10 de marzo de 2018

Crónica de un Pueblo

Pequeña Historia de "Murias" (L'Agüeria San Xuan de Mieres) 
La construcción de la barriada de Murias. La imagen es del día 29 de diciembre de 1958, aún faltaba casi un año para su terminación (la foto original es de mi propiedad, me la dio el nieto de D. José Fernández que reside en Murias desde hace ya unos años, la conservo en mi archivo personal), está tomada por D. José Fernández García, en ese momento, Guarda Jurado de la Obra de la barriada
Hace muchos años el mierense D. Luis Fernández Cabeza (1903-1988) decía que la historia de L'Agüeria San Xuan se  remontaba hasta tiempos inmemorables, que había sido un valle avanzadilla, firme y leal en el desarrollo del concejo mierense. ¡¡¡El pueblo de Murias, forma parte de esa leyenda!!!
“Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón” 
(Gabriel García Márquez)
Imagen simpática de un niño y una niña cosiendo los pantalones. Murias si construir ,al fondo el hospital que fue inaugurado en 1954. La carretera servia de improvisado paseo.
https://elblogdeacebedo.blogspot.com.es
La pequeña barriada de Murias está situada en la cabecera de L’Agüeria de San Xuan, a un kilómetro de Mieres por la carretera de acceso AS 111 (dirección Sama de Langreo), por el alto Santo Emiliano (Santu Miano)
Imagen de posibles vecinos del pueblo de Murias en el año 1957 (comenzaba la construcción de la barriada, las "colominas"). Se ve un trazo de carretera adoquinada y la "Casa de Valiente", pegada al antiguo hospital.

Nadie pone en duda que la minería del carbón forma parte de la historia de L’Agüeria San Xuan. Sólo tenemos que dar un paseo por el valle o conversar con sus gentes para percatarnos de esta estrecha ligazón.  L’Agüeria San Xuan ha sufrido el mismo fenómeno que ha caracterizado a todos los territorios mineros, la despoblación paulatina de amplios núcleos rurales, en beneficio de las localidades más dinámicas y con más oportunidades (o eso pensaban).
Calle Langreo, hoy Avda Sama en Mieres, esta es la carretera que llevaba a Murias  (a un kilómetro), a principios del siglo XX. Archivo de Luis Fernández Cabeza. (Facebook Mieres años 80 y 90 de José Ramón viejo)
El pueblo viejo de  Murias
Puede decirse que es el principio (por población) del emblemático valle San Xuan, un pueblo que tras la Guerra Civil arrastraba una vida lánguida, silenciosa y participando muy poco de la riqueza carbonífera del valle. Era una época dura, los trabajos eran a menudo penosos y de muchas horas, tanto para los hombres como para las mujeres, muchas veces o casi siempre, peor para ellas, siempre sin horario y con tremendos esfuerzos para sacar adelante la casa y la prole, los salarios (apenas alcanzaba para comer). La unión con la tierra y el mundo que les rodeaba, era una visión casi poética y política, de compromiso y solidaridad, nuestros mayores retomaron con coraje los valores de una cuenca minera que se enfrentó y peleó ante unas condiciones de supervivencia muy difíciles.
Jóvenes de Murias un dia festivo. De pie por la izquierda; Florín (Guerra), Dimas, Toni (el pufi), Juan José, Ángel y Mamel
Agachados por la izquierda; Toni Cobos, Toni Olivo, Esteban, Urbano y Juan Luis (Solis)
(Año 1969) 
La mayoría de residentes en los poblados cercanos a las minas se preocupaban de tener su pequeño huerto de ayuda al sustento familiar, cualquier trozo de tierra cercano al domicilio era válido, importaba poco si la tierra era de buena o mala calidad, muchos estaban hechos en estériles de minas. Sin embargo en los pueblos se respiraba tranquilidad y convivencia, en esos años, se daba el fenómeno característico de esta zona, que era la dedicación a tiempo parcial a otros trabajos.
Vista parcial de Muries De Arriba. (El blog del Mierense)
La barriada nueva "Las Colominas"
La potente industria minero metalúrgica de aquellos años en el concejo de Mieres y la llegada de trabajadore@s de todos los puntos del País, incluido Portugal, hizo que hubiera mucha demanda de viviendas sociales para acoger el gran número de trabajadores que llegaban. En los años 60 y 70 del pasado siglo XX, en plena ebullición de la industria carbonera, L'Agüeria San Xuan llegó a tener algo más de 12.000 habitantes. Mieres concejo en esos años tenía 70.871 habitantes en 1960 y 64.552 ciudadanos en el año 1970.
Las tiendas de Murias. Tienda de Victorina (primer plano a la izquierda) y al fondo (en las escaleras), Tienda de Olga y Luis, posteriormente de Rosita y Pepe

El paternalismo empresarial  vio en la vivienda la principal baza de intervención al considerarla una especie de núcleo reformador al que poder vincular toda una serie de valores y creencias que mejorarían no sólo la higiene y, por consiguiente, el rendimiento laboral de los trabajadores sino que también regeneraría sus hábitos y costumbres aportando beneficios directos a la empresa y, en última instancia, al conjunto poblacional.
Tres amigos en las puertas de la iglesia del pueblo, por la izquierda de pie; Jorge Caiñas y Kiko, agachado Javi
En este sentido, y debido a los míseros salarios que el minero  recibía, la promoción patronal de viviendas supuso, además, un acceso directo a viviendas que a la par que decentes y salubres eran asequibles. Y es que hasta entonces, “el tugurio” se había convertido en el habitáculo obrero por excelencia.
Aspecto de la barriada de Murias (en los años 80 del pasado siglo XX), desde la carretera AS 111, a la altura de Casa Balbino
De esta forma, la arquitectura pasó a convertirse, a partir de  este momento, en un instrumento político-social que permitía la consecución de unos fines ideológicos concretos. Para ello, las empresas tuvieron que modificar aspectos hasta entonces habituales y perjudiciales.
La construcción de las barriadas o colominas se hizo generalmente cerca de los lugares de trabajo, es decir, de las minas, lo que implicó el buscado alejamiento de los obreros de sus residencias habituales, donde tenían otros recursos (pequeñas explotaciones agrícolas), que acaparaban gran parte del tiempo libre e, incluso, de trabajo del minero y que provocaban colectivos abandonos en función del calendario estacional y, a su vez, eran motivo (a su entender), de bajo rendimiento.
La calle "B" desde la plazoleta, al fondo la huerta de Nicasio y Maruja (en esos años la llevaba ya Tubería), y el prado de Valiente
Los conjuntos de viviendas públicas construidos por el régimen franquista antes de 1960, establecían una tipología de viviendas características muy similares. El régimen promovió directamente o subvencionó la construcción de más de ciento cincuenta grupos, barriadas y polígonos de viviendas en Asturias y León durante el periodo autárquico (economía autosuficiente), es decir desde 1939 hasta la materialización del Plan de Urgencia Social de 1958, y los primeros años de 1960.
De celebración, posiblemente boda. De izquierda a derecha. Lito (Cobos), Eduardo, Berto (el de Miru), Eliseo (el de Jaime, hermano de Kiko) y Juan Luis (El de Tina y Valiente, <<Bar Valiente>>)
Las “Colominas” fueron la respuesta del régimen (insuficientes a pesar de su magnitud), a la devastación de la guerra y al crecimiento urbano desencadenado por la industria de la minería del carbón o los grandes proyectos industriales como Fábrica de Mieres (posteriormente ENSIDESA).
El valor patrimonial de las edificaciones era pobre y se puede definir como un conjunto de bloques seriados en ladrillo visto o simplemente con las fachadas pintadas (como Murias y Rioturbio).
Arriba por la izquierda: Juan Carlos (Chan), Juanjo, Pedro y Carlos Luis.
Abajo por la izquierda: Gollo, Kiko y el nieto de Nieves (la de los 8). Año 1973 
El nombre de las barriadas llamadas “COLOMINAS” o “COLOMINES” (el nombre va vinculado al tipo de viviendas relacionadas con la inmigración obrera), posee dos lecturas muy populares para su sobrenombre:
  • Por el apellido del contratista Corominas (el constructor encargado de la mayoría de esas edificaciones durante el régimen franquista)
  • La más popular (y seguramente sacado del boca a boca de los habitantes de las barriadas mineras), y más conocido en las comarcas mineras es “COLONIAS DE MINAS”, “COLOMINAS” O “COLOMINES”.
    Vecinas de Murias, "BELLAS Y ELEGANTES", Por la izquierda: Sole, (no recuerdo su nombre, pero si es de Murias), Mª Luisa Y Queta
El Nombre de Murias
Cuando las zonas donde se habilita la construcción de las barriadas no recogían denominaciones previas (nombres), la toponimia de las barriadas era muy característica, porque solía exaltar personajes del régimen o tambien declaran su extremismo religioso (Santa Marina, San Pedro, Barriada José Antonio, Colonia el Pilar, etc.).
Grupo de niños y niñas en el pueblo a finales de los años 60 del pasado siglo XX

El caso de nuestro querido “pueblín” de Murias es diferente, juzguen ustedes:
  •  Muria lo mismo que muru, muriu tienen el significado de “pared”.
  •   El plural muries alude, a veces, a restos de construcciones derruidas.
  •   En la época romana “las murias” eran conocidas como montones de piedras retiradas de los canales de lavado en las explotaciones romanas.
  •  También en esa misma época “las murias” eran conocidas como las zonas anegadas y llenas de piedras (cantos rodados) por los desbordamientos de los ríos, regueras, etc.
Una vez ya conocemos la historia de cómo nace la barriada, vamos a su construcción.
Amigos de Murias, agachados por la izquierda: Litín y Valdés. De pies por la izquierda, Gabriel (Grabi) y Juan Carlos

Su construcción
La barriada minera se remonta al año 1954 (hace 64 años), cuando en la zona se inauguró el hospital (Álvarez Buylla, hoy abandonado y trasladado a la Vega de Santullano en Mieres), todo un avance en aquellos años. Las "colominas" de Murias son fomentadas y construidas por Fábrica de Mieres  en 1957, en las inmediaciones del Hospital Álvarez Buylla, y su población estaba compuesta básicamente por familias mineras y de la factoría Mierense. 
El hospital de Murias en construcción, en el año 1953.
Anterior a la construcción de las “colominas”, en la zona había dos núcleos de población que eran el “Barrio Viejo” y “Murias de Arriba” (población muy próxima a la barriada), los dos asentamientos estaban ubicados a ambos lados de la carretera general (ASM 111).
Las conocidas casas de "coñola" (15 de Septiembre de 1986)
Cabe destacar en estos núcleos urbanos la presencia de un lavadero de carbón y la casa donde se encontraba el Bar Balbino
(hoy regentado por Juan, uno de nuestros vecinos de toda la vida), que anteriormente había sido cuartel de la Guardia Civil.
Casa Balbino en Murias cuando toco la loteria en el pueblo (principios de los años 90 del pasado siglo XX)
En el año 1957 se inicia la construcción de la barriada, la obra sería financiada en su totalidad por Fábrica de Mieres, y constaba de ciento diez viviendas repartidas en seis pabellones y once portales de diez viviendas cada uno, estas serían habitadas por trabajadores de la factoría y minas propiedad de la empresa, finalizó su construcción en el año 1959. 
Casas abandonadas de Murias de Arriba. (El blog del Mierense)
Paralelamente y a la vez que se  hacían las viviendas de la barriada, se construía en las inmediaciones, “las casas nuevas”, ubicadas estas a continuación de la barriada, la escuela con dos aulas, la de abajo para niños y la de arriba para niñas, las viviendas de los maestros y también  la iglesia del pueblo.
Manuel Hidalgo "El Torero", marido de Celina, vecino de Murias de Arriba, trabajando en unos de los planos de las minas de carbón de L'Agüeria San Xuan
En el mes de diciembre de 1959 cuatro o cinco familias se instalan en las viviendas aun si permiso para ser habitadas, aunque ya estaban concedidas y a principio del año 1960 se ocupa prácticamente la totalidad de la barriada.
La huelga de 1962 constituyó un movimiento épico en la historia de España
Al poco (2 años) de encontrarse la mayoría de los residentes de la barriada con viviendas nuevas y dignas, estalla la huelga en el pozo San Nicolás (Nicolasa), en Ablaña (mieres), las dificultades económicas de la época se encontraban por encima de cualquier consideración ideológica y se hacía evidente una doble y dura realidad: lo mucho que se afanaban y lo mal que vivían las clases trabajadoras de las cuencas mineras.
Mineros de La mina Carmona, de Murias
Mina Carmona en Murias
Aún en terrenos de Murias y  camino de las casas de la Belonga (por el trazado de la carretera AS 111, dirección Mieres), se encontraba la “Mina Carmona” (bajo el Hospital Álvarez Buylla).  A la altura del aparcamiento (por debajo), pegado al río San Xuan (Antiguo y ancestral río Yuca).
Otra imagen de trabajadores de Mina Carmona
En esa zona estaba situado el depósito de refrigeración de los motores de la mina y un ventilador auxiliar por donde a veces salían los esforzados mineros de la desaparecida mina Carmona. Eran tiempos muy difíciles, muy duros, de mera supervivencia y necesidades.
Personal de Mina Carmona, al fondo el Hospital de Murias
Hoy en día apenas quedan vestigios de la explotación minera (se observan desde la carretera), sólo una ruinosa edificación situada debajo de la curva de salida de los vehículos del antiguo hospital, donde se alojaba la sala de compresores y la lampistería.
Trabajador de Mina Carmona refrescandose, al fondo la parte baja del hospital de Murias
También se hace necesario recordar en este artículo, que en La Belonga (localidad muy cercana a Murias), existió a principìos del siglo XX una importante fundición de metales, en ella, se fabricaban cocinas de chapa de carbón muy sólidas y de mucha calidad, en aquellos años, competían con muchas garantías, con otras cocinas de diferentes procedencias y de sonada fama.
Ilustración de antigua fundición de metales. (Dibujo de Gaildrau)

 El Lavadero de carbón de Murias, escenario de la película "Parranda"
La película "Parranda" de Gonzalo Suárez realizada en el año 1977, rodó imágenes en el viejo lavadero del pueblo de Murias  (el lavadero de Plácido), en la vía a la altura de las escuelas de Murias y en la escombrera de Cuestavil.
Imagen inédita del lavadero de Murias, imagen de la película  "La Parranda" (1977) de Gonzalo Suárez, con José Sacristán, Marilina Ross, José Luis Gómez y Antonio Ferrandis. En la imagen se aprecia perfectamente "la caseta" que Plácido utilizaba y los restos de las balsas de carbón, en esa época, el lavadero ya no funcionaba. Los actores protagonistas del largometraje y todo el equipo comieron en Casa Balbino durante los días que duró el rodaje. (Imagen de YouTube)

Parranda es una  película de Gonzalo Suárez, un viaje a la España profunda de posguerra, un esperpéntico cuento macabro, historia de una muerte anunciada, con unas interpretaciones muy buenas, en la que destaca José Luis Gómez, José Sacristán, Antonio Ferrandis y la breve aparición de Fernando Fernán Gómez. Una notable fotografía de la mano de su hermano, Carlos Suárez y como no, según la crítica, una buena muy buena puesta en escena. 
Otra imagen inédita del lavadero de Murias y de la misma película, en esta se aprecian mejor las balsas de lavar el carbón, parte de "la Caseta" de Plácido y el curso del camino que te sacaba a la vía del ferrocarril.  (Imagen de YouTube)
Sinopsis de Parranda
Basada en la novela "La parranda", de Eduardo Blanco Amor, la película comienza con Cebrián, un trabajador de los altos hornos asturianos, detenido en el cuartel de la Guardia Civil.
Los protagonistas de "Parranda" corriendo por la escombrera de Cuestavil en otra toma del largometraje.  (Imagen de YouTube)
Allí tiene que rendir cuentas de los desastres causados en un día de parranda, junto a dos amigos, el "Bocas" y el "Milhombres". Lo que empieza siendo una juerga más, se convierte en un delirio de violencia, alcohol y sexo...
Cartel original de la película "PARRANDA" . (Todocolección)
El río San Juan (río Yuca), por Murias
El río forma parte de la historia de Murias y de sus vecin@s, era un río con aguas negras y las orillas llenas de "islam" (lodos de carbón), pero todos los niñ@s crecimos junto a sus negras aguas y el "islan"  permanente ensuciando nuestros playeros, chirucas, botas, etc.... la ribera del río era una habitual zona de juegos (a pesar de las prohibiciones de los padres), y también era muy habitual acudir periódicamente al “remolino” del río (un poco por debajo de la calle "A"), a recoger los balones que se caían  frecuentemente cuando se jugaba al fútbol en la "plazoleta" (actual pista deportiva).
Vista de Murias de Arriba en febrero del año 2006 por el trazado antiguo de la vía (hoy paseo a Rioturbio) y a la altura A la izquierda), del lavadero de carbón de "Plácido", que había detrás de la vieja escuela. La imagen está tomada llegando a un antiguo puente de hierro del ferrocarril sobre el río con pasarelas de hierro a ambos lados, una auténtica reliquia. Hoy en día, por desgracia, ya no existe nada de esa vieja construcción o está tapada por la nueva obra de hormigón
El río tenía unas crecidas grandes e inundaba la zona de las casas nuevas cuando llovía muy intensamente, sus aguas saltaban por el puente que te llevaba a la escuela y a la iglesia y retornaba a su cauce por el puente que llevaba a "Perlorina", hoy, el puente de acceso a la zona de cocheras. Bajaba por su trazado original desde Murias de arriba hasta enlazar con La Belonga y Mieres, pero hoy, tampoco es ese su trazado, o al menos el que conocieron los primeros vecin@s de Murias. El río fue desviado cuando se iniciaban las obras del Tanatorio de Murias (Mieres) y el trazado ahora es diferente al de hace unos años (sufrió una variación).
Río San Juan después de su paso por Murias, a la altura de Mina Carmona, en la ribera izquierda,hoy está el Tanatorio
Ahora
de Murias baja de frente hasta la Belonga paralelo al paseo (pista Finlandesa), antiguamente bajaba siguiendo el trazado de la carretera desde la antigua zona de los “tendales” a las afueras de la barriada en dirección a Mieres, cruzaba por debajo de un pequeño puente (que se construyó para el almacenaje de estériles de mina "escombrera" que hoy es el tanatorio y también por la zona, atravesando el mismo puente, por un pequeño camino hecho por los propios vecin@s (como atajo), se salía a las antiguas vías del ferrocarril minero, por donde se bajaba caminando a Mieres).
Denuncia vecinal de el año 1979 en el río San Xuan (a la altura de Requejo, ya en Mieres), los espectadores ubicados en el Puente y en el tramo de la vía del Ferrocarril minero de L'Agüeria San Xuan
El trazado antiguo de la carretera seguía hasta la Belonga, donde retornaba al cauce original cruzando por la zona anterior al depósito de carbones de la belonga, por un lado y un prado situado debajo de la desaparecida escombrera,  por el otro, por ahí, volvía a transitar en paralelo a la vía del ferrocarril minero por donde bajaba ya en esa época, solo el carbón del Pozo Polio y Pozo tres Amigos, Mina Baltasara ya no existía.
Ferrocarril a la altura del pozo Tres Amigos en 1953. (Vegadotos). Foto Alonso

El trazado del ferrocarril minero
La gran "Fábrica de Mieres" denominó en su día al valle de San Xuan como "Zona Hullera de La Baltasara", un área de mucho carbón, que la dirección de la empresa mierense terminaría por impulsar en 1894 con la construcción de una línea de ferrocarril para bajar el mineral a los cargaderos de Mieres. En un primer momento el ferrocarril llegó solamente hasta la zona de Pedrova, y desde ahí en carros hasta los cargaderos, pero evidentemente ese no era el destino final. La intención era llevarlo hasta la cabeza de la nueva carretera a la estación del norte, cuya construcción había finalizado el 15 de junio de 1877. 
Locomotora Mariana, propiedad de Fábrica de Mieres, con un tren vacío en la línea de Baltasara y Polio. Imagen del fondo del Museo del Ferrocarril de Asturias.

Durante la Primera Guerra Mundial (28 de julio de 1914 - 11 de noviembre de 1918), fue muy significativo el incremento de las toneladas de carbón extraídas en este valle y que significaba en aquellos años una parte muy importante del carbón que se explotaba a nivel nacional.
Esta vía de ferrocarril tuvo muchísima actividad desde finales del siglo XIX, a mediados del siglo XX, el mineral de L’Agüeria San Xuan era imprescindible para Fábrica de Mieres. 
Locomotora Santa Barbara bajando del Pozo Polio y Pozo Tres Amigos en 1953. Foto Alonso
El ferrocarril que transitaba por L’Agüeria San Xuan dejo de funcionar en 1984, el trazado se había inaugurado en 1894 (90 años de actividad), con un ancho de vía de 0,75 m. Recorría la actual senda a Rioturbio y hasta el Pozo Polio. Durante muchas décadas “la Máquina” como la conocían los niñ@s de Murias, transportaba el carbón de Mina Baltasara, el Pozo Polio y el Pozo Tres Amigos para abastecer Fábrica de Mieres.
Mina Baltasara en los Pontones en las primeras décadas del siglo XX

La locomotora  nº 1, que transitaba por esa vía, puede visitarse y para tod@s aquellos que estén interesados, sepan que es la que está expuesta en los jardines Juan XXIII (Parque de Oñón).
Dibujo ya desaparecido del Septimo crio en la Calle Sacramento Gutiérrez Concha y que representa la maquina que bajaba el carbón de L'Agüeria San Xuan
 FUENTE: JUAN JOSÉ MENÉNDEZ FERNÁNDEZ 
_____________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

5 comentarios:

  1. Me han fascinado las imágenes que has puesto
    combinadas con un escrito de tanta calidad humana
    un abrazo desde Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tus palabras y por visitar este modesto blog

      Eliminar
  2. Me gusta muchisido,gracias al que lo hizo
    Soy de las primeras que fue a vivir a la Barriada
    Y fue una infancia feliz, con alguna carencia
    Soy Fini la de Esperanza

    ResponderEliminar
  3. Soy Jorge Caiñas hijo de Victor y Mercedes de la calle D, alguien que se crió en ese barrio y que nunca olvido. Estoy leyendo esto desde Madrid y te felicito por el blog y te digo que ahora mismo estoy sufriendo un ataque de nostalgia como hacia tiempo no me pasaba. Gracias por escribirlo

    ResponderEliminar
  4. Gracias vecinos/as, os conozco a los dos, Caiñas seguro que sabe quien soy, pero Fini, no, a ella le diré que un verano (hace ya muchos años), me dio clase particular es su casa, que para más información era frente a la mía, ella C/A 3º y la mía C/B 2º, con eso pienso que ya sabrá quien soy.
    De nuevo agradeceros vuestras palabras y daros las gracias por visitar el blog.
    Saludos

    ResponderEliminar