1 de enero de 2014

Asturias despidió en diciembre del 2013 a D. José Cosmen Adelaida , el hombre que expandió Alsa por el mundo. "La historia de Alsa en imagenes".

Fallece el empresario José Cosmen Adelaida, el gran impulsor de ALSA.

  • José Cosmen Adelaida fue el artífice de la expansión de la compañía asturiana en la que entró como accionista y directivo en 1960.



El principal impulsor de ALSA José Cosmen Adelaida falleció el día 1 de diciembre del 2013, a los 85 años, en el Centro Médico de Oviedo, donde llevaba varios días ingresado. Aquejado desde hace tiempo de una grave enfermedad, en los últimos días había sufrido un empeoramiento en su estado de salud. El funeral se celebrará mañana, a la una de la tarde, en la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Carmen. El miércoles se llevará a cabo otro acto fúnebre, en este caso en su Cangas del Narcea natal. Será en la basílica parroquial de Santa María Magdalena, a las cinco de la tarde. Hasta entonces, familiares y amigos velarán sus restos en el tanatorio ovetense de Los Arenales donde, desde el momento en que se conoció su fallecimiento, se han acercado para mostrar sus condolencias por una pérdida tan sentida.
Pepe Cosmen deja una profunda huella en el mundo empresarial que trasciende de Asturias y España. Pocas personas representan mejor el significado de la palabra emprendedor. De su mano, ALSA se convirtió en uno de los gigantes internacionales en el sector de transporte de viajeros. Hoy la compañía, perteneciente desde 2005 al grupo británico National Express (NX), la principal empresa de transporte en autobús del Reino Unido, está formada por más de 2.300 vehículos, recorre anualmente 330 millones de kilómetros para dar servicio a más de 144 millones de pasajeros en la mayor parte de países de la Unión Europea, el Norte de África y China.
Los orígenes del actual grupo se remontan a finales del XIX, cuando se constituye en Luarca la compañía de diligencias La Ferrocarrilana. Posteriormente, en 1899, la empresa, renombrada El Luarca, automóviles de viajeros, sería capaz de recorrer la distancia entre la capital valdesana y Oviedo en ocho horas gracias a la incorporación de un importantísimo avance: los primeros coches de vapor. El siguiente gran salto tecnológico llegaría en junio de 1916, con la compra de un coche de motor de gasolina.
La compañía continuó con su expansión y en los años subsiguientes se especializó en el transporte de viajeros. Sin embargo, la verdadera edad dorada del grupo comenzaría a partir de 1960, cuando ALSA absorbió los activos de la Empresa Cosmen, especializada en transportes, gestionada por una familia, los Cosmen, ligados al transporte desde hace más de tres siglos.
Los primeros datos escritos de las actividades de la familia se remontan a 1728, cuando Melchor Gaspar de Jovellanos citó en sus escritos a Juan Cosmen, que entonces regentaba un pequeño negocio de hospedería y caballos heredado de sus antepasados. En 1917 otro Cosmen, Secundino, funda en Cangas del Narcea 'La Popular'. Tras la absorción de 1960, José Cosmen Adelaida comenzó a comprar paquetes accionariales hasta que logró adquirir la mayoría del capital social.
Con José Cosmen al frente, ALSA comenzó una expansión imparable. En 1964, en pleno apogeo de la emigración a Europa, la compañía inauguró su primera ruta internacional: Oviedo-París-Bruselas y, el mismo año, el servicio regular Asturias-Madrid, como paso previo a la expansión a Portugal y Suiza. El siguiente salto, en 1984, fue mucho mayor: la República Popular China. Con la creación de una empresa mixta para la explotación de taxis en Shenzhen, la compañía asturiana se convirtió en una de las primeras empresas occidentales en invertir en el gigante asiático. Posteriormente, en 1999, ALSA cruzará el Estrecho de Gibraltar al asumir el transporte urbano de Marrakech, en Marruecos.
Liderazgo en España.
Paralelamente la empresa se dedicó a afianzar su liderazgo en el mercado español. También en 1999 adquirió la empresa pública Enatcar, y en 2007 se hizo con su competidor directo, el Grupo Continental Auto, por entonces segundo operador nacional de transporte de viajeros por carretera. Poco antes, en 2005, había culminado la fusión con el operador británico NX para crear un coloso europeo del transporte rodado. Los Cosmen vendieron ALSA (salvo los negocios de China) a NX a cambio de 217 millones de euros en efectivo y otros 164 en acciones de National Express equivalentes al 9,9% del capital. En los años siguientes, fueron aumentando progresivamente su participación hasta convertirse en los principales accionistas del grupo británico.
A partir de esa operación se separaron los destinos de ALSA y ALSA China, que actualmente se gestionan de forma separada. Ambas, sin embargo, mantienen algo en común: hay un Cosmen en su cúspide, ambos hijos de José. En la española, Jorge. Y en la china, Andrés. Éste último fue el encargado de inaugurar, hace casi una semana, la nueva central de transportes de Tianjin, que dará servicio a la tercera mayor ciudad del país, y el -por ahora- último destino de este gigante nacido en Asturias.
Detrás de esta expansión estuvo la mano de un hombre inquieto que, a pesar de estar retirado desde hace 13 años, seguía con atención todas las noticias relacionadas con ALSA, gestionada por sus hijos y como presidente de honor del grupo.
Cuando Andrés Cosmen llegó al gigante asiático en 1987, -su padre ya había iniciado los movimientos pertinentes para establecer allí la empresa familiar tres años antes- la que es hoy una de las economías más potentes del mundo solo contaba con 360 kilómetros de autopista. Hasta 1991 la firma asturiana operó como una compañía de taxis y fue entonces, gracias a un cambio en la legislación china, cuando fue reconocida por el servicio que presta en Asturias desde principios del siglo pasado. Hoy, 29 años después del desembarco, China cuenta con la mayor red de autopistas del mundo -95.000 kilómetros- y ALSA ha conseguido construir un sólido negocio que el año pasado facturó más de 250 millones de euros solo en el departamento de transporte por carretera.
Desde hace más de cincuenta años, José Cosmen fue anotando sus vivencias diarias. Sus reflexiones. Aquellos acontecimientos que sumados constituyen una de las grandes trayectorias empresariales de Asturias y España. Su valía fue reconocida con numerosos homenajes entre los que destacan la Medalla de Plata de Asturias, su condición de hijo adoptivo de Oviedo además de su condición de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oviedo, como recompensa por su capacidad de gestión empresarial e innovación.

Alsa, la aventura que empezó en los 60.

La flota de la compañía está formada por más de 2.300 vehículos y da servicio a 144 millones de pasajeros.

                      1959 - (ALSA, nº 84).

José Cosmen tomó en 1964 una de las decisiones más acertadas de su trayectoria empresarial: poner en marcha la línea internacional de autobús Oviedo-París-Bruselas. Por aquel entonces, los asturianos que emigraban a Europa tenían que hacer uso del ferrocarril, lo que conllevaba numerosos inconvenientes por los constantes trasiegos entre trenes hasta llegar al destino deseado. Esa línea supuso, en la práctica, el primer paso del proceso de internacionalización asumido por el grupo ALSA que, con el paso del tiempo, le ha llevado a estar presente en cuatro continentes.
Tras aquella primera línea internacional, el grupo inició un periodo de expansión desarrollando una extensa red de servicios tanto en Europa (Suiza, Portugal...) como en España, donde configuró una amplia red de transporte regular entre las distintas comunidades autónomas, que se vio completado en 1999 con la adquisición del Grupo Enatcar. En 2007 se hizo con su competidor directo, el Grupo Continental Auto, por entonces el segundo operador nacional de transporte de viajeros por carretera. Poco antes, en 2005, había culminado la fusión con el operador británico National Express (NX) para crear un coloso europeo del transporte rodado.
Los Cosmen vendieron ALSA (salvo los negocios de China) a NX a cambio de 217 millones de euros en efectivo y otros 164 en acciones equivalentes al 9,9% del capital. La flota de la compañía, perteneciente desde 2005 al grupo británico National Express (NX), sin incluir la parte de China, está formada por más de 2.300 vehículos, recorre anualmente 330 millones de kilómetros para dar servicio a más de 144 millones de pasajeros, y la compañía tiene presencia en la mayor parte de países de la Unión Europea y el Norte de África.
De la hostelería al transporte
Los orígenes de la familia Cosmen en el sector del transporte se remontan al año 1728, hace ocho generaciones, cuando sus ancestros comenzaron a transportar personas y mercancías a Castilla a través del puerto de Leitariegos. Melchor Gaspar de Jovellanos llegó a citar en sus escritos a Juan Cosmen, que entonces regentaba un pequeño negocio de hospedería y caballos heredado de sus antepasados. En 1917 otro Cosmen, Secundino, fundó en Cangas del Narcea La Popular, S. A. Fue en 1960, cuando comenzó la verdadera edad dorada del grupo, cuando se fusionó ALSA, que entonces era líder en Asturias, con la Empresa Cosmen, que poco a poco fue tomando el control hasta hacerse con la propiedad total. Con José Cosmen al frente, la trayectoria de la compañía fue imparable.
La expansión fuera de Europa, se puso en marcha en 1984 con la implantación en la República Popular China, en concreto a través de una compañía mixta para la explotación de taxis en la ciudad de Shenzhen, que fue el embrión de la destacada presencia que en la actualidad tiene en el gigante asiático.
El siguiente paso fue la entrada en el Reino de Marruecos, mediante la adjudicación de la gestión del transporte urbano de Marrakech, que logró en 1999. En 2001 tuvo lugar la implantación de la compañía en Chile, donde gestionó servicios interurbanos de larga distancia y urbanos en la capital, Santiago de Chile.
En 2005, un consorcio hispano-luso liderado por la compañía de la familia Cosmen se hizo cargo de la empresa pública alemana de autobuses Deutsche Touring Gmbh, filial de la empresa estatal de ferrocarriles de aquel país. La empresa alemana, fundada en 1948, opera con 127 líneas internacionales. Sus servicios llegan a 800 destinos en 34 países. 

El hombre de las cuatro haches.



  • Su reconocida gestión al frente de ALSA terminó fusionando el apellido Cosmen a la historia de la compañía
Para José Cosmen Adelaida el éxito nunca fue una meta, sino una exigencia diaria. Por eso, cuando se le preguntaba por la receta para superar la crisis repetía una y otra vez la palabra trabajo, un valor que consideraba necesario inculcar a los más jóvenes y preparados, los llamados a tirar de la recuperación. «Hay que apretarse el cinturón, pero Asturias tiene futuro para salir adelante», sostenía con optimismo en una de sus últimas intervenciones públicas. A sus amigos les recomendaba siempre «una frase de nuestros mayores» para aplicar en estos momentos de dificultad. La de que hay que 'apagar las luces antes de salir'. Por eso de la austeridad, el ahorro, el rigor y la sobriedad, tan necesarios en estos tiempos.
José Cosmen, fundador de Automóviles Luarca, hoy ALSA Grupo, era el patriarca de una de las sagas empresariales de la región con mayor proyección internacional. Un hombre de cara noble, que se enorgullecía de su asturianía y que destacaba por la lealtad que profesaba a sus amigos. Que destilaba humanidad y que se emocionaba cada vez que recordaba en su público a su esposa, María Victoria.
Nacido en 1928 en Cangas del Narcea, en el Principado de Asturias y fuera de sus fronteras siempre fue reconocido por su olfato para los negocios. Pero él, siempre prefería atribuir su éxito a las cuatro haches que desde niño procuró practicar: «honradez, humanidad, humildad y un poco de humor». Claves que le permitieron, con suma discreción, encumbrar a ALSA como empresa referente del transporte internacional de viajeros por carretera. Aunque no fue su fundador, su impecable gestión terminó fusionando el apellido Cosmen a la historia de la compañía.
Tras superar la dura selección que imponen las reglas del mercado internacional, fue uno de los primeros españoles que en los 80 logró crear una gran empresa multinacional. Su trayectoria profesional, que empezó en su tierra natal Cangas de Narcea y vinculada a un negocio familiar, está cargada de esfuerzo y sacrificio.
Imagen de varios Pegaso Monotral en la estación que ALSA tenía en Oviedo.(años 60) http://www.camionesclasicos.com

Los orígenes de ALSA, que hoy mueve a 220 millones de viajeros y tiene 7.000 empleos, se remontan a los tiempos de doña Urraca. La reina de León y Castilla acabó refugiándose de una fuerte nevada en la posada que la familia Cosmen tenía en Leitariegos, el puerto de montaña que la empresa comenzó a cruzar, para comunicar Asturias con Castilla, a partir de 1728. En aquellos años de carruajes y caminos polvorientos, la línea La Espina-Ponferrada, que ahora se recorre en una hora, implicaba medio día de viaje.

 PEGASO ALSA 1959.

José Cosmen se incorporó a la empresa con 26 años, en 1954. Fue el gran impulsor del negocio. El nuevo propietario paseó los autobuses ALSA por Europa -creó la línea Oviedo-París-Bruselas- y derrumbó la Gran Muralla para convertirse en pionero y penetrar en China. Allí dirigió su mirada cuando conoció, por un diario español, que en una feria se había presentado un dentífrico que curaba las enfermedades respiratorias. Convencido de que el producto podía ser útil aquí, comenzó a enviar faxes a la China Popular.
Lo del dentífrico se quedó en una anécdota, pero así se procuró su primer viaje al país, donde consiguió ser el primer occidental al que se le concedió un permiso para realizar una ruta de autobuses entre Tchen Tchen y Hong Kong. En China fueron los primeros en fijar horarios de salida y hasta tuvo que obligar a los trabajadores a descansar, porque no paraban nunca.
Al pie del cañón.
La sucesión en Alsa, fiel al espíritu viajero suele anidar en el ADN de los grandes empresarios, se gestó durante una visita al Tíbet, donde los ocho hermanos convinieron que Jorge Cosmen fuera el elegido. El traspaso se consumó en 2001, pero José Cosmen, aunque dejó de fichar, como hizo durante toda su vida, como el resto de los trabajadores de la compañía, nunca llegó a se desvincularse de la empresa que había encumbrado. Aún en 2009, su hijo Jacobo Cosmen Menéndez-Castañedo reconocía que la opinión del patriarca fue determinante en la decisión de no presentar oferta de compra por National Express (NX) -de la que la familia es segundo accionista y en la que ahora está integrada ALSA-, maniobra con la que podrían haber recuperado el control de la empresa familiar. Pero ninguno de sus vástagos estaba dispuesto a contradecirle.
 Cosmen Adelaida, en un autocar de Alsa, en una foto de 1991.

Las hazañas profesionales de José Cosmen solo están al alcance de los más ambiciosos, pero nunca resultó difícil encontrar a alguien dispuesto a demostrarle su cariño, a ensalzar «una vida dedicada al trabajo, al irrenunciable camino del esfuerzo y el sacrificio, renunciando a las comodidades de la vida fácil y adinerada». La ambición y la lucha constante servirían como base para glosar la figura que, tras cursar los estudios de perito industrial en la Escuela de Gijón, terminó convirtiéndose en uno de los empresarios más notables del Principado que da nombre a una de las arterias de la capital. Entre otros reconocimientos, ha sido distinguido con la Medalla de Plata de Asturias, la Medalla al Mérito al Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, el título de Hijo Adoptivo de Oviedo, la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, el premio de Mejor Empresario. Uno de los últimos reconocimientos fue el VIII Premio al Desarrollo Económico e Industrial de Asturias, que le otorgó el Ateneo Jovellanos.

Un emporio empresarial con más de 200 compañías en 25 países. 

José Cosmen Adelaida recibe el VIII Premio al Desarrollo Económico e Industrial de Asturias que otorga el Ateneo Jovellanos en la 56 Feria Internacional de Muestras de Asturias, Fidma...
  • Tras fracasar en su intento de recuperar la propiedad de ALSA, hoy en manos de NX, es la división de China la que reporta más beneficios a la familia.



José Cosmen empezó a construir de la nada allá por los años sesenta un vasto entramado empresarial que hoy integran más de 200 sociedades con ramificaciones en 25 países. La revista 'Forbes' le atribuyó en octubre una fortuna estimada en 400 millones y el lugar 92 en el ranking de grandes patrimonios nacionales. Un emporio que del transporte tradicional fue evolucionando, con desigual fortuna, hacia otros sectores como el inmobiliario, la venta de coches, la agricultura, el medio ambiente, la hostelería o los alquileres. Hasta su fallecimiento este domingo Cosmen siempre tuvo un perfecto control sobre todos sus negocios. Y es que aunque ya en 1997 inició el proceso sucesorio, dando paso a sus hijos en los negocios familiares, el empresario siempre estuvo al tanto de todo lo que sucedía en sus empresas.
Ahora, tras su marcha, son muchas las incertidumbres que planean tanto sobre el grupo como sobre el consejo familiar por el que, desde 2001, tiene que pasar cualquier decisión de calado que se tome en las empresas del grupo y en el que participan sus ochos hijos. Una reunión institucionalizada como una de las normas del buen gobierno en las empresas familiares. En ella, los herederos plantean propuestas y el patriarca, sin derecho a voto, escuchaba. Podía dilatarse durante horas. Nadie se levantaba de la mesa sin haber alcanzado antes el consenso. La rivalidad que existe entre ellos se guarda con celo en los círculos más próximos a la familia.
Fue en 2011 cuando se consumó el proceso sucesorio en el emporio Cosmen a raíz de que los seis hijos varones del empresario, José, Andrés, Fernando, Jorge, Jacobo y Felipe, pactaran durante unas vacaciones en el Tibet el reparto de trabajos y atribuciones entre los ocho herederos. Desde entonces, el patrimonio de familia, gestionado en una buena parte por la sociedad de capital riesgo CMC XXI (las siglas de Cosmen Menéndez Castañedo) no dejó de crecer. Solo en la treintena de sociedades patrimoniales que se les atribuyen -titulares de los principales bienes del grupo y radicadas en Madrid en su mayor parte-, informaciones del Registro Mercantil hablan de un volumen de capital neto que supera los 1.500 millones. Pero junto al patrimonio, creció el volumen de sociedades. En muchas de ellas, lograron hacerse con la mayoría accionarial con el objetivo final de aumentar la facturación global del grupo.
Pero, hoy, el 'holding' atraviesa por una situación bien distinta a la del año 2005 cuando vendieron ALSA -a excepción de los negocios de China- al grupo británico National Express (NX) a cambio de 217 millones de euros en efectivo y otros 164 millones en acciones, equivalentes al 9,9% del capital, que les permitió seguir consolidando su expansión. A raíz de que ALSA y ALSA China separaran sus destinos, fueron los hijos de Cosmen, Jorge y Andrés los que se encargaron, uno desde Londres y otro desde China, de los intereses de la familia. Es, de hecho, la división de China la que mayores beneficios le está reportando en la actualidad a la familia. ALSA ha conseguido construir allí un sólido negocio que da trabajo a más de 8.000 personas. En 2012 facturó más de 250 millones de euros solo en el departamento de transporte por carretera.
Pero en NX las cosas no han ido tan bien. En 2009 los Cosmen fracasaron en su intento de hacerse con el control del grupo británico. La auditoria encargada por la familia Cosmen y la sociedad de capital riesgo CVC Capital Partners desaconsejó el lanzamiento de la OPA (oferta pública de adquisición), al desvelar que la situación contable y patrimonial de la compañía de transportes no justificaba pagar en metálico 713,06 millones de euros por el 81,4% de NX, es decir, que la compañía no valía el dinero que estaban dispuestos a pagar.
Con esta operación, los Cosmen buscaban desprenderse de la división de trenes y mantener los negocios de transporte de viajeros por carretera en Reino Unido, España y Estados Unidos. Volver al negocio tradicional de NX, el mismo que conoce la familia desde hace ya doce generaciones y el más rentable del grupo. Si la operación hubiera salido adelante, los Cosmen no solo hubieran logrado contralar NX sino, también recuperar la propiedad de ALSA.
Después de aquella operación, la familia ha logrado recuperar su condición de máximo accionista del grupo británico que, no obstante, sigue aquejado por una abultada deuda que pesa como una losa sobre su cuenta de resultados, y también por la reducción de la facturación de los negocios ferroviarios. El negocio de la compañía en España, por contra, y pese a la crisis, siempre ha logrado mantener los márgenes.
Para ALSA y la propia NX, una de las claves de futuro está precisamente en el negocio ferroviario. En 2012 ya anticiparon su intención de optar a la privatización de Renfe. El interés del grupo británico está sobre todo en las líneas de alta velocidad, cuyos principales activos son el AVE que une Madrid con Barcelona, Sevilla y Valencia. En España, ALSA se ha ido preparando durante los últimos años para el momento en que se liberalice el negocio ferroviario. Ya cuenta con las licencias necesarias para operar el transporte de mercancías por tren: la de operador ferroviario y la licencia de seguridad. 
  
FUENTE:  DIANA DE MIGUEL / JOSÉ ÁNGEL GARCÍA 
                                               [--------------------------------------------]

El legado del "Patriarca"
 
José Cosmen Adelaida

http://blog.elcomercio.es
José Cosmen Adelaida, el empresario cercano, afable, lleno de sabiduria y austeridad, el hombre que, pese a crear un imperio, nunca quiso marchar de Asturias para continuar cerca de la familia, de los suyos y de las raíces que forjaron su personalidad, deja dos enormes legados: el grupo empresarial y una nueva generación, sus ocho hijos, que han venido tomando el testigo del ‘Patriarca’ sin fisuras, siguiendo el protocolo que les ha venido trazando desde siempre su padre.
Hay quien pueda sostener ahora que con su fallecimiento, tanto el grupo empresarial como el futuro del consejo familiar por el que se venían rigiendo las grandes decisiones de los Cosmen desde el año 2001, cuando sus seis hijos varones Jacobo, Andrés, Felipe, Fernando, Jorge y José, se reunieron en el Tibet para repartirse los papeles y definir la estrategia por unanimidad, entren en una fase de incertidumbre. Razones existen para pensar en ello.
Por un lado, la situación del ‘holding’ no es tan boyante como hace ocho años, cuando ALSA cerraba la operación con la compañía británica NX logrando un ingente liquidez, para afrontar una etapa totalmente distinta. El entramado familiar carga en estos momentos con algunas operaciones delicadas desde el punto de vista financiero, producto de aventuras fallidas, arriesgadas, endebles ante las fauces de la crisis o excesivamente ambiciosas para un clan que, ante todo, tuvo como principal virtud la prudencia.
Por otro, una vez que el "Patriarca" ya no está, sus hijos tienen una tarea bien difícil por delante. José Cosmen Adelaida no era solo su padre, el conductor de todas sus acciones, sino la persona que aglutinaba, que resolvía cuando surgían diferencias, el consejero…
En el consejo familiar de la generación número doce, Pepe Cosmen no tenía voto, pero se le escuchaba, era la voz de la experiencia, de la sabiduría y por su capacidad de persuasión, por la confianza que generaba su palabra, llegaba a inclinar la balanza. Ahora queda su memoria, los diarios que ha venido escribiendo a lo largo de toda su vida, y las cuatro haches que, a modo de lema familiar, inculcó a sus descendientes: humor, humanidad, honestidad y humildad.
 FUENTE:  Ángel M. González
                                            [-------------------------------------------]

La historia de ALSA (en imagenes).

1889-La Ferrocarrilana, empresa de diligencias de Luarca, primer antecedente de la Sociedad.


Alsa. Es el principal operador de transporte de viajeros por carretera de nuestro país (España). En su haber cuentan varios hitos, como haber sido la compañía española pionera en China, adonde llegó en 1984, y haber realizado una gran expansión internacional. La historia de Alsa, cuyo origen se remonta a 1728, está indisolublemente ligada a la de la familia asturiana de los Cosmen y sobre todo de José Cosmen, hombre que la convirtió en lo que hoy es.
Estas diligencias podían transportar 3 personas en la “berlina” y algo más de una decena en la cabina principal y 6 en la baca. http://caminorealeitariegos.wordpress.com

El principio del camín real. http://caminorealeitariegos.wordpress.com.
Según un interesante libro de los inicios de ALSA al que nos ha permitido acceso el Sr. nieto del fundador de esta empresa de Luarca durante nuestra visita a esta villa, En Luarca existía desde el siglo XVIII la gran Posada de Cuerdas, primero en la calle de la Iglesia y luego en la del Crucero, y era un centro muy animado de arriería. En esta posada pararon el viajero italiano Luigi Salandra en 1797 y el inglés George Barrow en 1836, y ambos la recordaron como limpia, cómoda y de buena mesa“.
Diligencia de Oviedo a Luarca en 1880. Llevaba mayoral, zagal y postillón; podia trasportar
21 pasajeros (3 en la berlina, 12 en el interior y 6 en la baca); 8 mulas con muda de tres tiros y empleaba 13horas para los 100 km de viaje. Obsérvese que el postillón va tocado con la típica montera del país. http://caminorealeitariegos.wordpress.com.
 
A Luarca, como resulta comprensible, llegaban muchos barcos cargados de pescado, y los luarqueses eran gente emprendedora que supieron aprovechar estas mercaderías, conservar los pescados en salazón y después poner en marcha fábricas de conservas, enlatados, etc. Por lo tanto, cabe pensar que pronto emprendieran ya los viajes para vender ese pescado en las tierras del interior de España y una salida rápida podía ser por el Puerto de Leitariegos, aprovechando también para la parada en Cangas de Tineo donde se hacía una feria de importancia capital de casi 15 días de duración. Las rutas del occidente descritas solían contar de diez a veinte y más machos “mulas” o acémilas que llevaban y traían bultos y encargos, así como viajeros. A estas recuas se les unían también otros viajeros para caminar juntos, con mayor amparo y pasar el viaje más divertidos. Los viajes a Madrid desde Luarca podían llegar a tardar hasta 20 días según la estación del año. En los viajes a Madrid solían pasar un día entero en León  y otro en Valladolid. http://caminorealeitariegos.wordpress.com.

https://www.alsa.es
La innovación permanente, la mejora continua y la gestión del transporte orientada al cliente son las pautas que marcan la historia y el presente de ALSA, una organización inmersa en un mundo intercomunicado que mira al futuro con la misma ilusión que tenía en sus orígenes.
1890-La Ferrocarrilana, empresa de diligencias de Luarca, primer antecedente de la Sociedad.

Las carreteras occidentales de la Asturias de finales del siglo XIX, fueron testigos del nacimiento de nuestra empresa de manos de "La Ferrocarrilana", primera compañía de diligencias de Luarca que hacía el trayecto de Luarca-Oviedo en 15 horas. Años más tarde, en 1899, con material y nombre renovado, "El Luarca, automóviles de viajeros", se mejora ese tiempo en ocho horas con sus recién adquiridos coches de vapor, los primeros de la empresa.
Finalizando el siglo XIX, y comenzando el XX, la sociedad va a experimentar un profundo cambio. Los avances tecnológicos, que permitieron sustituir la tracción animal por las máquinas de vapor primero y por los motores de explosión después, ofrecen óptimas posibilidades para el desarrollo del transporte.
El transporte de viajeros y mercancías era de vital importancia, tanto por el suministro de alimentos y existencias que facilitaba, como por propiciar el desarrollo e intercambio sociocultural entre las comunidades a las que atendía. Fueron comienzos difíciles, de laborioso trabajo, pero que sirvieron para fundamentar las bases en las que hoy se asienta nuestra profesionalidad.
1916-Automóviles el Luarca realiza su primer viaje con un coche de gasolina.

La zona occidental de Asturias despegaba en una trayectoria de desarrollo económico. Automóviles El Luarca (denominación que fue adquiriendo con el tiempo) participó en ese crecimiento realizando su primer viaje en junio de 1916 con un coche de motor de gasolina.
1923- Se constituye Automóviles Luarca Sociedad Anónima (ALSA).

Apoyándose en la experiencia acumulada en el transporte de viajeros y mercancías, se constituyó, en 1923, la sociedad Automóviles Luarca, S.A. (A.L.S.A.), materializándose en un esquema moderno las bases de toda una serie de actividades relacionadas con el transporte que hoy representan la realidad de ALSA.
1924-Nuevas instalaciones en Luarca.

 1926-Incorporación de las populares "bañeras" a la flota de ALSA.

Desde entonces, ALSA se conceptuó como una empresa más especializada y capacitada en el medio de las actividades propias del transporte de viajeros por carretera.
1941-Inauguración de la Estación de Autobuses de Gijón.

1942- Autobús de Gasógeno que circuló tras la Guerra Civil.

La década de los años sesenta marcó un punto de inflexión en la historia de ALSA y supuso un enorme avance y el inicio del constante crecimiento de nuestra empresa.
En 1964 se puso en marcha la primera línea internacional Oviedo-Paris-Bruselas, y ese mismo año, el servicio regular Asturias-Madrid. Estas nuevas incursiones hicieron posible que sus vectores se dirigieran a otros puntos de Europa (Suiza, Portugal¿), ampliando paso a paso su red de transporte y llegando cada vez a nuevas comunidades.
1956- Los "Aclos" llegaron a ALSA.

El proceso de internacionalización fuera del ámbito europeo se inició en 1984 con la implantación en la República Popular China. El siguiente paso fue la entrada en el Reino de Marruecos, mediante la adjudicación de la gestión del transporte urbano de Marrakech, obtenida en 1999.
Empresas punteras en el ámbito de sus respectivas regiones de Galicia, Cantabria y Castilla y León pasaron a formar parte de ALSA en los años 90. En 1999 adquiere la empresa pública Grupo Enatcar.
1964- Primer servicio internacional de Alsa: Oviedo - París - Bruselas.

1964- Se establece el servicio regular Asturias - Madrid.

 1969-Autocar "Picos de Europa", que con literas a bordo, hacia trayectos internacionales.

1974- Caravana de autocares Pegaso, que por su peculiar forma eran conocidos como "camellos".

 1978-Primeros videos instalados a bordo de los autobuses.

 1984-Implantación de ALSA en la R.P. China.

1990- Se inaugura la Clase SUPRA, primer servicio de alta calidad en el transporte de viajeros por carretera.

.
 1996-Primera empresa española de transporte de viajeros en obtener un Certificado de Calidad ISO 9000.
1997- Instalación del ordenador de a bordo en los autobuses.

 1998-Se crea la tarjeta monedero Alsa.

1998-Venta de billetes por internet.

1999- Adquisición del Grupo Enatcar.

 2000-Se inicia la gestión del transporte urbano de la ciudad de Marrackech.
2002- La web de Alsa obtiene el Certificado AENOR de Buenas Prácticas en Comercio Electrónico .Primera empresa del sector de transporte en obtener esta certificación.

2003- Nace el Programa de fidelización Alsa Plus.

2004- Autocares de Alsa realizan el traslado de los invitados a la boda de S.A.R. el Príncipe de Asturias.

2005- ALSA se integra en el Grupo National Express, primer operador británico de trenes y autobuses.
2007- Lanzamiento de la nueva Clase Supra que incorpora wifi a bordo.

Trasladándonos a nuestro presente, el momento más importante está marcado por la integración que en 2005 se produce con el operador británico National Express Group, y, más recientemente, la adquisición en el año 2007 del Grupo Continental Auto, segundo operador nacional de transporte de viajeros por carretera.
2007- ALSA incorpora la venta de billetes a través del teléfono móvil.

2007- Adquisición de grupo Continental Auto segundo operador nacional de transporte de viajeros.
2008-Adhesión al Sistema de Compromisos Voluntarios para reducción de emisiones de Gases Efecto Invernadero.

2009-Los billetes de Alsa ya se pueden adquirir en la red de cajeros de La Caixa.

2010- Alsa inicia la gestión del transporte metropolitano de la ciudad marroquí de Agadir.

2011- Alsa inicia la gestión del autobús turístico oficial de Madrid dentro de la UTE Madrid City Tour.

2011- Presentado el Pequebus, proyecto pionero en España para el transporte en autobús de niños menores de cinco años.

2012- Implantación del servicio ALSA Premium en la ruta Bilbao-Madrid.

2012- Nace Bus & Fly, primer producto intermodal que combina en un solo billete el viaje en autobús y avión.

La innovación permanente, la mejora continua y la gestión del transporte orientada al cliente son las pautas que marcan la historia y el presente de ALSA, una organización inmersa en un mundo intercomunicado que mira al futuro con la misma ilusión que tenía en sus orígenes.


FUENTE:  https://www.alsa.es
                            [---------------------------------------------------------------------------]

NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de correo del blog con la seguridad de ser prontamente atendido.

Difunde "El blog de Acebedo" entre tus amistades.
Sígueme en:
  • §  Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario