9 de abril de 2016

Huesos para la historia

Una mina de mil años y medio siglo
Museo arqueológico de Oviedo Asturias - esqueleto con 4000 años de antigüedad-1
Ver artículo del blog de fecha 6 de abril de 2013, titulado; “Buscando nuestras raíces”
Museo arqueológico de Oviedo Asturias - esqueleto con 4000 años de antigüedad-2
La explotación del yacimiento de cobre del Aramo en la primera mitad del siglo XX dejó intactos numerosos vestigios de la actividad minera registrada entre el 2500 y el 1500 antes de Cristo
cráneos minas del texeu rioseco - minas prehistóricas - mineros del Aramo - Museo arqueológico de Oviedo Asturias
La mina del Aramo donde el pasado miércoles fue encontrado el esqueleto completo de un ser humano de hace 4.000 años es un testimonio reconocible de la actividad de nuestros antepasados remotos. Comprobarlo in situ es una experiencia emocionante.
Eso sí, el yacimiento no ofrece comodidades para visitarlo. No abundan los lugares para ponerse en pie y a menudo hay que caminar a gatas, reptar o arrastrarse para seguir la pista de los antiguos mineros y comprobar como, con sus primitivos instrumentos y sus técnicas no por rudimentarias menos eficaces, fueron liberando el filón de mineral que estaba encajado entre consistentes paredes de caliza.
Y, aunque lo hicieron iluminándose precariamente, por ejemplo con bastones resinosos que fijaban en la pared con una pella de arcilla, se comportaron con tal eficacia que, como diría un minero actual, lo rapizaron todo. O casi todo, porque a veces el potente haz de luz de la lámpara frontal encajada en nuestro casco nos señala en forma de brillo verde la presencia de un fragmento de mineral en un pliegue tan remoto como inaccesible. Esos mineros se sucedieron en el mismo escenario durante interminables generaciones.
Manuel Suárez, ingeniero de Minas y co-director de la investigación, subraya con admiración ese lentísimo fluir del tiempo en la Prehistoria: ¡mil años haciendo lo mismo! Y es que hoy podemos saber que la mina estuvo activa entre el 2500 y el 1500 antes de Cristo. Las nuevas técnicas de datación permiten cada vez saber más a partir de menos.

En esta foto, podemos ver, a media ladera, el gran escenario de las Minas prehistóricas de Cobre y de Cobalto-VALLE DE  TEXEO. Foto. José Luis Cabo Sariego. httpriosahistoria.blogspot.com.es
La AMS, por ejemplo, sólo necesita un poco de hollín para decir cuándo se encendió el fuego. Y dentro de la mina del Aramo se hicieron pequeñas hogueras, para, calentándolos primero y enfriándolos bruscamente luego, resquebrajar bloques de caliza que impedían el acceso al filón. Se ve la mancha del humo. No era precisa la entibación, sin embargo.
Los filones eran estrechos y la distancia entre el techo y el muro es a veces de sólo 20, 30 o 40 centímetros, pero son frecuentes las uniones entre las dos paredes de roca, que, tras ser retirado el mineral que aprisionaban, han quedado exentas en forma de columnillas que sostienen la bóveda. Se repiten constantemente por toda la mina y de ellas parten unos arcos muy característicos que, con una acertada comparación arquitectónica, A. Dory denominó «rebajados» al describir la mina prehistórica en un artículo publicado en 1893 en la «Revista Minera y de Ingeniería».
Cuando A. Dory publicó ese trabajo, la mina del Aramo empezaba a resucitar de un largo olvido. Redescubierta en 1888, su yacimiento volvió a ser explotado entonces, y con muy buenos rendimientos, pues, aunque los filones eran estrechos, la ley del mineral, un 3%, resultaba muy estimable. La explotó primero, desde finales del XIX hasta 1931, una compañía inglesa, The Aramo Copper Mines Ltd. Después, entre 1947 y 1955, la Sociedad Minerometalúrgica Asturiana, S. L. (Metastur). La explotación moderna incidió sin duda sobre la antigua y destruyó parte de sus huellas.
Pero muchas otras permanecieron. La investigación arqueológica del yacimiento, iniciada por Miguel Ángel de Blas en 1987, ha permitido constatar, para sorpresa incluso de los propios investigadores, que muchos de los vestigios prehistóricos han sobrevivido y que tramos enteros de la mina antigua están intactos. Comprobarlo lleva su trabajo. Hay que subir por la ladera Este del Aramo hasta sobrepasar el pueblo de Llamo.
La estrecha pista que sucede a la carretera conduce a Rioseco, el poblado minero que construyeron los ingleses para explotar la mina y cuyo actual estado ruinoso no impide admirar el elegante diseño de los edificios en los que vivían los trabajadores. Es posible seguir sobre cuatro ruedas aún más arriba, hasta el también ruinoso lavadero.
Intervención arqueológica en el Aramo, 1987 (Foto - M.A. de Blas)
Desde ahí sólo cabe caminar monte arriba, por una caleya pendiente y, a menudo, embarrada, que en seguida se hace estrecho sendero. Si el día está despejado, se irá ganando a la espalda una panorámica fantástica, con media Asturias a la vista. Si no, la vegetación exuberante impone su presencia. La fatigosa subida, hasta alcanzar la cota de los 1.200 metros, dura una hora y media.
En lo alto de una pindia campa, llamada del Texéu, y bajo el dosel que forma una faya monumental, el manto vegetal descubre un trozo de pared caliza y en ella una estrecha abertura. Es una de las entradas a la mina. Hay varias más, todas muy parecidas. Su aspecto corresponde al clásico soplao de los terrenos calizos: un pozo más o menos vertical que se abre en la roca y se hunde en las entrañas del monte.
A lo largo de estos años los arqueólogos han ido desvelando el entramado subterráneo de la mina prehistórica. Y a medida que han ido contando con mayores apoyos, han podido profundizar en su conocimiento. El complejo minero prehistórico tiene varios centenares de metros. Topógrafos de Sadim, la empresa filial de Hunosa, iniciaron el año pasado un estudio sistemático. Y este año el equipo investigador ha logrado subir un escáner, con el que se está radiografiando en tres dimensiones el interior de las galerías.
El cobre fue el primer metal que aprendió a utilizar el ser humano, 5.000 años antes de Cristo, y su uso, siempre restringido, como signo de prestigio, se generalizó, más o menos, hacia la época en que se cree que empezó la explotación de la mina del Aramo. También de la del Milagro (Cangas de Onís), la otra mina cuprífera asturiana. Los que la beneficiaron fueron un pueblo de pastores, que ya había aprendido a domesticar las cabras, de cuyos cuernos se servían como herramientas. También de las astas de ciervo, procedentes del desmogue (cambio de cuerna) de estos herbívoros, de las que sorprende comprobar su enorme dureza y su versatilidad como herramienta, pues, según se empuñen, pueden servir de pico o de martillo.
Miguel Ángel de Blas sale de la mina de cobre del Aramo tras realizar una de sus investigaciones.
Herramientas de ese tipo o mazas de cuarcita (regodones que seleccionarían junto al río) aparecen constantemente en la excavación del Aramo. Pero nada tan singular como la presencia de restos humanos. El hallazgo, este miércoles, de un esqueleto completo enlaza con los que realizaron Van Stralen, Dory y Villiers a partir de 1888. No están documentados con precisión, pero pudieron ser entre 19 y 26 según testimonios.
Para Miguel Ángel de Blas, director del proyecto arqueológico, lo que confiere una singularidad a la mina del Aramo entre las minas europeas de esa época (de Gales, o los Alpes, por ejemplo) es ese número de muertos encontrados y las circunstancias que los rodean, pues por su situación o la ausencia de lesiones, no parece que se trate de víctimas de accidentes. Tampoco, de estrictos enterramientos.
Según De Blas, pudiera tratarse de ofrendas compensatorias a las fuerzas del mundo subterráneo a cambio de las riquezas que se habían dejado arrancar. Para devolver algo a la tierra, nada más precioso que el propio cuerpo del minero. Es una teoría tan hermosa que merecería ser verdadera. Algún día llegaremos a saberlo con mayor certidumbre. O tal vez, no. Pero en un caso u otro, ese mundo remoto siempre será capaz de fascinarnos. Quizá porque sentimos que, con su lenguaje elemental y poderoso, nos dice mucho de nosotros mismos.
Miguel Ángel de Blas, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Oviedo
FUENTE: MELCHOR FERNÁNDEZ DÍAZ (La Nueva España)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Las minas del Aramo sacan a la luz restos humanos de 4.000 años
Las minas de cobre de Riosa, ubicadas en la falda este de la Sierra del Aramo
La excavación desvela huesos largos, mandíbulas y un esqueleto completo
Artículo de “La Voz de Asturias”  (Periódico asturiano desaparecido el 19 de abril del año 2012,  tras 89 años de historia de periodismo asturiano).
Hallazgo Esqueleto 4000 años en mina cobre Aramo Asturias
Las minas de cobre del Aramo, explotadas hace miles de años, son objeto de una investigación financiada por la Consejería de Cultura con un apoyo de Cajastur y en la campaña arqueológica que se ha iniciado recientemente han aparecido restos humanos: huesos largos, parte de una mandíbula y hasta un esqueleto completo. A todos se les calculan unos 4.000 años.
La campaña fue realizada por un equipo dirigido por el profesor de la Universidad de Oviedo Miguel Angel de Blas y el ingeniero de Minas Manuel Suárez Fernández . Es la primera vez que se realiza un análisis, paso a paso, de todo el complejo minero del Aramo y ello ha dado como resultado el reconocimiento de espacios mineros nuevos para la investigación y pequeñas minas milenarias que permanecen intactas.
Actualmente los expertos están trabajando simultáneamente en dos zonas distintas; una de ellas es un área inalterada desde su primitiva excavación, hace unos 4.000 años, y la otra se encuentra en lo que se denomina filón San Alejandro , que está muy alterado por la minería que se desarrolló en el siglo XX. Ahí, es donde aparecieron los restos humanos. El esqueleto completo se hallaba desplazado del lugar que ocupó inicialmente, al haber sido arrastrado por los montones de escombro que produjo la minería contemporánea. Esto dificultará el posterior estudio antropológico.
Los investigadores han metido este esqueleto, que se encuentra cubierto de barro, en bolsas de plástico y planean enviar los restos a expertos en Antropología Física.
Interior del un transversal de las minas de cobre de Texeo, por encima de Rioseco, Sierra del Aramo, Riosa, Asturias
El cuerpo completo, dice De Blas, pertenece posiblemente --aunque solo se hizo un examen muy superficial-- a un adulto joven, mientras que en la misma zona se hallaron otros restos posiblemente de varios individuos. Ya en la anterior campaña, en las viejas minas del Aramo se habían encontrado numerosos restos de útiles de minería, también de esa edad, unos 4.000 años.
Hay instrumentos de piedra, de asta de ciervo y de cabra, "una colección excepcional", según De Blas.
Los primeros restos humanos encontrados en las minas del Aramo aparecieron en el siglo XIX y se encuentran dispersos por varios lugares. La primera pieza que localizó De Blas, que es el máximo experto en este yacimiento, la encontró en 1985.
La investigación cuenta también con una subvención de Cajastur y la colaboración de Hunosa, que aportó dos expertos en minería y apoyo logístico. El gran problema de este estudio arqueológico es la dificultad de acceso a estas milenarias explotaciones mineras de cobre. Se encuentran a 1.200 metros de altitud y a 600 metros de la boca de las minas ya no se puede acceder más que a pie. El permanente frío y humedad hacen muy penoso el trabajo.
Uno de los resultados más llamativos de esta investigación se produjo la pasada campaña. Como adelantó LA VOZ DE ASTURIAS, aparecieron bóvedas abiertas por los mineros para buscar los filones de cobre hechas hace unos 4.000 años.
Sierra de Aramo. Foto-José Luis Cabo Sariego. httpriosahistoria.blogspot.com.es
FUENTE: G. FERNANDEZ (14/07/2006) La Voz de Asturias
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario