22 de enero de 2014

LOS NOMBRES DE LA MONARQUÍA ASTURIANA (VI), "Silo". Rey de Asturias (774-783).

Silo (774-783), rey en Pravia.

Silo, retrato de José María Rodríguez de Losada, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Oviedo

El marido de Adosinda, probablemente un gran propietario gallego, guerreó poco contra el musulmán.

http://www.lne.es
Silo sucedió a Aurelio y reinó, según la "Nómina" de los reyes asturianos, 9 años y un mes. Las tres crónicas asturianas coinciden en señalar que fue su matrimonio con Adosinda, hija de Alfonso I y hermana de Fruela I, lo que facilitó su acceso al trono. La "Crónica Albeldense" cuenta que durante el reinado de Aurelio, "Silo, el futuro rey, tomó por esposa a Adosinda, hermana del rey Fruela, con la que más tarde alcanzó el trono".
El matrimonio de Silo con Adosinda es también presentado como determinante en la llegada al trono en la redacción "Sebastianense" de la "Crónica de Alfonso III". "Tras el final de Aurelio le sucedió Silo en el reino, por la razón de que había obtenido en matrimonio a Adosinda, hija del príncipe Alfonso". La "Rotense" ofrece una variante, pues sitúa la celebración del matrimonio tras la muerte de Aurelio, pero igualmente el enlace marital le facilita el acceso al trono.
Hay una discrepancia entre la "Crónica Albeldense" y la "Crónica de Alfonso III" sobre quién transmite el derecho de sucesión. En la primera se presenta a Adosinda como hermana del rey Fruela I, mientras que en las dos versiones de la segunda, Adosinda es la "hija del príncipe Alfonso" (Alfonso I). Fruela I, aunque hijo de Alfonso I, representa al linaje de Pelayo, mientras que la referencia a Alfonso I pretende vincular a Adosinda al linaje cántabro.
En la disputa que había entre las dos ramas familiares este matiz no carece de sentido y el hecho de que Adosinda trajera a la Corte a su sobrino Alfonso, hijo de Fruela I, da a entender que apoyaba al partido de éste.
La "Albeldense" cuenta que Silo, una vez que "recibió el reino, asentó su trono en Pravia". Fue un nuevo intento de alejar la Corte de Cangas de Onís y situarla más próxima a las principales vías de comunicación con el Sur y el Oeste.
Pravia estaba situada en el tramo final de la vía de La Mesa, importante infraestructura viaria de la época romana que comunicaba el centro de Asturias con Astorga, la antigua capital de la Asturia romana, y debía de conservar numerosas construcciones de la época romana. Aunque desde el punto de vista defensivo era más vulnerable, por esas fechas no parecía probable un ataque musulmán.
¿Quién era Silo? Probablemente un gran propietario gallego, de la zona del noreste de Lugo, como demuestra el documento de donación que hizo a unos monjes del lugar de "Lucis", una gran propiedad de unos 25 kilómetros cuadrados de extensión, situada entre los ríos Eo y Masma, y que formaba parte de su patrimonio personal.

                   La iglesia de Santianes. 

El matrimonio de Adosinda con Silo buscaba reforzar con alguien poderoso, no sólo propietario de tierras, sino capaz de movilizar hombres y armas, el linaje de Pelayo, que había quedado en situación delicada tras el asesinato de Fruela I. Sin hijos, Adosinda debía buscar el modo de recuperar el trono para su sobrino Alfonso, que había sido alejado de la Corte tras el asesinato de su padre. Durante el reinado de Silo volvió el joven Alfonso, que "gobernó el palacio, porque Silo no engendró hijo alguno de Adosinda", dice la "Rotense".
Además, ya desde el reinado de Alfonso I, el Reino de Asturias se había extendido hacia Galicia, primero por la parte litoral de la actual provincia de Lugo, y luego, con Fruela, se amplió el dominio hasta el Miño. Al reforzamiento del control sobre gran parte de Galicia, respondieron los gallegos con una rebelión, que sofocó el rey Silo. Nuevamente "Galicia se le rebeló", según cuentan las dos versiones de la "Crónica de Alfonso III". El combate se entabló en Monte Cubeiro, identificado como un lugar en el municipio de Castroverde, al oriente y cerca de Lugo. La victoria de Silo acabó con la revuelta y estableció una paz que parece fue duradera, pues hasta el reinado de Alfonso III no hay noticias de nuevas rebeliones.
Cinco frases dedica la "Crónica Albeldense" al reinado de Silo y una de ellas ha dado pie a todo tipo de especulaciones. La frase en cuestión dice así: "Con España tuvo paz, a causa de su madre". España significaba en el contexto de las crónicas asturianas de ese momento tanto la totalidad del territorio peninsular que estuvo gobernado por los visigodos, como la parte que aún quedaba en poder musulmán tras la rebelión astur. Ahora bien, ¿qué relación de causalidad existe entre la madre de Silo y la paz con los árabes? La "Crónica de Alfonso III", en sus dos versiones, también destaca la paz con los árabes, pero no la relaciona con la madre de Silo.
Gran número de historiadores han supuesto que la madre de Silo era musulmana. Pero en contra de ello se puede argumentar que cómo entonces casó con una princesa, o bien, quién era su padre para que aun siendo Silo hijo de una musulmana se moviera en los círculos de la Corte.
No hay solución convincente al enigma planteado por la "Albeldense", y quizá la ausencia de guerra con los árabes, al igual que bajo Aurelio, se debió tan sólo a que Silo estuvo absorto en otras cuestiones internas, y Abd al-Rahmân I también seguía ocupado por los conflictos internos y las amenazas externas, sin tiempo para dirigir sus miras al Reino de Asturias. En 777, Abd al-Rahmân ibn Habîb al-Fihrî desembarcó en el litoral de Murcia con el objetivo de recuperar España para el califato de Bagdad, y en 778, el rey franco Carlomagno penetró hasta Zaragoza, ciudad que mantenía una actitud rebelde frente a Abd al-Rahmân I y con la que el rey franco había negociado su entrega.
Silo no se vio en la necesidad o no tuvo la voluntad suficiente para emprender nuevas campañas por tierras cada vez más lejanas de su Reino. No atacando evitaba ser respondido. Esa inactividad bélica no implica que su madre tuviera nada que ver con los árabes, pese a que para los cronistas que escriben un siglo después fuera llamativo la ausencia de lucha con éstos, pues desde su óptica sólo la guerra contra el enemigo musulmán era algo "digno de la historia".
Silo construyó una iglesia dedicada a San Juan Evangelista en el lugar hoy conocido como Santianes (Pravia) que aún se mantiene en pie, con alteraciones, pero conservando elementos de su fábrica original. Una inscripción laberíntica, que desde una "S" central repetía innumerables veces la frase "Silo princeps fecit" (El príncipe Silo la fabricó), recogía el hecho. No muy lejos de esta iglesia, según noticia que da Antonio Juan de Bances y Valdés, en 1806, se "encuentran cimientos y otros vestigios de grandes edificios... Todos dicen fueron aquí los Palacios del rey Silo".
Durante su reinado, en 781, se fundó también el monasterio de Santa María de Obona por Adelgaster, supuesto hijo de Silo, aunque el documento que recoge esta noticia es totalmente falso. También en 781 se firmó el pacto monástico entre el abad Fromestano y su sobrino el presbítero Máximo, con Montano y 25 monjes que le acompañaban, para fundar en la colina de Oviedo, el que sería monasterio de San Vicente de Antealtares, según su nombre antiguo. Sin hijos, Silo falleció de muerte natural y fue enterrado en la iglesia de Santianes.


Fragmento original de la piedra laberíntica: "Silo princeps fecit".
 
FUENTE:

Silo. Rey de Asturias (774-783).

http://www.mcnbiografias.com
Sexto rey de Asturias desde el año 774 hasta la fecha de su muerte. Nacido en lugar y fechas desconocidos y muerto en Pravia en el año 783. Durante su reinado se intentó mantener la paz con los musulmanes y tuvo que frenar una sublevación en Galicia.
Se conocen muy pocos datos biográficos a cerca de Silo, puesto que no aparece reflejado en las distintas crónicas ningún dato que nos permita conocer las actividades que éste realizó antes de su advenimiento al trono o quienes fueron sus familiares cercanos, salvo su madre, que debió ser una noble musulmana. No hay duda sobre la condición de noble de Silo, puesto que éste contrajo matrimonio, entre el año 768 y el año 774, con la hija del monarca Alfonso I, Adosinda, la cual además era hermana del también monarca Fruela I.
Según nos indica la Crónica de Alfonso III en la versión denominada Rotense, Silo tomó en matrimonio a Adosinda tras la muerte del rey Aurelio, para poder acceder al trono, por lo que en teoría parece que éste utilizó todas sus influencias para lograr sus objetivos y alzarse con el poder, aunque en opinión de Menéndez Pidal parece poco probable que en aquellos años en trono del reino de Asturias fuera hereditario y mucho menos que se respetaran los derechos dinásticos que podría tener una mujer. De este modo algunos investigadores opinan que antes de su llegada al trono astur, Silo debió ser un noble destacado de la corte de Fruela I y es posible que participara activamente en el asesinato de éste, para apoyar poco después la candidatura del rey Aurelio. Estos estudiosos opinan además que el matrimonio de Silo con Adosinda, obedeció fundamentalmente a un intento por congraciar a las facciones que inevitablemente debieron formarse en la corte instalada en aquellos años en Cangas de Onís, por lo que Silo debió ser asociado al trono astur desde el momento en que fue efectivo su matrimonio, en detrimento del sobrino de su esposa, el futuro Alfonso II el Casto, que se vio obligado a abandonar la corte precipitadamente tras la llegada al poder del mencionado rey Aurelio (768-774).
Fueran cuales fueran los motivos que llevaron a Silo a alzarse con el trono, éste ocupó el poder en el año 774. El nuevo monarca que debió contar con sólidos apoyos en la corte y en general en Asturias, por lo que respecta a los musulmanes mantuvo en líneas generales la política de paz iniciada por su antecesor, aunque las negociaciones con la corte de Abd al-Rahman I, debieron ser más distendidas que en el reinado anterior, según indican las crónicas asturianas, debido a que su madre era musulmana y como afirman algunos autores posiblemente estaba íntimamente relacionada con el primer emir Omeya.
Por lo que respecta al interior de su reino, poco tiempo después de alzarse con la corona Silo debió afrontar una sublevación de algunos nobles gallegos, en el año 779, los cuales decidieron apoyar al joven Alfonso, el mencionado sobrino de Adosinda, que permanecía alejado de la corte. La sublevación pudo ser controlada rápidamente en el monte Cuperio o Cebrero, aunque tuvo importantes repercusiones políticas, ya que una vez que fue patente que los reyes no iban a tener descendencia, posiblemente Adosinda convenció a su esposo para que asociara al trono a su sobrino y evitar de este modo nuevos movimientos de oposición. Así el futuro Alfonso II se reincorporó a la corte y ocupó una posición destacada, recibiendo un trato de privilegio por parte de los monarcas. Además hay que destacar que precisamente parece que para evitar nuevas sublevaciones en Galicia, Silo tomó la determinación de instalar la corte en Pravia, concretamente en Santianes; aprovechando además la calma que reinaba entre cristianos y musulmanes, para abandonar los lugares relativamente aislados en los que siempre había estado la corte de los distintos monarcas astures.
Durante el reinado del rey Silo se llevó a cabo la construcción del monasterio de San Juan Evangelista, en la mencionada corte de Pravia, donde se depositaron los restos de Santa Eulalia o Olalla, recogidos al parecer en una expedición que realizó el propio monarca a Mérida durante su reinado. Importante es por su valor histórico la piedra laberíntica, que se instaló en el dintel de la entrada principal de la mencionada iglesia, de la que se conserva una copia, ya que la original fue destruida en el año 1662, donde se puede leer la siguiente inscripción: SILO PRINCEPS FECIT ('Lo hizo el príncipe Silo'), desde diferentes puntos de vista. También parece que durante esta época, concretamente en el año 776, Beato de Liébana, consejero de la reina, concluyó su Traductus de Apocalypsi, obra de gran interés por su gran valor material e histórico, y por último hay que añadir que se conserva un importante documento diplomático del reino astur, el más antiguo de este tipo encontrado en España hasta la fecha, conocido con el nombre de Diploma del rey Silo, escrito en cursiva visigoda y fechado el 23 de agosto de 775, donde el monarca donó a algunos clérigos un lugar denominado Lucis, situado como comenta Menéndez Pidal entre los ríos Sube y Marsona y entre el riachuelo Alesancia y el lugar de Mera, en la actual provincia de Lugo; para edificar un monasterio.
El rey Silo murió en el año 783, nueve años después de haber ocupado el trono al parecer por causas naturales, como indican las crónicas asturianas. Su muerte abrió un periodo de crisis en la monarquía, ya que tras la proclamación en el palacio de Alfonso II, Mauregato, hijo natural de Alfonso I, usurpó el poder.

 
El monumento al Rey Silo se encuentra en el centro de la Villa de Pravia y hace homenaje al Rey Silo, que gobernó desde Pravia para todo el reino del año 774 al 783, fue quien trasladó la corte de Cangas de Onís a Pravia y la hizo capital.  Imagen: http://www.minube.com

Bibliografía.

  • GIL FERNÁNDEZ, J., MORALEJO, J. L., RUIZ DE LA PEÑA, J. I. Crónicas Asturianas. (Oviedo, Universidad de Oviedo, 1985).
  • JOVER ZAMORA, J. M. Historia de España. España musulmana (711-1031). (Madrid, Espasa-Calpe, 1994).
  • MARTÍN, J. L. Manual de Historia de España. La España medieval. (Madrid, Historia 16, 1993).
  • MENÉNDEZ PIDAL, R. Historia de España. Los comienzos de la Reconquista (711-1038). (Madrid, Espasa-Calpe, 1976).
  • MENÉNDEZ PIDAL, R. Historia de España. La España Cristiana de los siglos VIII al XI. El reino Astur-leonés (722-1037). (Madrid, Espasa-Calpe, 1976).

    FUENTE:  Cristina García Sánchez
    http://www.mcnbiografias.com   "LA WEB DE LAS BIOGRAFÍAS" 
                    [-------------------------------------------------------------------------]
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de correo del blog con la seguridad de ser prontamente atendido.


Difunde "El blog de Acebedo" entre tus amistades.

Sígueme en:


  • §  Twitter – “El blog de Acebedo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario