1 de mayo de 2015

Mitología Asturiana, "mitos y leyendas" (1)

Seres de leyendas y Mitológicos.
Las Xanas y las Sirenas - (ninfas de Waterhouse)
http://www.asturiasnatural.com.
El mito es un relato que versa sobre el nacimiento, la vida o algunos hechos de los antiguos dioses, semidioses, héroes y otros personajes que representan a fuerzas de la naturaleza y que era creído antes de la propagación del cristianismo. Una vez que pierde su vigencia mágico-religiosa se convierte en leyenda, cuyo contenido aún puede ser tenido como posible por la comunidad que la transmite.
Los mitos y las leyendas se han transmitido por vía oral, formando parte de un acervo legendario que constituye una más de las herencias culturales. La tradición asturiana ha transmitido el recuerdo de varios seres míticos en su mayor parte relacionados con algunas de las fuerzas naturales que ya definían los antiguos, como son el agua, la tierra, el aire o el fuego del hogar. Del legendario mítico asturiano forman parte personajes como las xanas, las sirenas, elcuélebre, los moros, el nuberu, el trasgu, el diañu burlón, el busgosu, el hombre lobo y otros más, cuyas leyendas y sucedidos se han transmitido durante siglos, contados las más de las veces dal calor y luz del hogar, centro de la vida familiar hasta tiempos muy recientes.Diversas creencias y supersticiones aún siguen vigentes en la sociedad actual, no sólo en lo que queda del antiguo mundo rural, sino en la moderna sociedad urbana que consulta horóscopos o videntes o cree en la buena o mala suerte.


Seres Mitológicos relacionados con el fuego.
La Xanas serían lo más parecido a las Ninfas o Hadas
Las Xanas 
Son divinidades acuáticas que habitan en las fuentes, arroyos y lagunas. Su apariencia física es de gran belleza y sólo se muestran al amanecer, preferentemente en la noche de San Juan, peinando sus cabellos con peine de oro. Son poseedoras de grandes riquezas y espléndidos ajuares que tienden a secar sobre la hierba, y en ocasiones aparecen acompañadas de gallinas con pollos de oro.
La creencia en estos seres acuáticos se extiende por toda Europa, siendo conocidos bajo diversos nombres y figuraciones: donas y mouras, en Galicia, encantadas y encantadoras en el suroccidente de Asturias, xanes en la zona central de Asturias, inxanas en el oriente asturiano y anjanas en Cantabria, lamias y lamiñak en el País Vasco, donas d'aigua en Cataluña e Islas Baleares; y ya fuera de España, las jans, portuguesas, las fairies irlandesas, las korrigans bretonas, las aguane italianas, las nereidas griegas, las fées francesas, las fenetten alemanas, las rusalki rusas, las nixies nórdicas, etc., que remiten a una antigua divinidad de origen indoeuropeo y a creencias hidrolátricas en torno a una diosa-madre acuática que ha dejado numeroros vestigios en la toponimia asturiana. 
Así, por ejemplo, El Pozu l'Encantu, en Bustantigo ( Allande ), La Sienda de la Encantada, en Xiyón ( Cangas del Narcea), Pena la Encantadora, en Irrondo ( Cangas del Narcea), Fonte Xania, en Bisecas ( Salas ), Fonte la Xana, en Quintanal ( Miranda ), la Cueva la Xana, en La Mata ( Grau), el conocido desfiladero de las Xanas, entre Quirós y Santo Adriano; Fonte la Xanuca, en Vidriera ( Llanera ); Peña Xanes, en Cuerries ( Piloña ); Fuente les Encantaes, en Tanes ( Caso ); Fuente de las Conxanas, en Felechosa ( Ayer ); o Cueva de la Injana, en Noriega ( Ribadedeva ).En algunos lugares de Asturias, principalmente en la zona occidental, se atribuye a las xanas o encantadas la formación de fanas o argayos, basándose en la creencia de que cuando finaliza el tiempo del encantamiento se produce un desprendimiento de terreno que arrastra a la encantada con todos sus tesoros hasta el cauce del río más próximo que, finalmente, habrá de conducirla al mar donde tendrá su última morada. Así, por ejemplo, la leyenda de formación de la Fana de Genestaza ( Tineo ), de la Campa l'Asquena o de Veiga la Piedra ( Cangas del Narcea).
Las xanas son dueñas de fantásticos rebaños de ganado que sacan a pastar en la noche de San Juan y que desaparecen tras ellas por el ojo de la fuente al rayar el alba, custodian fabulosos tesoros que reservan como premio a quien sea capaz de romper su encantamento, pueden convertirse en formidables serpientes y son forjadoras de linajes de naturaleza divina, como el apellido asturiano de los Miranda, cuya leyenda fue recojida por Tirso de Avilés ( 1517-1599 ). 
En su obra Armas y linajes de Asturias y antigüedades del Principado, refiere cómo el fundador de la casa de Miranda casó con " una doncella encantada, en demasía hermosa, y en ciertos días del año se tornaba sierpe, en la cual tuvo un hijo y una hija, y al cabo de algún tiempo supo él cómo tornaba sierpe, y aguardóla y ella por entender que él la había visto en aquella figura, tomó los hijos debajo de los brazos y fuyó y pasando un río acaeció que se le cayó la hija, la cual casó con aquél do vienen los del linaje de Miranda". Esta leyenda asturiana entronca con la leyenda francesa del hada Melusina y el señor de Lusignan, compilada por Jean d'Arras en el Roman de Melusine, en la segunda mitad del siglo XIV, en el que Melusina imponía a su marido la condición de no ser vista durante el cual recuperaba su aspecto de serpiente. Pero un día su marido incumple la norma y Melusina se transforma en serpiente alada, mientras que su esposo se retira a un yermo. Según esta leyenda, diversas casas nobles de Francia estarían emparentadas con su linaje. La leyenda melusiniana tuvo amplia difusión en el norte de la península Ibérica a lo largo de la Edad Media, en la que linajes nobiliarios como el de los señores de Vizcaya- según relato del conde de Barcelós en el siglo XIV- se creyeron engendrados a partir de mujeres acuáticas. 
Y también durante siglos se creyó que la familia de los Mariños, oriunda de la isla de Lobería ( La Coruña ), fue engendrada por un marino gallego que pescó una sirena con la que tuvo descendientes que durante generaciones se revelaron como grandes marinos y buenos nadadores.Asimismo, varias joyas supuestamente procedentes de los tesoros custodiados por las xanas son hoy objeto de culto litúrgico en algunas iglesias asturianas, como los cálices de oro y plata de Santiago de Aguino ( Somiedo ), Santo Cristo de la Barca ( Tineo ), LA Virgen de la O en Vidural ( Navia ), Santa María de Bisecas ( Salas ), y Santa María de Villanueva 8 Teberga ), las campanas de las iglesias de Genestaza y Pontecastro ( Tineo ) o el manto que cubre las imágenes de Santa olaya en Bixega ( Miranda ), y de San Mateo en Monasterio de Hermo ( Cangas del Narcea ), de los que se dice que fueron cogidos por un lugareño aprovechando el momento en que la xana los sacaba a solear y que, viéndose perseguido por ésta y ya sin escapatoria posible, se salva en el último momento invocando al santo de la parroquia y ofreciéndole la posesión de la prenda robada.
Hay un largo etcétera de relatos-tipo que han poblado desde hace siglos la imaginación y las creencias de nuestros antepasados y que aún hoy- lejos de ser el eco fosilizado de un pasado remoto y precristiano- se manifiestan como creencia viva y actualizada en múltiples variantes locales que se extienden por toda Asturias.
Las Xanas son seres de gran belleza pequeñinas de piel blanca, tienen grandes cabelleras de color dorado, y suelen estar desnudas o cubiertas con un fino velo de seda. Viven en cuevas donde nacen los manantiales o en las orillas de los ríos. Durante el dia se dedican a tejercon hilos de oro y con peines del mismo metal arreglan su pelo. Dicen que su belleza hechiza y si un hombre la ve, nunca mas la puede olvidar. Utiliza dulces canticos para conseguir atraer algun humano. Le hechiza y le hace traer comida y cosas que ella no puede conseguir, ya que apenas puede alejarse del agua. A cambio ella le ofrece numerosas riquezas. estos hombres se haran ricos pero nunca lograran ser felices ya que hechizados por la Xana deberan acudir cada vez ella lo quiera. www.taringa.net

En muchas leyendas la sirena aparece como madre de linajes
Las Sirenas
Emparentadas con las xanas y encantadas a nivel funcional y simbólico, hasta tal punto que muchas veces es difícil discernir entre unas y otras en el análisis de los relatos orales, las sirenas o serenas pueden ser de agua salada o de agua dulce; es decir, aunque se consideran que son esencialmente seres marinos también se encuentran a veces en los lagos, en los pozos y en los ríos. Sin embargo, su carácter moral suele ser considerado negativo y perverso y se las asocia comúnmente con la seducción de jóvenes marinos a los que atraen con sus cantos a las costas peligrosas para que naufraguen y mueran en ellas.
El más famoso relato literario acerca de las sirenas es el de Homero en el canto XII de La Odisea, que muestra las andanzas de Ulises tras escapar de la isla donde había sido retenido por la maga Circe. Sabedor del peligro de escuchar el canto de las sirenas, Ulises tramó la estrategia de tapar con cera los oídos de sus compañeros, y de hacer que le atasen a él al palo mayor de su nave, lo que le permitió ser el primer hombre que escuchó el canto de las sirenas sin arriesgarse a un seguro naufragio.
Por otra parte, y aunque su imagen más extendida es la de mujer con cola de pez, en las representaciones más antiguas aparecen con cuerpos y extremidades inferiores de ave. Así se muestran en varios testimonios literarios y en numerosos vasos cerámicos, esculturas y representaciones griegas donde aparecen como seres demoníacos, con cuerpo y patas de pájaro y cabeza humana que a veces podía ser de mujer con largos cabellos y otras veces de hombre con barba. Habría que esperar a los inicios de la Edad Media para que - a partir de los siglos VIII y IX - la iconografía de las sirenas comenzase a mostrar colas de pez o de serpiente. Normalmente se las representa bien tañendo diversos instrumentos musicales o bien peinando sus cabellos y portando un espejo con el que vigilan permanentemente su aspecto. Ejemplos de este tipo de representaciones pueden verse en un capitel del siglo XII de la iglesia de Villanueva ( Teberga ) o en la sillería del coro de la Catedral de Oviedo, de finales del siglo XV.
Las crónicas y libros medievales de toda Europa están llenos de historias de sirenas, hasta tal punto que su existencia llegó a admitirse con total naturalidad en el Occidente cristiano medieval y aún en Asturias preindustrial, cuyo origen se sitúa en una maldición paterna, como atestigua una conocida copla popular:

La serena de la mar
Es una moza gallarda,
Que por una maldición
La tiene Dios en el agua.

La sirena es un ser de gran belleza que vive en el mar, sale a descansar en las rocas de las costas, es mitad mujer y tiene una hermosa cola de pez, cubierta con brillantes escamas, que dicen se pueden ver sus reflejos en los dias de sol desde la misma orilla.  Acompañan a los barcos cuidando de que no encallen y cuando hace buen tiempo en el mar, suelen cantar canciones preciosas que embelesan a la gente del mar. Cantan muy bien por lo que cuando una moza tiene muy buena voz se dice que canta como una sirena. http://www.taringa.net
FUENTE:  ASTURIAS NATURAL - (http://www.asturiasnatural.com)
_____________________________________________________
_____________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!
Sígueme en:
  • § Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada