23 de octubre de 2016

El impacto de los pueblos Germánicos en territorio Astur (II)

Asturias entre Roma y los Visigodos (II)
Pueblos germánicos en la península Ibérica  entre el 409 y el 429
La historia de Asturias en los tiempos posteriores a la llegada de los pueblos germánicos es tal vez uno de los periodos peor conocidos de nuestra historia
El mundo germánico era fiero, salvaje, frío, épico y brutal. Un mundo de bosques oscuros, de dioses olvidados, de guerreros admirables… Otro mundo.httparacelirlunpocodehistoria.blogspot.com.es
Los vándalos asdingos en Asturias.
La presencia de los vándalos asdingos en Asturias no solo se puede deducir de la mención que Hidacio sobre el reparto territorial, sino que también en el Liberitaci se dice que el rey vándalo Gunderico reino en Asturias y en Galicia. Si hubo un reparto es lógico que se respetase y por tanto las noticias de una invasión en este periodo que refleja sobre este aspecto el tesorillo de monedas de oro encontrado en Chapipi (Grado) sirven de testimonio de la huida de los habitantes de la región ante el paso de los invasores (que no serían otros que los vándalos).
La primera incursión sobre Asturias de estos bárbaros se produciría por la Vía del puerto de La Mesa, encaminándose sus objetivos hacia las ciudades de Passicin (antigua Civitas Paesicorum) y Amneni (en la desembocadura del Nalón). Es posible también que se hubiese producido una invasión por otros pasos geográficos. Así Pajares o la Vía de La Carisa, habrían sido otros lugares de entrada para los vándalos. Éstos se desplazarían hasta Memorana (Lena) que presenta señales de incendio en dicha época dirigiéndose con posterioridad a Lucus Asturum, a pesar de que la documentación medieval atribuye a los vándalos la potenciación de este centro no su destrucción.

La llegada de los visigodos a hispania contó con el voto en contra de amplios sectores de la sociedad romana. Atanagildo
La llegada de los visigodos (6)
En el año 418 el rey visigodo Valia (415-418) en nombre de Roma interviene en la Península. Derrota a los Vándalos Silingos y a los Alanos. Esta derrota rompe el equilibrio creado entre los bárbaros por el acuerdo del 411. Los derrotados se refugian en el territorio de los vándalos asdingos. La Galicia actual queda al margen de estos sucesos.
La derrota de los vándalos por Valia provoca el ataque a los suevos del vándalo Guntherico, que sitia a Hermerico (409-441) in montibus Nerbasis imposibles de localizar (alguna zona de la vía Braga-Astorga. por la provincia de Orense). Este ataque pudo ser provocado por la falta de tierras en la zona vándala a raíz de la llegada a ella de los alanos y vándalos silingos tras su derrota frente a Valia o bien pudo influir también una posible sequía en tierras vándalas.
El ataque vándalo a los suevos provoca la intervención de Roma. El comes Hispaniarum Asterius (7) desde el este y Maurocellus vicarius Hispaniarum desde el sur desde Lusitania rodean a los Vándalos que huyen hacia el Sur y se asientan en la Bética. Con esta intervención en apoyo de los Suevos los romanos trataban de recuperar para la Tarraconense la región septentrional de la Península, (la que le tocó en suerte a los Vandalos asdingos), dejando a los Suevos la zona noroccidental, aunque, tras la intervención de Asterius, el Norte pasaría a estar desguarnecido de tropas romanas. Esta circunstancia dejaría a los Suevos como señores de la región.
Burbuja.info
Los Suevos en Asturias.
La salida de los Vándalos de la península en el año 429 y el abandono de las tropas romanas del noroeste peninsular favorece a los suevos que inician una política expansionista. A pesar de esto la población hispanorromana seguía dueña de las plazas más fuertes. Es ahora cuando quizás se producirían algunas campañas de pillaje en las regiones de los astures transmontanos y augustanos libres tras la marcha de los Vándalos. Aunque hay quien afirma que los astures transmontanos permanecerán al margen de las incursiones suevas hasta el 469.
Está claro que los suevos realizaron incursiones en la Bética, en la Lusitania y en la tarraconense. Pero con la subida al trono de Tolosa de Teodorico II (453-466) cambia la política de los visigodos hacia la península y deciden dominar la península. Teodorico aliado de Roma envía una embajada a los suevos, pero sin resultado positivo. Este fracaso provoca su intervención en los asuntos de Hispania. En el 455 a pocos kilómetros de Astorga Teodorico II derrota al rey Suevo Requiario en la batalla del Órbigo. Tras la batalla Teodorico quizá instaló una guarnición en Astorga, con el objeto de impedir que los suevos se refugiaran en la ciudad . De hecho Requiario no se refugia en Astorga (¿se puede interpretar esto como una no dominación de la Asturias Augustana?) y huye a Oporto.
Teodorico regresa a Tolosa tras dejar a un visigodo como rey de los Suevos. En su camino de vuelta somete a un feroz saqueo a la ciudad de Astorga (8). Otras ciudades sufrieron también el asalto de los Visigodos, Coyanza (actual Valencia de Don Juan) que resistió el asedio. León no debió ser saqueado, ya que nada menciona Hidacio al respecto. Teodorico antes de abandonar la península deja un ejército godo que realizara incursiones tanto en territorio suevo como astur.
Guerrero visigodo (siglo V d.C)
Sabemos que los godos se establecen en los Campos Palentinos desde comienzos del siglo VI, y a partir de ahora serán conocidos como Campos Góticos. Mientras se produce una sublevación en territorio suevo, así como una serie de hechos que no nos son bien conocidos, por coincidir con el fin de la Crónica de Hidacio. Tras el fin de la Crónica de Hidacio en 469, se abre para nosotros un periodo de casi total oscuridad sobre la historia de los suevos y por consiguiente sobre los avatares de la península.
La siguiente noticia sobre los suevos es la incursión que realiza el rey Miro en el 572 sobre los runcones o ruccones. Aunque se ha situado a este pueblo en La Rioja o en los Pirineos, no es probable que los suevos realizasen una incursión más allá de los Campos Góticos, por lo que algunos autores creen que se trata de los luggones. Los luggones habrían vivido en una absoluta independencia al igual que los pueblos cántabros de los vadinienses y orgenomescos.
Leovigildo inicia una campaña contra el reino suevo. El visigodo destrona a Audeca el último rey suevo, lo tonsura y lo encierra en un monasterio de Pax Iulia (Beja). A fines del 585 el suevo Malarico o Amalarico intenta restaurar el reino, pero es derrotado por los duces de Leovigildo. No se conocen más intentos de restauración. La Gallaecia (Galicia) es incorporada al reino visigodo de Toledo. Leovigildo impone en ella el arrianismo credo oficial entonces en el reino visigodo.
Mapa de la hispania germánica
La situación de Asturias tras las invasiones
Tras las invasiones del siglo V y la constitución del Reino de los suevos de Gallaecia (Galicia). Es hora de preguntamos cuáles fueron para los pueblos del norte peninsular las consecuencias de todos estos sucesos. Antes habría que realizar un pequeño inciso en relación a la cuestión de la independencia de los pueblos del Norte peninsular en época de las invasiones germánicas. Los pueblos del norte peninsular, o sea astures, cántabros y vascones aunque poco romanizados, “sufrieron” la presencia romana y esta transformo sus modos de vida, sus costumbres, etc... . Tras la desaparición del poder efectivo de Roma estos pueblos se encontraron con un estado de independencia por el que no habían luchado, y que fue producto de la propia naturaleza de unas regiones poco interesantes (el único interés que tuvieron fue el oro y este había desaparecido hacia mucho) , cuyo dominio no reportaba nada .
La escasez de fuentes, hecho anteriormente mencionado, no hace sino favorecer la especulación sobre la situación en la que se encontraban estos pueblos. No es fácil buscar una respuesta ante la pregunta de que sucedió en Asturias en este tiempo. Se tiende a considerar que los cántabros y vascones se convirtieron en pueblos independientes de hecho, pero la independencia de los astures es más dudosa, aunque en parte pudo ser tal. Solo en parte, ya que mientras los astures orientales gozaron de relativa independencia, en el caso de los astures occidentales no fue así.
Hay varias pruebas que demuestran el dominio que ejercieron los invasores sobre Asturias. Pesicos en la Asturias Transmontana occidental figura como parroquia en la Dívisio Theodomiri o Parroquial Suevo prueba de que por lo menos la zona occidental de la actual Asturias estaba dentro del reino suevo de Gallaecia (Galicia). Así mismo se puede deducir que tras la conquista de Leovigildo del reino suevo, todos sus territorios pasarían a la corona visigoda. No existe. Además testimonio alguno sobre la independencia de los astures en esos momentos, de hecho la mención que hace San Isidoro de los astures, a los que llama rebeldes, no hace lo mismo con los cántabros y vascones, que sí eran parece estar confirmando una dominación anterior.
Hidacio, un cronista de su tiempo
La Asturias Visigoda
Comentaremos cual fue la incidencia de los godos en Asturias sin remontarnos en el tiempo y buscar en los inicios de la presencia visigoda en la península. El comienzo de la influencia de los godos en Asturias hay retrasarla hasta la caída del Reino Suevo de Gallaecia (Galicia); ya que hasta ese momento la  presencia de los godos en territorio astur se habría limitado a algunas incursiones en las que no se buscaba establecer un dominio.
Leovigildo dentro de su política de unificación de la península en un solo reino decide poner fin al reino suevo. Así realiza una serie de campañas con el objetivo de reducir las posesiones de los suevos. En 574 Leovigildo somete a algunos pueblos estipendiarios de los suevos, como a los sappi, vecinos de los astures. Acto seguido se produce un hecho que crea alguna polémica entre los historiadores y es la mención al castigo que infringe a los cántabros. La Crónica del Biclarense califica a los cántabros como pervasores de provincia. Si aceptamos este término se descarta que los cántabros que fueron derrotados fueran los del sur de la cordillera. Pero un vez más nos encontramos con una difícil interpretación de los hechos.
Si todo parece indicar que los cántabros, si no fueron dominados, al menos serian pacificados sería extraño que Leovigildo no hiciese lo mismo con los astures que le podrían causar problemas en su campaña contra los suevos. Aunque las fuentes no la mencionan, tal vez Leovigildo realizo con los atures una acción parecida a la que realizó contra los cántabros.
Guerrero cántabro sentado.Flickriver
Durante unos años Leovigildo olvido sus campañas contra los suevos debido a la rebelión de su hijo Hermenegildo y a las campañas que realizo contra los vascones. Pero en el año 585 Leovigildo ponía fin al reino suevo.
Tras la desaparición del reino suevo, la Gallaecia (Galicia) se convirtió en una provincia visigoda,  por tanto es de suponer que todos los territorios que controlaban los suevos entre los astures también debieron de pasar a control suevo. Fuera de este dominio quedaron aquellos que nunca fueron dominados por los Suevos, así  luggones, vadinienses  y orgenomescos continuaran habitando el territorio astur con relativa libertad. La presencia de miembros de la administración visigoda en Asturias tal vez se reduciría a esporádicas visitas para recaudar impuestos, teniendo en cuenta que el dux de la provincia Asturia se encontraba en la capital, o sea en Astorga.
Los sucesores de Leovigildo siguieron la política de unificación del territorio peninsular en un solo reino. Muestra clara de las campañas, además de síntoma inequívoco del avance fue la existencia de cecas en Pesicos en tiempos de Gundemaro (610-612) y de Sisebuto (612-621). Además a este último se le atribuye la sumisión de Cantabria. Punto importante es una mención de San Isidoro a los astures a los que califica como rebellantes, que si se interpreta como sublevados da entender una dominación anterior, sino se usaría otro termino.
Para alcanzar la dominación de los astures y afrontar al mismo tiempo con éxito su rebeldía se precisaron nuevas campañas. El futuro rey Suintila venció a los luggones, a Wamba se le atribuye la reducción de los astures y vascones. La rebeldía de dichas poblaciones se prolongaría hasta el final de los tiempos visigodos, de manera que el último de sus reyes, Rodrigo, en el momento de notificarle el desembarco de los árabes en la Península, se hallaba peleando contra los vascones en la región de Pamplona.
Recreación de guerrero astur-cántabro del siglo IV d.C.
<<<Continua>>>

FUENTE: ISRAEL LÓPEZ CAMPOS
_____________________________________________________________________
_____________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”

·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario