30 de septiembre de 2014

Entre fogones en Mieres del Camino

Las grandes cocineras de la historia del concejo

María Luisa García.
Carmina Fernández, María Luisa García y Queta Gutiérrez, auténticas maestras de los fogones.
la cocina mierense ha sabido transmitirse generación tras generación
Se ha puesto de moda la gastronomía nacional y con ella las múltiples facetas que se desprenden de las cocinas de restaurantes afamados, que han hecho de lo culinario toda una bandera, hasta considerarse un auténtico "gancho" turístico.
Y el tema ha saltado a los medios de comunicación, audiovisuales y escritos, de forma que cada uno de ellos tiene su rinconcito al lado del corazón para ofrecernos sabrosos programas que invaden el terreno de cualquier tipo de audiencia. Lo que ocurre es que, contra la tradición doméstica, este indispensable elemento de la vida comunitaria campa hoy con casi plena libertad y cierta exclusividad, por el terreno masculino. Dicho de otra forma, lo que antaño estaba en manos de las amas de casa, hoy aparece casi bajo la etiqueta de quiénes tradicionalmente se vestían por los pies -que actualmente ese uso también se pasó de bando-.
Pues Mieres está en condiciones de llevarle la contraria a esa tendencia moderna, a pesar de contar, entre sus nativos, a una auténtica figura del sexo varonil, el afamado chef José Andrés, embajador de excelencias por varios lugares del mundo, con especial huella en Estados Unidos. Pero?. A lo dicho. Para sapienza y conocimiento del respetable Mieres puede presumir de presentar, históricamente, la cartelera imborrable de tres reconocidas maestras del arte culinario, de las cuales, afortunadamente dos aún están con nosotros. Y como es de justicia dejamos constancia de ello con el ánimo de la autenticidad y sin el menor deseo de hacerle competencia a espacios tan apabullantes como el televisivo "Top-Chef", del sin par Chicote. Para ellos seguimos orden cronológico de antigüedad.
Carmina Fernández de Rivera fue maestra cualificada de numerosas amas de casa y también de las que posteriormente tomaron el camino profesional. A los 14 años asistió a una boda, contempló el desbarajuste que se estaba originando y no dudó en ponerse a funcionar. Fue su bautismo de fuego. A partir de entonces una sucesión de hechos y actuaciones confirmaron su fuerte vocación y su estilo perfeccionista que se tradujo, dada la época de una escasez supina en los años de la posguerra civil española, en lograr fórmulas de una excelente gastronomía a bajo coste.


Enriqueta Gutiérrez con Javier Fernández en Cenera.
Así nació, en 1950, el libro "La moderna economía" que, con más de diez ediciones y miles de ejemplares sembró conocimiento y estilo no solo en España sino también en muchos países de Europa, ya que con la emigración de finales de esa década, muchas de sus alumnas se fueron con el recetario. Nacida en La Pereda y más tarde domiciliada en Mieres, fue una adelantada en su tiempo y no dudó en poner "toda la carne en el asador" para que se captasen el verdadero sentido de esas enseñanzas. Su libro figura en el Registro de la Propiedad Intelectual y esta tierra no estuvo ajena a la obra de la mierense con la publicación de un pequeño formado "La Cocina de Asturias". Fallecida hace unos cuantos años, el recuerdo permanece vigente.
María Luisa con uno de sus libros de recetas
La profesora María Luisa García, domiciliada hoy en la calle Aller de Mieres, nació en Cabojal de Turón, allá por los albores de la década de los veinte, del siglo pasado. Madrid fue parada y fonda para estudios de formación en torno a "especialidades del hogar". Como resulta lógico, una de ellas era la cocina que tuvo, como inclinación innata, el sello vocacional de María Luisa. Mil peripecias adornan la trayectoria de esta gran cocinera mierense, considerada hoy como una de las grandes precursoras de la fama y la garantía que su tierra natal mantiene en alto, como estandarte de sus valores patrimoniales. Decenas y decenas de premios salpican su largo caminar, adornado con la publicación de libros especializados y recetarios de rico contenido. Sin embargo vamos a detenernos en dos aspectos que certifican estas impresiones, su contacto e identificación con grandes personalidades de cualquier faceta de la vida pública, como fue el recibimiento que le hizo el entonces Rey de España, Juan Carlos I, y el hecho de haber sido designada para la elección y confección de los menús que degustó el Papa Juan Pablo II cuando visitó el Principado de Asturias.
Pote asturianu
Y nos queda Enriqueta Gutiérrez Tuñón, Queta para todo el mundo, nacida en Lena pero mierense de reconocida identificación por su matrimonio con Paco Prieto en la localidad de Cenera. Hija y nieta de cocineras supo de la profesión a muy temprana edad por los restaurantes el Ferrero y la Moderna regentados por la familia. Toda la comarca del Caudal y diversas localidades de Asturias, saben de sus enseñanzas en el terreno gastronómico durante más de 50 años y aún hoy día sigue dando clase, de forma gratuita, a través de la asociación Serondaya. En su honor y reconocimiento, esta plataforma le brindó un homenaje, "A la mujer rural trabajadora", el pasado 18 de octubre, al que asistió el presidente del Principado, Javier Fernández, el alcalde de Mieres Aníbal Vázquez y toda una larga lista de autoridades, representaciones y numerosos amigos. Entre sus alumnos aventajados se encuentran precisamente los alcaldes de Mieres, de Lena, Ramón Argüelles, y el que fue de Morcín, Juan Rionda. Amante de la cocina tradicional, destaca en el pescado la caldereta de marisco y en carnes carrillera estofada. Está contra el término "chef" porque como dice "para mi somos cocineras o guisanderas".
Carmina Fernández (en primera fila segunda por la izquieda) con varias de sus alumnas
FUENTE: AMADEO GANCEDO
_____________________________________
_____________________________________

NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!
Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

1 comentario:

  1. Visité por primera vez Cenera en septiembre de 1953; pasé unos días en casa de mi hermano Chema, y su mujer, Tinina, durante las fiestas de los mártires de Cuna...Ellos vivían en una casita gemela de otra pegada a su lado, que pertenecía a Paco, hermano de Tinina, y su mujer Queta, con su pequeña hija Marilé, prima de mi sobrina Mª Jesús... Las dos niñas tenían unos cuatro años cuando las conocí...También a sus abuelos José y María, padres de Tinina y Paco, a cuya casa íbamos todas las tardes a merendar chocolate con churros, donde iba conociendo al resto de la familia allí congregada. Cuando leí al pie de la foto el nombre de Enriqueta no la reconocí, pero me llamó la atención el nombre de Paco Prieto, y al tratarse de Cenera no me cabía ninguna duda de que era el mismo cuñado de Chema, a quien yo en su día había conocido...pero el nombre de ella no me sonaba hasta que caí en la cuenta de que se la conocía por Queta...También he sabido en su día que alguno de los hermanos Prieto, tuvo algún cargo relacionado con el ayuntamiento de Mieres...
    Tendría yo unos seis o siete años cuando una tarde saliendo del colegio de las dominicas en Mieres se me habían acercado dos chicas, una de las cuales me preguntó: ¿Tú tienes un hermano que se llama Chema? Le respondí que sí, pero no recuerdo más de la conversación que pudimos tener después...Al visitar Cenera diez u once años más tarde y conocer entonces a la familia Prieto, Tinina y su hermana Maruja me recordaron cómo habían sido ellas quienes me abordaron una lejana tarde saliendo del colegio para curiosear sobre la persona que, pasado el tiempo llegaría a ser el marido de una de las dos.
    Sobre la cocina de Mª Luisa, tengo uno de sus libros de recetas desde finales de los años 70... me gustó saber sobre ella algún detalle que no sabía, el cual me trajo la certeza de que jamás en nuestra infancia en Mieres hemos podido coincidir. De todas aquellas personas de nuestra generación, que pasaron por nuestra vida, ya no han de ser muchas las que pueden quedar aún entre nosotros...Casi cada día tenemos la noticia de una nueva que se fue...
    (Para nada es preciso que este comentario se publique si se considera que no es procedente hacerlo aquí, ya que, de lo que menos hablo es de lo que trata en realidad el artículo, que es de cocineras y cocinas... en fin.)

    ResponderEliminar