21 de agosto de 2013

José García Peláez, «Pepín de Pría».

Publicado un inédito de Pepín de Pría

 
 José García Peláez, «Pepín de Pría».

Una bisnieta del que fue definido como «el máximo juglar del bable» recupera y edita en Italia «La media cama», una comedia teatral en asturiano

http://www.lne.es
Se conocía la existencia de «La media cama», una de las obras de teatro escritas por José García Peláez, más conocido como Pepín o Pin de Pría (Llanes, 1864 - Gijón, 1928), pero los estudiosos no habían localizado el manuscrito. Miguel Ramos Corrada, profesor de la UNED y autor de sus «Obras Completas» (Llibros del Pexe, 1992-93), asegura que algunos estudiosos hacían referencia a ella cuando se referían a los cuadernos de Pepín de Pría. Por eso, la publicación de la comedia en dos actos, recuperada por Beatriz Hernán-Gómez Prieto, una de sus bisnietas, y editada en Italia por Edizioni Universitarie di Lettere Economía Diritto, es un acontecimiento para la literatura en asturiano.
Periodista, poeta, dramaturgo, lingüista, ensayista y músico, Pepín de Pría, a quien Celso Amieva definió como «el máximo juglar del bable», es uno de los autores clásicos asturianos. Autor de unas veinte obras de teatro, aunque sólo se conservaban hasta ahora cuatro, son, sin embargo, sus poemas «Nel y Flor», para muchos su mejor creación, y «La Fonte del Cai», los que elevan su categoría de creador. Contemporáneo del llamado movimiento modernista y de los autores de la generación del 98, su teatro es costumbrista.
«La media cama», la obra inédita que ahora se presenta, estaba en uno de sus cuadernos, el denominado «La Rotativa», según cuenta la autora del hallazgo y de la edición, su bisnieta Beatriz Hernán-Gómez Prieto, profesora de Lengua y Cultura de Lengua Española en la Universidad del Estudio de Milán. Su abuela, Religión García Argüelles, una de los diecisiete hijos que tuvo el escritor, la hizo depositaria de la obra de su padre y le hizo prometer que defendería y difundiría los escritos de su bisabuelo.
«La media cama», escrita entre los años 1919 y 1925, está definida por el propio Pepín de Pría en la primera página del manuscrito: «Comedia asturiana en dos actos, escrita en bable y en verso». La acción se desarrolla en Llanera, en la víspera de San Mateo. Las referencias político-sociales que se leen entre líneas remiten a los últimos años del siglo XIX, coincidiendo con el período juvenil del autor. La cama del título es el elemento en torno al cual gira la acción. El mecanismo dramático se basa en un entramado de relaciones personales y en un enredo donde prima el equívoco. Fundamentalmente se trata de un texto cómico, con un telón de fondo costumbrista.
Los personajes son seis. Tres provienen de Gijón: el Tescu, la Mesquera y Rosala; los dos primeros se han escapado de Gijón, huyendo de la justicia y van camino de Oviedo para cumplir una promesa ante el santo. Rosala se ha trasladado a Llanera para conseguir un trabajo en la venta. Los otros tres -Lin, Lita y el Roxu- viven en el campo. Se da así una oposición campo/ciudad que ve en el primero un refugio seguro, sin censurar la segunda.
Según apunta Beatriz Hernán-Gómez, el estilo de Pepín de Pría se caracteriza por la gran riqueza y variedad del lenguaje.
Asturianista, Pepín de Pría se mostró siempre muy crítico con los detractores del asturiano. Alguna de sus reflexiones de entonces no ha perdido actualidad. «Para algunos de esos tontos que quieren hacer el papel de pasarse de listos, en Asturias debe hablarse como en el Congreso o en la Real Academia, y todo lo que salga de ahí no es ciencia, ni arte ni literatura ni hablar (...) Pretenden reprimir el bable porque lo desconocen y no quieren conocerlo por no darse el trabajo de estudiarlo», decía.
José Antonio García Peláez nació en La Pesa de Pría, en el llanisco valle de San Jorge (San Xurde), el 14 de diciembre de 1864. Huérfano de madre desde que contaba pocas semanas, a los 6 años se trasladó a vivir a Gijón. Trabajó en la tejera y en una fábrica de loza, hizo los estudios de Bachillerato en el Instituto Jovellanos y cursó por libre la carrera de Magisterio en Oviedo. Siendo maestro, dirigió durante un tiempo la escuela pública de Lavandera, en Gijón.
A lo largo de su vida ejerció numerosas profesiones, entre ellas la de viajante y periodista. Esta última ocupó buena parte de su vida. Colaboró con numerosas publicaciones. Sus artículos periodísticos, en castellano, trabajan sobre los problemas del momento. Publicó su primer poema, «Llibertá», a los 23 años. Se casó con Florentina Argüelles Alonso en 1891, y el matrimonio tuvo 17 hijos. En 1896 emigró, como tantos asturianos a Cuba, de donde retornó en 1914.
Autor de un buen número de obras de creación y colaboraciones periodísticas, muchas de ellas perdidas, escribió también varias zarzuelas, narraciones cortas, trabajos filológicos y un «Diccionario Bable del centro y oriente de Asturias», con unos 10.000 términos, del que nada se sabe. Aunque pasó a la historia sobre todo como poeta, él siempre se sintió más músico.


 Portada de la edición de «La media cama».

FUENTE:  Oviedo, P. R.

La Nueva España  - Sociedad y Cultura
________________________________________________________
 http://www.vivirasturias.com

García Peláez, José, «Pepín de Pría»


El asturiano Pepín de Pría, sobrenombre de José García Peláez, ante todo fue poeta en bable, enriqueciéndolo «con numerosas obras, singularmente con Nel y Flor y La Fonte del Cay [...] Estos dos poemas, junto con algunos otros, son unánimemente reputados por los críticos como los más representativos de la lírica de Asturias en el lenguaje vernáculo» (Elviro Martínez, investigador de la vida y obra del escritor).
Nacido el 14 de diciembre de 1864 en La Pesa (lugar de la parroquia de Pría, perteneciente al concejo o municipio de Llanes), a los 6 años se marcha a vivir con su familia a Gijón. Muy pronto se emplea en la Tejera y la Fábrica de Loza. A los 12 años abandona el trabajo e inicia en el Instituto de Jovellanos los estudios de Bachillerato, tras los cuales realiza los de Magisterio en la Escuela Normal de Oviedo.
En su juventud tuvo diversas profesiones: soldado, viajante, periodista, fundador en Gijón de un colegio de primera y segunda enseñanza... Pero, ante todo y sobre todo, fue poeta. Tenía 23 años cuando escribió su primer poema en asturiano, Llibertá.
En 1891 se casa con Florentina Argüelles Alonso, llegando a tener numerosa descendencia, y en 1895 emigra a Cuba. Pero antes de su marcha a América trabaja y vive entre Gijón, Llanes y León, siendo especialmente relevante su actividad periodística, ya sea como colaborador, redactor o director, en distintos periódicos. Poco antes de emigrar publica la pieza ¡A l'Habana! (1895).
Tras volver de América con el nuevo siglo, García Peláez, que comienza a firmar con el apodo de Pepín o Pin de Pría, vive y trabaja en Gijón hasta 1914 aproximadamente, después de una temporada en Llanes. Por entonces colabora en la prensa llanisca, en la gijonesa, participa en la vida literaria y publica ¡El diañu los microbios!
Luego vuelve a Pría, quedándose a vivir aquí dedicado a la labranza. En esta época colabora con casi todos los periódicos del oriente de Asturias; escribe dos poemarios: Nel y Flor, que publica en 1926 con ayuda de los vecinos de Nueva, e, ininterrumpidamente, La Fonte del Cai, y trabaja en el Diccionario, su obra más querida, hoy perdida.
Murió el 27 de diciembre de 1928, tras una vida inestable y un tanto bohemia, y unos últimos años marcados por la enfermedad, la miseria y el olvido.
«La obra de Pepín de Pría, de una formación poemática perfecta, suele ponerse como modelo en el bable» (Elviro Martínez).
Muy pocas obras suyas fueron publicadas; la mayor parte de su producción se halla en periódicos y revistas.
FUENTES:
Consuelo Vega, «Tiempu de Pepín de Pría», en monográfico Tiempu de Pepín de Pría. 1864 •Asturias• 1928, Consejería de Educación, Cultura, Deportes y Juventud del Principado de Asturias, 1992; Elviro Martínez, «Pepín de Pría», en Gran Enciclopedia Asturiana, tomo 11, Gijón, 1970.

No hay comentarios:

Publicar un comentario