14 de febrero de 2015

Doña Jimena, La esposa del Cid Campeador, era Asturiana

El origen cangués de doña Jimena, la esposa del Cid Campeador

Doña Jimena Díaz de Vivar, mujer del Cid
Un libro sobre el Cid Campeador asegura que doña Jimena, la esposa del Cid, era de Cangas del Narcea (Asturias)
El Cid Campeador
El libro que lleva por título "El Cid histórico". La verdadera biografía de un héroe medieval: Rodrigo Díaz de Vivar.  Editorial Planeta (1999). Su autor es el medievalista y sacerdote jesuita, Gonzalo Martínez Diez (Quintanar de la Sierra, Burgos, 20 de mayo de 1924).
Y efectivamente, es este libro el pone sobre la pista del origen cangués de la asturiana Jimena Díaz, esposa de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.  Y es que el abuelo materno de doña Jimena, Fernando Gundemárez, era nieto del conde don Piñolo Jiménez y su esposa  doña Aldonza Muñoz, fundadores del monasterio de Corias en el 1032.
En su libro, Martínez Díaz sigue las tesis de Ramón Menéndez Pidal y afirma que un diploma de la catedral de Oviedo datado el 13 de agosto de 1083 testimonia perfectamente que la madre de doña Jimena se llamaba Cristina.  
Menéndez Pidal, en su libro La España del Cid, p.720, basándose principalmente en dos aspectos, echa por tierra la opinión de la gran mayoría de historiadores que pretende que la madre de Jimena fuese «Xemena Adefonsi regis filia».
Alfonso VI, rey de Castilla y León, primo carnal de la madre de doña Jimena
Primero si esta tal Xemena (Jimena) fuese la madre de la mujer del  Cid, entonces la mujer del Cid sería prima de Alfonso VI, y no «neptem», como dice la Historia Roderici:

Dominan Eximinam neptem suam, Didaci comitis Outensis filiam, ei in uxorem dedit, ex qua genuit filios et filias.
[El Rey] le dio como esposa a doña Jimena, su “sobrina”, hija de Diego, el conde de Oviedo, de  la cual tuvo hijos e hijas.

La Historia Roderici nos dice que doña Jimena era sobrina del rey Alfonso; hay que aclarar que con la palabra neptem o sobrina no se indica exactamente que doña Jimena fuera sobrina carnal de Alfonso. 
El parentesco exacto que la unía con el rey era el de hija de una prima carnal del rey, esto es, la madre de doña Jimena, de nombre Cristina como ha quedado dicho anteriormente, era prima carnal del rey Alfonso VI por parte de la madre de éste.
Despedida del Cid a doña Jimena en el momento de salir para el exilio. Monasterio de Cardeña, óleo de Cándido Pérez (2002)
Segundo Afirma Menéndez Pidal que «nadie reparó en el documento de nuestro Cartulario Cidiano, fechado en 13 de agosto de 1083, donde los hermanos de doña Jimena nombran a su madre doña Cristina, y a su tía, la condesa doña Urraca, y ésta, a su vez, dice ser hija de Fernando Gundemárez».
Puestos así en el buen camino, la familia de doña Jimena, la esposa del Cid, y los ascendientes de su abuelo materno, el conde Fernando Gundemárez, nos son conocidos por el citado documento ovetense datado el 13 de agosto de 1083 únicamente conservado en el Liber Testamentorum del obispo Pelayo.
Fernando Gundemárez, abuelo materno de doña Jimena, según diploma de 18 de mayo de 1063, es hijo de Gundemaro y Mumadonna y su madrina fue la reina Velasquita (primera mujer de rey de León Vermudo el Gotoso [Vermudo III, si no me equivoco], por los años 983-986, la cual, repudiada, vivía aún en 1024; FLÓREZ, Reinas Católicas, I, 1761, págs. 116-121). Contrajo matrimonio con la infanta Jimena, hija de Alfonso V. De ella, de su abuela, le viene el nombre a doña Jimena, la esposa del Cid, pues era costumbre imponer el nombre del abuelo o de la abuela al nieto o nieta. Esto mismo ocurre con la hija del Cid llamada Cristina, como la madre de doña Jimena. Con esto tenemos que la mujer del Cid era sobrina segunda de Alfonso VI, esto es, según la Historia Roderici, neptum en el sentido medieval de “sobrina”.
Genealogías Cidianas y otras complementarias
Bisabuelos maternos de doña Jimena
El conde Gundemaro Piñólez, gobernador de Asturias durante muchos años (según doc. de 1037, aducido en nuestro Cartulario Cidiano en nota del 26 de marzo de 1075); vivía aún en 1011, pero ya había muerto, sin duda muy joven, en 1012, C.M VIGIL, Asturias  Monumental, págs. 65-66. Casó en segundas nupcias con la condesa Mumadonna, con quien tuvo dos hijos, Fernando y Pelayo.

Tatarabuelos maternos de doña Jimena
El conde don Piñolo Jiménez (hijo de Jimeno Jiménez venido de Navarra a Asturias y de la condesa Aragonti), que figura en diploma de Alfonso V de 1019 (FERREIRO, Historia de la Iglesia de Santiago, II, Apéndice 86º); casado con la condesa Aldonza Muñoz (hija del conde Muño Rodríguez y de la condesa Ederquina, España Sagrada, XXXVIII, Apéndice 17º); son fundadores ambos de la iglesia de San Juan, en 1032 y del monasterio de Corias, acabado en 1043. Piñolo murió el 22 de mayo de 1049, sin duda octogenario, y Aldonza murió el 26 de noviembre de 1063 (España Sagrada, XXXVIII, 1793, págs. 58 b-63). Además de su hijo Gundemaro, tuvieron una hija, Elvira Piñólez.  
Doña Jimena
FUENTE: Manuel Álvarez Pereda 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

DOÑA JIMENA, esposa del Cid

Estatua de Doña Jimena
DOÑA JIMENA DÍAZ era hija del conde de Asturias don Diego Fernández de las Asturias (hacia 1034), y de la condesa Doña Cristina Fernández.

https://burgospedia1.wordpress.com 
Su madre era hija de Fernando Gundemárez (hacia 1002 – 1052) y Jimena Alfónsez (hacia 1010 – 1037), princesa de León, hija de Alfonso V de León (hacia 1004 – 1057) y de la princesa Urraca de Navarra, hija de García Sáncehz II el Temblón (hacia 964 – 999), rey de Navarra, Conde de Aragón en 994.
Entre los varios hermanos que pareció tener figuran:
Rodrigo Díaz de las Asturias, conde de Asturias. Fernando Díaz de las Asturias, conde de Asturias. Bernardo Díaz Meneses, quien confirma privilegios en 1119. Casó con N. Alonso, hija de Alonso Téllez, Señor de Montealegre, Mayordomo Mayor del Rey Alfonso VI de León.
La familia de su padre el conde Diego Rodriguez, es menos conocida pero era de las más poderosas e influyentes de Asturiasen el sigloXI. Se conoce la carta de arras del matrimonio del Cid con Jimena. La fecha de tal documento es el 19 de julio de 1074, y en él se dice:

Ego vero denique Rodericus Didaz accepi usoren nomine Scemenam filiam Didaco Ducis de terra Asturiensi […] Ego quoque scemena Didaz similiter faciam tibi vir meus Rodericus Didaz.[…]

Pasa Jimena la primera época de su matrimonio en compañia de sus hijos, Maria, Cristina y Diego, en el convento de San Pedro de Cardeña. Más tarde pasa a vivir a Valencia, donde muere su hijo Diego a los 19 años de edad.

JIMENA; Fue mujer de Rodrigo Diaz de Vivar, el Cid Campeador. No es seguro que naciera en Nava ( algunos la suponen nacida en Oviedo) , pero si que vivió en dicha villa en reiteradas ocasiones. Descendía Jimena de los reyes asturianos por línea que alcanza hasta Alfonso I ( 739-57 ).
El 21 de mayo de 1101, en un diploma escrito de su puño y letra por Jimena, se confirma que aún vivia; y en octubre del mismo año defiende Valencia, con ayuda de su primo el rey Alfonso VI, de los ataques del guerrero moro Emir-Al Munemin Yusuf. Jimena abandona Valencia por orden de Alfonso VI y se marcha a su refugio de San Pedro de Cardeña, y en 1113 se sabe que vende una heredad procedente de las tierras adquiridas por arras, y otorga documento fechado en Cardeña.
Después de dicha fecha, nada más se sabe de ella.
El Cid y Doña Jimena
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Rodrigo Díaz de Vivar

El Cid con la Colada al cinto https://historiasdelbajoaragon.wordpress.com
Una vida de gloria y miseria por el favor del rey

El Cid Campeador (mural de José Vela Zanetti) http://www.biografiasyvidas.com
Que se puede decir del Rodrigo Díaz de Vivar que no se sepa ya. En él queda representado el modelo de caballero y ejemplo de héroe. Todos los valores medievales se funden en su persona. Y así, injuriado y ultrajado, la defensa de su honor será el argumento de su vida.

Como viene siendo normal en los datos de la época, la fecha de nacimiento es confusa, por lo que tomaremos como referencia el año 1043 en la localidad de Vivar, muy cerca de Burgos, en el seno de una familia de caballeros. Hijo de Diego Laínez, quedo huérfano a los quince años, por lo que se educó en la corte de Fernando I donde se versó en las letras y adquirió conocimientos de leyes.
Desde pequeños Rodrigo y el Infante Sancho forjaron una gran amistad, sirviéndole fielmente tanto antes, como después de ser nombrado rey. Rodrigo fue armado caballero y posteriormente nombrado Alférez de los ejércitos, viviendo sus mejores momentos como hombre de confianza del monarca. En las luchas de frontera que mantenían Castilla y Navarra, Rodrigo venció en enfrentamiento personal al Alférez navarro Jimeno Garcés, donde se ganó el sobrenombre de Campi Doctor o Campeador.
El rey Sancho II llevó una cruzada contra sus hermanos Alfonso VI de León y García de Galicia con el fin de unificar los reinos. García huye a la Taifa de Sevilla y Alfonso, derrotado en la Batalla de Golpejera, hace lo propio en la Taifa de Toledo. Enterado Sancho de que su hermana Urraca, atrincherada en Zamora preparaba la sublevación del Reino de León, asedió la plaza zamorana, donde encontró la muerte en el año 1072 a manos de Vellido Adolfo ó Bellidos Dolfos.
A la muerte de Sancho, Alfonso VI antes de ser nombrado rey es citado en la iglesia de Santa Gadea para prestar juramento de inocencia por la muerte de su hermano, ante doce notables entre los que se encontraba Rodrigo Díaz de Vivar.
Rodrigo Díaz nació en Vivar, pequeña aldea situada a 7 kilómetros de la ciudad de Burgos en 1043. Hijo de Diego Laínez, noble caballero de la Corte Castellana y de una hija de Rodrigo Alvarez. Descendiente es por línea paterna de Laín Calvo, uno de los dos Jueces de Castilla.http://pequesabios1.wikispaces.com
La situación de Rodrigo va cambiando con la aparición de algunos enemigos en la corte, entre los que destaca García Ordóñez, Alférez de los ejércitos de Alfonso VI. Rodrigo recibe el encargo de cobrar unas parias al rey taifa de Sevilla, siendo acusado de quedarse con parte de dicho tributo. Otras fuentes esgrimen que se enfrentó con tropas del Reino Taifa de Granada cuando se dirigía a Sevilla, y las derrotó. Éstas iban acompañadas de huestes de García Ordóñez, con lo que desbarató el plan de Alfonso VI de desequilibrar las fuerzas de los reinos Taifas. En definitiva, por una u otra causa, o las dos, junto con un problema fronterizo en la Taifa de Toledo, protegida de Alfonso VI, provocan la “Ira Regia” y el primer destierro en 1081.
La invasión de las huestes almorávides venidas de África y la derrota que infieren a Alfonso VI en la batalla de Sagrajas en 1086, hacen recapacitar al monarca, convenciéndose que es mejor tener al Cid de su lado, concediéndole el “Perdón Real” en 1087. Poco iba a durar la concordia entre ambos. La plaza de Aledo estaba sitiada por los almorávides y se esperaba la llegada de las tropas de Rodrigo para unirse a las del rey y romper el cerco. Los refuerzos del Cid llegaron demasiado tarde, lo que significó el segundo destierro.
La jura de Santa Gadea (litografia del siglo XIX colección particular)- La humillación que Rodrigo habia inferido, según el Cantar de Mio Cid al conde Garcia Ordoñez mesandole las barbas tras la derrota en Cabra, no es muy creible que pudiese pasar y de hecho no aparece en la Historia Roderici. Garcia Ordoñez, uno de los favoritos del rey Alfonso VI, estuvo preso del Cid durante tres dias, y le arrebató sus tiendas y pertenencias como botin de combate. El Carmen Campidoctoris conmemora la victoria del Campeador, que es cantada asi: "Este fué, en efecto, su segundo triunfo en el que Garcia fué apresado con otros muchos; llaman Cabra al lugar donde fuerón tambien capturados los campamentos http://antonimer-elcid.blogspot.com.es
Es ahora cuando el Cid se lanza en busca de botín y gloria por las tierras levantinas, llegando incluso a la provincia de Alicante y consiguiendo una serie de victorias que le van a permitir cobrar parias a la mayoría de los reinos levantinos. Tanto es así, que el excesivo sometimiento hacia los cristianos estalla en forma de conspiración en Valencia en el año 1092. Su rey al-Qadir tributario o “protegido” del Cid es asesinado, lo que provoca la reacción de Rodrigo, que lejos de dejar perder tan suculento tributo, sitia la ciudad hasta conquistarla en 1094. Establecido en Valencia y aliado con Pedro I de Aragón y Ramón Berenguer III, logra detener a los almorávides que rondaban Valencia en 1097.
Dos años después fallece y es su esposa Doña Jimena, quién logra mantener a raya a los almorávides durante un par de años. Pero ante la imposibilidad de recibir ayuda por parte de Alfonso VI, abandonan Valencia en el año 1102.
Héroe o no, la evidencia incontestable es que fue el único que mantuvo a raya a los almorávides de Yusuf ibn Tasufin, mientras Alfonso VI fue cosechando derrota tras derrota y aunque consigue salvaguardar Toledo, se ve obligado a replegarse al norte del Tajo, manteniéndose esa frontera durante más de un siglo, hasta la Batalla de las Navas de Tolosa en 1212, pero eso es otra historia.
Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid Campeador http://www.holacielo.com
_______________________________________
_______________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.


¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!
Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

2 comentarios:

  1. Me interés mucho conocer el año en que nacio Jimena, porque es muy iento que tras un gran hombre.siempre encontramos una gran mujer

    ResponderEliminar
  2. El nacimiento de Doña Jimena, es en una fecha entre el año 1034 y el 24 de julio de 1046, en un documento en la Catedral de Oviedo figuran Onneca Díaz y su marido Gundemaro Iohannes como testamentarios del conde Diego Fernández y su mujer Elvira, haciendo una donación a dicha iglesia de la villa de Arabe junto al mar y una heredad en Opias-

    ResponderEliminar