13 de noviembre de 2014

El asturiano Óscar Suárez Alonso (de Soto del Barco), murió pensando que era cubano

El asturiano que murió sin saber que lo era

Óscar Suárez Alonso
Óscar Suárez, nacido en Soto del Barco, fue llevado a Cuba de bebé y allí murió en 1983 sin conocer su origen: sus padres le inscribieron como cubano para hacerle la vida más fácil.
Óscar Suárez con su padre
Óscar Suárez Alonso, nacido en la aldea de Las Rabias (Soto del Barco) en torno a 1920 y emigrado a Cuba cuando era un bebé de apenas dos años, murió siendo ya sexagenario en tierras antillanas ignorante por completo de su origen asturiano. Sus padres, Marina Alonso Ungidos, natural de Las Rabias, y Santiago Suárez, de La Arena, le ocultaron desde la misma cuna sus raíces debido a la difícil coyuntura laboral que existía en la isla para los extranjeros y conscientes de que su futuro sería posiblemente más próspero si rezaba como cubano a todos los efectos. Por eso inscribieron al niño como nacido en Cuba, más en concreto en el municipio habanero de San Miguel del Padrón. Sellaron un pacto de silencio que respetaron hasta las últimas consecuencias y sólo la sagacidad periodística de uno de los hijos del protagonista de esta historia, también llamado Óscar, reveló años más tarde el secreto. Para el interesado ya era tarde, pues murió pensando que era cubano; al menos sus hijos, Óscar y Orlando, saben ahora la verdad y dicen sentirse inmensamente felices de los orígenes españoles de su progenitor.
La de Óscar Suárez Alonso es una historia ciertamente rocambolesca. Llegó a Cuba en 1921 en brazos de su madre siendo un bebé a bordo del vapor "Alfonso XII", que cubría la ruta trasatlántica Santander-La Habana. Sus padres, como miles de españoles en aquellos años de posguerra europea y carencias, concibieron el sueño de que América sería una tierra pródiga. Pero la deseada prosperidad tenía sus peajes y uno de ellos eran las trabas que el Gobierno cubano de la época, desbordado por la presencia de inmigrantes, ponía a los foráneos en forma de restricciones para conseguir papeles de residencia y permisos de trabajo. "Lo mismo que está pasando ahora en la frontera sur de Estados Unidos o en su país, en España, con los subsaharianos. Ha pasado un siglo pero hay cosas que no cambian en el mundo", apostilla Óscar Suarez, hijo, mientras explica las razones que llevaron a sus abuelos a ocultar el origen asturiano de su padre.

Una instantánea de la boda de Óscar Suárez con la cubana Carmen Pérez.
Tomada la decisión, inscribieron al bebé como nacido en Cuba y la argucia administrativa prosperó. Pero los padres de Óscar Suárez Alonso, temerosos de una indiscreción, fueron más allá y se conjuraron para ocultar la verdad incluso a su familia. Y así fue como el retoño creció pensando que era cubano cien por ciento. Su vida en la isla discurrió con la normalidad propia de aquellos años turbulentos, montó un negocio de bebidas -una cantina al modo cubano para ser más exactos- y se casó con la cubana Carmen Pérez, que le dio dos hijos: Óscar, periodista, y Orlando, ingeniero. La vida del asturiano que no sabía que lo era se truncó en abril de 1983.
otra instantánea de la boda de Óscar Suárez con la cubana Carmen Pérez. 
"Mi padre murió sin saber de su origen. Por eso cuando supe la verdad, que había nacido en esa preciosa tierra asturiana, me embargó la emoción; el hallazgo fue como devolvérnoslo a la vida. Muchas veces me imagino pudiendo contarle a mi padre todo lo que he descubierto; ya sé que suena a locura, pero me hace feliz pensar en la alegría que se llevaría ese bodeguero que sólo pudo estudiar hasta sexto grado en la escuela primaria pero que nos aplicó el rigor necesario para que mi hermano y yo fuésemos universitarios. Cómo estaría de orgulloso que obligaba a los 'marchantes' (así llamaba a los clientes) a escuchar hasta el final el primer noticiero de radio que dirigí para que oyesen pronunciar mi nombre -que era igual que el suyo- en los títulos de crédito", relata Óscar Suárez Pérez.
La revelación del secreto sobre el origen de Óscar Suárez Alonso está documentado en vídeo. El hijo periodista del cantinero realizó un documental con motivo de unos de los primeros viajes de llamada "Operación Añoranza", aquellos viajes que patrocinó Iberia y el Gobierno español para que emigrantes que llevaban muchos años sin pisar su tierra pudieran volver a ella aunque fuera unos días. Desplazado a Asturias para documentar los reencuentros, el periodista Óscar Suárez encaminó los pasos hacia sus propios orígenes: Las Rabias, en Soto del Barco, de donde sabía que eran sus abuelos. Allí encontró a su tío Emilio Alonso Ungidos, ya fallecido, a quien en plena entrevista le confesó ser su sobrino. Lo que no esperaba el reportero es que Emilio Alonso, al indagar más sobre los orígenes de su familia le revelara que Óscar Suárez, su padre, había nacido en Asturias y siendo bebé separado de su tierra por causa de la emigración.
Emilio alonso, el confidente. Fue el familiar que puso al periodista Óscar Suárez sobre la pista.
Así fue, más o menos la emocionante conversación:
-Yo soy hijo de Óscar, que nació en La Habana-, informa el periodista a su recién conocido tío.
-¡No! ¡Tas mal!; Óscar nació aquí. Hacía poco que había nacido cuando los padres marcharon para Cuba, el guaje debía de tener dos años o tres como mucho-, replica Emilio Alonso.
-Entonces, ¿mi padre nació aquí, en España?
-¡Sí!
-¿Mi padre es asturiano?- insiste el atónito periodista.
-¡Sí, coño!- zanja Emilio Alonso no dando pie a más dudas al respecto.
Marina Alonso, la guardiana del secreto. Sólo con su hijo muerto confesó su origen asturiano.
De vuelta a Cuba, Óscar Suárez Pérez interrogó a su abuela Marina sobre el verdadero lugar de nacimiento de su padre y ésta confesó a la cámara que, efectivamente, había nacido en Asturias. "Nunca se supo... Hasta que tú fuiste allá...", admitió la mujer con cara de quitarse un peso de encima. El velo que durante más de 60 años había rodeado el origen del presunto cubano Óscar Suárez Alonso cayó en ese momento y ya para siempre.
"No sé si lo pueden entender ustedes allá, pero a los cubanos nos hace inmensamente felices saber que nuestro padre o madre nació en España. Incluso conozco 'morenos' que cuentan con orgullo tener abuelos o bisabuelos españoles... Es algo muy sensible para nosotros y por eso desde que sé la verdad llevo Asturias en el corazón", relata el -ahora sí- hijo de asturiano.
Óscar Suárez Pérez ya no conserva familia en Cuba. Es uno más de la diáspora residente en Miami. Tiene una hija que vive en Alemania y un varón afincado en Estados Unidos. Asegura que piensa a menudo en Asturias, la tierra de sus antepasados, y la visita cuando logra ahorrar lo suficiente. De esos viajes guarda excelentes recuerdos y un sabor que no se le va de la boca: "El de las bollinas de nuez. ¡Qué cosa más rica!".
[El documental "Añoranza", en el que se desvela el origen asturiano de Óscar Suárez puede verse en internet, en la plataforma Youtube]

Carné de socio del club de cantineros de Óscar Suárez Alonso
FUENTE: 



NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada