficientes, ya que no se mejoro la situación de paro y la economía estaba afectada por la crisis.
La reforma agraria fue el mayor fracaso del gobierno, ya que este no le concedió la prioridad necesaria, promoviendo la radicalización del medio rural y además demostró la incompetencia para llevarla a cabo (Falta de medios y formación de los encargados en ponerla en práctica).
Aunque se intentó un gran plan reformista, el gobierno careció de voluntad liberal y de deseo de acoger a todos los españoles bao las instituciones republicanas.
Las diferencias entre los distintos sectores republicanos dejaron entrever la capacidad de llegar a consensuar políticas comunes que reforzaran a la República.

republica-tricolor

El segundo bienio:
Antes de las elecciones convocadas para noviembre de 1933, el panorama político había variado susceptiblemente de las pasadas elecciones.
En primer lugar:
El electorado tenía la oportunidad de expresar el grado de apoyo que otorgaba al reformismo del primer bienio, y así fueron presentadas las elecciones por los grupos de la oposición.
En segundo lugar:
Se habían modificado artículos importantes de la ley electoral, que permitían una rentabilización mayor de los votos obtenidos a las fuerzas que alcanzaran coaliciones lo más amplias posibles
Además existía la incógnita de los seis millones de votos de mujeres que votaban por primera vez
Por último,
La aparición de nuevos partidos, el desgaste de la labor de gobierno, y las tensiones acumuladas en la coalición republicano-socialista, hacían vislumbrar un resultado imprevisible
Los partidos republicanos se presentaron divididos y muy enfrentados en su disputa por un mismo electorado de centro
En el Partido Socialista aparecieron graves enfrentamientos entre sus líderes, con opiniones opuestas ante la posibilidad de coaligarse con otros grupos republicanos o tratar de obtener el poder en solitario
Los radicales de Alejandro Lerroux afianzaron su imagen de centro republicano, coligándose en algunas circunscripciones con fuerzas de izquierda o de derecha según las posibilidades.
Pero sin duda fue la derecha la que más esfuerzos movilizó para alcanzar una amplia coalición electoral.
El 12 de octubre se alcanzó la Unión de Derechas y Agrarios, en el que se reunían las candidaturas de la CEDA, los alfonsinos, los tradicionalistas y los independientes agrarios y católicos; el peso de la CEDA se manifestó en la elaboración de listas, lo que permitió una máxima rentabilidad parlamentaria de los comicios.
La diversidad de grupos dentro de la CEDA explica las dificultades con que se encontraba el sector dirigente del partido.
La posibilidad de colaboración entre estas dos fuerzas era muy limitada, ya que diferían en puntos de gran importancia.
Desde 1933 a octubre de 1934 los gobiernos fueron exclusivamente radicales.
En octubre la CEDA obtuvo tres carteras en el Gabinete. Hecho que provocó la protesta de la oposición.
Se produce un período de gran inestabilidad política y donde los acuerdos entre los partidos cada vez eran más difíciles y los radicalismos iban en aumento.
La revolución de octubre de 1934:
La polarización de la política española durante el período republicano hizo que cada vez más pudiera dibujarse una línea de separación entre derecha e izquierda.
La tensión entre ambos polos estalló con el nombramiento de los ministros de la CEDA (ya que sus miembros no habían realizado declaración de fe republicana), aunque venía preparándose con anterioridad.
La protesta de los grupos políticos del resto del arco parlamentario se vio completada con la declaración precipitada de una huelga general.
Esta huelga resultó un fracaso en la mayor parte de España, dado que la CNT no quiso participar en ella y los socialistas no emplearon toda su capacidad movilizadora en zonas como Madrid y el País Vasco, donde disponían de gran poder político y sindical.
Sin embargo, en dos lugares el desarrollo de la huelga degeneró en acontecimientos de una enorme gravedad.
En Barcelona el Presidente de la Generalitat, Lluís Companys, fue desbordado por el nacionalismo radical y proclamó nuevamente el Estat Catalá dentro de una República Federal Española.
Sus intentos de apoyarse en la extrema izquierda, la milicia autóctona y la oficialidad del ejército fueron inútiles y su insurgencia fue rápidamente sofocada, aunque los combates tuvieron como resultado medio centenar de muertos. En represalia por este pronunciamiento el estatuto de autonomía catalán fue suspendido, Companys enjuiciado y condenado a muerte, aunque fue indultado.
En Asturias, bien organizada y con un apoyo masivo, la huelga triunfó y alcanzó categoría de revolución social. La crisis minera que se venía arrastrando desde los años anteriores favoreció la unión de todos los sindicatos y su movilización bajo la consigna UHP (Unión de Hermanos Proletarios). El orden revolucionario fue impuesto en las cuencas mineras, Gijón y Avilés, sometiendo a Oviedo a un cerco en toda regla. Para reprimir el levantamiento revolucionario se hizo precisa la declaración del estado de guerra y la intervención del ejército colonial, dirigiendo la campaña el general Francisco Franco. En algunos lugares el enfrentamiento tuvo tintes de auténtica guerra civil; se produjeron más de mil muertos, tres mil heridos y unos treinta mil detenidos, además de unos enormes destrozos materiales. La ejecución de treinta y cuatro sacerdotes, varios guardias civiles y paisanos de notoriedad conservadora alarmó a la opinión pública derechista que exigió medidas represivas a la altura de los acontecimientos. El ejército, y en especial la Guardia Civil, desataron una represión durísima con ejecuciones sumarias y torturas. Aunque hubo decenas de condenas a muerte sólo se ejecutaron dos, contra la opinión de la CEDA que quería una represión mucho mayor sobre los dirigentes revolucionarios.

carga-de-la-guardia-civil-asturias

Este estallido revolucionario fue considerado el más importante de Europa después de la revolución rusa.
Estos dos hechos dejaron heridas entre las distintas facciones (derechas e izquierdas) difíciles de cicatrizar, es más, se podría decir que era un preludio de lo que sucedería posteriormente.
La izquierda actuó demostrando falta de paciencia y de confianza en sí misma y olvidó los procedimientos democráticos.
La reacción en contra de la revolución fomentó la desunión entre las fuerzas del centro derecha y aumentó la influencia de la derecha más radical.
Las consecuencias de la revolución de octubre estuvieron a la altura de la gravedad de los acontecimientos
Aunque la izquierda salió debilitada, el efecto final fue la percepción de sus líderes de la necesidad de unirse para derrotar al bloque radical-cedista, lo que acabó dando origen a la coalición del Frente Popular.
En el bloque gobernante la represión de la revolución dividió profundamente a las fuerzas de centro y derecha, aumentando en ésta la influencia de la extrema derecha; los temores a una revolución generalizada en buena parte de la sociedad conservadora fueron utilizados por los sectores más radicales de la derecha para fortalecer lo que hasta ese momento habían sido simples grupúsculos muy minoritarios y alcanzar formaciones política susceptibles de movilizar masas; fue en ese momento cuando se produjo la unificación de distintos grupos de extrema derecha en el partido Falange Española; la notoriedad del liderazgo de José Antonio Primo de Rivera sirvió para incentivar la tendencia filo-fascista de la derecha.
Las dificultades entre el Presidente de la república Niceto Alcalá Zamora, y la coalición gobernante explican la esterilidad política de esta etapa.
La Contrarreforma agraria, suponía deshacer lo avanzado en 1931 a pesar de las deficiencias.
Los escándalos administrativos protagonizados por políticos del Partido Radical (tuvieron que dimitir los implicados) fueron utilizados políticamente por la izquierda en contar del gobierno.
Balance del segundo bienio:

Podemos definirlo como un balance negativo, tanto es así que fue calificado por algunos como “el bienio negro”.
Se caracterizó más por su esterilidad e inestabilidad que por su carácter reaccionario.
La inestabilidad política de este bienio estuvo causada por el imposible entendimiento entre radicales y cedistas.
Si ya era difícil el entendimiento entre la derecha, más lo era con la izquierda que ni siquiera había aceptado los resultados de las elecciones de noviembre de 1933.
Las elecciones del Frente Popular:
Tradicionalmente se han presentado las elecciones que tuvieron lugar el 16 de febrero como la última oportunidad para la República, como la manifestación de la ordenación política española en dos bloques irreconciliables e incluso como preámbulo electoral de la Guerra Civil que asolaría el país meses después
Sin embargo, a comienzos de 1936 nadie contemplaba la cita electoral en ese sentido, sino más bien como un nuevo enfrentamiento legítimo para redefinir la orientación de la República:
1. En realidad el bloque de derechas no llegó ni siquiera a consolidarse, el centro estaba sustancialmente dividido y sólo entre la izquierda y centro-izquierda se fraguó una coalición electoral, el Frente Popular.
2. La derecha, tras la experiencia de su paso por la administración, sufrió un doble proceso de división y radicalización. Miembros de la CEDA descontentos con la política de participación en instituciones republicanas, antiguos monárquicos y republicanos independientes se habían reunido en el Bloque Nacional, liderado por Calvo Sotelo, de marcado tono autoritario y con veleidades monárquicas y filofascistas a un tiempo
3. Con planteamientos más radicales aún se encontraba la formación dirigida por Primo de Rivera, que definitivamente logró reunir en torno a sí a los grupos de línea explícitamente fascista bajo las siglas de FE de las JONS. (Falange Española de las JONS)
La gran novedad de las elecciones de febrero de 1936 fue la constitución de la mayor coalición electoral que lograra reunirse en todo el período republicano: El Frente Popular.
Las gestiones para la formación de un gran bloque se iniciaron a comienzos de 1935, con la reunión de prácticamente todos los partidos de la izquierda republicana en la coalición de Conjunción Republicana; ésta invitó a los líderes socialistas a integrar una “coalición de partidos de izquierda“.
elecciones_19363

El Gobierno del Frente Popular y la pendiente hacia la Guerra Civil:
El 19 de febrero se constituyó el nuevo Gobierno, presidido por Azaña y con miembros de su partido y de Unión Republicana; la marginación de los socialistas fue pactada, pues no se quería dar la impresión de un cambio demasiado brusco
La labor de este nuevo gobierno de Azaña se atuvo al programa conjunto del Frente Popular:
1. Reapertura del parlamento catalán
2. Reinicio del proceso autonómico del País Vasco
3. Promulgación de una amnistía general
4. Aceleración de la reforma agraria.
El asunto legislativo más delicado fue el cuestionamiento en las Cortes de la figura del presidente de la República Alcalá- Zamora.
Por iniciativa socialista y en la única votación en que derechas e izquierdas alcanzaron un acuerdo en este período, el Presidente fue recusado y, en consecuencia, debió resignar sus poderes.
El 10 de mayo las propias Cortes nombraron a Azaña como Presidente de la República.
Éste encargó la formación de gobierno al líder socialista más moderado, Indalecio Prieto; pero al no contar con la conformidad de otros dirigentes de su partido, debió renunciar al encargo
El Presidente del Gobierno fue finalmente Casares Quiroga, del partido de Azaña, que formó un gabinete continuista con respecto al anterior etapa de Azaña.
Pero lo más importante de este período fue el desarrollo de una doble dinámica política:
Primera: El gobierno y las Cortes, a pesar de las dificultades del momento, mantenían la legalidad constitucional y desarrollaban el programa que les había llevado a sus cargos.
Segunda: En las calles proliferó una actuación radical que llevó a graves altercados de orden público. Anarquistas, radicales socialistas y miembros de la extrema derecha, usualmente por iniciativa propia y no siguiendo las dirección de sus partidos, generaron una dinámica de violencia y tensión social que ocasionó frecuentes enfrentamientos y atentados con el resultado de unos trescientos muertos y mil trescientos heridos de febrero a julio de ese año
A ello hay que sumar la ocupación ilegal de tierras y los atentados a instituciones religiosas, lo que contribuyó decididamente a inclinar a la derecha moderada hacia soluciones anticonstitucionales
Los grandes beneficiados de esta pérdida del control público fueron los grupos extremistas, fuerzas con escasa o nula representación parlamentaria, pero con una gran capacidad de movilización de grupos de agitadores o, sencillamente, de terroristas.
El gobierno se veía incapacitado para frenar esa espiral de violencia y esperaba que, tanto el reforzamiento de la disciplina desde la dirección de los partidos, como el aumento de las fuerzas de orden público, acabaran con el clima de inestabilidad.
Pero ambas medidas tardaron en producirse y la agitación callejera alcanzó su cenit el 12 de julio; pistoleros falangistas asesinaron al teniente de la Guardia de Asalto José Castillo, de conocida filiación socialista
En respuesta, al día siguiente compañeros de ese cuerpo asesinaron al principal dirigente de la extrema derecha, José Calvo Sotelo.
La conspiración militar que se venía preparando desde hacía meses encontró la excusa necesaria para alzarse contra la República.

Fuente: Autor-Jordi Carreño