10 de septiembre de 2015

La revolución cultural que supuso en Mieres los "tribunales populares"

Tribunales Populares, ¿un adiós definitivo?
Uno de los Tribunales Populares de Mieres, juicio gastronomía molecular ¿cocineros o alquimistas?, 20 de noviembre de 2009. Auditorio Casa de la Cultura de Mieres
Los conocidos debates contaron con ilustres participantes, como Arturo Fernández o el recordado periodista Pedro González
Ver art. Del blog. “Los Tribunales Populares era un interesante acontecimiento de debate en Mieres” de 10 de agosto de 2014. 
Los recordados José Manuel Fuente "El Tarangu" y el periodista Pedro González en los tribunales populares. 
No hace muchos tiempo, quizá entre quince o veinte años, que Mieres vibraba por San Xuan, más tarde en el otoño, con la celebración de los Tribunales Populares que, emulando un viejo programa televisivo, se había convertido en una especie de revolución cultural, a modo de debate. Primero fueron unos tímidos pasos con temas medio caseros y, después, se pasó al ámbito de lo general, a base de cuestiones de enjundia para la ciudadanía, con personajes de todos los territorios y profesiones.
Llevando por bandera una especie de sello "a la americana", se formaba el tribunal con una primera figura, orlada de autoridad que era su señoría el juez, papel que desarrollaron, por orden de antigüedad, Misael F. Porrón, Ricardo Gancedo, Justo Braga y Braulio Antuña, más las incorporaciones juveniles de María G. Pinel y Pablo Carballude. Las interpretaciones indispensables del fiscal y abogado defensor, rodaron por todo el historial de los Tribunales, a base de una larga variedad de intérpretes de primera línea que, dicho sea de paso, prestaron siempre esa colaboración de forma desinteresada, predominando, en el conjunto, la especialidad de periodistas, entre ellos una buena representación de LA NUEVA ESPAÑA, que dicho sea de paso prestó su colaboración en forma de patrocinio, al lado del Ayuntamiento de Mieres, Caja de Asturias, Principado y Grumiser Publicidad.

Los artistas Lola Herrera y Arturo Fernández también fueron protagonistas de una sesión de los tribunales populares
Luego entraban en escena los testigos que, cada parte, consideraba necesarios para sacar adelante sus tesis. Dejar aquí constancia de la identidad de quiénes jugaron ese papel sería labor interminable. Basta decir que desfilaron por Mieres políticos, artistas, ejecutivos de empresa, periodistas, dirigentes de movimientos ciudadanos y toda clase de elementos adecuados a cada citación. Por último, y en pose de autenticidad, estaba el jurado, constituido, cada año y juicio, entre vecinos residentes y empadronados en el concejo y con amplia representación de todas las capas sociales, sin menoscabo de profesión, sexo, ideología ni doctrina. Ellos, los "nueve mierenses buenos", emitían un veredicto, siempre aliñado con la pertinente aclaración sobre los motivos del fallo, el cual, una vez revisado por el juez, era comunicado al respetable, dando así, con el mazazo de rigor, concluido el juicio a través de la archiconocida frase de "se levanta la sesión". No sería justo obviar el desempeño de las funciones del ujier, labor desempeñada en casi todas las convocatorias, salvo ausencias obligadas, por Juan Luis Pérez Amato.
Arturo Fernández Rodríguez (Gijón, 21 de febrero de 1929) es un actor de amplia trayectoria teatral, muy popular por su intervención en más de sesenta películas y en las series de televisión Truhanes y La casa de los líos. Perteneciente a una familia de marineros, sus comienzos se localizan en el boxeo, deporte en el que es apodado "El tigre del Piles". En 1950 se traslada a Madrid sin intención de dedicarse profesionalmente a la interpretación y, como sustento provisional, comienza en el cine como figurante hasta interpretar papeles pequeños en películas de Rafael Gil (La señora de Fátima, La guerra de Dios, El beso de Judas). Como intérprete de personalidad definida y proverbial elegancia, muestra su mejor registro al tomar distancia de su propio personaje, representando con los años a un galán descarado de tintes cómicos y llegando casi a la auto-parodia en la serie de Antena 3 La casa de los líos, que protagoniza junto a Lola Herrera entre 1996 y 2000. En mayo de 2007 interpreta a dos hermanos gemelos en la serie de TVE Como el perro y el gato. Recibe en 2003 y 2011 el premio Micrófono de Oro que entrega la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión. En 2012 recibe el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en la categoría de Teatro, además del premio Alfonso Ussía en la categoría de Personajes del año. https://es.wikipedia.org
Es indudable que Tribunales Populares de Mieres traían, cada año, al ámbito local, un ambiente fresco con aires de novedad. A la organización se le ocurrió, como algo vital de plena actualidad, sujetar a juicio la prensa rosa, entonces en plena ebullición. Y como era preceptivo se impuso citar a gentes, en calidad de testigos, que tuviesen relación con el tema. El genial actor de cine y teatro, asturiano para más señas, Arturo Fernández, fue uno de ellos, por parte de la defensa, ocurriéndosele a él mismo constituirse en jefe de una "troupe" artística, puesto que le acompañaron, en su viaje, tres actrices de la escena española de primer orden. A saber, Lola Herrera, Florinda Chico y Enma Ozores que, de aquella, formaban el protagonismo principal de la serie televisiva "La casa de los líos". Como lío el que se formó en la calle Jerónimo Ibrán, sede del espectáculo, dos o tres horas antes de iniciarse el mismo, con la gran aglomeración de deseosos asistentes, siendo necesario cerrar las puertas, una vez cubierto el aforo, con ciento veinte minutos de anticipación, e imponiéndose la intervención de la fuerza pública para tranquilizar los ánimos.
 El filósofo Gustavo Bueno Nació en el municipio riojano de Santo Domingo de la Calzada el día 1 de septiembre de 1924, de donde fue nombrado hijo predilecto en 1997, estudió en las universidades de La Rioja, Zaragoza y Madrid. Tras realizar su tesis doctoral como becario del CSIC obtiene a los veinticinco años, en 1949, una cátedra de Enseñanza Media, y comienza ese año su vida docente en el instituto Lucía de Medrano de Salamanca, donde ejercerá hasta 1960. En 1960 se establece definitivamente en Asturias, donde ejerce como catedrático de Fundamentos de Filosofía e Historia de los Sistemas Filosóficos de la Universidad de Oviedo hasta 1998. A partir de esta fecha desarrolla su labor en la Fundación Gustavo Bueno, que tiene su sede en Oviedo, ciudad que en 1995 le reconoció como hijo adoptivo. https://es.wikipedia.org
Como era de esperar, al ser testigos de la defensa, su testimonio a favor de la prensa rosa tuvo peso específico, quedando certificada esta creencia con la frase de Arturo: "Yo, con tal de que me saque en primera página del Hola, poso desnudo". Pero...
Tenía que existir un pero y éste fue de lo más sorprendente. El fiscal había citado al filósofo Gustavo Bueno, personalidad de acusado talante crítico. Se esperaba que su testimonio rompiese con los pronósticos de la buena acogida de los componentes de "La casa de los líos" e inclinase la balanza hacia una clara condena del sujeto acusado. Pues no. Nuestro querido Don Gustavo, después de "degustar" un sabroso pote asturiano en el Mesón el Estanco de Valdecuna, y de conocer, con asombro y entusiasmo, las grandezas arquitectónicas y la riqueza del paisaje de este valle mierense, se soltó el pelo ante el jurado y el respetable, aplaudiendo y bendiciendo, con todos los sacramentos, el "invento" de la prensa rosa, y de esa forma romper cualquier pronósticos de los más benignos, hasta el punto de que el jurado, en sesión rápida y sin obstáculos, se hiciese cruces con su testimonio y sin alternativa alguna de debate, dictase fallo unánime favorable a la defensa de ese fenómeno informativo hoy presente y vivo en revistas y periódicos de cualquier índole.
El periodista asturiano Pedro Gónzalez Menéndez (16 de noviembre de 1951, Oviedo - 1 de enero de 2000, Madrid)Estudió el Bachillerato en el ovetense Colegio de los Dominicos, trasladándose posteriormente a Madrid, donde se licenció en Periodismo. Comenzó en Radio Peninsular realizando reportajes, para pasar posteriormente a Radio Nacional de España (RNE) en 1974, donde se especializó en información deportiva, principalmente en ciclismo y fútbol. En 1987 deja Radio Nacional de España (RNE) y se incorpora a televisión española (TVE), formando pareja profesional con Emilio Tamargo hasta 1994 y, a partir de este año, con el ex ciclista Pedro Delgado. Cubrió las pruebas más importantes del calendario ciclista mundial: Vuelta a España, Giro de Italia, Tour de Francia, campeonatos del mundo y juegos olímpicos. Llevaba Asturias dentro allá donde iba y comentaba diariamente a los telespectadores los encantos de la tierra donde nació. Fue un embajador de Asturias en el mundo y el máximo impulsor de la subida al mítico Angliru. Tanto fue así, que después de su muerte, la dirección de la Vuelta a España concedía el Premio Pedro González al ciclista que invertía menos tiempo en las etapas que transcurrían por Asturias. En el año 2000 el Gobierno del Principado le concedía, a título póstumo, la Medalla de Asturias en su categoría de plata. https://es.wikipedia.org
La Vuelta a España
La segunda cuestión de enjundia la protagonizó el recordado periodista asturiano, jefe indiscutible de las retransmisiones televisivas de TVE en torno al ciclismo, Pedro González, que fue citado como testigo ante un nuevo juicio de alto copete que había despertado gran expectación. Como siempre había sido y seguía siendo preceptivo, los participantes no percibían ni un solo duro en calidad de caché. Si se les abonaban muy justamente los gastos de desplazamiento y estancia. Pues bien, Pedro, tras una brillante intervención ante el jurado, hubo de regresar, el mismo día a Madrid en su propio coche, tal como había hecho a su llegada. Pues bien, a la organización le costó un triunfo meterle unas pocos miles de pesetas en el bolsillo para gastos de combustible y un tentempié, dado que se negaba a recibir ni un céntimo.
El ciclista asturiano José Manuel Fuente Lavandera, nació el 30 de septiembre de 1945 en Limanes (Principado de Asturias) y falleció el 18 de julio de 1996 en Oviedo. Era conocido popularmente con el sobrenombre de “El Tarangu”. Con tan sólo 8 años como profesional atesoraba un palmarés que pocos ciclistas habían podido conseguir, y menos en tan poco tiempo. Muchos de estos triunfos los logró en el Giro de Italia país donde era muy querido y valorado tanto por su espíritu de atacante nato como por su gran rivalidad con Felice Gimondi y el mítico ciclista Eddy Merckx del que no obstante era un gran amigo. Problemas de salud le obligaron a un abandono prematuro de la actividad deportiva. Con posterioridad retomó su relación con el ciclismo profesional siendo el director deportivo del equipo asturiano CLAS-Cajastur. https://es.wikipedia.org
Poco tiempo después, con motivo de la ronda española que pasaba por Mieres, al entonces alcalde Misael F. Porrón se le ocurrió llamarlo por teléfono y pedirle que al paso del pelotón por la villa, diese un par de vueltas con el helicóptero dejando constancia de los valores de esta tierra caída en desgracia. Dicho y hecho, puesto que Pedro se prodigó en halagos en favor de Mieres. Lástima que a Perico Delgado, su "crupier", se le ocurriese confundir el río Caudal con el Nalón. En fin. Fue la anécdota.
Imagen de otra de las sesiones de los Tribunales Populares de Mieres.
FUENTE: AMADEO GANCEDO
_____________________________________________________
_____________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:
  • § Twitter – “El blog de Acebedo”

1 comentario:

  1. me ha gustado mucho.la última etapa de una decadencia lógica ,imparable de Mieres

    ResponderEliminar