18 de enero de 2015

En 1884 nació en el Ateneo Musical de Mieres la Banda de Música, la "única banda de Asturias" con distinción de laureada

La "laureada Banda de Música de Mieres", en escena
La Banda de Música de Mieres por La Pasera en el año 1910. (Archivo del blog)
El relevo generacional mantiene viva la emblemática formación centenaria

La banda de Música en la Escuela de Capataces en el año 1928. Foto Frank. (Archivo del blog)


De nuevo a vueltas con el ambiente musical de Mieres. Y por una causa lógica y justa. Es uno de los pocos aspectos que han sabido aguantar las embestidas de esta especie de huracán desolador que ha barrido el espíritu de lucha y de compromiso de la población, principalmente en este concejo, hasta situarlo en cabeza de las zonas desbastadas del Principado de Asturias. Ejemplo de la supervivencia artística en ese campo lo son las agrupaciones corales Coro Minero de Turón y Orfeón de Mieres y la Banda de Música de esta localidad, más algún que otro manifiesto de menor trayectoria pero también meritorio, como es la recuperación del folclore regional.

Hoy pues, en bandeja de este espacio, la Banda de Música, que ya no es municipal porque el Ayuntamiento, en su día, se lavó las manos, pero, por fortuna, surgió la inquietud de los incondicionales, para promover un movimiento popular, capaz de hacerla superar el bache.  Como portavoz de toda una historia, de sus protagonistas y de una trayectoria centenaria, un mierense que unió su vida a la plataforma musical cuando tenía solo ocho años, allá por 1951, y que aún hoy mantiene el tipo con plena actividad, desde el cargo de presidente de la asociación "Amigos de la Música de Mieres", que es en la que se sustenta el diario caminar de la agrupación. Hablamos de Ramón del Llano Martínez, toda una autoridad cuya andadura personal queda reflejada por los siguientes caminos.

Tambien la Banda Música,participaba en el 1º Mayo 1915. (Archivo del blog)
Mierense de nacimiento Ramón del Llano tomó contacto con el solfeo y la música, a esa temprana edad de ocho años en calidad de educando de la Escuela Municipal de Música de Mieres, pasando dos temporadas después a sostener en sus manos el instrumento elegido, que en este caso fue la trompeta, con la que ya fue miembro de la Banda allá por 1957, donde discurrió su juventud como solista desde los 16 años. Tiempo después, a finales de la década de los setenta figuró como primer trompa principal de la Sinfónica de Asturias, compartiendo posteriormente esta actividad, ya como trompeta, con la de profesor del Conservatorio de León durante cinco años, alcanzando plaza con vitola de profesor en propiedad dentro del Conservatorio de Oviedo siguiendo, a la vez con sus actuaciones en la Sinfónica, hasta que una ley de incompatibilidades le exigió elegir, decantándose por lo primero hasta la obligada jubilación. Muchas colaboraciones desinteresadas salpican sus pasos como esporádicas apariciones en las Orquestas Capitol de Mieres y Benidorm de Oviedo, los Tedy Boix, Blue Star, Guantes Rojos y hasta la Royal. También conviene dejar constancia de su intervención en los comienzos con la dirección del Ochote La Unión.
Banda de Liria en el patio del Liceo. (Archivo del blog)
Fue pieza clave en la recuperación de la Banda, la dirigió en ese nuevo periodo y actualmente mantiene la máxima responsabilidad como soporte de la plataforma que la sustenta.Y aquí entran en juego sus opiniones sobre el largo trazado vital de la Banda de Música de Mieres. "Fue en 1884 cuando en el Ateneo Musical de esta villa, nacen dos movimientos de participación, ambos, afortunadamente, hoy en pantalla de actividad -asegura Ramón del Llano - y fueron el Orfeón y la Banda. Por lo tanto son considerados centenarios y a los dos dirigió, en un principio, Genaro Palacio Bueno. De nuestra agrupación se puede decir que en 1902 se hace cargo de ella el Ayuntamiento y bajo su tutela discurrió gran parte de la historia aunque con ciertas lagunas pero también importantes acontecimientos como sus actuaciones ante el Rey Alfonso XII, siguiendo su visita por diversas localidades de Asturias, lo que le valió el reconocimiento de la Casa Real, con el título de Laureada, la única en el Principado de Asturias que posee esta distinción".
Banda de música de Mieres en el auditorio del parque jovellanos hacia 1962. (Archivo del blog)
Pero habría de llegar un momento difícil. "En 1974 - afirma nuestro entrevistado - desaparece del mapa nuestra banda y también la Escuela de Educandos que tan buenos resultados estaba dando, el Ayuntamiento se desentendió y hubo un largo periodo de ostracismo. Afortunadamente con motivo del homenaje a Ricardo Merediz, hombre que había sido ejemplar como subdirector de la Banda, en 1983 se reunieron varios antiguos músicos y nació un movimiento de recuperación a modo asociativo, como "Amigos de la Música" que tuvo, como primera directiva al propio Merediz en calidad de presidente, Fermín A. Gil vicepresidente, Jesús Senis secretario, Pepín Ordiales tesorero, y varios vocales". El Ayuntamiento puso seis millones de pesetas para instrumental y el resto de la financiación corrió a cargo de los socios.
Concierto en los jardines del Colegio Aniceto Sela en La Avenida José Antonio.Foto Alonso, años 60..(Archivo del blog)
El caso fue que, al frente de los primeros miembros salidos de la escuela inferior, se colocó Ramón del Llano compatibilizando esta función con la dirección en la Banda de Noreña. "De esa forma -añade- recuperamos este valor con el que estuve unos cuantos años hasta que, por problemas de régimen interior, con padres de alumnos y directivos, me aparté dedicando mi tiempo al Conservatorio de Música".  Pero llegaron unas elecciones en el seno de "Amigos de la Música" y Ramón del Llano, alentado por sus incondicionales, presenta la candidatura a la presidencia y sale elegido, formando ya directiva con los antiguos miembros y alguna nueva incorporación. A partir de ahí todo viene discurriendo por cauces de normalidad, participación y presencia activa en numerosos acontecimientos tanto locales como regionales.
Mieres, Banda municipal de música,sobre el año 1958 con César San Narciso Mingue, en el centro. (Archivo del blog)
Tres aspectos sobresalen en la historia y actualidad de la Banda de Música de Mieres. Por orden de antigüedad la huella de sus directores más sobresalientes, la "inyección" que aportaron, en su día, músicos de otras regiones y la realidad de un relevo generacional a la vista. Ramón del Llano pone los puntos sobre la íes.  "Según mi criterio - dice - el trabajo de Genaro Palacio con la puesta en marcha no puede silenciarse. Luego está el paso de Saturnino Pérez Mendoza durante más de treinta años, y el de César San Narciso Mingue con una larga travesía y enorme brillantez hasta 1966. A señalar también la acción de Ángel García Basoco y Alejandro Fernández Sastre. Y por supuesto la labor de Antonio Cánovas Moreno, actual director"
La Banda de música de mieres en la inauguración del Teatro Capitol el 16 de junio de 1951- Foto Paco. (Archivo del blog)
"En cuanto a lo segundo es cierto que a lo largo de una época reforzaron la Banda profesionales de otras regiones como Rafael Veses (Valencia), Torcuato Pérez, José Porras, Ángel Rufino Martín, Mariano Gálvez, José Galindo y Alberto Villalta, que encontraron aquí acomodo musical, laboral y social. A destacar el caso de Andrés Macías, que llegó con la Banda de Zamora en 1924, conoció a su esposa, se quedó y estuvo con nosotros 56 años". Finalmente el relevo generacional para la banda vino rodado por el hecho de que siempre hubo escuela de educandos o conservatorio de música".
Ramón del Llano. Foto: FERNANDO GEIJO. (LNE)
 FUENTE: AMADEO GANCEDO

Amadeo Gancedo ejerció de fedatario del ruidoso y contradictorio Mieres de finales de los setenta y toda la década de los ochenta, contando en sus crónicas el inicio del naufragio industrial del concejo y el surgimiento de un pálpito que insufló vida a la emancipación política y sociocultural. Como antes había hecho uno de sus maestros, el recordado Luis Fernández Cabeza, Amadeo Gancedo se convirtió en infinidad de ocasiones en consejero, orientador e incluso confesor de alcaldes, empresarios, sindicalistas y dirigentes vecinales. También de algunos artistas, como el propio Víctor Manuel. Al margen de su infatigable labor periodística y, más tarde, empresarial, Amadeo Gancedo fue una persona permanentemente implicada en la vida social y cultural de Mieres. “No sólo fue un observador, sino también un laborioso actor estrechamente ligado a la comunidad”. Fueron muchas las iniciativas en las que se embarcó, colaborando con entidades como el Caudal Deportivo o el Orfeón de Mieres, entre otras muchas. Durante dos etapas de su vida estuvo enfrascado en sendos proyectos que tuvieron una notable relevancia. Se trata del Concurso Artístico de Otoño del viejo Teatro Capítol y de los “Tribunales Populares” impulsados durante su etapa al frente del Centro Cultural y Deportivo. En ambos casos, compartió experiencias con otros muchos inquietos mierenses implicados, como él, en el progreso del concejo. Como en casi todo, su acusada sensibilidad social le hizo adelantarse a debates antes de que se pusieran de máxima actualidad. Un abanderado del entusiasmo. Así le recordaremos. Amadeo Gancedo Rodríguez falleció el 27/04/2019. Fuente: https://lne.es . (La Nueva España)
___________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________

NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”

·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario