25 de noviembre de 2012

La oveja Astur







La oveja "xalda" (en asturiano oveya xalda) es una raza de oveja autóctona del Principado de Asturias. Pertenece al tronco del Ovis aries celticus. Es una oveja de origen celta, como la Ouessant de la Bretaña, la Cochddu (negra galesa) del País de Gales, la Morite (oveja de los páramos) de las Islas Shetland en Escocia y la ''Skudde, la y la Moorschnucke de Alemania.

Esta raza llegó a estar al borde de la extinción en el siglo XX debido, entre otros factores, al abandono del mundo rural, a la introducción de otras razas que supuestamente daban un mayor rendimiento económico y al uso forestal de los antiguos pastizales de los montes comunales.

En 1982 se realizó un censo que arrojó la cifra de unas 800 hembras en toda Asturias. Esto contrasta notablemente con los casi 600.000 ejemplares que en el siglo XVIII se recogían en el Catastro del Marqués de la Ensenada.
Para evitar la desaparición de la raza y fomentar su uso entre los ganaderos asturianos se creó en 1992 la «Asociación de Criadores d’Oveya Xalda» (ACOXA).
Las referencias a esta raza comienzan hace siglos, pues se sabe que ya era usada desde la antigüedad por los astures, que vestían un sagus o túnica de lana negra, color característico de estas ovejas (libro III de la Geographika de Estrabón). También Jovellanos las menciona en 1782 cuando describe la ganadería de los vaqueiros: «Es verdad que sus ganados son pequeños; sus ovejas me parecieron un medio entre las merinas y las churras comunes, acaso porque la corta emigración que hacen anualmente, o bien la sola excelencia de las hierbas que pastan, puso la finura de sus lanas en medio de las otras dos clases».

En el siglo pasado, en la década de los 40, comienza la extinción de la xalda, a causa de las plantaciones en los montes comunales de especies foráneas, disminuyendo así los rebaños en muchas de las sierras en donde pastaban. Municipios del occidente como Tinéu, Allande, Salas, Eilao, etc., sufrieron grandemente las plantaciones masivas en los montes vecinales. En pueblos como Brañaivente (Salas), los vecinos no tuvieron más remedio que emigrar hacia Alemania, Bélgica... por culpa de “La Forestal” que les arrebató los pastos en los que el ganado vacuno, los rebaños de ovejas y cabras y las yeguadas pacieran a lo largo de miles de años. No debemos olvidar también que en el oriente las xaldas fueron sustituídas por otras razas (carranzana, latxa) más lecheras, orientadas a la producción del queso: Cabrales, Camonéu, etc.
En otros pueblos, la falta de gente, de pastores, acabó con la vecera: «Se terminó porque la gente escaseaba.»





No obstante, en la decada de los 40, se venden muchas xaldas (sobre todo añojos) para L.laciana y El Bierzo (León). Al Partido de Sierra (Cangas del Narcea) iban a comprarlas los tratantes, a pueblos como Mieldes, en donde eran abundantes los rebaños, así como en las ferias de El Puertu (Sumiéu) y Tinéu. El censo oficial en esta época ascendía a 293.080 ovejas, siendo xaldas la mayoría de ellas.
Cuando en 1982 se descríbe la «oveja xalda», su censo era muy pequeño (apenas 800 hembras en todo el Principado). En aquel momento no se materializó la idea de hacer una Asociación. El número de hembras fue disminuyendo, así como los carneros. (En algunos de los rebaños ya no eran xaldos). Nos encontramos entonces con una población que conservaba la pureza racial pero que estaba muy envejecida.
Así fue como en 1992 se creó por fin la «Asociación de Criadores d’Oveya Xalda» para la conservación de la raza.
xalda.com/historia

Morfología

Alzada: Hembras 55,5 cm.; carneros 61 cm.
Cabeza: Pequeña, perfil recto en las hembras (incluso ligeramente cóncavo) y subconvexo en los carneros.
Ojos: Grandes y vivaces. Cuencas prominentes.
Orejas: Pequeñas, en horizontal y dirigidas hacia adelante.
Hocico: Las ovejas negras, tienen el hocico de este color, excepto las gueifes. Sin manchas en las blancas, admitiéndose alguna muy pequeña.
Cuello: De longitud media y firme, más en los machos que en las hembras. Presentan a lo largo del mismo y hasta el pecho, pelos que le dan una expresión que se asemeja totalmente al muflón. Por la parte baja de la nuca, aparece la *melota+, una especie de crinera, formando una abundante pelambrera. El rabo es corto, llegando a la altura de los corvejones.
Tronco: Alargado. Recto en las hembras, encorvado en la zona de la cruz en el carnero. Costillar con buena curvatura.
Extremidades: Finas, con uñas pequeñas y duras. Bien aplomadas en las extremidades anteriores siendo frecuentes las remetidas de corvejones.
Piel: Fina. Sin pliegues.
Ubre: Bien implantada. Mamas bien formadas con pezones pequeños.
Cuernos: Solo los tienen los carneros. De forma espiral envuelta, apretada, tallada por surcos transversales. Las hembras son acornes o con cuernos rudimentarios.
Peso: La media de las hembras es de 32 kgs y el de los machos 40 Kgs.
Color: Negro, blanco, cárdeno y con manchas. Las que son negras pueden tener mancha blanca en la cabeza, en el hocico y a lo largo del cuello. Según les crece la lana, a las negras se les vuelve rojiza.
Vellón: Por encima de los corvejones. Fibras de longitud variable. Tirabuzones pequeños. Cabeza enlanada, con "moña" característica en la frente, de rizo pequeño y muy tupido.


Las gornadas gastronomicas del corderu/a xalda,  pretenden poner en valor los recursos gastronómicos y agroalimentarios de esta comunidad auctoctona asturiana contribuyendo a la consolidación de un turismo sostenible y respetuoso con el entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada