1 de marzo de 2015

Las huellas de Pedro Duro Benito en La Felguera (Asturias)

Una larga y tenaz huelga

S.M. Duro Felguera - Finales s.XIX
Las protestas laborales aumentaron tras la muerte de Pedro Duro
Calle Julian Duro,traslado de los restos de Pedro Duro el 25 de agosto de 1.916 y la fabrica de Duro Felguera al fondo.
lafelgueraantesyahora.blogspot.com


Mientras Pedro Duro estuvo al frente de la fábrica, los conflictos laborales fueron muy localizados y de corta duración. Las cosas empezaron a cambiar a los pocos años de su muerte, sobre todo a partir de 1898, año en que se constituye en La Felguera la primera organización anarquista, impulsada por el metalúrgico José Valdés. Los anarquistas, hegemónicos y muy beligerantes, alentaron casi todos los conflictos de la fábrica hasta la guerra civil: en las minas dominaban los socialistas.
Durante la Segunda República se agravó la situación económica en España como efecto de la grave crisis internacional de 1929, lo que contribuirá a la exacerbación de las luchas sociales. Además, los ácratas consideraban el régimen republicano como una representación del "orden burgués": un orden que había que derribar. A pesar de que en la Constitución de 1931 se reconocía que España era una República democrática de trabajadores de toda clase.

Misa por Pedro Duro Benito en el interior de La Fábrica elllugarin.blogspot.com
En tales circunstancias se desencadenó una huelga en la factoría felguerina, que se inició en el otoño de 1932 y se mantuvo hasta el verano del año siguiente: nueve largos y tempestuosos meses. La reducción impuesta de los días de trabajo y la jubilación de treinta obreros "con pensiones de hambre" fueron las causas principales del conflicto. La empresa justificaba tales medidas por la insostenible competencia industrial y la "extremada falta de pedidos".
Durante casi toda la huelga, Langreo, y muy especialmente la Felguera, se vio sometido a un implacable y complejo control policíaco-militar. Así lo reflejaba un enviado especial de un diario madrileño: "Toda la cuenca de Langreo está tomada militarmente. De Oviedo vinieron policías; de Madrid, Guardias de Asalto; de toda la región, civiles; de El Ferrol, marinos de Guerra; la Guardia Civil estaba situada en los montes; los de Asalto, en sitios estratégicos del valle y en las villas de Sama y La Felguera. Los de Infantería de Marina, llegados de Galicia, en la misma fábrica". Contrastaban "tales incrustaciones bélicas" con la serenidad del pueblo y de los obreros felguerinos.
El dos de diciembre de 1932, los anarquistas hacen una llamada a todos los trabajadores de Langreo para que secunden un paro general de 24 horas en solidaridad con los huelguistas de Duro Felguera. Una vez conocida la convocatoria, fueron clausurados los centros obreros del concejo. El estrépito de la dinamita dejaba a oscuras buena parte del municipio y paralizaba los trabajos en varias minas. A lo largo del día, los Guardias de Asalto contestaban con intensos tiroteos las acciones de los saboteadores en diferentes puntos de la cuenca.
La Felguera fue su gran destino. Pedro Duro y La Felguera son ya elementos indisociables. Con rango industrial y universal. Duro reconoció desde el principio que obtener beneficios era el fin principal de su arriesgada iniciativa industrial. Nunca tuvo mala conciencia por ello. Pero al mismo tiempo se le cita como ejemplo por su política social, la más avanzada del siglo XIX en España. http://www.langreanosenelmundo.org
Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, el Ayuntamiento se constituye en sesión permanente para arbitrar una fórmula que acercara las posiciones de los huelguistas y la empresa. Y convocadas por los ateneos populares de Sama y La Felguera, medio centenar de asociaciones langreanas se reúnen en el cine Dorado de Sama con el mismo objetivo. Ante una agitada y multitudinaria asamblea, el portavoz de los ateneos proclamaba que no se podía tolerar que Langreo se derrumbara económicamente.
Sin embargo, estas y otras muchas iniciativas ciudadanas no lograron romper la dinámica de una huelga que se radicalizó en los meses siguientes, perturbando no sólo las relaciones de anarquistas y socialistas (metalúrgicos y mineros), sino avivando también la confrontación localista entre Sama y La Felguera. (A esa radicalización general habría contribuido asimismo, a principios de 1933, el levantamiento anarquista a escala nacional contra la "República burguesa").
Como respuesta a la dureza y la duración de la huelga, los directivos de Duro Felguera amenazaron con trasladar la fábrica al País Vasco. Por su parte, los huelguistas recibieron el apoyo de gran parte de Asturias y de muchas ciudades del resto de España. E incluso del extranjero.
En agosto de 1933, tras tensas y sucesivas reuniones, concentraciones, manifestaciones y asambleas, los obreros aceptan una propuesta que estaba lejos de sus demandas iniciales. Se ven obligados a poner fin a la huelga, acuciados sin duda por insostenibles carencias vitales.
En cualquier caso no dura mucho la normalidad. Son tiempos vertiginosos: se avecinan nuevos y más trágicos sucesos.
Una imagen histórica de la siderúrgica de Duro en La Felguera.
FUENTE: 

Pedro Duro Benito - Biografía




Biografía



Labor social
Pedro Duro apostó por una importante labor social, creó asistencia médico-farmacéutica para sus trabajadores, cajas de ahorros y socorro pensadas para las bajas por enfermedad, viviendas baratas para los obreros y sus familias, escuelas para sus hijos e hijas, etc. siendo su fábrica una de las más avanzadas socialmente de la época. Él mismo estaba convencido de su buena relación con sus empleados, con los cuales mantenía constante diálogo. Tras su muerte, la empresa continuó esta importante labor social y cultural un siglo más.

Fallecimiento
Cuando abrió el primer horno alto, que llevó por nombre Nuestra Señora del Pilar, fue a vivir con él su única hija, Pilar Duro, que aún era una niña. Ésta tuvo cinco hijos: Dolores Fernández Duro (futura marquesa de La Felguera), Josefina, Pedro, Matías y Jesús (Caballero de la Legión de Honor francesa). La prematura muerte de Pilar a los 26 años le produjo una enorme tristeza que agudizó sus continuos problemas de salud. Tras varias visitas a Madrid para ser tratado, regresó a La Felguera, donde falleció en la tarde del 11 de marzo de 1886, momento en el que repicaron las campanas de la iglesia (donde se celebraría un miltitudinario funeral) y simultáneamente las sirenas de las fábricas. En su testamento figuraron sendas donaciones al hospital provincial y a los 2.200 obreros de su fábrica.

Homenajes
En 1895 los obreros de la fábrica levantaron una gran estatua en honor a Duro, costeada por ellos mismos, que actualmente se encuentra en el parque Dolores Fernández Duro de la villa, rematada con la inscripción: "Los obreros de la Fábrica de La Felguera, a su fundador, Pedro Duro". Es la séptima estatua más antigua de Asturias y obra de Jerónimo Suñol; en ésta se realiza cada 29 de junio (festividad de San Pedro, en su homenaje), una ofrenda floral. Sus restos y los de su familia descansan en la cripta de la Iglesia de San Pedro, a donde fueron trasladados en 2008 desde el cementerio municipal.
Actualmente existe la fundación Mu.Si Pedro Duro, que promueve la creación de un archivo histórico sobre Pedro Duro. Su obra se retrata en el Museo de la Siderurgia de Asturias.
Estatua levantada en 1895 a Pedro Duro en La Felguera de Langreo (Asturias).
FUENTE: http://es.wikipedia.org





NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!
Sígueme en:
  • § - Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario