24 de mayo de 2013

Carmen Díaz Castañón y las Bibliotecas de Mieres


Mieres: La Biblioteca Asturiana de Carmen Díaz Castañón



La Biblioteca de Mieres custodia uno de los tesoros bibliográficos de la Red de Bibliotecas de Asturias: su “Biblioteca Asturiana”, conocida coloquialmente como Biblioteca Carmen Castañón, en homenaje a la insigne catedrática de Lengua y Literatura, filóloga, crítica literaria y escritora mierense.
 http://www.biblioasturias.com/
Carmen Díaz Castañón fue directora del Instituto de Enseñanza Media Bernaldo de Quirós durante 19 años, desde 1972 hasta 1991, en este período el centro educativo se convierte en una referencia a nivel nacional dentro del mundo literario, artístico e intelectual, contando con la presencia de los principales escritores de la época, como Rafael Alberti, Francisco Umbral, Terenci Moix, Antonio Gala, etc. Fue impulsora dela Bibliotecadel Instituto y creó también  una colección permanente de obras de arte -pintura, escultura, grabados-, que ha dado origen al actual museo del centro, contando con firmas tan importantes como las de Tápies, Chillida, Barjola o Nicanor Piñole.
A lo largo de los años, junto con su marido, el bibliófilo Jose Avelino Álvarez Calleja, fue consolidando una biblioteca de autor y/o temática asturiana, constituyendo una de las mejores colecciones sobre el Principado. En el año 1995 el Ayuntamiento de Mieres, contando con la colaboración económica dela Consejeríade Cultura del Principado de Asturias, adquiere su biblioteca particular, que pasa a formar parte de los fondos dela Biblioteca Pública“Vital Aza” de Mieres en el año 1997.

En su conjunto constituye una colección inigualable. Su fondo bibliográfico, de gran valor, supera los 11.000 volúmenes,  algunos de ellos de carácter único, con un buen número de primeras ediciones de autores asturianos tan importantes como Jovellanos, Feijoo, Clarín o Pérez de Ayala. Cuenta también con algunas obras manuscritas y un buen número de publicaciones de los siglos XVI, XVII y XVIII. En diversas ocasiones estos fondos han sido cedidos temporalmente para su exhibición en exposiciones bibliográficas de temática asturiana organizadas por el Principado de Asturias, la Universidad de Oviedo, el Ayuntamiento de Oviedo o CajAstur.
Pero esta particular Biblioteca no se limita solo al formato libro, ofrece tambien otros soportes de información, siendo realmente importantes sus colecciones de prensa, de álbumes antiguos de fiestas, carteles, música, vídeos, mapas, fotografías, sellos y medallas conmemorativas. La colección de música asturiana y la de fotografía merecen una mención especial. En el caso de esta última destacan, por su valor sentimental, las fotografías y postales del Concejo de Mieres: calles, plazas y personajes se reflejan en imágenes, haciendo posible que sin la palabra, se cuente la historia y la vida cotidiana del concejo minero.

La colección musical recoge todo el panorama musical dela Asturiasde los años sesenta a ochenta, con discos de vinilo en formato LP y “singles” de intérpretes de música tradicional asturiana como Diamantina Rodríguez, Juanín de Mieres, Alfredo Canga o Silvino Fernández, y de cantantes y grupos como Víctor Manuel, Rosa María Lobo, Nuberu o la Orquesta Principado.
De gran valor también, reforzado por lo extraño de su aparición en este tipo de bibliotecas, son la colección filatélica, con sellos igualmente especializados en la temática asturiana: reyes, personajes, monumentos o pueblos de Asturias; y la colección numismática, con monedas y medallas conmemorativas de singular interés.
La consulta los fondos de esta “Biblioteca Asturiana” puede realizarse en una buena parte a través del Catálogo Colectivo de Patrimonio Bibliográfico Español y en otra a través del catálogo dela Red de Bibliotecas de Asturias, donde aparece con la signatura precedida de las letras BA.  Debido a las características anteriormente descritas, la colección no se encuentra en acceso directo al ciudadano, estando restringida a investigadores y estudiosos y  estableciéndose para su uso, consulta y préstamo para exposiciones, unas normas aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento de Mieres en el año 1998.
En la actualidad, tras la remodelación del inmueble de la Casa de Cultura, se ha creado un espacio propio para albergar tan importante colección y gracias a la colaboración económica de Cajastur, se han adquirido armarios compactos que conservan y preservan tan importante legado. Una vez reubicada la colección, el propósito dela Biblioteca es la digitalición de los fondos bibliográficos más antiguos: prensa, manuscritos…  con el fin de poder utilizarlos sin que peligre su conservación,y su divulgación entre los ciudadanos/as de Mieres. Para este último fin se vienen organizando de forma periódica exposiciones temáticas. En la actualidad y con motivo de 90 Aniversario de la fundación dela Biblioteca Pública de Mieres “Vital Aza”, se ha realizado una exposición bibliográfica de las obras de Vital Aza y de otros autores de teatro asturiano.

Biblioteca de Mieres. Cabecera de la Red de Bibliotecas Municipales del concejo mierense -que cuenta con sucursales en Santa Cruz, Turón y Ujo-, tras la reciente remodelación y ampliación de sus instalaciones se muestra como uno de los más importantes centros bibliotecarios Asturianos.
____________________________________________

Carmen Díaz Castañón

Carmen Díaz Catañón, 1934-1994.
Nació en Gijón y falleció en Mieres. Se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid y fue miembro desde 1954 del Instituto Menéndez Pidal. Se doctoró en 1964 en la Universidad Complutense y ejerció la docencia en ese mismo centro y en la Universidad de Oviedo, así como en el Instituto Bernaldo de Quirós de Mieres. Fue una prolífica escritora y colaboró en publicaciones de renombre como los Cuadernos del Norte o Revista de Occidente.
 http://el.tesorodeoviedo.es
___________________________________________________
 http://www.bibliotecaspublicas.es

Biblioteca Pública de Mieres

Vital Aza

La Biblioteca Pública Municipal de Mieres se funda en el año 1919, promovida por D. Vital Buylla Sampil, presidente de la Junta de Extensión Universitaria Local. La Institución Libre de Enseñanza dota a la biblioteca de un lote fundacional y el Ayuntamiento, presidido por Manuel Llaneza, cede para su ubicación un local bajo el propio Ayuntamiento justo al lado de la cárcel. El primer bibliotecario fue D. Fernando Rodríguez Yllá. Durante los primeros años funciona unicamente como sala de lectura. En el año 1922 pasa a ser bibliotecario D. Braulio Suárez.
En un documento sobre la biblioteca del 11 de mayo de 1925,  se informa que desaparece la Junta Local de Extensión Universitaria, por lo que se solicita que la biblioteca dependa únicamente del Ayuntamiento, además se propone que la biblioteca pase de fija a circulante. Este informe es aprobado por unanimidad el 28 de mayo de 1925,  a partir de ese momento se llamará  “Biblioteca Popular Municipal Vital Aza”.
Con el tiempo el local resulta pequeño y en el año 1934 se alquila un local en la calle Joaquín Costa, la actual Escuela de Capataces. Funciona aquí hasta que estalla la guerra civil española.
Mientras dura la guerra civil permanece cerrada y no reanuda su actividad normal hasta el año 1942, en un nuevo local en el popular barrio de Oñón,  encargándose de ella  D.Jose María Fernández García (Pellanes) y se inician las gestiones para incluirla en el recién creado Centro Coordinador de Bibliotecas. En el año 1960 se intenta potenciar el uso de las bibliotecas en las zonas mineras: como consecuencia se amplia el horario de apertura a las mañanas y se estudia contratar una auxiliar.
Por incompatibilidad de horarios se hace cargo D. Teodoro Blanco Viñe, y posteriormente D. Basilio Camino y Dª Pilar Álvarez Sánchez. La biblioteca funciona en esos momentos en el Liceo Mierense.
Al quedarse las instalaciones pequeñas se traslada en el año 1983 a la antigua Escuela de Capataces. Pero por poco tiempo. Se inicia por parte de la Consejería de Cultura un plan de bibliotecas, llegándose al acuerdo con el Ayuntamiento de remodelar el edificio. En tanto se realizan las obras de acondicionamiento la Biblioteca sigue cumpliendo su función en un nuevo lugar, esta vez el 3º piso del nº 25 de la calle Manuel Llaneza.
En el año 1988 el último día de mayo se inaugura la  nueva  ubicación, hasta que se decide remodelar el edifico y  provisionalmente se pasa a la calle La Vega nº 22. En el año 2007 se vuelve de nuevo a la Escuela de Capataces.

Biblioteca Pública de Santa Cruz de Mieres

El 6 de diciembre de 1962 se firmó un concierto entre el Ayuntamiento de Mieres y el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas en el que se establecían las condiciones de creación de la Biblioteca de Santa Cruz de Mieres, así como las obligaciones de ambos. El Ayuntamiento se obliga a proporcionar el local y a consiganar un presupuesto anual para su mantenimiento. El Centro Coordinador se compromete a dotar a la biblioteca de un lote inicial de 1500 libros y a incementar anualmente estos fondos.
El Concierto y el Reglamento de régimen interno y préstamo de libros de la Biblioteca Pública Municipal de Santa Cruz de Mieres fueron aprobados por Orden Ministerial de 29 de noviembre de 1963.
En Enero de 1964  se inaugura la biblioteca en una sala de 90 m2 situada en el "Hogar del Productor", regida por una Junta cuyos miembos han sido designados por el Ayuntamiento y bajo la tutela del Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas, dirigido por D. Lorenzo Rodríguez Castellano.
Tras la desaparición del Centro Coordinador de Bibliotecas dependiente de la Diputación Provincial , la Sección de Bibliotecas de la Consejería de Cultura pasa a asumir sus funciones, y se firma un Convenio de Colaboración Permanente entre el Ayuntamiento y dicha Consejería , de modo que la Biblioteca  Municipal de Santa Cruz de Mieres entra a formar parte de la Red de Bibliotecas Públicas del Principado de Asturias. En virtud de dicho convenio, el Ayuntamiento se compromete a dotar de un encargado a la biblioteca y al mantenimiento del local, y la Consejería se obliga a incrementar periódicamente los fondos y a proporcionar asesoramiento  técnico.
En el año 2001 la biblioteca se trasladó a un nuevo local, situado en la 1ª planta del Polideportivo, mas amplio y luminoso,  dónde continúa funcionando al servicio de todos sus usuarios.




Biblioteca Pública del Ateneo de Turón

La Biblioteca Pública Municipal de Turón recoge la herencia de la Biblioteca Circulante del Antiguo Ateneo Obrero de Turón, fundado en 1925. Esta Institución llegó a contar con una importante biblioteca que en 1927 ya disponía de más de 3.000 ejemplares y cerca de 1.100 socios. Su funcionamiento estaba definido por un reglamento en el que se introducían importantes avances en la democratización del acceso a la cultura. El ateneo y su biblioteca fueron un importante foco cultural en la época, acogiendo numerosas actividades y contando con un importante número de préstamos. Cumplía así con su objetivo de acercar la lectura y los libros a las clases menos favorecidas para que así la cultura dejase de ser privilegio de unos pocos. Comienza su decadencia tras los sucesos de 1934 y desaparece durante la Guerra Civil española, en esta etapa muchos de sus fondos son destruidos, así como sus instalaciones.
Tras la contienda la biblioteca vive una fase de recesión y recupera un escaso servicio ubicada en la Casa Sindical de Turón, que recibió los ya escasos fondos de la biblioteca original y apenas amplió los mismos con nuevas incorporaciones, procedentes de la Obra Social de Educación y Descanso. En esta etapa su uso pasó a ser muy limitado. La decadencia llegó con la desaparición de la Casa Sindical como tal y los fondos fueron abandonados en el inmueble, curiosamente, en el mismo lugar en el que ahora se asienta la nueva biblioteca. En ese abandono a buen seguro se perderían otro importante número de volúmenes, siendo recuperados los restantes por personal del Servicio de Bibliotecas Municipales cuando ya se había refundado la nueva Biblioteca Pública Municipal de Turón.
Este hecho se produce en el año 1969, momento en el que pasa a ocupar una de las salas de la Casa de Juventud de Turón y pasa a ser regulada por el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas, contando con personal municipal encargado de su gestión, apoyado por una Junta Gestora. Con el Estatuto de Autonomía y el traspaso de competencias culturales a nuestro Principado, la Consejería de Cultura firma convenios de colaboración permanentes que pasarán a regular el funcionamiento de la biblioteca. Ello supone el mantenimiento regular de nuevas adquisiciones y la contratación de personal especializado. Estaban sentadas las bases para el normal desarrollo de la biblioteca, que fue incrementando su uso año a año hasta llegar a la nueva etapa comenzada en abril de 2004 con la rehabilitación del inmueble de la Antigua Casa Sindical donde se ubica el nuevo Ateneo de Turón, Centro Cultural en el que la bblioteca vuelve a ser su principal eje, ocupando su primera planta y un depósito para fondo antiguo en la planta sótano.



Biblioteca Pública de Ujo

Fray Presbítero Martínez

La Biblioteca Pública de Ujo, filial de la Biblioteca de Mieres e incluida en la  Red de Bibliotecas de Asturias, comenzó su andadura el 1 de septiembre de 1959, según consta en la memoria del año 1959 del Centro Coordinador.
En dicha memoria se puede leer que "aunque esta biblioteca había sido instalada por el Centro Coordinador y el Ayuntamiento a finales de 1958, no pudo entrar en servicio debido a que la Hullera Española reclamó el pequeño local que primero había sido cedido para establecer una institución cultural".
Se ubicó en un local particular de 40 metros cuadrados, en la calle denominada "Carretera General", con el nombre de "Biblioteca Pública Fray Presbítero Francisco Martínez".
La biblioteca atendía a una población vinculada en la mayoría de los casos a la mina: mineros, peritos, administrativos de las oficinas de HUNOSA, ingenieros y sus respectivas familias. 
Las actividades que llevaba a cabo eran habitual y permanentemente, su disponibilidad como Centro de Lectura y expedidor de libros entre sus asociados.  De forma esporádica, y según las disponibilidades económicas se organizaba alguna conferencia.
A principios de 1980 la Biblioteca de Ujo cierra sus puertas.
El 24 de marzo de 1988 fue inaugurada al público en un nuevo local, situado en la calle Julio Rodríguez Vigil, s/n, en un edificio municipal que había albergado anteriormente unas escuelas.
En esta época, la población de Ujo había disminuido notablemente debido, al menos en parte, al traslado de parte de la población a la caital del Concejo, Mieres, a Avilés y Gijón a consecuencia del cierre de la Fábrica de Mieresy la apertura de ENSIDESA.
Posteriormente, ya en la década de los noventa, la población aumentará considerablemente, con motivo de la construcción de un complejo de viviendas sociales que alberga a más de quinientas familias.










                  http://turismo.ayto-mieres.es
                  www.ayto-mieres.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada