26 de mayo de 2014

La llegada de los españoles a la Florida.

Ases de espadas y corazones.

La colonización española de Norteamérica, con el avilesino Pedro Menéndez como protagonista, se basó «en las alianzas con los indígenas», según un reciente hallazgo documental.

http://www.lne.es
Pedro Menéndez de Avilés fue un hidalgo adinerado, comandó la flota de las Indias del rey Felipe II en nueve ocasiones y fue nombrado Adelantado de la Florida que era, algo así, como ser el gobernador de una tierra desconocida. El marino avilesino fundó y colonizó el primer asentamiento de occidentales en la actual Norteamérica -la ciudad de San Agustín- mucho antes de que los primeros ingleses arribaran a Jamestown, actual Virginia y se fajó con los hugonotes que le pisaban los talones. Menéndez de Avilés es el marino más importante de la historia de Asturias y el héroe más honorable del concejo. Nació en 1519 y falleció en 1574. Pero la vida de Pedro Menéndez de Avilés se caracteriza por enormes vacíos documentales pese a que existen varias biografías.

Se ha escrito que cuando Pedro Menéndez de Avilés fundó la ciudad de San Agustín de la Florida respetó la vida de mujeres y niños, pero que pasó a cuchillo a alrededor de veinte hombres que estaban en condición de luchar. El mismo destino les esperaba a los cientos de soldados de la flota francesa, entre ellos el capitán Jean Ribault. La sangre francesa derramada no quedó en el olvido. Pero la historia de la Florida es de ases de espadas... y también de corazones. Michael Francis, profesor de Historia de la University of South Florida St. Petersburg (USFSP), asegura ahora que en la ciudad de San Agustín, la más antigua de Estados Unidos -una nación que en el año 2013  conmemoró el 500 aniversario de la llegada de los españoles a la península- «convivieron españoles, portugueses, irlandeses, negros e indios», según refleja un raro documento de la época ahora digitalizado.
Frente a versiones que adolecen de falta de rigor histórico, la colonización española en lo que hoy es territorio estadounidense se fundamentó en la búsqueda de alianzas con los pueblos indígenas y en la «diversidad» cultural de su empresa, explicó a la agencia EFE Michael Francis. Este, junto con un equipo de graduados universitarios, concluyó esta semana un trabajo arduo que le ha llevado casi un año: la filmación y digitalización de seis mil páginas de documentos parroquiales de los siglos del XVI al XVIII de un extraordinario valor histórico y que se hallan en el convento de San José, de San Agustín.


En estos registros parroquiales están consignados nacimientos, bautismos, matrimonios y defunciones de los hombres y mujeres que poblaron San Agustín desde 1594, con actas de matrimonios de españoles, portugueses, franceses, irlandeses, indios, africanos y mestizos. Se trata de «unos documentos asombrosos que reflejan la increíble diversidad que marcó la vida desde los primeros tiempos de la fundación de San Agustín por el almirante Pedro Menéndez», destacó el académico, uno de los mayores expertos en el periodo colonial español de Florida.
La exploración y colonización española de Florida -donde aún ondea en el castillo de San Marcos la Cruz de San Andrés o Cruz de Borgoña, bandera de España en el siglo XVI- constituyó, según muchos historiadores, la empresa más dura y costosa de todas las emprendidas por los españoles en el Nuevo Mundo, en la inmensidad de un territorio con una climatología adversa y tribus nómadas hostiles a los occidentales.

Pero ahora estos registros arrojan luz sobre un periodo poco conocido. Abren, según Michael Francis, una «tremenda ventana a la increíble diversidad de San Agustín desde el siglo XVI hasta principios del XIX», en momentos en que Florida conmemora el quinto centenario de su descubrimiento por el explorador español Juan Ponce de León. Para el profesor de Historia de la USFSP, el largo trabajo de digitalización de los registros cumple con dos propósitos esenciales: «La preservación de los documentos más antiguos que existen en EE UU sobre la historia de este país y compartir un capítulo muy poco conocido de la historia de Florida y de la nación».
«Son documentos maravillosos, no sólo por su antigüedad sino porque proporcionan una ventana a la vida diaria de San Agustín desde fechas tempranas. Gente normal, soldados, artesanos y comerciantes figuran en el registro», asegura el historiador. Lo que está claro es que las 6.000 páginas -plastificadas y guardadas en un archivo- ahora digitalizadas permitirán llenar párrafos en la biografía de Pedro Menéndez de Avilés. Dicen los americanos que España fue al Nuevo Mundo buscando «God, gold and glory» (Dios, oro y gloria). Esto ahora, curiosamente, se conoce en España como «sueño americano».

              Estatua de Pedro Menéndez en San Agustín de la Florida-EE UU
 

FUENTE: 
Cinco siglos en busca de la eterna juventud.

Recreación de Ponce de León en el Nuevo Mundo. / Foto: Archivo.
La leyenda atribuye el descubrimiento de Florida por los españoles a los deseos de Ponce de León de alcanzar la inmortalidad.

Litografía de la conquista de las tierras de Norteamérica a manos de Ponce de León y sus hombres

En el año  2013 se cumplieron cinco siglos desde la llegada de los españoles, liderados por Juan Ponce de León, a Florida. La leyenda dice que la expedición liderada por el conquistador vallisoletano no fue casual. Ponce de León gozó tras su llegada a América de los requisitos para si, no ser al menos feliz, sí que disfrutar de una vida del todo acomodada como gobernador de Puerto Rico.
Pero las riquezas del Nuevo Mundo había algo que no le podían ofrecer: ‘La eterna juventud’. Según el relato del cronista Antonio de Herrera y Tordesillas, Ponce de León se dejó embelesar por los testimonios de indígenas que aseguraban la existencia de una fuente que rejuvenecía a aquellos que se sumergían en sus aguas. De esta forma, siguiendo las indicaciones de los testimonios recogidos se hizo a la mar en busca de la isla de Bímini, donde se hallaría la fuente.
En busca de este lugar Ponce de León fue visitando islas de las Antillas hasta dar con Florida, siendo el y sus hombres los primeros europeos que pusieron el pie en Norteamérica. Antonio de Herrera describe la fuente como un lugar donde un anciano, tras zambullirse, podía reanudar "todos los ejercicios del hombre ... tomar una nueva esposa y engendrar hijos". Según añade el cronista, Ponce de León y sus hombres escrutaron, y se bañaron, sin éxito cada arroyo, río o laguna de la costa de Florida. Finalmente el conquistador murió en 1521 a causa de las heridas sufridas en un combate con los indígenas de Florida.
La búsqueda de Ponce de León, a la que muchos no dan credibilidad y creen que fue una burla de sus enemigos hacia él cuando este ya había muerto, se enmarca en una larga lista de leyendas protagonizadas por decenas de españoles que se adentraron en la selva o se embarcaron en busca de lugares mágicos llenos de riqueza. Sin duda los más famosos de estos son la fuente de la eterna juventud y El Dorado, mitos que a día hoy a quien sigue buscando. 
 Un cacique de La Florida, 1591. Ilustración del MEMORIAL, de Gonzalo Solís de Merás.

FUENTE:  CRISTINA L. ÉBOLI 
_____________________________________
_____________________________________

NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario