14 de febrero de 2016

Diamantina Rodríguez, la genial intérprete y maestra de la canción asturiana

La estela musical de Diamantina Rodríguez
Ver artículo del blog “Los feudos más destacados de la canción asturiana”. De fecha 19 de abril de 2015
Foto de Enol;  Diamantina Rodríguez, homenajeada. (manparaiso.blogspot.com)
A sus 95 años, la cantante sigue en los concursos de tonada
Diamantina Rodríguez, en su juventud, durante una actuación
Con una amplia sonrisa y unos claros vestigios de mujer lozana allá en tiempos lejanos, Diamantina Rodríguez, la genial intérprete y maestra de la canción asturiana nos recibe, en la Residencia "Noreña", de la localidad perteneciente al concejo de Siero y que está bajo el manto protector y público del ERA.
Una simple llamada telefónica anterior y la disposición total de la directora del centro, abrieron las puertas hacia una charla amena que uno hubiese deseado más larga, con esta quirosana de noventa y cinco años que, sin renunciar a sus orígenes, se declara mierense a casi todos los efectos. Pese a cierto problemas con la vista, el encuentro identificador es inmediato porque Diamantina, tal como declara, tiene el oído muy fino, cualidad que le valió, en su larga carrera artística, para complementar perfectamente una voz de encanto, de cadencias y de enorme sensibilidad, en torno a la tonada astur.
Y sin embargo no accedió a los primeros planos del folclore hasta cerca de los treinta años cuando, en 1955 quedó campeona del tercer concurso convocado por el diario "Región", tras ocupar el segundo puesto en las dos anteriores ediciones. Entonces fue cuando tuvo la oportunidad de encontrarse con "Los Cuatro Ases" y Cuchichi le dijo: "Mira, no te presentes más a concursos, colabora todo lo que puedas en certámenes y citas no competitivas, porque así te vas a quedar como la campeona de este concurso, para toda la vida". Y Diamantina Rodríguez nunca más volvió a pisar las tablas en plan de competir. Sí lo hizo, de forma abierta y muy frecuente, en cuantas citas solicitaban su presencia, sobre todo en aquellas de orden benéfico. Sus tres LP y tres singles grabados, con ciento cuatro canciones, la colocaron en la cúspide hasta el punto de situarla al lado de la Busdonga como referentes de las listas de intérpretes de la asturianía en todo el entorno histórico.

Diamantina Rodríguez con Manolo Escobar firmando discos en la conocida casa de discos de Mieres Eusebio
Cuando a Diamantina Rodríguez -que dicho sea de paso, por su carácter abierto y su dinamismo permanente, viene a ser como "la alegría de la huerta" en el centro geriátrico "Noreña" - se le habla de Mieres, una franca sonrisa envuelta a un hado de nostalgia, invade su rostro sin perder ni un ápice de esa su energía que aún conserva intacta. "para mí -dice- Mieres del Camino fue mi casa ya que viví veinte años en La Fonda, siete en Santa Marina y veintidós en San Pedro, teniendo en cuenta que llegué muy joven, recién cumplidos los quince y casada con mi marido Argimiro Fernández, que era gaitero quirosano, aunque hacía madreñes para ganase la vida. El pobre estuvo, tras la Guerra Civil, dos años en un batallón de trabajadores, mientras que yo iba a servir a Soto Ribera y Oviedo".
Con Juanín de Mieres le unió una buena amistad que, artísticamente hablando, se tradujo en la interpretación conjunta y grabación de dos canciones dialogadas, la novedad de entonces, con los títulos de "Dónde vas de madrugada" y "Pastor que estás en el monte". "Hoy -asegura Diamantina- no las canta nadie". También tuvo oportunidad de unir su voz, en plan dialogado, a la de otro gran intérprete masculino, Agustín Argüelles, a quien recuerda con admiración y cariño.
Crítica como ella sola, esta quirosana-mierense escucha, siempre que puede, el programa de la TPA "Cantadera" y en él estuvo para dejar constancia de sus impresiones acerca de la actualidad artística de la tonada en unos tiempos que parecen propios para la recuperación de los valores tradicionales de la canción asturiana. Y, como es lógico, dada su reconocida maestría que le permitió, en un tiempo no muy lejano, orientar a muchas de sus alumnas hacia el verdadero sentido de la interpretación en el área femenina, saca conclusiones para lo negativo y lo positivo. "Mira -dice al reportero- a mí nunca me gustó "La Mariñana" de José González "El Presi" porque mezclaba el tambor. Y sin embargo, todo el mundo la pedía. Me encanta ahora como interpreta Liliana Castañón "La Soberana" al estilo de la famosa "Pichona" en tiempos de los Cuatro Ases. Por otra parte a mí me gusta cantar con dulzura, por ejemplo "El mozu que me cortexe", que es la historia de una mujer madura y casada, que se enamora de un chavalín".
ANABEL SANTIAGO Y DIAMANTINA RODRÍGUEZ
Diamantina Rodríguez, con toda una demostración de su prodigiosa memoria, fresca en muchos matices y momentos históricos, recuerda con auténtica admiración a quienes, de una forma u otra dejó y están dejando huellas inequívocas de su interés por la promoción de la tonada. En esa línea está Ricardo Vázquez Prada, promotor de los concursos de "Región", el recordado Carlos Jeannot, alma mater del "Ciudad de Oviedo " que se sigue organizando bajo el patrocinio del Ayuntamiento de la capital y LA NUEVA ESPAÑA, el también desaparecido Modesto González Cobas que, por cierto, escribió un bonito artículo periodístico con motivo de la grabación del primer LP de Dimantina. Y no se olvida de quienes en Mieres mantiene en alto proyectos de promoción. En esa línea cita a Ismael M. González, director de la Casa de Cultura, Facundo el de Rioturbio, iniciador y mantenedor del Concurso "Cuenca del Caudal", la Asociación Vecinal de Santa Marina con nuevos valores... En fin y otras muchas personas, incluidas las folkloristas, que han sabido recuperar del olvido la esencia del folclore regional.
Llega la hora de las despedidas. Y es que Diamantina Rodríguez, como residente del centro geriátrico público del ERA en Noreña, ha de ajustarse al horario previsto y toca la comida. "Pero que no me den -afirma medio sonriendo- nada de marisco porque no son partidaria de ello. En cierta ocasión, con motivo de una comida dentro del homenaje que se le tributó la diario "Región", pusieron en el menú nada menos que fabada con almejas. Yo, sin más, pedí que me retiraran las almejas para comer solo "les fabes" y detrás, un poco de compango".
Areces, ex-presidente del Principado de Asturias, entregando la medalla de plata del Principado a la cantante en 2002
Indudablemente la cantante nacida en Quirós pero afincada muchos años en Mieres guarda todo un caudal de recuerdos que fluyen en ella con una facilidad increíble, pese a esos noventa y cinco años que ella lleva con prestancia y sentido del humor. Allí, según comenta, recibe de vez en cuando la visita de algunos promotores e intérpretes de la actualidad musical de Asturias. Y ella agradece esas visitas "porque eso quiere decir que la gente de la tonada no se olvida fácilmente de mí. Y es de tener en cuenta". Está claro que ese sentimiento suyo y de los quienes la conocieron, queda plenamente refrendado con la concesión de la Medalla de Plata del Principado de Asturias y su encuentro con el entonces Príncipe, hoy Rey de España Felipe VI. También forma en el jurado del memorial "Silvino Argüelles" que distingue a los diez mejores intérpretes del año.
Diamantina con el actual Rey de España Felipe VI.

FUENTE: AMADEO GANCEDO (La Nueva España)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Biografía de "DIAMANTINA RODRÍGUEZ" 
Diamantina Rodríguez en una actuación-1
La pionera y decana de la tonada asturiana
Diamantina Rodríguez en una actuación-2
Fue cantadora en un tiempo en que las voces de mujer eran minoritarias. Abarcó un repertorio tan extenso que va más allá de la propia asturianada. Recuperó el piano como instrumento de acompañamiento musical de la tonada, junto a la pianista Carmen Vigil. Y, entre otras cosas, sentó las bases para que una nueva generación se atreviera a hacer innovaciones dentro del ámbito de la canción asturiana. Por todo ello, Xaime Arias y la editorial La Cruz de Grado dedican a Diamantina Rodríguez un volumen con el que homenajear y facilitar el conocimiento de la que hoy es la decana de la música asturiana.
Nacida el 14 de septiembre de 1920 en Vil.laxime, concejo de Quirós, Diamantina Rodríguez comenzó a escuchar los cantares de la tradición asturiana a través de algunos de sus familiares, muy aficionados al canto pero nunca profesionales. Con doce años, en el concejo de Quirós, conoce al que sería su marido, Argimiro Fernández Álvarez,  Argimiro’l de Bueida sobrino de Juan el Gaiteru (Xuan el de Ricao) y primo de Julio’l de Fresneo, otro reputado gaitero de la época, de quienes aprendió. Madreñero y gaitero, fue con él con quien Diamantina empezó a tocar en las fiestas donde eran contratados, acompañándolo a la pandereta. Igualmente, por su voz, era contratada en las bodas para cantar la bienvenida a los padrinos y la salida de la novia.
El libro de Xaime Arias sobre Diamantina Rodríguez
Casados en 1936, tras la guerra se trasladan a vivir a Ribera d’Arriba, donde Diamantina comienza a darse a conocer como cantadora de tonada. Y desde donde, tras escuchar semanalmente los programas de radio dedicados al género, se anima a ir a participar en el primer concurso de Radio Oviedo, celebrado en la Sala Babel, al comprobar, después de una actuación de Josefina Fernández, que intervienen mujeres. Aquella tonada que interpretó, con veintisiete años, fue Aquellos bueyes. Quedando entonces en un segundo puesto, por detrás de Josefina, Diamantina la toma como referencia hasta el punto de cantar por ella en muchas ocasiones, y enseñando así las canciones a las nuevas voces de la asturianada muchas décadas más tarde.
Con la popularización de los concursos, en la década de los sesenta las grandes voces surgidas de ellos comienzan a organizarse en formaciones profesionales que se ofrecen a las sociedades de festejos y empresas para actuaciones. La primera de ellas está integrada precisamente por Diamantina Rodríguez, junto a José Requejo y Carlos Fernández Muñiz, Carlitos el de Murias. Y en 1968 se integra en la Compañía de Campeones de la Canción Asturiana Asturias Canta. Dos años más tarde, Manolo Delgado impulsa y dirige Así canta Asturias, en la que, junto a Diamantina, participan José Noriega, José Fernández El Tordín de Frieres, Manuel González Manolo Ponteo, Agustín Argüelles, Celestino Rubiera y Marcelino Meré El Manquín. Con esta agrupación, donde intervenía como gaitero José Antonio García Suárez, El Gaiteru Veriña, y a la que años más tarde se unieron voces como la de Margarita Blanco y Josefina Argüelles, recorrería, además de toda Asturias, la mayoría de los centros asturianos españoles, la Feria del Campo de Madrid, y multitud de teatros y fiestas por toda la península. De esta manera, la popularidad de Diamantina llegaría a ser tal que participa incluso en el programa de TVE La casa de los Martínez.
Diamantina Rodríguez, entre el público del concurso de tonada de Rioturbio
Es en ese período también cuando se editan sus primeras grabaciones. La primera, la canción Carretera de Colloto, grabada por primera vez en 1930 por La Busdonga, y en esta ocasión incluida en el recopilatorio Lo mejor de Asturias, de 1965. Tras ella vendrían al año siguiente cinco tonadas acompañada a la gaita por Remis Ovalle, entre las que incluye la pieza que se convertiría en la más significativa y de composición propia: Arboleda bien plantada.
Diamantina Rodríguez siguió participando en otras grabaciones, entre las que cabe  destacar el recopilatorio de 1969 Asturias Patria Querida, donde aparece acompañada al piano por Carmen Vigil y a la gaita por Chema Castañón. Y, tras un período intenso de grabaciones, no vuelve a aparecer la siguiente hasta comienzos de los años 80 cuando decide retirarse de los escenarios, no sin antes aprovechar para dejar grabadas una serie de canciones que aparecerían en 1981 editadas por la casa Dial Discos con el título de A las madres de los mineros.  Pero, aunque su última grabación fue en los discos De L.laciana vengo, de Rosario González, y en el recopilatorio Con voz de muyer, editado por el Instituto Asturiano de la Mujer en 2004, Diamantina no deja de aparecer en diferentes recopilatorios, como gran maestra que es de la asturianada. Siendo ella hoy el referente por el que cantan las nuevas voces de la canción asturiana, ha recibido multitud de homenajes en los últimos años, entre los que destaca el Centru d’Estudios de l’Asturianada al que en octubre de 2009 el Ayuntamiento de Mieres -donde reside desde hace años- pone su nombre.
Diamantina Rodriguez durante una actuación
Una amplia biografía de Diamantina Rodríguez, el análisis de todas sus grabaciones, la recopilación de las letras de sus temas, un recorrido fotográfico por su vida y, con ella, la de la historia de la canción asturiana, en la que destaca el afianzamiento de las voces clásicas a través de la emisión radiofónica de sus grabaciones en la década de los años cuarenta así como el momento actual de renovación generacional de la tonada. Todo ello lo recoge el interesantísimo volumen Diamantina Rodríguez. Memoria de un tiempo de la canción asturiana, título de la obra con la que Xaime Arias (Mieres, 1987) acerca a aficionados, cantantes y público en general la historia viva de la canción asturiana. “Uno de sus personajes más queridos y respetados”, como afirma Ismael Arias en su prólogo, en que resume lo que esta intérprete significó para su tiempo: “la capacidad de arriesgarse. Lo hizo afrontando un repertorio muchas veces nuevo y, otras, enriquecido con la presencia del piano o de los ritmos de panderu. Lo hizo atreviéndose con composiciones propias. Como también convirtiéndose en la gran voz femenina de su tiempo -un tiempo en el que la sola presencia femenina ya era por sí innovadora”. Con todo, “nunca dejó de representar lo mejor de la tradición asturiana. Aunque haya sido, principalmente, por convertir a esta tradición en un valor del presente no tan sólo un legado del pasado. Y, gracias a ello, para hacerla llegar hasta el futuro”. Un libro único e indispensable para acercarse a una mujer, a un tiempo y a una cultura.
Xaime Arias, con Diamantina, en la Facultad de Musicología en Oviedo
FUENTE: XAIME ARIAS (http://www.biblioasturias.com)

El autor

Xaime Arias (Mieres del Camín, 1966) es músico y escritor. Tras finalizar Superior de Piano y de Solfeo y Teoría de la Música, impartió clases en diferentes conservatorios y escuelas de música. Pero, principalmente, su trabajo como instrumentista se centró en trabajos jazzísticos, en formaciones como Quatro Jazz Quartet o Xaime Arias Trío, con quienes grabó un CD con repertorio propio. Igualmente, como músico, colaboró en las grabaciones y producciones de una larga lista de cantadores tradicionales, como Vital Noval, Liliana Castañón, Anabel Santiago, Ángeles González, Rosario González, los Hermanos Valle Roso y, en 2012, el último trabajo de Fernando Valle Roso, Camín d’ayures, que recibe el Premiu de la Crítica RPA al Meyor Discu del Añu 2012. Por otra parte, como escritor, en 1998 lleva el Premio de Ensayo Máximo Fuertes Acevedo, del Principado de Asturias, por su trabajo L’Asturianada, junto a su hermano Ismael Arias. En 2010 publicó la novela satírica La fiesta de práu.
______________________________________________________________
______________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario