14 de noviembre de 2017

Milicianos del batallón Galicia nº 19

El Batallón Galicia
Ilustración de Alfonso Zapico
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica conmemoró el décimo aniversario (septiembre de 2017) de la exhumación de las fosas del Alto del Acebo, en las que se recuperaron los restos de doce milicianos
Ilustración de Alfonso Zapico
Los esperaban en Gijón, pero se retrasaron. Cuando alcanzaron la ciudad, el barco en el que debían llegar a Francia ya había comenzado el viaje. Decidieron ir a Galicia. Quizá allí podrían encontrar la forma de salir de España. Tomaron la ruta del interior. Era la más segura. Llegaron al Alto del Acebo, en el límite de provincia, al anochecer del 29 octubre y acordaron hacer noche en dos posadas que había en la zona. Nueve hombres se hospedaron en una; el resto, en la otra. Allí los encontraron. Ocho de ellos no vieron un nuevo día. El resto, fueron ejecutados en menos de una semana. La plana mayor del Batallón Galicia había caído.
Ilustración de Alfonso Zapico
Desde aquella noche de 1937, la historia del comandante José Moreno Torres y sus hombres pasó a engrosar la tradición oral de varios pueblos de Grandas de Salime y A Fonsagrada (Lugo).

http://guerracivilyrevolcionnsocial.blogspot.com.es)  (…) El 18 de octubre la plana mayor del Batallón se encontraba en el Puerto de San Isidro, en los límites entre Asturias y León, pero un incidente con algunos mandos comunistas del Batallón les retrasó e hizo que, cuando quisieron embarcar en Gijón, el día 20 de octubre, ya no hubiera barcos para transportarles.
El grupo, formado por:
1)       José Moreno Torres(Comandante)
2)       Julián Carballo
3)       Jaime Machicado, (delegado político del Batallón)
4)       Moisés Erguido, (Capitán Ayudante)
5)       Maximino Martínez, (Teniente Ayudante)
6)       Enrique García Lago, (Capitán de la Tercera Compañía)
7)        José Fernández Patiño, (Oficial de la 3ª Compañía)
8)       Emilio Novas, (Comisario de Compañía)
9)       Rafael Villar (Sargento de Habilitación)

Y varios milicianos hasta un número de 15 hombres, optó entonces por dirigirse hacia la montaña, intentando alcanzar Galicia por los montes del interior.
Ilustración de Alfonso Zapico
 Fue en la noche del 29 al 30 de octubre cuando los huidos llegaron al puerto del Acevo, en los límites de Asturias y Galicia. Allí hicieron noche en dos grupos en sendas cantinas existentes en la zona. El grupo de nueve que dormía en la cantina más adentrada en Galicia (la única que todavía está en pie) fue sorprendido por falangistas y guardias civiles de la zona, que les capturaron y ejecutaron sumariamente. Ocho de ellos serían arrojados en los límites de Asturias y enterrados posteriormente en una fosa común, mientras un noveno apellidado Díaz debió quedar herido y murió a consecuencia de las heridas o fusilado el día 4 de noviembre de1937, siendo enterrado en el cementerio de A Fonsagrada.   El otro grupo, alertado por los disparos, no fue sorprendido por los falangistas y guardias civiles José Moreno y otro de los componentes del grupo retrocedieron también hacia Asturias, refugiándose días después una casa en Monteserín Pequeno, en el mismo concejo de Grandas de Salime. Allí fueron capturados por falangistas y guardias civiles, siendo conducido Moreno a la cantina de “Carolo” de la que habían escapado, donde estuvo detenido hasta su ejecución. Se desconoce la fecha exacta de su asesinato, aunque se sabe que otros cuatro milicianos del Batallón “Galicia”, fueron detenidos y ejecutados el domingo día 31 de octubre de 1937. Eran  canteros originarios de Forcarei, y uno de ellos, Manuel Bugallo Lois, sobrevivió hasta el día 4 de noviembre, fecha en que fue enterrado en el cementerio de Fonsagrada, junto al miliciano (…). http://guerracivilyrevolcionnsocial.blogspot.com.es)  
Ilustración de Alfonso Zapico
 Los vecinos sabían que falangistas locales habían ejecutado y enterrado junto a la actual carretera AS-28 a más de una decena de hombres. Las fosas habían sido excavadas por niños como los hermanos José y Julio Fernández, que entonces tenían once y doce años, pero su recuerdo nunca se borró. Su testimonio fue esencial para que entre agosto de 2007 y marzo de 2008, los arqueólogos y voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) localizaran y exhumaran la fosa en la que fueron enterrados los hombres del Batallón Galicia, un hito que la entidad conmemoró el fin de semana del viernes 29 y sábado 30 de septiembre de 2017, para ello se programaron actos, (viernes en A Coruña y continuaron el sábado en el Alto del Acebo y el cementerio y la Casa de Cultura de A Fonsagrada).
El homenaje coincidió con el 80 aniversario del fusilamiento de los milicianos y los diez años de la exhumación de las fosas comunes de las que se recuperaron doce cuerpos, además de objetos personales y casquillos. Los restos de dos hombres más se localizaron en el cementerio de A Fonsagrada, donde todos recibieron sepultura en el año 2009, una vez que las pruebas permitieron poner nombre a cada uno de los milicianos.
Ilustración de Alfonso Zapico
Entre ellos se encontraba Jaime Machicado Llorente, el único asturiano del grupo. Nacido en Ribadesella en 1909, era confitero en Gijón y estaba afiliado a la CNT cuando se incorporó a las filas del batallón que comandaba José Moreno Torres, uno de los militantes más destacados de la organización anarquista en Galicia. Moreno había logrado escapar cuando los falangistas sorprendieron al grupo en las posadas del Alto del Acebo y se refugió una aldea de Grandas. Durante unos días permaneció escondido, pero fue encontrado y ejecutado. La recuperación de sus restos también fue posterior a la de sus compañeros. Fue en marzo de 2008 cuando se localizó y exhumó la tercera fosa del Acebo gracias a la tradición oral de una comarca en la que se cantaba un romance sobre la el trágico final de Moreno y sus milicianos.
Una década después, Carmen García-Rodeja, miembro de la ARMH y coordinadora de aquellos trabajos de recuperación de los cuerpos, ensalza el papel que desempeñaron los vecinos: «El pueblo siempre tuvo esa espina clavada: una fosa llena de hombres, no sabían quiénes eran, no los podían honrar… Un romance se encargó de que no se olvidara y en el pueblo de los victimarios siempre quisieron ‘limpiar’ ese horror».
Ilustración de Alfonso Zapico
Y lo hicieron llevando a la ARMH hasta la cuneta en la que se encontraron los cuerpos. Los hermanos que fueron obligados a excavar la mayor de las fosas, en la que se recuperaron los restos de ocho milicianos, dieron las indicaciones precisas sobre dónde y cómo y, apenas una hora después de comenzar a mover la tierra, se encontraron los primeros restos. El agujero apenas tenía un metro de profundidad y los cuerpos se habían colocado de forma sucesiva; después, se cubrieron de tierra ácida que deshizo todo lo que no fueron cráneos y huesos largos.
Lo que ocurrió en aquella noche de octubre del 37 fue el argumento de una suerte de leyenda que ha pervivido durante generaciones en las montañas del interior de Asturias y Galicia. Desenterrar a sus protagonistas hace diez años solo la acrecentó. De hecho, desde la exhumación llevada a cabo en el Alto del Acebo (la segunda que más restos ha recuperado en el Principado en la última década), la historia del comandante Moreno y el Batallón Galicia ha inspirado documentales, libros e incluso obras de teatro ('A dónde vas Pedro', de la dramatura francesa Manon Moreau se estrenó en París en abril de 2009); pero, sobre todo, ha sido el centro de numerosos actos de homenaje y divulgación organizados por la ARMH, decidida a «expandir lo sucedido y honrar a las víctimas», recalcó García-Rodeja.
Ilustración de Alfonso Zapico
FUENTE: ISABEL GÓMEZ OVIEDO
Alfonso Zapico (Blimea, Asturias, 1981). Ilustrador y autor de cómic español, trabaja como profesional gráfico desde 2006.
Ha realizado ilustraciones, diseños, animaciones y campañas para diversas agencias de publicidad, editoriales o instituciones. Ha trabajado en proyectos educativos del Principado de Asturias (Aula Didáctica de los Oficios) e impartido talleres de ilustración en centros educativos de Asturias y Poitou-Charente (Francia).
Colaborador de diarios regionales asturianos (La Nueva España, Cuenca del Nalón), como autor de cómic ha publicado varias obras: La guerre du professeur Bertenev (Paquet/Dolmen 2006), Café Budapest (Astiberri 2008), Dublinés (Astiberri 2011) o La ruta Joyce (Astiberri 2011). Sus títulos más recientes son El otro mar (Astiberri 2013), auspiciada por la Fundación Mare Australe de Panamá, o Cuadernos d’Ítaca (Trabe 2014). Sus libros han sido traducidos al inglés, francés, alemán o polaco. (…)http://alfonsozapico.com
____________________________________________________________________
____________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario