20 de septiembre de 2019

Las mujeres, a la vanguardia del movimiento obrero

Las primeras huelgas feministas
Ilustración de Alfonso Zapico
Así trató la prensa del siglo XIX las primeras huelgas feministas: «Que vengan las tres empleadas más feas». Los diarios de España cubrieron las primeras manifestaciones y reivindicaciones de las mujeres trabajadoras
Un grupo de trabajadoras a principios del siglo XX - ABC
https://www.abc.es
La forma en que Julio Nombela se refería en el diario «La Época», en mayo de 1868, a las primeras huelgas de mujeres celebradas en España nos resultaría hoy, sencillamente, descabellada. El famoso escritor y periodista madrileño contaba con sarcasmo (y no menos machismo) la «útil receta» empleada, supuestamente, por un importante empresario para «apaciguar» un motín de cigarreras que pedían «justicia». Según su relato, el directivo dijo: «¡Vaya a decirles que estoy dispuesto a recibirlas! Pero como no es posible que quepan todas en mi despacho, deben elegir a las tres más viejas y más feas». «A estas horas aún no han entrado ninguna», apostillaba Nombela.

19 de septiembre de 2019

Una joya muy notable del Nalón, fuera de Asturias

La torques de Langreo
La joya estaba en posesión del coleccionista Sebastián de Soto Cortés y ahora se encuentra en el Instituto Valencia de Don Juan de Madrid
Ilustración de Alfonso Zapico
https://www.lne.es
El 17 de mayo de 1915 falleció Sebastián de Soto Cortés, el coleccionista de antigüedades más conocido en la historia de Asturias. Fue un hombre muy rico por herencia familiar, diputado provincial en dos ocasiones, una por Cangas de Onís y otra por Llanes, licenciado en Jurisprudencia, miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia, vocal de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de la provincia de Oviedo, y bibliófilo, pero sobre todo pateador de pueblos en busca de piezas de interés arqueológico, lo que lo llevó a reunir una magnífica colección.

18 de septiembre de 2019

Desidia y falta de inquietud en nuestro pasado

Calzadas romanas, arte en el olvido
INFANTERÍA PESADA ROMANA. (…) Constituyendo la unidad principal del batallón, estaba conformado por aquellos soldados que pagaban por el equipo, compuesto de casco de bronce, escudo, armadura, lanza corta o pilum y espada corta o gladius. A su vez, se subdividía en líneas de ataque según la experiencia, así, en el frente se encontraban los hastati o novatos, luego venían los príncipes con habilidades medias, y en última fila los soldados veteranos o triarii. (…). https://www.cultura10.org/romana/legion/
Un recorrido por la "strata" o calzada romana del norte de España
La Ponte Olloniego, en la vía histórica de La Carisa. Foto; CARMEN PIÑAN. Un tramo de la calzada que unía tierras de León con la costa gijonésa (Noega o Gigia) por los montes de Pajares y que anteriormente fue la denominada Vía Carisa, o Calzada de La Carisa (pues iba por ese cordal, más elevado que los montes 'payariegos'), conserva aún tramos empedrados cerca del alto del Padrún y también en las proximidades de Olloniego y La Manzaneda; siendo actualmente empleada por los peregrinos que van al Salvador ovetense, dado que esta vía histórica es desde hace varios siglos el llamado Camino de Santiago, por el centro de Asturias (entre Arbás del Puerto y Oviedo). (…). https://www.elcomercio.es/v/20100723/sociedad/calzada-carisa-olloniego-20100723.html
https://www.lne.es
La "strata" o calzada romana que atravesaba la vecina provincia de León, comenzaba en Sahagún y, de este a oeste, iba recorriendo los lugares de Bercianos del Real Camino, El Burgo Ranero y Santas Martas; proseguía por Campo de Villavidel, Arbón y Hospital de Órbigo, para llegar a Asturica Augusta (actual Astorga), antigua capital del Conventus Asturum; continuaba por Castrillo de los Polvazares, Rabanal del Camino, Ponferrada, Cacabelos, Villafranca del Bierzo y Vega de Valcalcer. Por las proximidades de este último lugar penetraba en la cercana provincia de Lugo (Lucus Augusta), capital administrativa del convento.

17 de septiembre de 2019

Algunos instrumentos y métodos de torturas más "atroces" en la Edad Media

Instrumentos de tortura y muerte
Los procedimientos de la Inquisición Española eran similares al de la episcopal. Incluían los interrogatorios durante la tortura del que daremos un ejemplo, y el eufemismo de la relajación al brazo civil, donde sabían que la pena era la muerte en la hoguera. Tormento del garrote. El garrote consistía en una tabla sostenida por cuatro patas con garrotes que se ajustaban hasta producir dolor. https://laicismo.org/data/docs/archivo_237.pdf
Se dice que la Edad Media fue la edad de oro de los torturadores y de la imaginación puesta al servicio de los mismos, desbordándose y agudizándose al máximo, inventando los mejores y más prácticos medios de tortura
(…) La garrucha. Era uno de los instrumentos de tortura más recurrentes. Consistía en atar por la espalda las manos del prisionero, ponerle peso extra en los pies y colgarlo con una polea por las muñecas. Cuando estaba lo más arriba posible, lo dejaban caer sin que tocara el suelo. Normalmente los brazos se le dislocaban. https://culturacolectiva.com/historia/torturas-de-la-santa-inquisicion
Si bien existe un atisbo de realidad en esta idea sobre la tortura, podemos desmitificar a los inquisidores como los mayores torturadores de todos los tiempos, puesto que otros, en etapas posteriores, han sido mucho más eficaces y han aplicado la tecnología punta de su época para crear instrumentos de terror y de aniquilación masiva. No nos llevemos a engaño, ya que la tortura, desde que el mundo es mundo, existe y desafortunadamente sigue existiendo, solo que hay que quitarse la venda, abrir los ojos y mirar a nuestro alrededor.