22 de septiembre de 2014

El proyecto de sacar una mina a la superficie en Sotrondio, "concurso de ramperos mineros"

Sotrondio, una mina a la luz del día

Vista de Sotrondio, San Martín del Rey Aurelio. Podemos ver el puente sobre el Río Nalón. Año 1960. http://www.asturias.es
Los concursos de ramperos celebrados entre los años 1948 y 1951.
Para realizar un proyecto hay que tener señalada una idea e ir poco a poco marcando los pasos para formar el cuerpo de lo que se quiere crear. Para planificar un proyecto como lo fue el Concurso de Ramperos de Sotrondio tenía que haber una persona con la suficiente personalidad humana y técnica en la materia que aunase lo que es un obrero cualificado con la categoría de ramperos.
Un rampero es, en realidad, un futuro minero, un guaje, un joven que entra en la mina, un aprendiz que cuando se adentra en este mundo laboral tan sólo va hacer una labor: "palear carbón" en una sobreguía. Una sobreguía es un túnel que dan acceso o salida al yacimiento y que normalmente corta las capas de carbón. La zona superior se llama corona y los muros laterales hastiales.
Para llevar a cabo este concurso de ramperos, Sotrondio tuvo en suerte de tener una persona como don Eulalio Laviano Olza, facultativo de Minas. Reunía como técnico conocimientos, habilidad y facultades para el desarrollo de las actividades del proyecto que se quería realizar. Fe y tesón puso año tras año, desde 1948 a 1951, y un gran afán de superación para que durante cuatro anualidades cada concurso fuese mejor que el anterior.
Una mina a luz del día. El proyecto era sacar una mina a la superficie. Se montó un tinglado que fuese lo más real posible a una explotación minera. El montaje se hizo en base a la construcción de unos cuadros en forma de mina, la rampa y el tayu donde trabajasen los ramperos, pretendiendo dar el mayor realismo a una auténtica mina. La sobreguía imitada tenía ocho metros de largo por setenta centímetros de ancho y dos cincuenta de alto.



Mineros, obra de Felix Magdalena, artista mierense. http://www.felixmagdalena.com
Diez minas con sus correspondientes sobreguías y tajos que fueron construidas y posteadas por los obreros de Duro Felguera, bajo la dirección de don Eulalio Laviano Olza.
El lugar era el adecuado, en el llamado campo Los Flechas: la escollera del FF. CC. de Langreo, que fue acondicionado para que pudiese ser presenciado perfectamente por el esperado público.
El concurso de ramperos se basaría en trasladar dos toneladas de tierras procedentes de las cajas del lavadero, desde un extremo a otro de la sobreguía, echando la tierra en un pozo situado al final.
Huno mucha animación entre la xente minera. Desde el primer día que se dio el anuncio de la celebración del Concurso de Mineros-ramperos a nivel municipal, en toda la comarca, y en general en toda la provincia, surgió una gran animación entre la población minera. Una prueba de este interés lo muestra el número de guajes (los participantes no menores de 18 años) que quieren participar en este I Concurso de Ramperos. Pero la comisión organizadora ha señalado que las plazas son limitadas y tienen que ser las propias empresas mineras las que designen a sus propios ramperos.
U llegó el día. El 13 de setiembre de 1948. Lunes día festivo y. por tanto, no se trabajaba en las minas de las parroquias de San Martín, Santa Bárbara y Blimea.
Diez guajes y mineros con representación de otras tantas minas eran los participantes: Mina Varela del Pontón, Grupo San Martín con tres representantes, Mina la Encarnada, Mina Nespral, Mina María Luisa, El Sotón con dos ramperos y Carbones la Piquera.
Apenas dieron comienzo los trabajos, empezaron igualmente los momentos de aliento y simpatía entre los asistentes de unos y otros, aplaudiendo y jaleando sin cesar a sus amigos. En la boca mina de cada sobreguía, un vigilante supervisaba la labor de los ramperos.
Fueron 50 minutos los que tardó el primer rampero en terminar su trabajo. Sin embargo, el guaje no sería el ganador del concurso, ya que tuvo fallos técnicos y el jurado estimó penalizarlo.
Un jurado miró y remiró los diez trabajos realizados, fijándose sobre todo en la manera de palear en la tarea y en la limpieza del tajo; el resultado final fue el siguiente: el primero y ganador del Concurso de Ramperos 1948 fue Perfecto Rodríguez Fernández de la Mina Varela del Pontón. El segundo clasificado fue Ramón Landino Suárez Menéndez de la Encarnada. El tercero, Primitivo Fernández Suárez del Grupo San Martín. El cuatro puesto lo ocupó José Cernuelo Fernández de Mina La Nespral. El quinto, Manuel González Fernández del Grupo San Martín. El sexto, Secundino Arbesú González de Mina María Luisa. El séptimo correspondió a Laurentino Antonio Gil del Sotón. El octavo a Paulino Laviana González del Grupo San Martín. El noveno a Belarmino García de Carbones La Piquera. Y el décimo para José Manuel Suárez Fernández del Sotón.
La empresa ganadora tuvo un gesto con su trabajador. Los propietarios de la Mina Varela, la familia Cuetos, concedió a Peto, su rampero y ganador, un premio de 500 pesetas, y sus compañeros 25 pesetas cada uno.

En el año 1949 se celebró el II Concurso de Ramperos municipal y el I Comarcal. Se montaron 22 sobreguías construidas con las mismas características que el año anterior. Para detalle se hace constar que se han empleado 14 toneladas de madera. Los ramperos representan a las empresas Sociedad Minerometalúrgica Duro Felguera, Carbones Asturianos, Carbones La Nueva, Mina Fradera, Coto Musel, Herederos de Varela, Carbones La Piquera, Nespral y Cia, Minas La Encarnada, Minas de Escobio, Carbones de Pontico, Minas de Langreo y Siero, y Mina Rufina.
Todos los participantes con mono nuevo, pala y lámpara de mina. Hay una gran tormenta de agua no impide la presencia de un numeroso público y un trabajo inmenso para palear con rapidez y precisión las dos toneladas de tierra y piedra. En treinta minutos, uno de los ramperos entrega la ficha. Poco a poco los demás van entregando la suya. La nota pintoresca la dio un rapaz de apenas 14 años, Guillermo Rocel de Minas la Rufina, que quedó solo en la sobreguía y no la abandonó hasta que no hubo terminado su cometido, casi un cuarto hora después del resto. El gesto del joven rampero, que si bien terminó el último, puso de manifiesto su alto concepto del trabajo y de la dignidad.
El sudor, las mojaduras que llevan y la fatiga queda reflejada en la cara de estos rapaces, como el drama imponente de lo que es la mina de verdad.
Una vez más el jurado examina cada una de las sobreguías, la forma de palear, la limpieza del tajo es primordial. No gana el que entrega la primera ficha, sino el que "hace las cosas como Dios manda". Como dice un minero espectador, la sobreguía debe quedar como para comer en ella.
El rampero vencedor fue Antonio Alberdi Gómez de Duro Felguera, que se llevó 1.500 pesetas y trofeo del Ministerio de Trabajo. Todos los participantes tuvieron un premio de 100 pesetas. El último, el triunfador moral recibió una gratificación.
Año 1950. I Concurso Provincial de Ramperos. En esta edición se ha subido de categoría hasta alcanzar el nivel regional. Esta vez se han montado 27 sobreguías construidas con las mismas características que años anteriores. Los ramperos representan a las empresas Pozo San Mamés, Pozo Sotón, Grupo Siero y Mina Valdelospozos de SMDF, Industrial Asturiana de Mieres, Coto Musel, Mina José Cueto González, Mina La Piquera, Mina Nespral y Cia, Hulleras de Turón, Hullera Española de Mieres, Carbones Asturianos, Minas La Encarnada, Minas Escobio, Mina Rufina y Mina Fradera.
Hay un cambio en la faena y hay que palear con la pala corta desde el fondo a la boca de la rampa y después cargarlas en cada una de las vagonetas que están allí ubicadas. Como todos los años hay un gran ambiente, gentes mineras o no procedentes de toda Asturias. Apenas en empieza la faena ya se sienten los gritos de aliento a los guajes y un inmenso palmotear llena los taludes de la escollera del ferrocarril.
Cuarenta y siete minutos emplea el primer rampero en entregar ficha. Una vez que el último hubo terminado el jurado procede a recorrer uno a uno los distintos talleres de trabajo. El vencedor y merecedor del título de Primer Rampero de Asturias año 1950 fue Amador Huerta González del pozo San Mamés de la SMDF, que se llevó el premio de 2.000 pesetas y copa del Ministro de Trabajo.
En 1951 se celebró el II Concurso Provincial de Ramperos. Este año se han montado 25 sobreguías construidas. Los ramperos representan a las empresas: Grupo San Martín, Pozo Sotón , Coto Musel, Mina Modesto Cuetos, Mina La Piquera, Mina Nespral y Cia, Hulleras de Turón, Hulleras Española de Mieres, Carbones Asturianos, Carbones La Nueva, Grupo María Luisa y Grupo Sama.
El gran ambiente deja patente del gran entusiasmo que ha despertado este concurso de ramperos entre la población que vive en el ambiente duro de la mina. Apenas comenzado el paleo surgen los primeros gritos de ánimos y aliento hacia los participantes. La lluvia, que en los cuatro años de concurso cayó en abundancia en los días del concurso, hace más duro el esfuerzo de los ramperos. Poco a poco van entregando las fichas y se que el jurado pase inspección.
El ganador de este II Concurso Provincial fue Esteban Fernández de Carbones Asturianos, que se adjudicó el premio de 2.000 pesetas y copa del Ministerio de Trabajo. Hay que recordar el esfuerzo de don Eulalio Laviano Olza y su equipo técnico por la labor de cuatro años para que el concurso de ramperos se llevase a cabo.
La mina que salió a la superficie, a la luz del día, fue la primera en cerrarse. No hubo más concursos de ramperos en Sotrondio. Nos preguntamos: ¿podrá celebrarse de nuevo en un año venidero para que los descendientes de aquellos mineros puedan ver en directo el esfuerzo del minero en la mina?

Obra "Mineros" de J.M. Félix Magdalena, Ingeniero Técnico de Minas, nació en Brañanoveles (Mieres) el 14 de Octubre de 1.941, "gran pintor y escultor" autodidacta.Tiene esculturas en muchos rincones de Asturias entre ellos en Cangas del Narcea (junto al Ayuntamiento) una estatua en bronce "Mineros de Cangas" y en Turón, estatua en bronce el "Relevo" de 1.979. http://www.felixmagdalena.com
FUENTE: 



NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario