8 de abril de 2017

El Neandertal Asturiano

Los 13 de El Sidrón ya se auto-medicaban

Los neandertales de El Sidrón tenían poca variedad genética. (lavanguardia.com)
Ver artículos del Blog:
1º.- Los rasgos genéticos de los neandertales de Piloña (Asturias)http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es/2014/06/los-rasgos-geneticos-de-los.html2º.- La singularidad del "neandertal asturiano" y la variabilidad geográfica de la especie
http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es/2015/07/la-singularidad-del-neandertal.html

Un estudio prueba que los neandertales asturianos comían un hongo que contenía penicilina y hojas de álamo, con ácido salicílico
Cinco neandertales de El Sidrón degustan setas, piñones y musgo. (Cadena Ser)

L a peligrosa costumbre de automedicarse contra la que alertan los profesionales sanitarios una y otra vez viene de antiguo. Tanto que, según un estudio en el que ha participado la Universidad de Oviedo, ya la practicaban los 13 de El Sidrón. Y es que, 49.000 años después de que vivieran allí, las bocas de los individuos hallados en la cueva piloñesa siguen dando mucho de qué hablar.
Así lo desvela esta investigación que acaba de ser publicada por la prestigiosa revista 'Nature', que prueba que los neandertales asturianos consumían el hongo Penicillium, un antibiótico natural, además de hojas de álamo, que contienen ácido salicílico, presente en las aspirinas de nuestra época.
A esas conclusiones han llegado los investigadores tras analizar restos fósiles neandertales encontrados en cinco yacimientos europeos (El Sidrón incluido) con un protocolo pionero de «excavación limpia» que minimizó el riesgo de contaminación con el ADN de los investigadores que trabajaban en la cueva con el de sus viejos moradores, que continúa aportando datos sobre su estilo de vida y su dieta.
neandertales. (National Geographic)
Hasta ahora, por ejemplo, sabíamos -por los restos encontrados en sus maxilares- que los individuos de Piloña utilizaban el betún como pegamento para sus herramientas. O que eran omnívoros, ya que su alimentación incluía vegetales y carne, pero también pescados y mariscos. Y ahora, según explica el investigador de la Universidad de Oviedo Marco de la Rasilla, el análisis del material genético preservado en el cálculo dental (más conocido como sarro) ha permitido probar que los 13 de El Sidrón también comían otros manjares como setas y piñones, además de musgo y álamo.
Familia neandertal. (www.Taringa.net)
Esos restos contrastan con los obtenidos en el individuo Spy II de Bélgica, ya que «en el sarro de sus dientes hay ADN de rinocerontes y muflones, además de que junto a sus restos se han encontrado fósiles de grandes herbívoros».
Así que, concluye De la Rasilla, «aquellos neandertales de la zona norte de Europa tenían huellas de un consumo más importante de carne y un poco menos importante de vegetales, mientras que en El Sidrón hay un mayor consumo vegetal y menor de carne, lo que demuestra que había una cierta adecuación al medio».
Ilustración de neandertales cazando. (El País)
«Nos ha sorprendido no encontrar restos de carne en los neandertales asturianos, ya que se les considera predominantemente carnívoros. Sin embargo, hemos encontrado pruebas de que tenían una dieta variada que incluía gran variedad de plantas. Además, alguna de esas plantas podrían haber sido cocinadas para su consumo», señala el investigador del CSIC Antonio Rosas.
Y, mientras que de uno de los individuos piloñeses solo sabemos que era una mujer adulta y diestra, el otro es un «gran conocido» de los investigadores. Un varón que, según se apuntaba ya en estudios anteriores, tenía el insano hábito de retocar los filos de las herramientas de piedra con la boca (la usaba como una tercera mano), lo que le produjo desconchones en el esmalte y la dentina en los dientes superiores.
Dibujo sobre el grupo de neandertales que vivieron en la cueva de Sidrón. - lne
Pero ahora este estudio añade información única: «Tenemos pruebas de que este neandertal se medicaba. Hemos descubierto que el sarro conservado en sus dientes contenía secuencias del patógeno Enterocytozoon bieneusi que, en humanos, causa problemas gastrointestinales, incluidas fuertes diarreas. Además, gracias a un agujero en su mandíbula sabemos que tenía un absceso dental. Y ambos problemas debían producirle intensos dolores», detalla Rosas.
Pues bien, hoy también sabemos que contrarrestaba las infecciones y el sufrimiento con el hongo Penicillium, un antibiótico natural, y álamo, un árbol que contiene ácido salicílico, el ingrediente activo de la moderna aspirina.
La salud de los neandertales a través de sus dientes. (El blog de acebedo)
No es, sin embargo, la primera noticia en este sentido, ya que los investigadores de El Sidrón ya habían participado en un estudio que ponía de manifiesto que los neandertales conocían las cualidades curativas y nutricionales de algunas plantas, ya que tomaban camomila y aquilea para, probablemente, suavizar las digestiones pesadas.
Grupo de Neandertales. (prehistorialdia.blogspot.com)
«No hay duda de que los neandertales se trataban los trastornos estomacales y también se demuestra una vez más que tenían un comprensión detallada de su entorno y eran capaces de utilizar las plantas de manera muy diversa», precisa Karen Hardy, investigadora ICREA en la Autónoma de Barcelona.
Pero eso no es todo, porque los científicos han analizado la microbiota bucal de los neandertales, «importante para conocer la salud de su portador». Y han concluido que los 13 de El Sidrón «tienen menos bacterias potencialmente patogénicas que nosotros», mientras que «en las poblaciones humanas actuales se ha visto una relación entre la microbiota oral y distintos trastornos, como problemas cardiovasculares, obesidad, psoriasis, asma, colitis y reflujo esofaríngeo», apunta el investigador del CSIC Carles Lalueza-Fox.
El Sidrón. Arqueología Paleorama en Red - Paleorama
Además, el sarro de los individuos de la cueva piloñesa ha permitido también recuperar el genoma completo más antiguo de un microorganismo: la arquea Methanobrevibacter oralis, clasificada ya como subespecie neandertalensis.
Las cepas neandertales y humanas modernas parecen haber divergido hace entre 112.000 y 143.000 años, después de la separación de ambos linajes evolutivos. «Y hoy también sabemos que los sapiens se cruzaron en dos ocasiones con los neandertales que luego vivieron en la zona de Siberia, pero no con los de Asturias. Si hubo transferencia de microbiota entre los antepasados de los neandertales asturianos y sapiens, tal vez existió un cruce de ambos linajes que aún no hemos identificado». Grandes secretos que aún nos depara El Sidrón.
Equipo de investigación del Sidrón. - UNIOVI
FUENTE: AZAHARA VILLACORTA
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Los neandertales de El Sidrón ya tomaban “aspirinas” y “antibióticos”
Los 13 del Sidrón. (El Comercio)
Ilustración de individuos neandertales de la cueva de El Sidrón, siguiendo los datos de estatura, complexión y edad arrojados por los restos hallados en Piloña 
Recreación de un grupo de neandertales. (La voz de Asturias)
Un estudio del cálculo dental, realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Instituto de Biología Evolutiva, confirma además la ingestión de determinados tipos de seta, piñones y algunas clases de musgo
Los neandertales de El Sidrón, una especie humana extinguida hace 40.000 años, utilizaban la corteza de los árboles y las plantas de su entorno para fabricar incipientes medicamentos semejantes a las aspirinas y a los antibióticos actuales. El hallazgo, publicado en la revista Nature, forma parte de un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), junto a científicos de la Universidad de Adelaida (Australia) y de la Universidad de Liverpool (Reino Unido).
Investigaciones en la Cueva del Sidrón (Asturias). (La Vanguardia)
Los investigadores han secuenciado el material genético del cálculo dental (sarro bacteriano calcificado) de fósiles de cuatro individuos del yacimiento belga de Spy y de El Sidrón, en Asturias. Los resultados son importantes porque «nos dan evidencias de aspectos que hasta ahora desconocíamos. Nos demuestran que nuestra visión de los neandertales era simplista y que está sesgada por lo poco que se conserva en el registro fósil», explica Carles Lalueza-Fox, investigador del IBE y coautor del trabajo.
Recreación de un enterramiento neandertal. (historiae-wordpress.com)
Los análisis de esos cálculos dentales, han permitido confirmar la ingestión de determinados tipos de seta, piñones y algunas clases de musgo. Y aunque no se han detectado evidencias del consumo de carne, los resultados del estudio no significan que no fueran carnívoros. De hecho, lo más normal es que lo fueran, porque «los neandertales sabían aprovechar todo lo que estaba a su disposición, incluida la fauna», advierte el investigador.
Mujer neandertal enfrentada a un oso de las cavernas (ABC)
Tal vez por ese motivo, donde sí encontraron evidencias del consumo de carne fue en los neandertales de Bélgica, que vivían en estepas frías con megafauna (rinocerontes lanudos y muflones) mientras que los que ocupan la actual Asturias estaban en un entorno boscoso, más rico en vegetales.
Sin embargo, uno de los aspectos más llamativos del estudio ha sido el hallazgo de evidencias de automedicación hallados en uno de los fósiles asturianos: «un individuo con un absceso dentario a causa de una infección en la raíz de un molar».
hombre de neardental. (www.periodistadigital.com)
Medicación
«Tenemos pruebas de que este neandertal se medicaba. Hemos descubierto que el sarro conservado en sus dientes contenía secuencias del patógeno Enterocytozoon bieneusi que, en humanos, provoca problemas gastrointestinales, además de un absceso dental. Dos problemas que debían producirle intensos dolores», sostiene el paleontólogo del MNCN y coautor del trabajo, Antonio Rosas.
El sarro de este neandertal contenía restos de ADN del hongo de la penicilina, un antibiótico natural, y componentes de la corteza del sauce, que contiene ácido acetilsalicílico, el principio activo de las aspirinas. «Es bonito tener esta información nueva porque nos da una imagen más sofisticada de estos humanos, más cercana a la realidad y alejada de los estereotipos simplistas que teníamos producto del registro fósil disponible y limitado a piedras y huesos», destaca Lalueza-Fox.
homo-neardenthalensis-neanderthal. (sobrehistoria.com)
Los científicos también han analizado la microbiota bucal de los neandertales (principalmente bacterias) y la han comparado con muestras de chimpancés, cazadores-recolectores paleolíticos, y de los primeros agricultores del Neolítico. La comparación «nos ha permitido determinar que, sobre todo, con la llegada de la agricultura en el Neolítico se produce un cambio muy significativo de la biota bucal, que se vuelve más especializada y pierde diversidad», afirma el biólogo del IBE.
Por eso, los neandertales, los chimpances y los cazadores recolectores tienen una biota bastante parecida. «El gran cambio de la comunidad bacteriana de nuestra boca llega con la agricultura y el cambio de alimentación que representa y que comporta más trastornos de salud gastrointestinales y mas caries», sostiene.
Mandíbula de un neandertal encontrada en El Sidrón. (El Mundo)
Caries
Finalmente, el estudio ha determinado que a lo largo de la historia, neandertales y humanos modernos hemos compartido microbios y bacterias como las que provocan caries y enfermedades en las encías.
De hecho, la placa dental del individuo neandertal estudiado permitió recuperar el genoma completo más antiguo de un microorganismo: la arquea Methanobrevibacter oralis, lo que sugiere que neandertales y humanos modernos intercambiaron patógenos que devinieron en cepas que divergieron hace entre 112.000 y 143.000 años.
«Hoy sabemos que los sapiens se cruzaron en dos ocasiones con los neandertales que luego vivieron en la zona de Siberia, pero no con los de Asturias. Si hubo transferencia de microbiota entre los antepasados de los neandertales asturianos y sapiens, tal vez existió un cruce de ambos linajes que aún no hemos identificado», concluye Lalueza-Fox.
neandertal con un ciervo recien cazado. (www.elmundo.es)
FUENTE: EL COMERCIO
_______________________________________________________________________
_______________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario