11 de mayo de 2016

El pueblo de Laipata (La Depata) en la Güeria San Juan de Mieres

Un pueblo de aspecto de cuento 
El pueblo de laipata (visto desde la actual carretera)
La armonía natural de una zona, la belleza innata de un lugar mágico forman muchas veces la riqueza inestimable de un pueblo y dan la seguridad necesaria para afirmar que en el concejo de Mieres y más  concretamente en La Güeria San Juan, quedan lugares dignos de una mejor pincelada
Interior del pueblo. (Foto:http://elblogdelmierense.blogspot.com.es/ )

Como la mayoría de los pueblos de la Güeria San Juan el pueblo de Laipata es pequeño,  pintoresco y guarda una bella estampa de personales encantos. Está situado a unos a unos 512 metros de altitud (aprox), en el corazón de la Güeria de San Juan y a 10 minutos de coche del centro de Mieres(2 km), para llegar desde el casco urbano hay que coger la carretera nacional que nos lleva a Sama de Langreo, a la altura del cementerio municipal y junto a una gasolinera (ahora cerrada), nada más pasarla, se coge una carretera situada a la izquierda (en plena curva) y pasando el pueblo del Somerón, el siguiente pueblo que nos encontramos es Laipata.
El poblado y su enclavamiento son lugares muy típicos y característicos en los núcleos rurales habitados de la Montaña Central Asturiana, es un pueblo  distinto y armonioso, donde aún se disfruta de la vida, el tiempo pasa despacio y se percibe una intensa sensación de bienestar y calma. Hay viviendas en el pueblo que tienen siglos en pie y destacan algunos aspectos etnográficos en pueblo, como: un único hórreo, numerosas casas hechas de piedra con corredor, un lavadero con dos pilas y fuente y cuadras antiguas hechas de piedra. El pueblo disponía de una pequeña escuela (aún se puede ver, aunque muy deteriorada) y la última casa antes de salir del mismo camino de LAcibiu o Acebedo, era la casa de la familia Menéndez.
Casa familiar de la familia Menéndez en el año 1984
Limita este pueblo por la cara norte con los pueblos de Cutuperal, La Matiná y Estalles. Al este con L’Acibiu, Fresnedal, La Caseria y La Llonga. Al oeste con los pueblos de Requintin y Las Casetas. Al sur (aguas abajo) con El Somerón, Cuetavil y Murias.
Algunas de las fincas más populares, mencionadas y conocidas en aquellos lejanos años eran: Casito los Abedorios, La Bravia, El Cantilón, La Llana, El Yusitu, etc.
Se encuentra Laipata situado en uno de los pliegues de la montaña, que tiene su máxima altitud en el monte de La Teyerona (646 metros de altitud), esta magnífica atalaya avista paisajes espectaculares de la inconfundible topografía Astur, donde el verde, el gris y el azul juegan a la intriga óptica en la mente de los artistas pintores. El faro de Gijón hace llegar sus destellos a este logrado monte en las noches claras estivales, es como si quisiera guiar al caminante a este prodigioso lugar.
Monte La Teyerona
Laipata heredó las tradiciones de años pasados, donde la labor del campo era su principal fundamento de vida, la labranza y la ganadería eran medios comunes de subsistencia. Aprovechaban muy bien los recursos naturales a su alcance, en los otoños era una estampa muy común ver a los mozo/as por los magníficos castañales que había en las inmediaciones del pueblo, sacudiendo con varas largas el erizado fruto, aún hoy en día se pueden observar en algunos castañeros restos de antiguos “corros” donde guardaba los erizos con el fruto dentro para su mejor conservación y mantenerlos más frescos, el método era el siguiente: “Se tendía una base de erizos de castañas, luego el fruto y finalmente otra capa de erizos. Finalmente, se cubría todo con un saco para evitar que perdiesen su humedad», otro sistema de conservación de las castañas era  secarlas en pasos (paxos) en lo corredores de las casas y hórreos. Las mujeres les daban vueltas todos los días”.
También en aquellos años tenían momentos de ocio, había una costumbre muy extendida ancestralmente que se perdió en los últimos años del siglo XIX y principios del siglo XX y que consistía en lo siguiente:
Imagen recreada de antiguas "noches de cortejo"
Entre los pueblos cercanos o limítrofes había mucha cordialidad entre sus habitantes eran frecuentes los matrimonios de residentes de diferentes aldeas, lo más normal era que la mujer se trasladara al pueblo originario del hombre. La tradición dictaba que los mozos y mozas de los diferentes emplazamientos los recorrían rotativamente las noches de los jueves o los sábados (mayormente los sábados), se denominaban “las noches de cortejo”, se juntaban los jóvenes y no tan jóvenes para bailar y charlar animadamente, los mozos asistían para “echar la persona”, así se denominaba el evento, que por otra parte era también muy común en el resto de la Asturias rural.
A partir de la industrialización de últimos del siglo XIX y principios del siglo XX, Laipata sufre  el abandono normal de los pueblos de la zona, sus antiguos vecinos buscaron una vida más cómoda en las ciudades y barrios cercanos a ellas, haciendo que la agricultura y ganadería sea en estos momentos completamente residual, en este momento y desde hace ya bastantes años (no hay ninguna vaca en el pueblo), y únicamente hay unas cuantas ovejas como único elemento ganadero, así como unas pocas huertas pequeñas de uso doméstico.
Otro aspecto de una calle del pueblo (la casa que se ve al fondo era la de Laureano Cosio y familia).(Foto:http://elblogdelmierense.blogspot.com.es/ ) 
En los años vivos del pueblo eran muy apreciadas sus pomaradas con abundantes frutas, siendo muy recordado el nombre de Fernandín, que a mediados del siglo XX y años posteriores dejó una impronta en el pueblo, era un experimentado cultivador de manzanas. También tenía el pueblo un típico lagar de sidra y una pequeña herrería para pequeños trabajos, hoy tan solo son un bonito recuerdo por muchos desconocido.
Pomarada
Laipata dio buenos intérpretes de tonada, es cuna de la cantante Amable Fuello (que inmortalizo la canción “Soy de Pravia”), madre de Silvino Fernández Fueyo, el gaitero de Laipata, Silvino comenzó de muy pequeño a escuchar tonada dado que su madre, Amable Fueyo, era una de las voces mierenses más notables, pero el joven Silvino no había nacido para cantar sino para tocar la gaita, con tan solo 11 años le compraron una gaita (su precio fue de 100 pesetas). Fue el principio de una gran carrera.
Llegó a grabar dos discos de gaita (“Viva la gaita”, en 1981 y “Viva la gaita 2” en 1982 y multitud de piezas en las que acompañaba al tambor o a grandes intérpretes de la tonada.
Amable Fueyo, cantante de tonada y madre de Silvino el gaitero en Laipata
Junto a lo anterior, Silvino fue gaitero oficial del Concurso de Radio Nacional-Caja de Asturias y participó en numerosos festivales benéficos y homenajes. Creó escuela en Corigos y Caborana de Aller, en Muñón de Lena y en Mieres, donde adquirió fama su academia del Bar Ardura.
Silvino Fernández Fueyo, “Silvino el Gaitero de Laipata” (nació en Laipata  el día 20 de febrero de 1935 y falleció el 16 de enero de 2005), representó con su gaita la música asturiana del siglo pasado, el puente de unión entre los gaiteros legendarios de últimos del siglo XIX y primeros de siglo XX.
Muy recordado es la figura de Laureano Cosio (según dicen destacó por ser un consumado bailaor de lo asturiano), yo que lo conocí puedo decir que destacó por muchas más cosas, era un gran “paisano” de esos que te marcan para siempre, su figura alta y siempre de traje (Mahón) paseando por las inmediaciones del pueblo y en los bares de los pueblos limítrofes a jugar la partida, su figura es imborrable, su hermano Sabino Cosio y hermana Pilar (Pilarina) Cosio (vivían los tres juntos en la casa del centro del pueblo y los tres estaban solteros).
Silvino Fernández Fueyo "el gaitero de Laipata". (1935-2005)
No me puedo olvidar de Manolo”El Campizu”, uno de los más populares del contorno, con una “fina” capacidad para el humor y con fama de gran asador de corderos a la estaca y también a la caldereta, formulas estas que se utilizaban frecuentemente en el pueblo, durante años poseyó un “muy” pequeño bar en el centro del pueblo.
En la penúltima casa de la fila es donde se encontraba el bar de Manolo”El Campizu”. (Foto:http://elblogdelmierense.blogspot.com.es/ )
Rincón inolvidable y de mucha tradición, era la zona denominada “La Cerezal Negrera”, estaba ubicada en el camino a las casas de Laipata de abajo, a la altura de la cuadra de Salustio, un poco más abajo y antes de ensanchar el camino,  había un pequeño espacio (no era muy grande) debajo de una cerezal, allí se reunían los ancianos, gente madura y los jóvenes, precisamente ahí es donde se celebraban hace muchísimos años las fiestas del pueblo, “Nuestra Señora de Begoña”, es muy posible que en este momento, ni los más ancianos del lugar se acuerden que Laipata tenía fiestas, quien era su patrona y donde se celebraban.
Escuela de Laipata en el año 1943
Escuela de Laipata en 1958
Para finalizar se hace necesario decir que el pueblo de Laipata ha cambiado mucho, ya no hay tantos vecinos y algunos son nuevos, en el año 2015 había censados 9 vecinos (censo municipal), pero valga este pequeño recordatorio para que no caigan en el olvido, un rincón y unos vecinos entrañables de la Güeria San Juan que como muchos otros aportaron su granito de arena a la pequeña historia de nuestro concejo.
El lavadero y fuente del pueblo (Foto:http://elblogdelmierense.blogspot.com.es/ )
Balsas del lavadero con dos tablas de lavar.
A pesar de todo lo perdido, este pequeño pueblo aún mantiene su interés, ya no tiene su sabor arcaico ni la lucidez de antaño,  pero mantiene el encanto típico de las aldeas asturianas. Por ultimo, si alguno de ustedes visitan el pueblo de Laipata alguna vez, puede ser que se sorprendan agradablemente y se encuentren de repente y sin saberlo con “EL PARAÍSO PERDIDO"
Otra vista con dos casas del pueblo, la primera empezando por la izquierda; Casa de la familia de Marcelino Menéndez en Laipata -hoy casa Charo y la siguiente la casa de Pepe y Mari. (Foto actual).
___________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario