14 de marzo de 2016

El corazón de una Asturias bella, solitaria y silenciosa en el camino primitivo a santiago

El Camino Primitivo: con los ojos del primer peregrino

El artículo contiene información de las 13 etapas del camino antiguo de santiago y mapas orográficos de los tramos
La catedral de San Salvador de Oviedo fue levantada entre los siglos XIV y XVI, en el lugar dónde Fruela I, padre de Alfonso II El Casto
El caminante que sigue la ruta de Alfonso II hacia Santiago se adentra en la fábrica de la historia compostelana y en el corazón de una Asturias bella, solitaria y silenciosa
El Camino Primitivo- con los ojos del primer peregrino
Al llegar a Oviedo tras recorrer el Camino de la Costa, tuve la impresión de adentrarme en la fábrica de la historia compostelana, allí donde todo empezó, en los albores del siglo IX, después del descubrimiento de una misteriosa tumba, atribuida al apóstol Jaime el Mayor. Alfonso II el Casto, habiendo establecido en dicha Ciudad la sede de la nueva capital del reino y la punta de lanza de la Reconquista de la España –sometida al yugo moro desde hacía más de un siglo–, partió rumbo al fin de las tierras del Occidente cristiano para celebrar allí la invención de las reliquias que iban a revolucionar el mundo medieval, impregnado de fervor y piedad. Con esta manifestación contundente, acababa de impulsar, sin saberlo, una de las más importantes peregrinaciones de la cristiandad, junto con Roma y Jerusalén.
Ya entrado en el Camino Primitivo el peregrino, conforme va adelantándose hacia lo desconocido, accede también a lo largo de las etapas y en el marco de un paisaje magnífico y salvaje, entre cielo y tierra, a otros caminos más hondos: los del conocimiento. Pequeño y gran patrimonio jacobeo, ciudades de arte e historia... Allí donde Grado, San Salvador de Cornellana, Salas, Grandas de Salime llaman a las quimeras de un pasado memorable, Oviedo, Lugo, Melide, ya en Galicia, valoran y ensanchan el lirismo de los siglos. Sobre este lienzo de fondo excepcional van acuñándose las largas jornadas de andanzas por sierras y valles, compuestas de pequeños eventos y encuentros sorprendentes.

Mapa-general del camino primitivo de santiago. http://caminodesantiago.consumer.es
Un sentimiento de inefable libertad
La aventura se ofrece tanto a los caminantes de la fe como a quienes intentan aislarse en el entorno de una naturaleza excepcional; pero mientras los paisajes interiores van desfilando y aumentando la dureza del andar se le opone un sentimiento de inefable libertad. Armado con una única certeza, mientras recorre las soledades, en el corazón de Asturias uno se dice a sí mismo que la felicidad es el verdadero camino. Andando con los hechos, las épocas y las personas, compañeros de viaje y gente local, uno se convierte en mero eslabón de la larga cadena de una humanidad errante desde hace siglos. Con el rosario de los días, la peregrinación, que es pasarela de hermandad, se transforma en actividad espiritual. Es una experiencia única de paciencia, a la escucha de sí mismo y de los demás, anclada en la radicalidad de un viaje que transforma y ayuda a dar gracias a lo largo de todo un recorrido iniciático, poniendo a prueba el cuerpo y el espíritu. Movido por el deseo de llegar hasta el final, sin importarle tiempo o cansancio, el peregrino descubre nuevos horizontes y una solidaridad compartida.
Desde la capital de Asturias hasta la fértil vega de Grado enlaza un recorrido con un perfil más bien homogéneo, sólo incomodado por la subida al Escamplero. http://caminodesantiago.consumer.es
En lo más profundo del alma
Experimentada al principio como una caminata, la peregrinación de varias semanas se convierte en un asunto serio, un enfrentamiento sincero consigo mismo. En el crisol donde se funden las emociones, en lo más profundo del alma, uno se agarra a lo esencial, movido por el deseo irresistible de llevar la aventura hasta la meta. Entonces la peregrinación compostelana se vuelve metáfora de la vida: cualquiera que sean los motivos, en el camino es donde acontecen las cosas, y su interés estriba en el enfoque que damos a la búsqueda. Durante el camino se habrá descubierto la belleza de rincones extraordinarios inmersos en la soledad y el silencio, impregnados por el recuerdo de los sitios, poniendo de realce los símbolos del Camino: la concha, las flechas amarillas de color encendido, los albergues. Salir para Compostela, por el Camino Primitivo o por otros itinerarios, sigue siendo una aventura única, mezclando la voluntad del caminante con la fuerza de los elementos. Y al final, ante la Catedral, ya alcanzada la meta, nada puede menoscabar la magia del Camino. La aventura nos ha llevado muy lejos.
El segundo día, el que haya dormido en Grado, comenzará la jornada con buenos repechos hasta San Juan de Villapañada y el alto del Fresno. Tras un reparador respiro y unas vistas, otrora envidiables y ahora empañadas por la A-63, se desciende hacia San Marcelo y La Doriga. Desde este punto una senda, muy resbaladiza con lluvia, baja hasta la carretera a la altura de las Casas del Puente. Acto seguido el itinerario se dirige hasta la próxima Cornellana, bañada por el salmonero río Narcea, y prosigue a su destino pasando por Llamas, Quintana y Casazorrina. -  http://caminodesantiago.consumer.es
Oviedo, un bisturí que corta el cielo
En verdad, el trazado del Camino Primitivo empieza antes de llegar al pie de la Catedral. Desde la entrada de la ciudad, las conchas en bronce incrustadas en el suelo son como una alegoría urbana jacobea y acompañan al caminante justo hasta el santuario de San Salvador. El caminante va guiado hacia el casco antiguo por una mano invisible que lo envuelve. Desde ahí, la ruta por la ciudad gana en intensidad lo que pierde en soledad. La historia de la ciudad, fundada en el siglo VIII por el rey Fruela, devastada por los árabes y reconstruida por su sucesor Alfonso II, se vuelve más densa. Flota en el aire algo atemporal, mientras que uno se enfrenta a una presencia inquietante. Llegados a este punto del viaje sopla el viento de la historia, en el que se mezclan la Reconquista y la religiosidad; un viento capturado por el torbellino de los siglos. Frente a la catedral, uno está cautivado por la elegancia del estilo, tomado de diferentes épocas; cautivado ante la audacia de la única torre, del Gótico Flamígero, en la que la piedra amarilla del edificio se levanta y corta como un bisturí el cielo azul del atardecer.
Desde el refugio orográfico de Salas se asciende hasta la pequeña aldea de Porciles para afrontar una planicie, víctima de los rigores del clima, que transita por las poblaciones de Bodenaya y La Espina y entra en el Concejo de Tineo por La Pereda y El Pedregal. - http://caminodesantiago.consumer.es
Salas, el descubrimiento de la naturaleza
El Fresno, San Marcelo y las llegadas a Premoño o Puerma nos llevan a los encantos de la campiña profunda. El corazón de Asturias se desnuda para aquellos que saben ver, con el paso de los días, la metamorfosis de las cosas: aquéllas que hablan de sensaciones más allá de la razón. Hace falta abrigarse antes de continuar, el frío nos recuerda muy pronto nuestra condición de vagabundos. Un olor a tierra húmeda sacudida por el viento se mezcla con el sonido de las orillas del río Narcea hasta Santa Eulalia Dóriga. Los kilómetros se han sucedido a buen ritmo y el peregrino ha ido descubriendo a través del Camino Real de la Mesa la corriente de un panorama montañoso, prolongado infinitamente y como tallado por un hábil carpintero.
En Tineo dan comienzo una sucesión de etapas más abruptas, donde el paisaje sigue siendo encomiable y los grandes valles dejan paso a un terreno de bosques y montañas. -  http://caminodesantiago.consumer.es
Después de que semanas atrás hubiéramos dejado las subidas y bajadas del paisaje costero, como una montaña rusa, ahora ya el caminar se hace más estable. Cruzamos el paisaje como una niebla espesa, sin la sombra de una duda. Uno se acostumbra al silencio de los grandes espacios tranquilos, y se vuelve reacio a interrumpir su rutina silenciosa, llega la ingenua idea de una especie de reposo perpetuo en vida que responde a la necesidad compulsiva de inmensidad que tienen los amantes del senderismo que tienen miedo a las alturas.
El puerto del Palo es un nombre más que acertado para el duro obstáculo que hay que salvar y que, sin embargo, convierte a la jornada de hoy en una de las etapas más bellas de toda la peregrinación. -  http://caminodesantiago.consumer.es
En el camino hacia el corazón de la soledad, por Berducedo
Cuando lo más duro ha pasado, el paisaje desolado del puerto del Palo se convierte en un sueño de vana conquista. Entonces nos queda la fatiga legítima de cruzar la cresta para comprender el sentimiento de gran plenitud que nos pone en contacto con la realidad. A pleno sol, después de dos horas de una subida agotadora, un viento de locura da la bienvenida a los conquistadores de unas cumbres que han estado ahí a través del tiempo. Sacudidos en nuestras certezas, bajo el azul del cielo, en medio del caos de rocas blancas, echamos un último vistazo para medir el peso del esfuerzo ante la majestuosidad del panorama. La belleza pura de la visión habla por sí misma y afirma su verdad: no hay ninguna presencia humana por los alrededores. Todo se acerca hacia una cierta desolación, donde la estética de la soledad se hace eco de un cierto ascetismo del peregrino.
Corta etapa caracterizada por el largo descenso que lleva al embalse de Grandas de Salime. - http://caminodesantiago.consumer.es
El valle hundido de Grandas de Salime
Durante el lento ascenso hacia Grandas de Salime, con el foco en los otros compañeros, cada uno experimenta un largo momento de soledad sobre la ruta incandescente, con la espalda arqueada bajo la tensión del esfuerzo. Creo que algunos de mis acompañantes jamás en toda su vida han pasado tantas horas en soledad. Probablemente nunca sintieron la paradoja de la felicidad de su propia compañía asociada al castigo y al bienestar de caminar. La secuencia de las etapas demuestra nuestra propia fuerza física y mental. Nuestras debilidades y nuestra insignificancia frente a la importancia de la vida y sus envites. Después de dos horas de subida ininterrumpida y gracias a una voluntad de hierro, por fin llegamos, con la espalda rota, a los espacios libres de la meseta cubierta de hierba donde se extiende Grandas de Salime.
Yves Oustric en la escultura al Peregrino. Foto DDM
FUENTE: IVES OUSTRIC

YVES OUSTRIC (MIREVAL-LAUREGAIS, Francia, 1957), jubilado de la educación nacional francesa, donde trabajó como administrador financiero de un instituto mayor de Toulouse, hospitalero voluntario en albergues del Camino de Santiago en Francia con larga vocación de caminante, recorrió el Camino Primitivo la pasada primavera y relató su experiencia en un diario ilustrado con sus propios dibujos de monumentos de la ruta. El texto, titulado "El Camino Primitivo, el otro Camino de Compostela, diario de un peregrino del siglo XXI de Oviedo a Santiago", ha obtenido el premio "Alfonso II. Los diarios del Camino Primitivo", de la Fundación Valdés Salas.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

ETAPAS FUERA DE ASTURIAS DEL ANTIGUO CAMINO DE SANTIAGO

La primera que sale de Asturias es la etapa nº 7, que parte de Grandas de Salime (Asturias) hacia Fonsagrada (Lugo), las etapas son las siguientes: 
Llegando a la cima del puerto del Acebo, donde crece este arbusto, el Camino Primitivo se introduce en la provincia de Lugo. Cerca de 170 kilómetros restan ya para alcanzar Compostela. - http://caminodesantiago.consumer.es
Realmente la etapa comienza en Padrón, en el mismo albergue de peregrinos. -  http://caminodesantiago.consumer.es
Con Lugo a tiro de piedra se traiciona el espíritu aventurero y se anhela la llegada a la ciudad -  http://caminodesantiago.consumer.es
Al abrigo de los albergues de San Román da Retorta, Ponte Ferreira y As Seixas, el itinerario transita desde Lugo hasta San Román y desde aquí a Melide, punto de confluencia con el Camino Francés. Casi 50 kilómetros que se solventan sin dificultad en un par de jornadas a gusto del caminante. - http://caminodesantiago.consumer.es
San Romao da Retorta (Castrelo) - http://caminodesantiago.consumer.es
Melide - O Pedrouzo - http://caminodesantiago.consumer.es
Etapa final - O Pedrouzo - Santiago de Compostela - http://caminodesantiago.consumer.es
El Camino Primitivo de Santiago, es ese idóneo punto de partida para descubrir la senda del primer Camino conocido, la que tomó Alfonso II el Casto, en el siglo IX para visitar la recién descubierta tumba del Apóstol Santiago. 

________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario