17 de octubre de 2015

El allerano Ataúlfo Lada Camblor, intérprete de canción asturiana

La herencia del allerano Ataúlfo Lada Camblor

Ilustración de Pablo García
Sexto aniversario del fallecimiento del intérprete de canción asturiana.
Por la izquierda, Cuchichi, Ataúlfo Lada Camblor, Miranda y Vázquez Prada.
www.lne.es
Es indudable que el trabajo de hoy se salta alguna de las reglas establecidas por el espacio elegido, debido a que, habitualmente dedica su estilo, pensamiento y filosofía a los asuntos de la reciente historia del municipio que encabeza su contenido, a saber, "Desde mi Mieres del Camino". Pero también resulta cierto que el personaje estuvo ligado a nuestro municipio, que desde los confines de Riosa y Morcín hasta los de Aller y Lena, no existen fronteras para determinar la denominación de la cuenca minera del Caudal, aunque eso de "minera" vaya perdiendo color y que si es cierto eso de "que se hace camino al andar?" la senda mierense enlaza por completo con la allerana. Y, finalmente, que la voz que presenta el reportaje responde al intérprete de esta tierra y biógrafo de la figura escogida, José Manuel García.
"Y en este sonar de Asturias, la canción allerana vuelve como en una renovada primavera que abre nuevos caminos en los actuales concursos". He aquí la definición de un hecho que responde a la inquietud del personaje elegido, para determinar, según palabras de José Manuel, "maestro, seguimos apostando por el proyecto de generar ilusión en torno a la canción allerana".

Ataúlfo Lada, a la izquierda, con su biógrafo, José Manuel García
Mañana hace seis años que falleció Ataúlfo Lada Camblor, "nacido en Orillés, pueblo de media montaña cercano a Cabañaquinta, capital del concejo, el día 2 de marzo de 1921. Y su vida transcurrió en un ambiente de asturianía, donde la canción allerana era la reina mimada a la que se le rendía pleitesía". Son palabras de José Manuel García quien, con pleno conocimiento añade: "La extraordinaria calidad de esta forma de interpretación, su innegable originalidad y el hecho de estar enraizada en los sentimientos populares la convierten en única, nunca deja indiferente, sus bellos giros y vueltas especiales hacen de ella un arte dentro de la canción asturiana. Por todo ello tratamos de que sea percibida más allá del ámbito que formamos los actuales intérpretes y aficionados".
En su análisis el investigador mierense añade que "los estilos de la allerana son diferentes. De esa forma se percibe que no canta igual Requejo de Moreda, que Carlinos de Murias, Santos Bandera de Felechosa, ni Jaime Caleya. Cierto que coinciden las letras y otros adornos, pero la forma de ejecutar resulta distinta. Es un hecho que cuando Ataúlfo canta se sabe que es él porque nadie es capaz de darle los giros que él conseguía. De lo único que no cabe la menor duda es de que el grado de verdad del cante depende del nivel de autenticidad de quien lo ejecuta, como se viene repitiendo frecuentemente. El detalle que, a la larga, define el allerano de puro origen es la autenticidad de quien se atreve a interpretarlo".
Con la máxima de que para muestra bastan algunos botones, José Manuel García, erudito hasta en los menores detalles de la vida de Ataúlfo Lada Camblor, va desgranado cada uno de los pasos de una trayectoria, entre su propia vida y el mensaje artístico de un intérprete de raza. "Fue hombre de campo y de mina -dice- como vaquero en los puertos y cabañas, así como picador en las explotaciones mineras de la industria asturiana. Quizá por esa doble condición cantó a la mina, al maravilloso paisaje de su tierra y a los cortejos de las noches tranquilas de la aldea".
"Con veintinueve años se fue al concurso del diario Región, en el que, pese a ser debutante, se alzó con la victoria, logrando que el mismísimo Cuchichi exclamara ante su actuación: Estí canta que lo quema". Con ello logró también la insignia El Carbayón", por su excelente interpretación del tema "Que cante el paxarín". Realizó varias grabaciones con la discográfica Columbia de Madrid dejando huella con éxitos como "Blanca o morena", "Tengo facete un aréu", "Tú pa que me acariciabes", "Con quién rondabes anoche" o su símbolo "La zagalina". Formó con la compañía Asturias Canta, recorriendo toda la región con los mejores intérpretes, más tarde se integró en la agrupación de Ignacio Apaolaza bajo el nombre de Campeones de la Canción, realizando actuaciones de pleno éxito en el teatro Calderón de Madrid y en los Centros Asturianos de La Coruña y León. Muchas de sus apariciones en escena llevaban el sello de benéficas porque su corazón así se lo pedía".
"Asturias rindió merecidos homenajes a Ataúlfo Lada Camblor. En su haber están los reconocimientos del Día de la Canción Asturiana en Mieres, en el Concurso y Muestra del Folklore Ciudad de Oviedo y la distinción que la capital asturiana y la Fundación Caja Rural le hicieron con el Premio al Folclore y la Canción Asturiana".
"Por todo ello -finaliza su biógrafo José Manuel García- este allerano de pro tiene una calle con su nombre, en la Corredoria de Oviedo, y una plaza en Serapio de Aller. Su relación con Mieres ha sido muy estrecha y claramente cordial, teniendo en cuenta la cantidad de participaciones desinteresadas en otros tantos festivales del concejo, lo que dio paso a una respuesta sincera y justa con los merecidos reconocimientos y homenajes que se le tributaron en varias ocasiones".
Hoy, el espacio "Desde mi Mieres del Camino", ha seguido la senda abierta que une este concejo con el allerano, para destacar, por su importancia y el eco de una defensa a ultranza de los valores autóctonos de la tierra madre, la figura de un intérprete que "con su forma de cantar transmitía el fiel reflejo de su personalidad arrolladora, desgranando notas de altos vuelos, a la vez que ofrecía la capacidad suficiente para que sus canciones se volvieron melgueras y arrulladoras, con la musicalidad que sale del corazón bordadas de sentimientos para trasmitir sosiego, emociones y la mayor sensación de paz a quién le escuchaba".
Ataúlfo Lada Camblor falleció en la residencia del Hospital Central de Asturias, el 5 de enero de 2009. Los medios de comunicación regionales recogieron este hecho luctuoso, dedicando espacio y tiempo a su personalidad y a la desaparición de un maestro del cante vernáculo. Desde "Mi Mieres del Camino", lo dicho. Una vez más y por los senderos de la unión de ideas y sentimiento, por razones unificadas a través de una expresión artística y folclórica muy de la tierra, se hace camino al andar...
FUENTE: AMADEO GANCEDO
________________________________
________________________________


NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!
Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

2 comentarios:

  1. Estos días, tuve la posibilidad y la suerte de leer esta glosa, a la figura de mi padre. No tenía conocimiento de ella, por lo que de corazón, te doy las gracias por ello y siempre tendrás mi reconocimiento, el de mi familia y creo, que el de todos los que tuvieron la oportunidad de conocerle y escuchar sus canciones. GRACIAS.

    ResponderEliminar