12 de julio de 2018

Un religioso de L’Agüeria San Xuan

Ramiro Argüelles, el beato de Vegadotos
Ramiro Argüelles Hevia
El sacerdote fue fusilado el 12 de septiembre de 1936 en el pozo de Cantalavieja, en Almería, tras ser denunciado por un vecino
Ilustración de Alfonso Zapico
El 25 de marzo de 2017 se celebró en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Aguadulce, en Roquetas de Mar, la beatificación de 115 mártires de la Guerra Civil en Almería. Las creencias católicas establecen que son mártires aquellos a quienes se le arrebata la vida por su fe, sin haber estado implicados en política, ni haber empuñado armas para defender ninguna idea, y en este sentido, el obispo de esa diócesis explicó que al igual que "las guerras tienen caídos y las represiones políticas tienen víctimas; las persecuciones religiosas tienen mártires". Entre los beatificados ese día, el mayor número eran religiosos, pero también había laicos y dos mujeres, entre ellas Emilia La Canastera, la primera beata de etnia gitana, fallecida en 1938 tras tener una hija en la cárcel, donde se encontraba por negarse a desvelar quién la había enseñado a rezar el rosario.
Emilia La Canastera (El Mundo)
Seguramente conocerán ustedes que los primeros mártires de la persecución religiosa en la España del siglo XX fueron los hermanos de las Escuelas Cristianas y el padre pasionista que fueron fusilados en octubre de 1934 en el cementerio de Turón. Los canonizó el Papa Juan Pablo II el 21 de noviembre de 1999 y sobre ellos ya hemos escrito otras veces en esta página. Ninguno de ellos era de esta tierra, aunque sí lo fueron otros, que cayeron, ya durante la Guerra Civil, en diferentes partes de España. Por ejemplo, el famoso teólogo José Gafo, de Tiós, en Lena, asesinado el 4 de octubre de 1936 tras el asalto a la Cárcel Modelo de Madrid; el agustino Luis Suárez Valdés de Miranda, de Ciaño, y el dominico Francisco Fernández Escosura, de Sotiello (Aller), fusilados en Paracuellos, el primero de ellos el 30 de noviembre de 1936 y el segundo el 3 de diciembre de 1936. Todos fueron beatificados, en este caso por Benedicto XVI el 28 de octubre de 2007.
Más recientemente, el 13 de octubre de 2013 el Papa Francisco hizo lo propio con otros dos dominicos, José María González Solís, de Santibáñez de Murias y Raimundo Joaquín Castaño González, también de Mieres, fusilados en la cubierta del barco-prisión "Cabo Quilates" en la costa de Santurce el 2 de octubre de 1936.
Ilustración de Alfonso Zapico
Ahora, en la lista de Almería volvemos a encontrar a otro mierense. Se trata del padre Ramiro Argüelles Hevia. Me lo dice mi amigo Celestino Riestra, conocido y querido por muchos vecinos de esta villa, quien es sobrino nieto del mártir. Se lo agradezco en mi nombre, y en el de todos, porque así podemos unir otro personaje al listado de los que, con independencia de sus ideas o creencias, merecen formar parte de nuestra historia. Según la partida de bautismo que obra en el archivo parroquial de San Juan de Mieres, Ramiro, hijo de Rosendo Argüelles y María Jacinta Hevia, nació en la localidad de Vegadotos, el día 15 de julio de 1871 y no el 17 como figura en todas sus biografías. En esa época, la industrialización estaba llegando a la Montaña Central y la población se multiplicaba. Una consecuencia religiosa fue que la Capilla de Santa Rosa de Viterbo, que había sido templo filial de San Juan de Mieres desde 1773, consiguiese su independencia en 1882, cuando el obispo Sebastián Herrero Espinosa de Los Monteros dividió la Güeria de San Juan en dos, convirtiendo la parte alta en una nueva parroquia.
Ilustración de Alfonso Zapico
Con solo tres meses, el pequeño recibió la confirmación, en un ritual que siempre se celebra con mucha más edad, aunque en su caso, como en el de otros niños mierenses que nacieron en aquellos años, se adelantó para hacer una ceremonia masiva dirigida por otro obispo, Benito Sanz y Forés, y en la que el VIII Marqués de Campo Sagrado José Mª Bernaldo de Quirós González y Cienfuegos y su esposa la I Marquesa de la Isabela María Cristina Muñoz y Borbón actuaron como padrinos colectivos. En medio de aquel ambiente, Ramiro ingresó en el Seminario Conciliar de Santa María de la Asunción de Oviedo y se ordenó el 19 de diciembre de 1896; luego se doctoró en Teología y se hizo experto en lenguas muertas, quedando encargado de la educación y formación de los futuros sacerdotes en el mismo seminario, nada menos que treinta años, hasta que en 1928 ganó la oposición para la plaza de canónigo maestreescuela de la Iglesia Catedral de la Encarnación de Almería.
En la capital andaluza también se incorporó al claustro de profesores del Seminario de San Inocencio como prefecto de estudios sin dejar la filología. Ya en 1911 había publicado en Oviedo el trabajo "La preposición latina ab", y en Almería llevó a la imprenta otros dos escritos en 1929 y 1930 sobre el tema "¿Debe pronunciarse la U inmediata a la Q en palabras latinas?".
Ilustración de Alfonso Zapico
En esos años, en el campo almeriense había prendido con fuerza el anarquismo debido a las malas condiciones en que vivían los trabajadores del campo, afectados por las frecuentes sequías, obligados además a pagar rentas abusivas, pero también los abonos y los riegos e incluso a suministrar leña y entregar la mitad de los animales después de engordarlos a los señores. Muchos jornaleros se encontraban endeudados con los prestamistas tras varios años de sequía, y al no poder pagar sufrían el embargo de sus escasas propiedades, quedando en la calle. Como es sabido, el inicio de la Guerra Civil en pleno verano sorprendió a muchos españoles fuera de su residencia habitual. El padre Ramiro Argüelles estaba pasando unos días de descanso en casa de su amigo Luis Torres Arcos, en Enix, a 27 kilómetros de la capital, y allí fue denunciado por un vecino de la localidad. A la vez detuvieron a los dos sacerdotes de la Parroquia de San Judas Tadeo, donde él también decía sus misas en aquellas vacaciones.
Ilustración de Alfonso Zapico
A partir del 18 de julio de 1936, los Comités de obreros asumieron los poderes en muchas localidades de Almería, que hasta ese momento había tenido las autoridades republicanas y las cuadrillas de milicianos armados impusieron su voluntad libremente vengándose por los agravios sufridos convirtiendo a los curas en uno de sus objetivos. En el pequeño pueblo de Enix, los vecinos impidieron que sus sacerdotes sufriesen daño, pero nadie intercedió por el mierense, que ya contaba con sesenta y cinco años de edad y al que no conocían porque apenas había tenido tiempo de relacionarse con ellos, de modo que lo llevaron arrestado hasta Almería. Allí compartió celda con don José Álvarez-Benavides de la Torre, el decano de los canónigos de la Catedral, quien además era un buen amigo al que estaba unido por la misma afición a la Teología y el latín.
Pozo de La Lagarta. (www.beatolisardo.rizoazul.com)
En la ciudad, las cárceles pronto fueron insuficientes para albergar a tantos presos y tuvieron que habilitarse con este fin otros edificios como el convento de las Adoratrices, el colegio de La Salle, una fábrica de azúcar y hasta los barcos "Capitán Segarra" y "Astoy Mendi". Sobraban detenidos y faltaba autoridad, así que se repitieron las ejecuciones irregulares sin ninguna clase de juicio hasta que a primeros de octubre el Gobierno de la República pudo restablecer el orden, pero entonces las víctimas ya se contaban por centenares. El pozo de La Lagarta, del término municipal de Tabernas, fue el lugar preferido para los fusilamientos y, según se cuenta en el boletín n.º 45 de la Cofradía de los Estudiantes de Almería, cuando estuvo lleno de cadáveres, se recurrió al de Cantavieja, otro pozo de noria abierto en el paraje llamado de la Contraviesa, del término municipal de Tahal. En la noche del 12 de septiembre, los dos religiosos fueron llevados hasta allí y ejecutados con un grupo que completaban otros siete presbíteros, dos hermanos de La Salle y nueve seglares.
mapa del Pozo de La Lagarta. (paseillo-beatolisardo)-1.(www.beatolisardo.rizoazul.com)
Tanto en La Lagarta como en Cantavieja, las matanzas nocturnas en aquellas semanas tuvieron el mismo ritual: uno a uno, cada hombre era colocado junto al pozo; allí se les disparaba a la cabeza o al pecho y después eran arrojados al interior mientras los que esperaban su turno eran testigos de las muertes de los demás hasta que llegaba la suya. Algunos seguían vivos y la faena se remataba tirando cal y piedras sobre ellos. Por los motivos que hemos visto, la provincia de Almería fue especialmente castigada por este tipo de acciones incontroladas y según la Causa General elaborada por el ministerio de Justicia franquista tras el final de la contienda, esos dos pozos acabaron abarrotados, casi hasta su boca, de cadáveres. Entre ellos estaba nuestro paisano. Esta es la historia de Ramiro Argüelles Hevia. Para los católicos hace el número 34 de los beatos asturianos; para los laicos fue una víctima inocente de la violencia. Por eso, como todos los que murieron de esta forma, merece ser recordado dignamente.
mapa del Pozo de La Lagarta. (paseillo-beatolisardo)-2.(www.beatolisardo.rizoazul.com)
FUENTE: ERNESTO BURGOS-HISTORIADOR

Ernesto Burgos Fernández nació en Mieres (Asturias) el 7 de julio de 1957.
Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Oviedo (1979). Diploma de Estudios Avanzados en Arqueología Histórica («La romanización en las cuencas mineras del sur de Asturias» 2006).Profesor de Educación Secundaria, ha trabajado en los institutos «Juan de Herrera» (Valladolid), «Sánchez Lastra» (Mieres), «Camino de La Miranda» (Palencia), «Valle de Aller» (Moreda) y desde 2006 en el IES «Mata Jove» de Gijón. En el año 2016 el reconocido historiador mierense fue distinguido con el reconocido galardón anual de  “Mierense del año”.

Alfonso Zapico (Blimea, Asturias, 1981). Historietista e ilustrador freelance. Profesional gráfico desde el año 2006. Trabaja en proyectos educativos del Principado de Asturias (Aula Didáctica de los Oficios) e impartido talleres de ilustración en centros educativos de Asturias y Poitou-Charente (Francia).  Realiza ilustraciones, diseños y campañas para diversas agencias de publicidad, editoriales e instituciones. Es ilustrador de prensa en diarios regionales asturianos (La Nueva España, Cuenca del Nalón, Les Noticies…).
Se estrena en 2006 con un álbum de corte histórico para el mercado franco-belga, La guerra del profesor Bertenev (Dolmen, 2009). Su primer trabajo publicado directamente en España es Café Budapest (Astiberri, 2008), donde se mete de lleno en una ficción determinada por los orígenes del todavía no resuelto conflicto palestino-israelí. Acto seguido apuesta por recrear en cómic la vida de James Joyce, Dublinés (Astiberri, 2011), que gana el Premio Nacional del Cómic 2012 y a raíz del cual surge el cuaderno de viaje La ruta Joyce (Astiberri, 2011).
Vive en la localidad francesa de Angouléme, donde, tras realizar El otro mar (Astiberri, 2013) a caballo de su Asturias natal, a la que vuelve con regularidad, se encuentra preparando su nueva y ambiciosa obra, “La balada del norte”, que constará finalmente de tres tomos.
Esta magnífica obra es un autentico tesoro de la novela gráfica española y refleja la negrura de los valles mineros de Asturias de los que surgen personajes luminosos, y bajo el ruido atronador de las minas de carbón se escucha el susurro de una canción antigua. Los viejos y nuevos tiempos chocan brutalmente poniendo a prueba al protagonista, pronto a la Humanidad entera. Éste es el sonido de "La balada del norte".
Sus libros han sido traducidos al inglés, francés, alemán o polaco. (…) http://alfonsozapico.com
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.


¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario