25 de julio de 2015

Una villa Asturiana cargada de historia “Cangas de Onís” (Cangues d'Onís)

Cangas de Onís capital del "Reino de Asturias"
1882- Vista de Cangas de Onís (La Ilustración Española y Americana, 22-3-1882)  www.asturiasparadisfrutar.es
Cangas de Onís (Cangues d'Onís en asturiano) es un concejo de Asturias (España), capital del concejo y uno de los 18 partidos judiciales de Asturias.
Vista antigua de Cangas de Onís (espanafascinante.com)
(Enlaces y fuentes al final del artículo)
El concejo de Cangas de Onís limita al norte con Parres y Ribadesella, al este con Onís y Llanes, al oeste con Amieva y Parres y al sur con la provincia de León. El lema que recoge su escudo es "Minima Urbium Máxima Sedium", (la más pequeña ciudad fue la máxima sede), en la actualidad cuenta con una población de 6678 habitantes (INE, 2014).
La ciudad de Cangas de Onís fue capital del Reino de Asturias hasta el año 774. En esta población se estableció el rey Don Pelayo, y desde aquí emprendió con sus gentes acciones sobre los territorios del norte de España, como único foco de resistencia al poder musulmán, una vez desaparecido el Reino visigodo. En este término municipal tuvo lugar en el año 722 la Batalla de Covadonga, donde Don Pelayo venció a las fuerzas musulmanas y consolidó un poder y prestigio que le permitió permanecer independiente y fundar el primer reino cristiano posterior a la derrota de los visigodos en la Batalla de Guadalete.
Más de 2.000 hectáreas del concejo forman parte del Parque nacional de los Picos de Europa. Dentro del parque se encuentra el conjunto monumental de Covadonga, donde se inició la Reconquista en el año 722. A 12 kilómetros de Covadonga, se encuentran los llamados lagos de Covadonga (son tres: el Enol, el Ercina y el Bricial, aunque éste sólo tiene agua durante el deshielo), de gran relevancia en el ámbito ciclista. En la capital de Cangas de Onís, se halla el conocido como "Puente Romano", aunque su construcción data en realidad de la Edad Media.
La población de Cangas de Onís está asentada en el entronque de los ríos Sella y Güeña, siendo este último tributario del anterior. En el valle situado entre ambos ríos se encuentra la capilla de la Santa Cruz, que fue un templo de época romana, reconstruido durante el reinado de Favila de Asturias.
Cueva El Buxu exterior -www.turismoasturias.es
Prehistoria y romanización
Desde el Paleolítico Superior hay restos de vida humana. A saber:

Las cuevas de Buxu
Se encuentra a unos dos kilómetros de Cangas de Onís dirección a Covadonga tras tomar un desvío a la izquierda, próxima al pueblo de Cardes.
Descubierta en 1916, conserva pinturas y útiles datados en el periodo Solutrense (Paleolítico superior), hace 18000 años. Los restos encontrados indican que la cueva se ocupaba a principios de los veranos por cazadores - originarios de la costa probablemente- especializados en la caza de ciervos y cabras, así como pescadores de salmón.
De los restos encontrados, destaca la escultura de un ave realizada en un colmillo de oso de las cavernas. En las pinturas de las paredes, además de figuras abstractas, merecen destacarse las figuras de cabras grabadas en la roca o pintadas en negro, dos hermosos caballos grabados con gran detalle y un gamo.  
En el Buxu se pueden admirar pinturas  de caballos , ciervos, cabras, bisontes... y figuras geométricas y zoomórficas. www.infocangasdeonis.com
Cueva La Peruyal
La cueva de la Peruyal es una de las joyas de Asturias. Está situada en el concejo de Onís, a los pies de los Picos de Europa y una de las zonas más auténticas de la región.
Esta cueva cuenta con una increíble sorpresa dentro, un auténtico fósil de un rinoceronte bebé. La verdad es que hasta que no lo ves no te lo puedes creer y cuando lo ves se te va la cabeza pensando que hace solo unos pocos miles de años había ese tipo de fauna correteando por Asturias.
Cueva La Peruyal Situada en el concejo de Onís, también conocida como la cueva del Rinoceronte, por el fosil que hay en su interior. www.fronteraverde.com
Cueva de la Huelga
Se encuentra a unos cinco kilómetros al sureste de Cangas de Onís, en un valle recorrido por el arroyo de La Brava (al lado del pueblo de Narciandi).
Las aguas de este arroyo son las que originaron un complejo sistema kárstico de galerías subterráneas que hacen necesarios equipos y conocimientos especializados para recorrerlas.
Al abrigo de la gran visera rocosa que constituye la boca de la cueva, vivieron grupos de cazadores durante casi todo el Paleolítico Superior.
Las excavaciones arqueológicas realizadas han puesto de manifiesto la importancia de la ocupación magdaleniense, (hace unos 14000 años). Los restos hallados, indican la presencia a principios de los veranos de cazadores especializados en ciervos.
Entre los restos encontrados, destacan las puntas fabricadas en asta de cérvido, una colección de colgantes realizada sobre dientes y huesos de animales, una tibia de ciervo con tres cabezas de cierva grabadas en su superficie y una flauta que constituye el más antiguo instrumento musical de la región. (La cueva permanece cerrada actualmente)
Se encuentra a unos cinco kilómetros al sureste de Cangas de Onís, en un valle recorrido por el arroyo de La Brava (al lado del pueblo de Narciandi).www.el-caminoreal.com 
Cueva de los Azules
Emplazada en Contraquil, junto Cangas de Onís. Se trata de un conjunto de abrigos rocosos frente a la desembocadura del río Güeña en el río Sella.
En la cueva de los Azules, destaca el hallazgo del enterramiento de un varón, realizado hace unos 9500 años, que actualmente se conserva en el Museo Arqueológico de Oviedo. Junto al cadáver, se encontraron diversos objetos personales propios de los cazadores-recolectores de la región, así como restos de comida. Entre estos últimos destacan conchas de moluscos traídos desde la costa. (La cueva permanece cerrada actualmente).
Cueva de los Azules, restos expuestos en el Museo Arqueológico de Asturias www.turismoasturias.es
Neolítico
Varios siglos más tarde, durante el IV milenio A.C, los pobladores neolíticos levantaron grandes estructuras funerarias. Del periodo Neolítico, hay constancia en las cuevas de Salamuda, Trespando y el Cuélebre, así como los dólmenes de Santa Cruz y Abamia.
Pobladores de la época pladelafont.blogspot.com
El dolmen de Santa Cruz
Único que se conserva, consta de cinco grandes piedras que forman la cámara dolménica y otras dos que inician la galerí, destacando sus decoraciones pictóricas y grabadas. Los dólmenes de Abamia han desaparecido tan solo se conserva la losa principal en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid pasando a denominarse “El ídolo de los ojos” por la figura antropomorfa grabada en él.
De la Edad del bronce se hallaron restos en la cueva del Cuélebre, en Santianes y Güerañu.

El dolmen de Santa Cruz
La época de la romanización
La época de la romanización debió de ser bastante intensa ya que el Sella era el límite entre los pueblos cántabro y astur. Estos pueblos unidos lucharon contra la invasión romana.
De esa época llegan noticias de este territorio,  llamado “Cánicas”, ocupado por pueblos vadinienses, enemigos de Roma, y a cuya dominación se resistieron durante décadas refugiándose en los Picos de Europa. Finalmente sucumbieron bajo el peso del imperio y se dejaron influir por la cultura dominante, encontrándose en el territorio de Cangas abundantes lápidas funerarias que demuestran como los pueblos locales adoptaron tanto la lengua como la religión y costumbres romanas.
Recuerdo de la presencia romana es el llamado Puente Romano de la ciudad pues, aunque medieval en su apariencia actual, seguramente sustituye a otra de época romana sobre el que pasaría una de las calzadas que comunicaban la zona centro de Asturias con Santander.
Se conserva un tramo de la calzada (Calzada de Piedrafita) en el valle de Cuerres.
Superada una etapa visigótica, Cangas de Onis cobra su mayor protagonismo histórico con la sublevación de Don Pelayo contra la invasión musulmana. Tras la victoria de Covadonga (722) Cangas se convierte una precaria corte de un incipiente reino que, con el tiempo se convertirá en el Reino de Asturias.
Puente viejo, llamado romano por el pueblo, vista de conjunto durante las obras de restauración. Foto de Menéndez Pidal
Edad Media y Moderna
La historia cuenta que tras la victoria de Covadonga en el 722 Pelayo elige como capital del reino Cangas de Onís, Muerto Don Pelayo en el 735, otros cuatro reyes más le suceden en su corte de Cangas durante 57 años, hasta que el Rey Silo decide trasladarse a Pravia (Asturias), probablemente por motivos estratégicos, lo mismo que a la muerte de Alfonso III, sus descendientes deciden trasladar la corte a León, lugar mejor posicionado para el gobierno de un Reino cada vez más extenso. Entre sus sucesores está Alfonso I de Asturias, que aumentó las fronteras del reino y repobló con gentes cristianas de la meseta zonas de Asturias.
En el siglo XII, ya se empiezan a tener pruebas de una demarcación canguesa, pero siendo sus límites diferentes a los conocidos, incluso en el siglo XIII, sigue este territorio sin tener un apelativo.
Es en el siglo XIV, en un inventario de derechos del episcopado de Oviedo en el que aparece la zona con la denominación de Cangas de Onís. Otro ejemplo está en el testamento de Enrique II de Castilla que amplía los señoríos de su hijo bastardo, incluyendo el concejo de Cangas de Onís que volvería en años más tarde a la corona de nuevo.
En el siglo XVI, ya aparece Cangas de Onís, como entidad concejil y figura en la Junta General del Principado de Asturias celebrada en 1504 en el convento ovetense de San Francisco. Estos cargos recaen en estas fechas en miembros de familias ilustres de la comarca. En lo referente a Covadonga fue Felipe III, quien comienza a transformar el Real Sitio, gracias a los esfuerzos de los diferentes abades, realizando obras de importancia en la cueva, pero a consecuencia de un incendio se perdieron todas las imágenes, joyas, etc. Este incendio traerá algo muy favorable y es que Carlos III se preocupa por el Real Sitio y realizará una serie de obras y proyectos, como fueron la construcción de un nuevo templo y mejoras en las comunicaciones trayendo todo esto un comercio mucho más vivo lo que dará un empuje a la vida del concejo. 
Regimiento de Cangas de Onís (1808) sietemerindades.blogspot.com
Siglo XIX en adelante
El siglo XIX, traerá la Guerra de la Independencia Española, se crea el regimiento de Cangas de Onís y la villa pasará a ser capital de uno de los gobiernos militares. Fueron ocupados varias veces por tropas francesas dando como resultado multitud de personas muertas por ambos bandos. La desamortización de Mendizábal también trajo cambios, ya que fueron vendidos los bienes del monasterio de San Pedro de Villanueva, menos el edificio del monasterio y la iglesia, y los bienes de Covadonga, menos los bienes más cercanos. Las guerras carlistas, también tuvieron su repercusión ya que la villa y sus pueblos fueron ocupados. A mediados del siglo XIX Cangas de Onís tiene un gran crecimiento debido a diferentes mejoras como fueron las carreteras del Pontón y la de Ribadesella. La explotación minera de Buferrera por una compañía inglesa que empleara gran cantidad de mano de obra, tanto local como de los concejos de toda Asturias.
En el siglo XX, se creará el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga y se le concede a la capital del concejo el título de ciudad. Este siglo también traerá el cierre de las minas de Buferrera, que tanta mano de obra había traído en el siglo pasado. Pero algo que fue un duro golpe, fue la Guerra Civil española que trajo una gran destrucción a todo el concejo, siendo bombardeada la capital varias veces, colocando el bando republicano cargas sobre los puentes del río Sella para destruirlos. Incluso durante la postguerra hubo problemas, ya que actuaron en el concejo partidas guerrilleras, trayendo en consecuencia unas represalias por parte del bando nacional. Todo esto condujo a Cangas de Onís a una dura y difícil postguerra.
Otro acontecimiento histórico a destacar es que en el año 1978, Cangas de Onís, volvió a ser la capital del Principado de Asturias, ya que en el salón de sesiones del ayuntamiento, se acogía la constitución del Consejo Regional de Asturias, futura Junta General del Principado y ente encargado de la elaboración del Proyecto de Estatuto de Autonomía.
Parque Nacional de la Montaña de Covadonga - www.solofotosantiguas.com
Nota: (Importante puntualización)

El Puente Romano de Cangas de Onís sobre el río Sella
El Puente Romano de Cangas de Onís es una antigua construcción situada sobre el río Sella en la antigua capital de Asturias, Cangas de Onís y que separa los concejos de Cangas de Onís y de Parres.
El actual puente, conocido como Puente Romano o simplemente El Puentón para los cangueses, data de la Alta Edad Media (probablemente del s. XIII), aunque se asienta sobre otro mucho más antiguo que se remontaría a la época romana. Lo cierto es que sobre este paso de piedra se asentaba el trazado de la calzada romana que unía las localidades de Lucus Asturum (al lado de Oviedo) y Portus Victoriae (actual Santander).
Sin duda este puente, o el inmediatamente anterior a él, sería testigo del levantamiento de Pelayo contra la ocupación musulmana, y sería utilizado para el paso del ejército de Alkama camino de su derrota en Covadonga. Y también contemplaría los primeros años del Reino de Asturias, cuando Cangas de Onís fue sede real, corte y capital del reino, y observaría impasible como los reyes se trasladaban a otras ciudades buscando lugares más estratégicos y más próximos a las fronteras que tenían que defender.
El puente y el inicio del Reino de Asturias son los elementos más importantes para la historia de Cangas de Onís. Por este motivo ambos elementos se integran en el escudo municipal: una cruz de roble sobre la media luna en señal de la victoria de Covadonga, colocados sobre el Puente Romano, y con una inscripción alrededor con la leyenda MINIMA URBIUM, MAXIMA SEDIUM (la más pequeña ciudad fue la máxima sede).
Es del todo probable que la facilidad del paso del río Sella en este punto condicionase la construcción del puente, y este hecho fue determinante para el surgimiento del núcleo de Cangas de Onís. De hecho, el puente y la calzada superior definen el eje urbano marcado por la Calle San Pelayo y su continuidad en la Calle Mercado, las que serían las principales calles hasta la construcción del nuevo puente y la nueva calle a finales del s. XIX.
El puente, que originalmente contaba con 7 arcos, tuvo que ser restaurado en sucesivas ocasiones y a lo largo de todos los siglos de su existencia. En época moderna destacan las restauraciones de 1876 y la de 1940 - 1943, pero hay que resaltar que en estas restauraciones se encontraron piezas de arcos medievales utilizados como relleno entre sus muros. Aún hoy en el segundo arco de la derecha se puede localizar a simple vista la basa de una columna medieval reaprovechada de una iglesia anterior. Junto a su muro izquierdo se ha reconstruido un arco de medio punto con las piezas rescatadas de su interior. Este arco sirve hoy para enmarcar la estela que rinde homenaje a Cangas de Onís como capital del antiguo Reino de Asturias y sede real.
Del arco central pende una réplica a gran tamaño de la Cruz de la Victoria, símbolo de Asturias. Este detalle decorativo tiene su origen en el año 1939 cuando, tras su exilio obligado en París, regresa a España y a su sede de Covadonga la imagen de La Santina. Para recibirla en Cangas de Onís se construyó sobre el puente nuevo un arco de triunfo y se engalanó todo el entorno, utilizando entre otros motivos una Cruz de la Victoria que, desde entonces, luce en el centro del puente. El puente fue declarado Monumento Nacional en 1931.
El llamado puente romano de Cangas de Onis
FUENTES:
https://es.wikipedia.org - // - http://www.cangasdeonis.com - // -http://www.asturnatura.com - // www.fronteraverde.com
___________________________________________________
___________________________________________________

NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:
  • § Twitter – “El blog de Acebedo”

3 comentarios:

  1. Hola. Acabo de encontrar tu blog en la red y me parece, aparte de interesante, muy útil en lo que a dar a conocer la Historia se refiere.

    Leyendo esta entrada he visto algo que, i me lo permites, es una incongruencia. Dices:

    "... La época de la romanización debió de ser bastante intensa ya que el Sella era el límite entre los pueblos cántabro y astur. Estos pueblos unidos lucharon contra la invasión romana.
    De esa época llegan noticias de este territorio (Astur), llamado “Cánicas”, ocupado por pueblos vadinienses, enemigos de Roma, y a cuya dominación se resistieron durante décadas refugiándose en los Picos de Europa...."

    A la época que citas el territorio vadiniense, situado al E. del Sella y sobre las estribaciones de los P. de Europa y NE. de la actual prov. de León, era cántabro, y en modo alguno astur como mencionas entre paréntesis.

    En el oriente asturiano, como todo el mundo sabe, a partir del río Sella más o menos y hacia el E. no sólo habitaban los vadinienses, sino otras tribus cántabras como los Salaenos ("los que habitan en la orilla del Salia") y los Orgenomescos, ambos en el litoral de lo que hoy es Ribadesella, Llanes, etc... y ligeramente hacia el interior, tierra adentro.

    Son pequeños detalles pero se trata de no confundir a quienes lean la entrada y por la propia credibilidad del blog y su autor.

    Por lo demás, me parece excelente el artículo y espero que este apunte no te moleste.

    Un saludo.

    Jesús J. Maroñas

    ResponderEliminar
  2. Estimado Jesús, no me molesta en absoluto, al contrario te lo agradezco,ya retire lo de "astur" en el artículo. muchísimas gracias por tu aportación y por visitar este modesto blog y quiero aprovechar el correo para enviarte un afectuoso saludo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola:Soy Josefina de Cangas de Onis y me gustó mucho leer en tu blog todo lo que escribes sobre mi pequeña-gran Ciudad.Muchas gracias por compartirlo.Di por casualidad con tu blog y desde ya me hago tu seguidora. Saludos con afecto.

    ResponderEliminar