25 de octubre de 2016

El impacto de los pueblos Germánicos en territorio Astur (y III)

Asturias entre Roma y los Visigodos (y III)
guerreros astur-cántabros
La historia de Asturias en los tiempos posteriores a la llegada de los pueblos germánicos es tal vez uno de los periodos peor conocidos de nuestra historia
Invasiones barbaras. Entre los pueblos germanos
La Administración Visigoda.
Ya se ha mencionado la difícil reconstrucción de la historia de este periodo. Pero más difícil es intentar descubrir el funcionamiento de la administración cuando las noticias son escasas y demasiado lacónicas. Si a este hecho le añadimos que la historiografía nos presenta una serie de teorías que defienden la existencia de una situación de romanización escasa, a la vez que defiende la pervivencia del mundo romano, hace que la situación sea un tanto paradójica. Así que sin entrar en cual era o no era la situación de los astures de este periodo hablaremos únicamente de la creación de la provincia de Asturias durante la segunda mitad del siglo VIII.
El Anónimo o Cosmógrafo de Ravena (realizado en la segunda mitad del siglo VII) menciona que la Hispania Visigoda estaba dividida en ocho provincias y una de estas seria Asturias. Hay preguntarse cuándo surge y cuáles son las razones de la nueva división territorial.

conversión de recaredo
Los monarcas visigodos conservaron, en líneas generales, la división provincial de Hispania salida de la reforma administrativa que realizo Diocleciano. Así pues el reino visigodo se encontraba dividido en seis provincias: Lusitania, Bética, Gallaecia, Tarracnense, Cartaginense y la Narbonense.
La función de estas provincias seria meramente militar, al menos eso se desprende del hecho que fue bajo Leovigildo (568-585), y no antes cuando se colocó al frente de las provincias a un dux provinciae con competencias exclusivamente de carácter militar. Si a esto le añadimos que bajo Leoviildo se llevaron a cabo toda una serie de campañas militares que acabaron con el Reino Suevo y con el dominio de los cántabros, se puede deducir que la división provincial tendría solo un carácter de control del territorio.
Pero la función militar de estas provincias o ducados varió bajo Chisdanvinto que atribuyó a los duces provinciae competencias judiciales y fiscales. Posteriormente con Wamba (672-680) y Ervigio (680-687), surgirá la figura del comités civitatis, un subalterno del dux.
Guerrero visigodo
En un momento más avanzado de la monarquía de Toledo se produjo la ampliación del número de provincias, con el nacimiento de dos nuevos ducados los de Asturias y Cantabria. Este hecho debió tener lugar en una fecha situada entre la celebración del VIII Concilio de Toledo en el 653, en el que participaron seis duces; y el XIII Concilio celebrado en 683 en el que aparecen dos duces nuevos de las recién creadas provincias de Asturias y Cantabria (9).
La creación de las nuevas provincias se realizaría bien en tiempos de Wamba, bien de Ervigio, debe responder al hecho de que quizá en este momento se produjese cierto control militar o político de estas regiones que habían permanecido en cierto modo independientes. En relación a esto hay que poner la no existencia de una provincia Vasconia o ducado de Vasconia al sur de los Pirineos (si parece que pudo existir al norte), lo que defendería la teoría que el nivel de independencia de los pueblos del norte peninsular no sería idéntico. Es decir no se puede comparar la situación de cántabros, vascones y astures.
Guerreros germanos-Vascones
La economía visigoda en Asturias.
También en la economía nos encontramos con algunos problemas para conocer su situación durante periodo tan convulso, que evidentemente produciría graves efectos en la economía, fuese cual fuese su nivel de desarrollo. La historiografía nos presenta una serie de teorías que defienden la existencia de una situación económica idéntica a la que existía en la época anterior a la dominación romana, en la que los astures (así como cántabros y vascones) llevarían a cabo expediciones en busca de alimentos ante la escasez de los mismos en las regiones septentrionales. Este extremo es un tanto exagerado, porque además de afirmar una casi nula romanización asegura un estadio de paganismo, poco probable.
La economía astur se había basado en época Alto-imperial en las actividades mineras y ganaderas. La crisis de la minería del oro no haría sino decaer la actividad minera, dejando algunos reductos marginales de explotación de oro y otros minerales. Por tanto la ganadería se convertiría la actividad clave de la economía.
La agricultura en Asturias había evolucionado desde los tiempos de la conquista romana. La proliferación de villae se consolidaría en este momento en que los centros de población más importante decaerían. Los rendimientos, aunque escasos en comparación con la producción de los campos de la Meseta, serian importantes, pero se verían condicionados por una serie de factores. Parece ser que, a finales del s. VI y comienzos del siguiente, Europa occidental atravesó un período de humedad fría que repercutió en la reducción del espacio agrícola cultivado y en un aumento del bosque.
Guerrero astur ante la empalizada de un poblado
El aumento de la masa forestal tuvo la lógica consecuencia de una revitalización de la economía pastoril. Esta se desarrolló dentro del aprovechamiento comunal de bosques y prados que permitían el crecimiento de las piaras de cerdos y el desarrollo de la caza. Por tanto, no deja de llamar la atención que fuera precisamente coincidiendo con este momento cuando los monarcas visigodos, a partir de Leovigildo que quizás fue el autor de las numerosas leyes protectoras del bosque y de sus productos.
En cuanto a la ganadería parece que se siguió practicando la trashumancia con el paso masivo de vacas hacia los pastos del verano la montaña leonesa y su descenso, a principios de octubre, a los del llano. Además de ganadería vacuna fue abundante el ganado ovino, y el porcino.
En cuanto a otras actividades económicas como el comercio, se debieron mantener las estructuras anteriores. Aunque nos encontramos en una época turbulenta en que los núcleos de población se volverían sobre si mismas debió de existir algún tipo de relación entre las diferentes regiones.
Sociedad Visigoda
La sociedad visigoda.
Está claro que la presencia en la península de nuevos grupos étnicos produjo una seria transformación de las relaciones sociales. Los invasores no eran numerosos y se ha calculado que no serían más del 5% o el 10% de la población. Este escaso número favoreció un débil dominio de algunas zonas de la península, porque materialmente los suevos o godos no podían ocupar ni todas las regiones, ni siquiera todas las ciudades.
A pesar de esta escasez de elementos nuevos en la población las relaciones fueron, a pesar de ser poco frecuentes, violentas y caracterizadas por fuertes fricciones. Estas fricciones eran producto de la posición de dominio que habían adoptado los germanos, y que se vio reflejada en la toma de posesión de tierras o en el mero hecho de detentar el poder. Sin olvidar que las salvajes incursiones de los primeros tiempos debieron provocar un absoluto rechazo que perduro en el tiempo. También debemos añadir la dificultad de entendimiento debido a la diferencia de cultura, tipo de civilización o diversidad de costumbres.
Por tanto se puede afirmar que la reacción contra el invasor fue evidente y produjo cierto malestar social. Pero lo que no se puede es hipotetizar y llegar a afirmaciones erróneas. Con esto no quiero decir que determinados hechos no sucediesen, sino que no se produjeron ni de la forma ni por las razones que algunos afirman.
 Visigodos
En resumen fenómenos como la “independencia” de los pueblos del norte de la península, la pervivencia del paganismo o una vuelta a los modos de vida indígenas parecen ser fenómenos poco probables. Solo el pueblo vasco mantuvo su lengua indígena, pero el pueblo vasco fue poco romanizado, no por rebelde, sino porque Roma no vio mayor aliciente en esa región. A pesar de lo cual algunas zonas dominadas por los vascones fueron controladas por los visigodos. Con respecto a astures y cántabros, el fenómeno fue similar, con la única diferencia de la minería del oro que transformo a estas sociedades indígenas. En conclusión se puede afirmar que la romanización escasa o leve transformo a estas sociedades hasta un punto de una imposible vuelta al pasado.
A todo esto los visigodos tendrían una presencia mínima en Asturias, solo por razones como la escasez de su número. A pesar de lo cual habría en Asturias algunos detentores del poder y del control de la administración, la economía y la sociedad. Las nuevas monarquías germánicas, sustitutas del poder romano, no desarticularon las estructuras preexistentes ni anularon la organización Social y jurídica romanas, por lo que se daría paso a una cierta continuidad histórica, cuyo ejemplo más palpable lo hallamos en la pervivencia de una aristocracia hispanorromana paralela a la nueva aristocracia germánica.
Junto a estos miembros de la aristocracia independientemente de su extracción étnica nos encontraríamos a otros grupos sociales. Así nos encontramos con una gran diversidad de condiciones, desde los hombres libres hasta los siervos. Aunque se veía como toda una serie de relaciones personales surgidas del patronazgo, que hacían vislumbrar ya el feudalismo, que hacían que la condición jurídica de estas personas fuera un tanto desconocida. Además existían esclavos con una situación aún más penosa de los siervos, no serían más que pervivencias del pasado.
Guerrero y mujer astures
BIBLIOGRAFÍA
  • ·         BARBERO, A. y VIGIL, M., Sobre los orígenes sociales de la Reconquista, Ariel, Barcelona 1974.
  • ·         BARBERO , A. y VIGIL , M. , La formación del feudalismo en la Península Ibérica
  • ·         DIEGO SANTOS, F., "Asturias romana y visigoda”, Historia de Asturias Ayalga, 3, Ayalga, Salinas 1977.
  • ·         ORLANDIS, J., Historia del Reino visigodo español, Ed. Rialp, Madrid 1988.
  • ·         SANTOS, N., Asturias hasta la época medieval, Ed. Clásicas, Madrid 1996. 

NOTAS
Guerreros vándalos
§  1.- Los Vándalos originarios, quizás, del norte de Jutlandia (península de la Europa noroccidental que comprende la parte continental de Dinamarca y el norte de Alemania, estado federal de Schleswig-Holstein), desde donde parten para instalarse en Silesia poco antes de la era cristiana .Dentro de los vándalos se distinguen dos pueblos los asdingos y los silingos. Algún autor afirma que los burgundios  también forman parte de los vándalos.
 
Migración de los suevos
§  2.- Los Suevos aparecen en el Rin en el siglo I a.C., cuando su jefe Ariovisto quiso invadir la Galia. Tras la penetración del Rin (406 d.C.) se asentaron en diversas regiones del Imperio en Flandes, en Suabia (a la que dieron su nombre), en Gran Bretaña y, sobre todo, en la Península Ibérica.
 
Guerreros Alanos
§  3.- Los Alanos son una tribu de origen iranio (Los pueblos iranios eran un conjunto de grupos étnicos caracterizados por su empleo de lenguas iranias y su descendencia de antiguos pueblos de la meseta iraní, Vivian principalmente en Oriente Medio, Asia Central, el Cáucaso y partes del subcontinente indio, aunque pueblos que hablaban las lenguas iranias fueron hallados en el pasado por toda Eurasia, desde los Balcanes hasta la China occidental), perteneciente a los pueblos sármatas (El pueblo sármata era un conglomerado de distintas tribus que hablaban una lengua aria, emparentada con el persa y los escitas, y que desde el siglo VII AC habitaban las llanuras de la estepa euroasiática. Si los escitas ocupaban el extremo europeo de la llanura, los sármatas habitaron durante muchos siglos al este del actual río Don). Su primera aparición en la historia tiene lugar al norte del mar Caspio. Durante los siglos II, III y IV d.C. emigraron hacia el oeste hasta llegar a las provincias orientales del Imperio romano. Se dividieron en dos grupos. Uno continuó desplazándose hacia el oeste con los pueblos germanos. El otro grupo se dirigió hacia el Este y se asentó en la cordillera del Cáucaso.


§  4.- "Alanos, Vándalos y Suevos penetraron en las provincias hispanas en años 447 de la era (409 d.C.). Para unos la fecha seria la del 4 de las calendas, para otros el 3 de los idus de octubre, tercera feria durante el octavo consulado de Honorio y el tercero de Teodosio, hijo de Arcadio”. Hidacio , Crónica 42.
Hidacio tenía un papel fundamental como representante de los terratenientes gallegos, enfrentados a los nuevos gobernantes de facto suevos
§  5.- "En el año 457 de la era (411 d.C.) las provincias hispanas, arruinadas por el ataque de esta plaga, los barbaros, convertidos a la idea de restablecer la paz por misericordia de Dios, sacan a suerte los territorios de las provincias para asentarse en ellas. Los Vándalos (asdingos) ocupan Galicia y los suevos la región situada en el extremo occidental, al borde del Océano. Los alanos sacan a suerte la Lusitania y Cartaginense, mientras que los Vándalos denominados silingos hacen lo propio con la Bética." Hidacio , Crónica 49.
§  6.- Los Visigodos son una rama del pueblo germano de los godos que en el siglo II a. d. J.C. se estableció al Oeste de río Dniéper (la otra rama, la de los ostrogodos, lo hizo al E. de este río). Los visigodos, al ser atacados por los hunos (370) salieron de sus posiciones y se instalaron al S. del Danubio.
Visigodos 
§  7.- "Los Vándalos levantaron el bloqueo de los suevos ante la presión de Asterio, comes de las Hispanias; el vicario Maurocello logró dar muerte a un número bastante abundante de los mismos en Braga en el curso de su destierro: como consecuencia de ello abandonaron inmediatamente Galicia y se pasaron a la Bética. " Hidacio, Crónica 74.
Jinete vándalo
§  8.- "Teodorico, asustado ante noticias tan inquietantes para su persona, abandona Mérida. poco tiempo después de Pascua, que fue el día 2 de las calendas de abril. Con posterioridad envía hacia los campos de Galicia a una parte de su ejército, masa de pueblos variados con sus jefes; siguiendo sus órdenes, estas gentes penetraron en Astorga... Inmediatamente dan muerte a una multitud de mujeres y hombres que se encontraban allí; fuerzan los santuarios. se entregan al pillaje y destrozan los altares. Llevándose las vestimentas y objetos de culto. Encuentran en el lugar a dos obispos y los hacen prisioneros junto con todos sus clérigos; hombres y mujeres sin defensa alguna son arrastrados a una despreciable cautividad. Lo que quedaba de las casas de la ciudad fue entregado al pillaje y a las llamas, siendo devastados los campos; la misma muerte que a Astorga hicieron correr los godos a Palencia." Hidacio, Crónica 186.
 
Teodorico I, el Grande (474-526)
§  9.- Existe cierta controversia acerca de la ubicación de la provincia de Cantabria. Habiendo autores que la relacionan con la actual Cantabria, pero hay otros que la sitúan en la actual Comunidad de La Rioja. La Cantabria Romana englobaba los territorios de la actual Cantabria así como zonas limítrofes de Burgos, León y los primeros momentos de la Reconquista, Cantabria sigue refiriéndose a la región transmontana bautizada así por los romanos. Solo en tiempos más avanzados de la Edad Media el nombre se desplazará hacia oriente para designar a La Rioja. Así pues, puede defenderse que el ducado visigodo de Cantabria, con capital en Amaya. , estaba situado en la Cantabria santanderina y no en la Rioja.
Moneda de 11-12 mm y 0,9 g acuñada entre los años 491-501 en Mediolanum, en tiempos de Teodorico el Grande
FUENTE: ISRAEL LÓPEZ CAMPOS 
______________________________________________________________
______________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario