6 de abril de 2016

El estudio del genoma Neandertal se ha convertido en un viaje hacia nosotros mismos

La especie que se autodevoró
Mujer  Neardental en el museo arqueológico de Asturias (Oviedo)
Una nueva explicación de la extinción de los neandertales apunta a que el canibalismo fue decisivo para acabar con los congéneres de los trece de El Sidrón
Neandertales.  ilustración José Emilio Toro
Pese a ser la especie fósil más estudiada, en torno al neandertal persiste una gran incógnita: la causa de su extinción. La desaparición de ese grupo humano con un grado de adaptación a su entorno muy superior al de nuestros ancestros desafía las leyes evolutivas más elementales. La genética, que tanto abrió el campo de la paleoantropología en las últimas décadas, ofrece ciertas explicaciones, como la escasa variabilidad de unas poblaciones reducidas y aisladas entre sí, abocadas a la endogamia y a un lento borrado que se consumó hace 40.000 años. Sumadas a otras circunstancias, como los cambios climáticos, la concurrencia de nuestra propia especie, muy competitiva en la lucha por el alimento, componen una casuística que no alcanza a resolver del todo la incógnita de la desaparición.
Ahora el paleoantropólogo Jordi Agustí en colaboración con Xavier Rubio-Campillo y con el auxilio de la supercomputación se desmarca de lo que considera que son tentativas de explicación que recurren a "aspectos altamente especulativos" para centrarse "en una hipótesis sencilla, que explica la extinción a partir de un factor empírico real y sin introducir muchas variables".

Esta es otra de las razones que se estudian para su posible extinción, pues después de 120.000 años de mezclarse, los neandertales fueron absorbidos por el Homo sapiens. pladelafont.blogspot.com
La causa de la desaparición de los neandertales sería el canibalismo, una práctica muy extendida en la especie, de la que queda constancia en los restos de los individuos hallados en la cueva piloñesa de El Sidrón. Comerse a los miembros de grupos rivales fue muy buena estrategia de subsistencia, un reciclaje de proteínas óptimo para tiempos de escasez de alimento, "algo que siempre ocurría en el Pleistoceno", explica Jordi Agustí. Pero el canibalismo dejó de resultar idóneo y se convirtió en un factor determinante para el fin de los neandertales con la irrupción del "Homo sapiens". Ése es el resultado del modelo de simulación elaborado por Agustí, investigador del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social, autor de una extensa obra que no deja fuera el aspecto divulgativo de su especialidad, junto a Xavier Rubio-Campillo, que trabaja en el Centro de Supercomputación de Barcelona.
LOS NEARDENTALES UTILIZABAN AGUA CALIENTE Y DORMITORIOS
La conclusión rompe con los esquemas explicativos manejados hasta ahora y aclararía la naturaleza del canibalismo en los neandertales, otro elemento en discusión, que se limitaría a una práctica gastronómica, de aprovechamiento de recursos, sin connotaciones rituales.
La visión de los neandertales como la especie que se comió a sí misma no rompe con el proceso de "humanización" que viene transformando a los congéneres de los trece de El Sidrón en parientes muy cercanos, dejando atrás "más de cien años de incomprensión", en palabras del paleogenetista Carles Lalueza-Fox. "El canibalismo es una conducta social presente en la mayor parte de la evolución humana", asegura Agustí, aunque el hombre moderno la desarrolló en un tiempo muy posterior a los neandertales.
El estudio del genoma neandertal se ha convertido en un viaje hacia nosotros mismos, que nos ha llevado a descubrir que esa especie tosca pervive todavía en esa forma de eternidad que son los genes.
Si un niño/a neandertal se accidentaba o enfermaba, su madre lo atendía durante meses, estaban consideradas como muy buenas criadoras. laprensa.peru.com
Como portadores de una mínima porción del genoma que el equipo de Svante Pääbo completó en 2010 "el primer genoma secuenciado de una forma extinta de humanos", como subraya el autor principal de la investigación, director del Max Planck Institute de Antropología Evolutiva de Leipzig- la huella biológica neandertal se prolonga en la comunidad humana actual, resultado de los cruces que se produjeron en Oriente Medio entre quienes ya ocupaban aquel territorio y una especie, la nuestra, que intentaba una nueva salida de África.
En un desafío a los cánones de la biología, ahora existe constancia de que de esos cruces ocasionales entre especies hubo una descendencia fértil rastreable en los genes que portamos, algunos de los cuales, relacionados con el sistema inmunológico, tuvieron una contribución de importancia en nuestra supervivencia.
Se está sabiendo mucho de la salud de los neandertales a través de sus dientes
Por la vía de la genética desafiamos también la visión del hombre actual como especie única llamada a dominar el resto de la naturaleza. "En el fondo todavía deseamos desesperadamente situarnos por encima del mundo natural. Por eso, más de un siglo después de Darwin, todavía nos asustan los esqueletos que podamos encontrar escondidos en nuestro armario evolutivo", escribe Carles Lalueza-Fox en su libro "Palabras en el tiempo". Lalueza-Fox integra con Antonio Rosas, Marco de la Rasilla y el desaparecido Javier Fortea el equipo que puso en el primer plano de la ciencia el yacimiento neandertal de El Sidrón.
La paleogenética genera novedades constantes, reescribe la evolución y altera los límites de lo humano. "Lo importante realmente para definir a todos los humanos no es un rasgo externo, una aptitud o un gen, sino una historia evolutiva compartida, un pasado en común, una red genética interconectada con nuestros antepasados y con todos los humanos actuales", apunta Lalueza-Fox, para quien el avance en el estudio del genoma neandertal puede poner de manifiesto "diferencias esenciales en la forma de pensar y de concebir la realidad" entre dos especies hermanadas por la genética.
La Endogamia, una de las  posibles Causas de la Extinción de los Neandertales
FUENTE: A. MONTES (La Nueva España)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Iberia, el último reducto
Aún no se conoce mucho acerca de la estructura y la interacción social entre los neandertales
Neandertales, la otra especie humana inteligente
Neandertales. EFE - Zagreb
La extinción de los neandertales, la "otra" especie humana inteligente, es uno de los misterios científicos que más ha fascinado a los investigadores durante las últimas décadas. ¿Cómo, cuándo y por qué desapareció exactamente esta especie humana tan parecida a la nuestra? ¿Fueron nuestos antepasados, los primeros humanos anatómicamente modernos que llegaron a Europa, los responsables de la extinción de esta antigua especie, que llevaba más de 300.000 años viviendo en el Viejo Continente?
Ahora, un análisis exhaustivo de materiales de 40 yacimientos diferentes, desde Rusia a España, revela que los neandertales desaparecieron de Europa hace unos 40.000 años. Y que la sustitución de Homo neanderthalensis por nuestra propia especie, Homo sapiens, no fue rápida. El estudio, publicado esta semana en Nature revela, en efecto, un cuadro mucho más complejo de lo que se pensaba, un auténtico "mosaico" biológico y cultural que duró varios miles de años y que, al final, culminó con la desaparición definitiva de los neandertales.
Determinar las relaciones espaciales y temporales entre los hombres de Neandertal y los primeros humanos modernos resulta de la máxima importancia si queremos averiguar las auténticas razones de su desaparición. Hasta ahora la complejidad de la tarea y los medios tecnológicos disponibles habían impedido determinar con exactitud las fechas. Una limitación que en gran parte se debe a que las muestras con cerca de 50.000 años de antigüedad apenas si contienen ya carbono-14, elemento en el que se basan los métodos convencionales de datación.
Recreación artística de una mujer neandertal, (en 1968 en Lezetxiki se encontró el humero entero de una neandertal) y un oso de las cavernas. es.sott.net
Pero Tom Higham, de la Universidad de Oxford, y sus colegas, han utilizado nuevas técnicas mejoradas para analizar tanto los fósiles como las herramientas asociadas a los neandertales, incluida una serie de artefactos encontrados en varios yacimientos y que se cree que pudieron ser fabricados por humanos modernos.
Un sistema mejor para eliminar posibles elementos contaminantes de fósiles y artefactos para su datación, así como el aumento de muestras disponibles y la mejora de las curvas de calibración hasta más allá de los 50.000 años para las dataciones por radiocarbono, han sido las mejoras que han hecho posible esta nueva estimación, la más precisa obtenida hasta ahora.
Los resultados ofrecen un cuadro muy preciso de los cambios en el comportamiento de ambas especies humanas entre hace 50.000 y 30.000 años, justo el periodo en que los primeros humanos modernos llegaron a Europa, y sugieren que los neandertales desaparecieron hace entre 41.000 y 39.000 años de todos los yacimientos estudiados entre el Mar Negro y la costa atlántica del continente europeo.
Según los autores, hace 45.000 años Europa era aún esencialmente neandertal, con apenas una pocas bolsas aisladas de humanos modernos repartidas en un puñado de lugares. Por lo que se refiere a la Península ibérica, el último reducto neandertal en el continente, los investigadores han llegado a la conclusión de que no existe ninguna prueba concluyente de su presencia en Iberia después de hace 40.000 años.
Cada vez encontramos evidencias de que el Neandertal estaba muy desarrollado, (que trabajaba las pieles tan bien como los sapiens e incluso se piensa que pudieron llegar a pintar las pinturas rupestres)
Los hallazgos, además, revelan que los neandertales y nuestros antepasados directos (los humanos modernos) se solaparon durante un largo periodo, que oscila entre los 470 y los 5.000 años, según las regiones, lo que equivale, en términos humanos, a una transición que llevó entre 25 y 250 generaciones. Un tiempo más que suficiente para permitir toda clase de intercambios culturales y genéticos.
Sin embargo, Higham no ha estudiado aún en profundidad todas las ramificaciones que sus datos implican. Por ejemplo, los cambios morfológicos hallados en los fósiles pueden ser datados y comparados después con los periodos en los que fue posible un intercambio genético entre ambas especies.
En la actualidad, se piensa que la mayor parte de la transferencia genética entre neandertales y humanos modernos no africanos (conservamos aún un 4% del genoma neandertal) se produjo mucho antes del periodo estudiado, hace entre 77.000 y 114.000 años, y que esa transferencia tuvo lugar fuera del continente europeo. Ahora será posible averiguar si las dos especies se cruzaron también en Europa durante los miles de años en los que compartieron territorio.
Recreación de un campamento de verano neandertal

FUENTE: JOSÉ MANUEL NIEVES (ABC)
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Las mujeres neandertales cambiaban de tribu para evitar la endogamia
Las mujeres neandertales cambiaban de tribu para evitar la endogamia, en la imagen, una mujer neandertal recreando un enterramiento
Las mujeres eran las garantes de la diversidad genética de los neandertales al integrarse en comunidades distintas a la familiar, según un estudio del CSIC que ha descifrado por primera vez el ADN de un elevado número de neandertales de un mismo grupo, con restos de 12 individuos de la cueva de El Sidrón.
El estudio revela que la mujer neandertal abandonaba en la adolescencia su núcleo familiar para integrarse en otra comunidad, creando una red de intercambio de mujeres que ayudaba a reducir la consanguineidad y garantizaba la diversidad de genes.
Los individuos estudiados, descubiertos en 1994 en la cueva de El Sidrón, en Piloña (Asturias), incluyen ejemplares de ambos sexos y distintas edades. Todos ellos habrían fallecido simultáneamente y pertenecerían presumiblemente a una misma comunidad contemporánea de la especie Homo neandertalensis.
La investigación, publicada en el último número de la revista Proceedings, de la Academia Nacional de las Ciencias de EEUU, se ha realizado con el ADN mitoconcrial, que es el material genérico que se hereda de la madre, y aporta claves sobre la conducta reproductiva de los neandertales, unos individuos que vivían en grupos de baja diversidad genética.
Neandertales, como los humanos modernos, pertenecen al grupo de los primates que los científicos clasifican como el género Homo. informacionde.info
En el marco del trabajo se han caracterizado genes individuales que pueden describir ciertas funciones fisiológicas de los neandertales, un logro que habría sido imposible resolver "desde el punto de vista puramente anatómico".
Así lo ha explicado uno de los responsables de la investigación, el paleobiólogo Antonio Rosas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC, quien ha recordado que los restos de estos neandertales integran la colección de restos fósiles de esta especie humana más importante hallados en la Península Ibérica.
El análisis genético favorece el conocimiento de las condiciones de supervivencia bajo las cuales vivieron los neandertales y que, finalmente, dieron lugar a su extinción; por ejemplo, los parámetros de fertilidad y de mortalidad asociados a su desaparición.
La investigación ha confirmado que los restos analizados se corresponden con tres linajes genéticos diferentes en el caso de las tres hembras adultas (A, B y C); sin embargo, no existe más que un linaje entre los hombres adultos, que también son tres, según los resultados del estudio.
Se corrobora así la hipótesis de que sería la mujer la que en la niñez o la adolescencia abandonaría el núcleo familiar para integrarse en otra comunidad, una práctica habitual en el 70 por ciento de los grupos cazadores-recolectores modernos, conocida como patrilocalidad.
Durante 200.000 años el hombre de Neandertal dominó Europa, pero después de unos pocos miles de años de la llegada del hombre moderno se extinguió. www.bbc.com
Según Rosas, esta red de intercambio de mujeres para reducir la consanguineidad dentro de una comunidad "se produciría de forma más o menos periódica, y puntual, entre los distintos grupos, en espacios comunes, como los momentos relacionados con la caza".
Se ha comprobado entre los individuos analizados que uno de ellos con linaje A y edad de entre 8/9 años descendería de una hembra adulta con ese mismo linaje, mientras que otra mujer de linaje C sería madre de dos individuos de igual linaje, con edades de entre 5 y 6 años, uno, y 2-3 años, el otro.
Ello evidenciaría no sólo que la muestra incluye a hermanos, padres, madres e hijos, sino también que los neandertales tendrían una descendencia media de un hijo cada tres años, coincidiendo asimismo con las costumbres de las sociedades modernas de cazadores-recolectores, ha explicado el primer firmante del artículo, el genetista del CSIC Carles Lalueza.
El sexo de los individuos ha sido establecido morfológicamente en función de sus atributos físicos, y un segundo análisis genético del cromosoma "Y" ha certificado la masculinidad de tres individuos adultos y dos adolescentes.
En el caso de las hembras, su sexo no puede ser confirmado al cien por cien, dado que la ausencia del cromosoma "Y" puede deberse al factor intrínseco de no poseerlo por el hecho de ser mujeres pero también a problemas de preservación de ese material cromosómico.
Otra de las teorias que se manejan es que los neandertales pudieron extinguirse porque no tenían capacidad para ayudarse. www.teinteresa.es
FUENTE: EFE | MADRID (http://www.elcomercio.es )
____________________________________________________________________
____________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

1 comentario:

  1. Cuando los españoles llegaron a América murieron millones de nativos americanos, no se extinguieron del todo por el mestizaje entre americanos y europeos, en el caso de los neanderthales pudo haber pasado lo mismo, a diferencia que por ser especies distintas no hubo mestizaje y murieron por las enfermedades traídas por el homo sapiens sapiens hasta que desaparecieron.

    ResponderEliminar