14 de abril de 2013

El Manifiesto del Hambre en 1854

Agua y sol, y guerra en Sebastopol

José María Bernaldo de Quirós, Marqués de Camposagrado, escribió , como consecuencia de la extrema pobreza en Asturias y la dejadez del Estado con la región


http://www.lne.es/
Ya se sabe que lo que las desgracias de unos muchas veces traen alegrías para otros y está es una máxima que se demuestra con cada guerra: mientras unos países se desangran, otros se enriquecen vendiéndoles aquellos suministros que los contendientes dejan de producir. Porque, cuando los obreros se convierten en soldados, campos y talleres se quedan vacíos y no faltan quienes sacan beneficio de esta circunstancia para vender sus productos con los precios inflados.

En octubre de 1853 estalló un conflicto bélico de grandes dimensiones entre el Imperio ruso y una coalición integrada por el Reino Unido, Francia, el Imperio otomano y el Reino de Piamonte y Cerdeña, que tuvo su escenario en la lejana península de Crimea, en el mar Negro. La guerra obligó a cerrar los puertos de Odesa y Sebastopol y en España hubo quien aprovechó la necesidad de abastos que sufrían los ejércitos para vender su trigo multiplicando los márgenes de ganancia.

También dio la casualidad de que la naturaleza contribuyó a aumentar la producción aportando unas condiciones excepcionalmente buenas para la agricultura, con lo que en la Meseta se sucedieron tres años de buenas de cosechas, trayendo la prosperidad de los terratenientes que gustaban de repetir aquello de «Agua y sol, y guerra en Sebastopol», deseando que nunca se acabase ni lo uno ni lo otro. Nada que objetar, sino fuese porque en el otro lado de la Cordillera la situación era muy diferente y la población sufría directamente aquella subida de precios, que venía a sumarse a la mala situación de siempre y a otros desastres coyunturales.

En noviembre de 1854, el cólera volvía a golpear Asturias como ya lo había hecho veinte años atrás, aunque en esta ocasión alcanzó tal virulencia que se llevó a la tumba a miles de personas, seguramente porque la epidemia se cebó en una población famélica y sin ningún tipo de defensas ante la enfermedad. Y es que la lluvia, que había sido una bendición para Castilla, resultó fatal al caer incesantemente sobre las tierras húmedas de la franja cantábrica.

El 1 de marzo de 1853, El Heraldo de Madrid, se refería así a la situación en el noroeste peninsular: «Ha llovido tanto, tanto, que el hambre ha venido nadando, como se dice en este país, donde las lluvias continuadas son un síntoma infalible de miseria. La que se experimenta en la mayor parte de Galicia, especialmente en su montaña, es verdaderamente espantosa?¡El Hambre! Desgraciadamente es cierto, terriblemente cierto este azote con que nos aflige la Providencia, desgraciadamente podemos llamarnos hoy los irlandeses de España».

El periodista hacía esta comparación porque la misma hambruna estaba afectando también a la isla atlántica, en el periodo que se conoce en la Historia cono «El hambre de la patata», aunque allí sus efectos iban a ser tan devastadores que aún hoy se notan en su demografía, ya que al millón de muertos que ocasionó directamente la penuria, se sumó una emigración masiva que redujo considerablemente las posibilidades de crecimiento de su población.

En Asturias la situación no era diferente, y en medio de este desastre tenemos que registrar la publicación del llamado Manifiesto del Hambre, pergeñado por José María Bernaldo de Quirós y Llanes de Campomanes, VII marqués de Camposagrado, al que sus amigos conocían en el trato de cada día como «Pepito Quirós».

Don Pepito, aristócrata y avezado político que ocupó escaño en las dos Cámaras, nació en el palacio de Villa, en Riaño, pero frecuentó las otras residencias que su familia mantenía abiertas en otras localidades asturianas y entre ellas el magnífico palacio mierense que hoy ocupa el Instituto «Bernaldo de Quirós», guardando en su denominación el apellido del ilustre linaje que otrora fue dueño y señor de más de medio valle.

Esta relación histórica justifica por sí sola el librito que acaba de editar la institución académica y que además nos llega en un momento que le devuelve al texto su vigencia, ya que la crisis ha hecho que se vuelva a hablar del fantasma del hambre, que parecía desterrado de la España contemporánea. Aunque ahora, cuando han transcurrido tantos años desde aquel 1854, ya no hacen falta sequías ni pestes para provocar la miseria y nos basta con la acción de los especuladores, herederos de aquellos que se enriquecieron con el trigo castellano y que hoy lo hacen jugando con el dinero de los demás.

El Manifiesto del Hambre fue el fruto de un viaje emprendido por el marqués hacia las zonas más pobres de Asturias, donde pudo ver la marginación y el aislamiento que no se vivía en las casonas de su propiedad, y aunque no logró sacudir su cartera sí lo hizo con su conciencia, impulsándole a seguir el camino de otros grandes hombres, que sin abandonar sus privilegios también abanderaron la causa de los humildes.

Así, don José María Bernaldo de Quirós llevó sus lamentos hasta la Junta General para que los transmitiese con mayor autoridad al Gobierno Central, cosa que se hizo, pero sin obtener más resultados que buenas palabras y la negación de cualquier ayuda, dado que en Madrid se afirmaba que el drama del campo asturiano era ajeno a su gestión y que por lo tanto solo quedaba esperar tiempos mejores. Y por si fuera poco, se exigió además un esfuerzo fiscal aún mayor, ordenando a los Ayuntamientos que en vez de quejarse, se pusiesen al día en sus pagos.

Otra vez nos suenan demasiado cercanos estos argumentos, cuando asistimos a la mayor destrucción de empleo que se ha vivido nunca en esta región.

Cuando el prohombre langreano regresó a casa, le tocó sentir la desgracia en sus propias tierras y quiso contarlo en su manifiesto, señalando la sensación de impotencia que le produjo ver la muerte por inanición de varios miembros de una familia de Villoria, antes de que les pudiese llegar su socorro. Nunca sabremos si fue este episodio, o el agravio de ver como el Estado ayudaba a Galicia mientras dejaba a Asturias a su suerte, lo que le decidió a escribir, pero la respuesta del marqués ante aquel abuso se plasmo en el manifiesto.

Un texto breve, pero durísimo, firmado el 22 de junio de 1854, que intentó publicar en el El Industrial, despertando la alarma del gobernador de Asturias, Juan de los Santos Méndez, conocido como «El Ferre», quien ordenó secuestrar la edición y multar tanto al periódico como a su autor, al que además quiso condenar a dieciocho meses de prisión.

De esta forma se impidió que el pueblo conociese el alegato, pero no se pudo evitar que poco después se levantase en las calles forzando al «Ferre» a abandonar Asturias y nombrando en su lugar una Junta Revolucionaria que no dudó en presidir «Pepito Quirós», quien impuso la calma, seguramente asustado por la deriva que podían tomar los acontecimientos. A la vez, en un acto que hoy nos resulta difícil de comprender y que debemos contemplar desde el estricto código de honor por el que se regía la aristocracia de la época, antes de que este partiese, le dejó refugiarse en la casona que los Camposagrado tenían en Villoria y cuando salió para Madrid lo hizo escoltado por el mítico Xuanón de Cabañaquinta, que como se sabe era un hombre de confianza para los Bernaldo de Quirós y también para sus parientes de la casa de Borbón.

El Manifiesto del Hambre acabó siendo publicado por Protasio González Solís muchos años más tarde, cuando las aguas corrían más tranquilas y el texto se había convertido más en un documento histórico que en un alegato reivindicativo.

Ahora lo recupera el Instituto mierense en una cuidada edición de carácter didáctico en la que han colaborado profesores y alumnos y que incluye -además del histórico texto en español e inglés- unos capítulos sobre la época en la que fue escrito, la biografía del marqués e incluso una reflexión sobre «el hambre de la patata» irlandés. Un trabajo bien hecho, sobre un texto que en este tiempo de retroceso económico que nos toca vivir, resulta especialmente interesante.

Don José María Bernaldo de Quirós falleció en 1865 tras un accidente sufrido al caer de uno de sus caballos de raza. Luego vino el olvido y cuando en los años 70 del siglo XX empezaron a fraguarse los pilares del nacionalismo asturianismo no se reivindicó su figura, seguramente por simple desconocimiento y no por su carácter aristocrático, ya que a nadie se le escapa que Marx también nació en una familia acomodada; Trostky fue hijo de una pareja de pequeños terratenientes; Lenin pertenecía a la pequeña nobleza y los teóricos del anarquismo Pedro Kropotkin y Miguel Bakunin llegaron al mundo siendo nada menos que príncipes.

Y es que está escrito que la revolución de los hambrientos termina en la primera panadería.

FUENTE: ERNESTO BURGOS-HISTORIADOR
_______________________________________________________



 http://www.geneall.net/

José Maria Bernaldo de Quirós y Gonzalez de Cienfuegos, 8. marqués de Campo Sagrado
* Asturias, Oviedo 20.04.1840 + Villa 24.04.1911
Padres
Padre: José Maria Bernaldo de Quirós y Llanes, 7. marqués de Campo Sagrado
Madre: María Josefa Gonzalez de Cienfuegos y Navia-Osorio * bp 09.04.1812
Matrimonios
Malmaison 20.10.1860
María Cristina Muñoz y Borbón, 1. marquesa de la Isabela * 19.04.1840

Hijos
  • María de Fuencisla Bernaldo de Quiros y Muñoz, 1ª marquesa de Eslava * 18.12.1863 Joaquín María Mencos y Ezpeleta, 9. conde de Guendulain
  • María de las Desamparados Bernaldo de Quiros y Muñoz, marquesa de Santa Cristina * 08.11.1864 Alejandro Travesedo y Fernandez-Casariego, 3. marqués de Casariego
  • María Ana Germana Bernaldo de Quiros y Muñoz, 1. marquesa de Atarfe * 19.03.1866 Luis de Borbón, 1. duque de Ansola Manuel Méndez de Vigo y Méndez de Vigo
  • Jesús María Bernaldo de Quirós y Muñoz, marqués de Quirós * 21.07.1871 María del Consuelo Alcala-Galiano y Osma, vizcondesa del Ponton
Titulos y Señorios
  • Marqueses de Campo Sagrado (8)
Órdenes
  • Grandes Cruces de la Orden de N.S. da Conceição de Vila Viçosa (578) - 1898

_________________________________

 http://es.wikipedia.org

Marquesado de Campo Sagrado

Marquesado de Campo Sagrado
Corona de marqués.svg
Corona marquesal
Primer titular Gutierre Bernaldo de Quirós Carreño y Alas
Concesión Felipe IV de España
23 de mayo de 1661
Linaje(s) Bernaldo de Quirós
Actual titular Iván Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohorques
El Marquesado de Campo Sagrado es un título nobiliario español concedido por el Rey Felipe IV, con el vizcondado previo de las Quintanas y mediante Real Despacho del 23 de mayo de 1661, a favor de Gutierre Bernaldo de Quirós Carreño y Alas, señor de Villoria y del valle de Viñayo, poseedor de varios mayorazgos y palacios en Asturias, Corregidor de Burgos y de Madrid.

Denominación:

El santuario de Camposagrado y el coto de Valdeviñayo

El marquesado tomaba denominación del paraje y santuario de Santa María de Campo Sagrado o Camposagrado, sito en el valle de Viñayo o «Valdeviñayo». Este antiguo concejo y coto jurisdiccional de la comarca de Luna (León) correspondía a los actuales municipios de Carrocera y Rioseco de Tapia. Compró el señorío a principios del siglo XVII el abuelo del I marqués: Gutierre Bernaldo de Quirós, quien lo vinculó al mayorazgo que poseía. Su jurisdicción comprendía una docena de pueblos, con capital a la sazón en el lugar de Viñayo. A mediados del XIX, con la misma extensión y límites, figura en el Diccionario de Madoz como ayuntamiento de Benllera, con cabecera en este lugar. Más tarde la capital pasó a Carrocera y le fue segragado el municipio de Rioseco de Tapia (integrado por este lugar y los de Tapia de la Ribera y Espinosa de la Ribera). La mayor población del coto, sin embargo, era y sigue siendo Otero de las Dueñas, que debe su nombre a un importante monasterio de monjas bernardas que había en el lugar. Las Dueñas, a quienes pertenecía el señorío de Viñayo en la Edad Media, permanecieron en Otero hasta que fueron exclaustradas en 1868. Además de los citados, otros pueblos integrantes del antiguo coto de Valdeviñayo y actual municipo de Carrocera son Cuevas de Viñayo, Piedrasecha y Santiago de las Villas.
El santuario de Camposagrado fue erigido cerca de Benllera en un lugar donde —a comienzos de la Reconquista, según la tradición— los cristianos lograron una señalada victoria con la ayuda de Nuestra Señora. La iglesia actual data del siglo XVI con reformas y ampliaciones del XVII y el XVIII. En él se venera una imagen románica de la Virgen y cada segundo domingo de junio se celebra una romería muy popular que está declarada de Interés Provincial.

Vizcondado previo:

Las Quintanas y el señorío de Villoria

El marquesado de Campo Sagrado se creó con el vizcondado previo de las Quintanas, que quedó cancelado al expedirse el Real Despacho.
Tomaba denominación del lugar de las Quintanas, incluso en el coto y parroquia de Villoria, concejo de Laviana. Este coto señorial, llamado también «Valle de Riomontán», pertenecía a los Quirós desde el siglo XII. Gutierre Bernaldo de Quirós, Ricohombre del Rey Alfonso XI, recibió la villa de Villoria, con su jurisdicción y términos, por donación que le hizo el conde Rodrigo Álvarez de las Asturias mediante escritura hecha en Oviedo el 14 de sepiembre de 1325 ante Juan Pérez, notario público del Rey. Este documento, que obraba en el archivo del convento de San Francisco de Oviedo, estaba dirigido «a Gutierre Bernardo de Quirós, mi ahijado y encomendado en la casa y hacienda de Arias González de Quirós, su padre, que finó en las guerras en servicio del Rey, para que tome estado conyugal con Doña María de Cifuentes, su deuda». La donación fue confirmada por Enrique II, siendo conde de Trastámara, el 16 de mayo de 1351.
Situado en una zona de relieve muy accidentado, el coto incluía los lugares de Arbín, Las Borias, La Boza, Braña, Brañesfrades, Bustiello, El Cabo, Campomojado, Caucia, Cerezalero, Corián, Corredoria, Cuadrazal, Fabrariego, Febrero, Fechaladrona, Fonfría. Fornos, Grandiella, Grandón , Llosagra, Merujal, Las Mestas, Miguelperi, Paradina, Piedrasnegras, Pumarada, las Quintanas, Redondo, Roxil, San Pedro, Solana, Tablazo, los Tornos, Valdelafaya, Valdecastañal, Viescabozada y Villoria. Para aprovechar la fuerza del río (que en sólo 5 km. de curso desciende desde los 800 m. de altitud hasta los 300) estaba jalonado por veinticinco molinos hidráulicos. Cuando se hizo el Catastro de Ensenada, a mediados del XVIII, era titular del señorío el II marqués de Campo Sagrado, José Manuel Bernaldo de Quirós, y «como tal, tenía la facultad de nombrar los cargos de justicia. Cobraba en razón de señorío 1.000 reales de vellón al año. Campo Sagrado era también el mayor hacendado del coto, según resultó de las averiguaciones hechas para la Única Contribución en la parroquia de San Nicolás [de Villoria]. Se estimó en 5.769 reales, 20 maravedís y un tercio el producto de sus tierras, en 212 reales y 25 maravedís y medio la renta de sus hórreos y paneras, en 176 reales la de los molinos harineros, en 220 la renta de los foros perpetuos, en 660 reales el valor de los diezmos que cobraba y en 1.000 los derechos de vasallaje citados».

Mayorazgo y orden sucesorio

El concesionario del marquesado era X poseedor de un mayorazgo fundado el 18 de abril de 1474 por Iván Bernaldo de Quirós, su 6.º abuelo, Guarda y Vasallo del Rey Enrique IV, con Facultad que éste le dio el 28 de enero anterior. El mayorazgo tenía asiento principal en la que por entonces se llamaba «Casa Nueva», sita en el barrio de Villa de Arriba, arrabal de la villa de Mieres del Camino, hoy sede del Instituto de Educación Secundaria «Bernaldo de Quirós». El fundador del mayorazgo heredó este palacio como parte de una mejora fundada hacia 1435 por Juan Bernaldo de Quirós, su abuelo. Este Juan Bernaldo sirvió a los Reyes Enrique III y Juan II y edificó la «Casa Nueva» a partir de una torre preexistente.
El I marqués de Campo Sagrado otorgó poder para testar el 17 de junio de 1699 en su palacio de las Alas de Avilés a fe de Álvaro de Valdés Arango, estando postrado en el lecho y con temblor que le impedía firmar, y mandó que le enterrasen en la capilla mayor del convento de San Francisco de Oviedo, patronato de su casa. Fallecido el marqués, en su nombre hizo el testamento su viuda el 7 de agosto siguiente en la misma casa y ante el mismo escribano, que autorizó también la partición de sus bienes hecha el 15 de octubre de 1700. Mediante esta disposición, el marquesado de Campo Sagrado quedaba agregado a dicho mayorazgo y por tanto sujeto a su peculiar orden de sucesión.
En virtud de los llamamientos fundacionales, el mayorazgo de Campo Sagrado era de agnación rigurosa e irregular, con un orden sucesorio que no contemplaba el derecho de representación: postergaba al hijo del primogénito premuerto y prefería al tío, hijo supérstite del causante.
El caso de premoriencia del primogénito de este mayorazgo se dio dos veces antes de la creación del marquesado:
  • La primera hacia 1580, cuando murió en vida de su padre Álvaro Bernardo de Quirós (y Miranda), hijo primogénito de Sebastián Bernardo de Quirós (y Estrada) el Viejo, señor de la casa de Quirós de Mieres, y de Catalina de Miranda. Dejaba el finado hijos habidos de su matrimonio con Antonia de Labandera. En vista de que la línea primogénita quedaba privada de la sucesión de la casa, Sebastián el Viejo fundó en 1585 un nuevo mayorazgo de sucesión regular en cabeza de su nieto Francisco, hijo del fallecido Álvaro, con asiento en las torres de la Pola de Lena y Soto de Aller. Murió en 1590 y en el mayorazgo viejo le sucedió Gutierre Bernardo de Quirós (y Miranda), su hijo segundo, que fue abuelo del I Marqués de Campo Sagrado. La casa de Lena y Aller siguió en la descendencia varonil del mayor, y por sucesivos entronques poseyó la casa de Benavides en Molinaseca (el Bierzo) y la casa y señorío de Olloniego. Esta línea mayor y preterida del linaje litigaría por el marquesado en 1837 (véase más abajo). Hoy está representada por los marqueses de Argüelles, Grandes de España.
  • El caso se repitió a mediados del XVII cuando premurió a su padre Gutierre Bernaldo de Quirós y Miranda, hijo primogénito de Sebastián Bernaldo de Quirós y Ordóñez el Mozo, señor de la casa de Quirós de Mieres, habido de Inés de Miranda y Ponce, su primera mujer. El finado estaba casado con Melchora de Prada y dejaba al menos un hijo. El señor de la casa a la sazón, Sebastián Bernaldo de Quirós el Mozo —que era hijo y sucesor del Gutierre citado en el caso anterior, y nieto de Sebastián el Viejo— hizo como su abuelo: fundó nuevo mayorazgo regular «de tercio y quinto» en cabeza de su nieto mayor, Gonzalo Bernaldo de Quirós y Prada, privado de suceder en el vínculo principal. Después de los días de Sebastián el Mozo, sucedió en la casa el mayor de sus hijos supérstites, llamado también Gutierre (como el primogénito), y nacido de Eulalia de las Alas, su segunda mujer. Este Gutierre fue el I marqués de Campo Sagrado. Gonzalo Bernaldo de Quirós y Prada poseyó el mayorazgo que le fundó su abuelo y otro vínculo regular fundado por su bisabuelo. Casó con Isabel Ordóñez, su deuda, de la casa del Pino en el concejo de Aller, y tuvo de ella por hijos a María Jacinta, monja en Santa Clara de Oviedo, y a Francisco Bernardo de Quirós y Prada, presbítero, cura de Noreña y Maestre Escuela de la Catedral de León, que sucedió en los bienes de su padre y litigó sin éxito por el mayorazgo viejo de Quirós. Después de los días del Maestre Escuela quedó extinguida esta línea preterida, y sus vínculos recayeron en el marqués de Campo Sagrado.
El siguiente caso de premoriencia del primogénito de este mayorazgo se produjo ya en el siglo XIX y dio lugar a un complicado pleito por la sucesión del marquesado y a un salto en la línea de sucesión que se expondrá más abajo.

Marqueses de Campo Sagrado


Titular Periodo
Creación por Felipe IV
I
Gutierre Bernaldo de Quirós Carreño y Alas
1661-1699
II
José Manuel Bernaldo de Quirós y Bernaldo de Quirós
1700-1755
III
José Manuel Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera
1755-1776
IV
Francisco Antonio Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos
1776-1790
V
José Benito Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera
1791-1792
VI
Francisco de Asís Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera
1792-1837
VII
José María Bernaldo de Quirós y Llanes Campomanes
1850-1865
VIII
José María Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos
1865-1911
IX
Jesús Bernaldo de Quirós y Muñoz
1911-1939
X
Luis Bernaldo de Quirós y Alcalá-Galiano
1953-1966
XI
Iván Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias Bohorques
1997-actual

Historia de los Marqueses de Campo Sagrado

Concesionario

El concesionario del marquesado fue Gutierre Bernaldo de Quirós Carreño y Alas, I marqués de Campo Sagrado, señor de Villoria y de Viñayo, Alguacil Mayor de Oviedo con vara de regidor, Corregidor de Burgos y de Madrid.

Ascendencia y mayorazgos

Era hijo de Sebastián Bernaldo de Quirós y Ordóñez el Mozo, señor de Villoria y de Viñayo y de la casa de Quirós, que nació poco antes de 1590, y de Eulalia de las Alas, su segunda mujer, señora de las casas de las Alas y Cascos en la villa de Avilés y de la casa de Carreño de Prendes; nieto de Gutierre Bernaldo de Quirós, natural de Mieres, Señor de Villoria y de Viñayo y del mayorazgo viejo de Quirós, que en 1598 fundó el vínculo de Cabañaquinta, y de María Ordóñez del Pino, de la casa de su apellido en Aller; y materno de Benito de Carreño y Alas, señor de la casa de Prendes, Regidor perpetuo de Oviedo y del concejo de Carreño, y de Catalina de las Alas la Moza, señora de las casas de las Alas y Cascos de Avilés y patrona del monasterio de Raíces en Castrillón.
Gutierre sucedió en los vínculos de su madre en 1671, y por la incidencia sucesoria que arriba se ha expuesto, vino a recaer en él la primogenitura del linaje y el mayorazgo viejo, que comportaba el señorío de Villoria. En el padrón municipal de Oviedo de 1670 (folio 66 vuelto) en la calle de la Platería está asentado: «Gutierre Bernardo de Quirós, Marqués de Camposagrado, Mayorazgo de Alas, Casa de Quirós, Alas, Huergo y Carreño, corregidor de la ciudad de Burgos, hijodalgo. D. Manuel, su hijo, hijodalgo». En el padrón de 1664 figura también el mismo don Gutierre «marqués de Camposagrado y dueño de la misma casa, hijodalgo».

Matrimonio e hijos

Casó con Ana Bernaldo de Quirós y Huergo (o Güergo), su prima segunda, señora de la casa de Huergo y torre de Santa Marina en el concejo de Siero, que testó en Oviedo el 6 de enero de 1691 ante Francisco Lapuerta Ribera, hija de Sebastián Bernardo de Quirós Lorenzana, caballero de Santiago, que sirvió en el Sitio de Fuenterrabía (1638), y de Antonia Bernardo de Quirós y Huergo, señora de dicha casa; nieta de Francisco Bernardo de Quirós, natural y señor de la casa de la Pola de Lena, y de Ana Bernardo de Quirós, su segunda mujer, y materna de Diego Bernardo de Quirós Lorenzana y de Melchora de Huergo, su segunda mujer, señora de esta casa.
Ambos cónyuges fueron enterrados en la capilla mayor del convento de San Francisco de Oviedo y tuvieron tres hijos:
  1. José Manuel Bernaldo de Quirós, el primogénito, que sigue.
  2. María Antonia Bernaldo de Quirós, que casó con Lope Junco, su sobrino segundo, señor de la villa de Carrandi, de la casa y torre de San Esteban de Leces y del palacio de Gobiendes. Lope estaba viudo de María Antonia de Lamadrid (señora de las casas de Dosal y Quintanilla, de la que tuvo una hija por quien siguieron estas casas), y era hijo y sucesor de Gonzalo Ruiz de Junco y de Margarita de Estrada y Manrique. De este matrimonio nacieron dos hijas: Ana y Margarita, ambas monjas en San Pelayo de Oviedo, y dos varones: Gonzalo Ruiz de Junco y Bernardo José de Junco, que poseyeron sucesivamente la casa paterna.
  3. Y Catalina Teresa Bernaldo de Quirós, nacida el 20 de mayo de 1673 en Mieres, donde testó el 10 de junio de 1704 ante Simón de Pando. Casó dos veces: primera en Oviedo el 17 de diciembre de 1690 con García Alonso de Doriga, señor de la casa de Doriga en el concejo de Salas, que nació hacia 1665 y murió en 1694, hijo de Fernando de Malleza y Doriga, natural y primogénito de la casa de Doriga, en la que no sucedió, paje del Rey Felipe IV, caballero de Santiago, colegial de San Pelayo de Salamanca y Regidor perpetuo de Oviedo, y de Isabel de Malleza y Miranda, señora del coto de Cortina y de la casa de Malleza. En segundas nupcias casó con Miguel Queipo de Llano, señor de las casas de Ardaliz en Limés y Llano o Santa Olaya en Cueras, ambas del concejo de Cangas de Tineo, y de las de Villanueva en el de Navia y Pieros en el Bierzo, hijo de Diego Queipo de Llano y Valcárcel, señor de las casas de Ardaliz, donde nació en 1650, Villanueva y Pieros, caballero de Santiago, y de María Teresa de Llano y Queipo, de la casa de Santa Olaya. Con hijas de ambos.

Marqueses de la línea directa

Al concesionario le sucedió su hijo
  • José Manuel Bernaldo de Quirós y Bernaldo de Quirós (n?+1755), II marqués de Campo Sagrado, señor de Villoria, de Viñayo y de las casas de Quirós, Alas, Carreño y Huergo; natural, vecino y Alguacil Mayor de Oviedo, Notario Mayor de la Santa Cruzada de esta ciudad y obispado, Alférez Mayor de Avilés, fue bautizado el 11 de mayo de 1679 en San Tirso el Real y testó en su casa de Mieres el 24 de julio de 1716 ante Antonio Álvarez Vázquez. Fue Procurador en la Junta General del Principado por los concejos de Avilés, Pravia, Lena, Aller y Carreño. Desde 1733 formó parte de una comisión creada para allegar fondos a la Universidad de Oviedo y que en 1737 obtuvo de S.M. un arbitrio de medio real por fanega de sal, con que se evitó su inminente cierre.
Casó dos veces: primera con Rosa Manuela de Pazos y Prado, que trajo en dote 30.000 ducados, según escritura hecha en Santiago de Compostela el 18 de octubre de 1697, pero no se terminaron de cobrar porque murió pronto sin prole. Hija de Jacinto Gregorio de Pazos y Figueroa de Castro, señor de las casas de Castro y Andeiro en Galicia, y de María Bernarda de Prado Ulloa Rivadeneira, de los Señores de la torre de Friol.
y contrajo segundas nupcias, capituladas en Pontevedra el 4 de diciembre de 1699 a fe de Agustín Doval, con Benita Teresa Mariño de Lobera Andrade Sarmiento y Sotomayor, natural de Pontevedra, hija del Maestre de Campo Fernando Antonio Mariño de Lobera Montenegro Andrade y Sotomayor, I marqués de la Sierra, Señor de los lugares de la Sierra y Albeos en el municipio de Creciente (Pontevedra), Gentilhombre de Boca de S.M., y de Inés Enríquez de Monroy, su primera mujer; nieta del Maestre de Campo Pedro Mariño de Lobera y Lemos y de Benita de Andrade Sotomayor y Noboa Feijóo, naturales de Pontevedra. Fueron padres de
  1. María Teresa Gertrudis Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera, que casó en Oviedo el 25 de abril de 1734 con Baltasar de Cienfuegos y Caso, V conde de Marcel de Peñalba, con descendencia y de Juan Manuel Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera (1703-1777), abad de Villoria. Cuenta Jovellanos en sus Memorias familiares que a su tío Miguel Jovellanos Carreño, después de haber estado por Roma “recomendado a su pariente, el Cardenal Don Álvaro de Cienfuegos (n. 1714) (…) diósele después una canonjía en la catedral de Oviedo; pero bien hallado con las delicias de Italia, no quiso volver a ella y la permutó con la abadía de Villoria, beneficio simple que gozaba Fernando de Quirós, hermano del Marqués viejo de Campo Sagrado Fueron también padres de:

  • José Manuel Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera (bautizado ), III marqués de Campo Sagrado. Natural de Avilés, fue bautizado en la parroquial de San Nicolás el 12 de septiembre de 1706, y falleció en 1766. Fue señor de las casas de Quirós, las Alas, Carreño, Cascos y Huergo. Regidor perpetuo de Oviedo, acreditó en 1749 que le pertenecían los pontazgos de las dos Babias.
Casó con Francisca Josefa Ignacia González de Cienfuegos y Caso (bautizada en Sorribas en 23-I-1704), hermana entera del que más tarde volvería a ser su cuñado, el V conde de Marcel de Peñalba, Baltasar González de Cienfuegos y Caso, que a la sazón tenía sólo 20 años y aún estaba soltero. Se casaron en 5-IV-1727. Por esas fechas ordenó hacer el palacio de la casa de Porlier, en Oviedo, conocido como palacio del Marqués de Camposagrado, que hoy alberga la Audiencia Territorial de Asturias. Se terminó de construir en 1757 y una vez terminado allí se fue a vivir con su mujer.
Por esas mismas fechas, en 1756, fallece la segunda esposa de Baltasar González de Cienfuegos, V conde de Marcel de Peñalba, que casa en terceras nupcias con Benita Antonia Jovellanos y Ramírez, hermana de Jovellanos, nacida en 21-III-1733. Parece que Benita pasó a vivir con su marido a una de las dos casas que éste poseía en la calle de la Rúa al cuidado no sólo de los nueve hijos que tuvieron, sino también de los provenientes de las segundas nupcias de su marido. Como quedó dicho, la hija de su primer matrimonio, Teresa González de Cienfuegos y Bernaldo de Quirós (bautizada en 5-IV-1735), ya se había casado en 28-I-1957 con José Antonio de Llanes-Campomanes y Argüelles, hermano de Alonso Marcos, arzobispo de Sevilla. Los dos hijos —un varón y una mujer— de su segundo matrimonio todavía no habían alcanzado la pubertad. Cuenta Jovellanos en sus Memorias familiares que «Muerto el conde D. Baltasar —se refiere al V conde de Marcel de Peñalba—, heredó la casa su hijo D. Rodrigo, quien sin embargo de haber contraído matrimonio, del cual tiene larga descendencia, no ha querido tomar el gobierno de su casa y rentas, que hoy sigue a cargo de D.ª Benita, viviendo unidas ambas familias, con mucha paz y utilidad recíprocas». Y un poco antes dice de su hermana Benita que «había nacido la primera en la familia, lo que fue también alivio de sus padres, habiéndose encargado muy temprano del gobierno interior de la casa y el cuidado de los hermanos pequeños».
El catastro del Marqués de la Ensenada, de 1750, al folio 1019 señala entre los bienes pertenecientes a Baltasar González de Cienfuegos, regidor perpetuo de la ciudad, dos casas en la calle de la Rúa. En el catastro del marqués de la Ensenada de 1750, folio 4.878, en la calle Ferrería, parroquia de San Isidoro —hoy Mon— no aparece como propietario ningún Cienfuegos, sino Juan Bernaldo de Quirós. “Posee la casa en que vive en la calle de la Ferrería de dos altos, dos cocinas, cuatro cuartos y portal de cinco varas de frente y veintiuno de fondo. Confronta de Oeste zaguán. Mediodía casa del venerable cabildo. Poniente calle pública y de Este casa de dicho cabildo”. En el padrón de vecinos de Oviedo 1878 aparecen —en el folio 112 vuelto— viviendo en esa casa “El Sr. D. Tomás Bernaldo de Quirós y su hijo Don Juan de Dios, don Gregorio, cadete en R. Guardias Españoles, Don Marcos, y Don Domingo, hijosdalgo. Don Fernando Bernaldo de Quirós, hermano del de arriba, capitán de fragata. Hijodalgo”. Se trata, pues, de Juan de Dios Bernaldo de Quirós, casado con Ignacia Llanes-Campomanes, padres del VI marqués de Camposagrado, José María Bernaldo de Quirós y Llanes-Campomanes (5-IX-1808 +15-VII-1865), nacido y fallecido en Riaño y de su padre Tomás. En el padrón de 1670, folio 91, aparecen en la Calle de la Ferrería “Don Felipe Bernaldo de Quirós, Caballero de la Orden de Santiago, Regidor de esta ciudad, hijodalgo”. “D. Dionisio, Don Diego, D. Felipe y D. Gabriel, hijos del otro Dn Phelipe, hijosdalgo”.
Los terceros marqueses de Camposagrado fueron padres de:
  1. José Bernaldo de Quirós y Cienfuegos, que murió soltero.
  2. Gabriel Bernaldo de Quirós y Cienfuegos, que tampoco se casó.
  3. Rosa Bernaldo de Quirós y Cienfuegos, que fue primera esposa de Pedro Valdés y Solís, quien posteriormente casó con Josefa del Busto Solís y León en 13-V-1771.
  4. María Antonia Bernaldo de Quirós y Cienfuegos, nacida en Oviedo en 14-XI-1738, que casó en 28-XII-1754 con Joaquín Queipo de Llano y Quiñones (Cangas de Tineo 12-I-1728 +Cangas de Tineo 25-VIII-1792), V conde de Toreno y vizconde de Matarrosa.
  5. Francisco Antonio Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos, que sigue:

  • Francisco Antonio Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos, IV marqués de Campo Sagrado, que sucedió en las casas y mayorazgos de sus padres. Nació en Oviedo hacia la mitad del siglo XVIII, estudiando con posterioridad en el Colegio Mayor de Santa Cruz, de Valladolid. Después desempeñó el cargo de gentilhombre de los infantes don Gabriel y don Francisco. Escribió un Memorial de los servicios de la Casa de Quirós, y de las de Huergo, Carreño y Alas, en ella incorporadas. .
  1. Casó con Francisca de Sales Mariño de Lobera y Pardo de Figueroa, nacida en Pontevedra en 6-II-1736.
Fueron padres de:
  1. Antonio María Bernardo de Quirós y Mariño de Lobera fue bautizado en 23 de diciembre de 1759, en la iglesia parroquial de San Tirso y falleció en Madrid en 4-VII-1798. Casó en 29-I-1783 en Madrid con María de la Soledad Rodríguez de los Ríos Sanche (de Mastaing) Álvarez Bustamante Lasso de la Vega, V marquesa de la Cimada, III condesa de Zueweghen, IV marquesa de Santiago (1754-1807), bautizada en San Sebastián en 19-V-1753, quien posteriormente casaría en segundas nupcias con José Magallón Armendáriz, V marqués de San Adrián. A pesar de ser el mayor, no transmitió a su descendencia ni el título, ni el mayorazgo, ni la casa, por haber fallecido antes que su padre. Será el segundogénito el que suceda al cuarto marqués, a saber
  2. José Benito Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera, que sigue como quinto marqués.
  3. Francisco de Asís Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera.

  • José Benito Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera, V marqués de Campo Sagrado. Sin descendencia. Le sucedió su hermano menor:

  • Francisco Bernaldo de Quirós y Mariño de Lobera(1760-1835), VI marqués de Campo Sagrado. Nació en Oviedo y fue Caballero de la Orden de Carlos III, en la que ingresó en 1816. Fue Teniente General, diputado por Asturias en 1808 junto con Jovellanos y miembro de la Junta Suprema. Jovellanos se refiere a él como “Pachín”. Con anterioridad, a finales del XVIII Jovellanos se aloja en su palacio de Mieres, que remodeló en 1804. Secretario de Estado y del Despacho de la Guerra —es decir, ministro—, fue sustituido por negarse a firmar la condena a muerte del general Lacy. Era primo hermano del marqués de Castelar. En Barcelona tiene dedicada una calle y desde 1856 un monumento en la Pla de Palau consistente en una fuente llamada Fuente del Genio Catalán, por promover la llegada de aguas de Montcada.
  1. Casó en segundas nupcias con Jacoba Valdés Inclán. (Gijón 1784 +Madrid 1858). Era hermana de su primera mujer, María Escolástica. Fue el último representante de la familia que habitó el palacio de Camposagrado en la plaza de Porlier de Oviedo, hoy Audiencia. Jacoba Valdés Inclán está sepultada en la iglesia de San Nicolás de Villoria, Asturias.

Pleito y salto de línea

El sobrino carnal del sexto marqués, (hijo de su hermano Antonio María), Antonio María Bernardo de Quirós Lasso de la Vega de Lobera y Jauche (13-XI-1788+31-XII-1836) casado, en 18-VI-1808 con Hipólita Colón de Larreátegui y Ramírez de Boqueado (3-VIII-1788 +10-I-1835), VI marqués de de Monreal, VI marqués de Santiago y V marqués de la Cimada, conde de Zuewegwen y el hijo de ambos, Antonio Hipólito, pretendieron la sucesión. Pero los mayorazgos que detentaban esos parientes más próximos resultaban incompatibles con los correspondientes al título de marqués de Camposagrado. Además al premorir Antonio María Bernardo de Quirós y Mariño de Lobera a su padre el IV marqués, había perdido los derechos sucesorios, en razón de la peculiaridad de ese título. Por ello un pariente lejano y próximo por línea de su madre —José María Bernaldo de Quirós y Llanes-Campomanes. reclamó y obtuvo para sí el título. El título de marqués de Camposagrado es uno de los pocos títulos agnaticios existentes en España. Además, desde la fundación de la casa de Quirós en 1474, y como consecuencia de esa fundación, se había aplicado la regla de que, si el hijo premoría al padre, el mayorazgo no pasaba al nieto, sino al varón más próximo al fundador. Por ello José María Bernardo de Quirós y Llanes-Campomanes hubo de invocar un parentesco muy lejano. Hubo que remontarse ocho o nueve generaciones hacia atrás hasta el tronco común de Sebastián Bernardo de Quirós “El Viejo”, casado con Catalina de Miranda, de cuyo segundogénito —Pedro, señor de Langreo— descendía. También invocó ese tronco común, sin éxito, Francisco Bernaldo de Quirós Bermúdez, descendiente del primogénito —Álvaro— que había perdido los derechos sucesorios por premorir a su padre. Por Real Carta de 23 de febrero de 1850 sucedió en el título:

Marqueses de la segunda línea

  • José María Bernaldo de Quirós y Llanes Campomanes (5-IX-1808-+15-VII-1865), VII marqués de Campo Sagrado. Nacido en Riaño y conocido entre sus amigos como Pepito Quirós.
  1. Casó en Alba de Tormes el 16-X-1836 con la hija mayor del VII conde de Marcel de Peñalva, María Josefa Antonia González de Cienfuegos y Navia Osorio (Castropol 6-IV-1812 + Gijón 5-IV-1896), señora de la casa de Lena. Era su prima segunda, pues ambos eran descendientes en tercer grado, con cómputo germánico, del V conde de Marcel de Peñalba. Senador del Reino, caballero gran cruz de las órdenes de Carlos III y de Isabel la Católica. Gentilhombre de cámara de su majestad con ejercicio.
Fueron padres de:
  1. María (doña Mariquita) Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos (hermana mayor), nacida hacia 1837 en Alba de Tormes a donde las guerras carlistas llevaron a su madre y fallecida, sin testar, en Gijón en 20-III-1925. Casó en Riaño en 6-VI-1864, con su tío tercero José María Cienfuegos-Jovellanos y García Sala (Gijón 6-V-1836 +Gijón 15-XI-1898) y pasa a habitar el palacio de Jovellanos, en Gijón.
  2. Eladia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos (Oviedo 12-II-1839 + Gijón 31-III-1909) que caso en 31-III-1861 con Fernando María Muñoz y Borbón (Dos Sicilias) , conde de Casa Muñoz y vizconde de la Alborada, luego duque de Tarancón y segundo duque de Riansares.
  3. Iván Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos (nacido hacia 1843 +23-V-1885), que muere sin testar y sin descendencia legítima, casado con Teresa Samaniego y Llanos, condesa de Torrejón y marquesa de Tejada, que le sobrevive.
  4. Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos, nacida hacia 1847 casada con Alejandro Pidal y Mon. (1846-1913), primer marqués de Villaviciosa de Asturias.
  5. María Ana Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos (+12-XII-1887), casada con Ángel García Rendueles y González Llanos. (12-XII-1887), nacida hacia 1848.
  6. Carlos (Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos (n. hacia 1850 +7-XI-1921). Casó con María Canga Argüelles 
Uno de los escritos más celebrados de José María Bernardo de Quirós y Llanes es una hoja volandera, porque ningún periódico quiso publicarla, el “Manifiesto del Hambre”, firmada en 22-VI-1854, en la que, además de denunciar la hambruna entonces existente en Asturias, proponía medidas muy sensatas y prácticas para remediarla. Precisamente en ese mismo año aloja en su palacio de Mieres a Isabel II, lo que tiene entre otros resultados que su hijo José María case con una medio hermana de Isabel II dos años más tarde y que su hija Eladia case con un medio hermano de Isabel II tres años más tarde. Falleció como consecuencia de la gangrena ocasionada por la fractura de una pierna, al caer desde un coche de caballos procedente de su casa de Riaño. Cuando el cirujano, doctor Olivares, acudió a operarlo renunció a hacerlo, pues la gangrena ya estaba demasiado avanzada. Le sucedió su hijo:

  • José María Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos (nació en Oviedo, en el palacete Mon-canóniga el 19 de abril de 1840, siendo bautizado en San Tirso, y falleció en Riaño en 24-IV-1911), VIII marqués de Campo Sagrado. Maestrante de Granada, Embajador en Constantinopla, Atenas y San Petersburgo, gentilhombre de cámara y caballero de Carlos III. Falleció en 24 de abril de 1911.
  1. Casó el 20-X-1860 en París con María Cristina Muñoz y Borbón (Dos Sicilias) (Madrid 19-IV-1840 + Madrid 24-IV-1921), I marquesa de la Isabela y I vizcondesa de la Dehesilla (hija de Agustín Fernando Muñoz y Sánchez, I duque de Riansares, y de María Cristina de Borbón (Dos Sicilias) y Borbón, reina gobernadora de España.
Fueron padres de:
  1. María Francisca Bernaldo de Quirós y Muñoz (1863-1931), marquesa de Eslava, casada con Joaquín María Mencos y Ezpeleta, marqués de la Real Defensa, barón de Bigüezal, conde de Guendulain, Grande de España, con descendencia.
  2. María de los Desamparados Bernaldo de Quirós y Muñoz (1864-1951), marquesa de Santa Cristina, casada con Alejandro Travesedo y Fernández Casariego, con descendencia.
  3. Ana Germana Pía María de los Desamparados Josefa Joaquina Bernaldo de Quirós y Muñoz (1866-1934), marquesa de Atarfe, que caso en primeras nupcias con el infante de España y de Portugal Luis Jesús María Isabel José Francisco de Asís Sebastián de Borbón (Bragança) y Borbón (Dos Sicilias) . Fueron padres del primer duque de Ansola, con descendencia, y de Manfredo, duque de Hermani, sin descendencia. En segundas nupcias casó en 30-XI-1890, con Manuel Méndez Vigo y Méndez Vigo, con descendencia. Esta marquesa de Atarfe es la que vendió el palacio familiar de los Bernaldo de Quirós en Villoria. Sólo se conserva una parte, pues se convirtió en una casa de pisos para alquilar .
  4. Jesús Bernaldo de Quirós y Muñoz, que sigue como noveno marqués.

  • Jesús Bernaldo de Quirós y Muñoz, IX marqués de Campo Sagrado (14-6-1911), I marqués de Quirós (1906) y X conde de Marcel de Peñalba (3-3-1928), II marqués de la Isabela (16-2-1922), II vizconde de la Dehesilla Nació en Mieres, en 21 de julio de 1871, y fue bautizado al día siguiente en la parroquia de San Juan Bautista de Mieres. Falleció en Madrid el 4 de diciembre de 1939. Se licenció en Derecho e ingresó en la Orden de Alcántara (18-IV-1914) y en la Maestranza de Granada (1906). Caballero de Honor y Devoción de la soberana Orden de Malta (17-XII-1919) y gentilhombre de cámara.
  1. Casó el 26-X-1906 en Madrid con María del Consuelo Alcalá-Galiano y Osma, nacida en Lisboa, 21 de marzo de 1880, condesa de Casa Valencia con grandeza de España, IV condesa de la Romilla y IV vizcondesa del Pontón, Dama de honor y de devoción de la soberana Orden de Malta (1930), Dama de la Real Maetranza de Granada y Dama de la Reina Victoria Eugenia.
Tuvieron cuatro hijos:
  1. Luis Bernaldo de Quirós y Alcalá-Galiano, que sigue.
  2. Iván Bernaldo de Quirós y Alcalá-Galiano (Madrid, 23 de enero de 1909-Somosierra, 23 de septiembre de 1936), vizconde de la Dehesilla.
  3. María de la Guardia Bernaldo de Quirós y Alcalá-Galiano (Madrid, 24 de septiembre de 1910), V marquesa de Castel Bravo, desde 1958.
  4. Galinda Bernaldo de Quirós y Alcalá-Galiano (Madrid, 6 de diciembre de 1913 +16-I-2005). Casó en 21-VI-1940 con Francisco Javier Espinosa de los Monteros y Herreros de Tejada, marqués de Valtierra (nacido en San Sebastián, 15 de octubre de 1911). Tuvieron siete hijos:
    1. Fernanda Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 11 de julio de 1942) soltera.
    2. Carlos Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 18 de marzo de 1944), marqués de Valtierra, con descendencia.
    3. Juan Bosco Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 5 de marzo de 1946).
    4. Jorge Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 26 de mayo de 1948), con descendencia.
    5. Hugo Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 17 de marzo de 1950).
    6. Galinda Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 20 de marzo de 1952).
    7. Paz Espinosa de los Monteros y Bernaldo de Quirós (Madrid, 26-VII-1960). Le sucedió su hijo:

  • Luis Bernaldo de Quirós y Alcalá-Galiano (Madrid, 26 de diciembre de 1917 + 6-VII-1996), X marqués de Campo Sagrado, II marqués de Quirós, XI conde de Marcel de Peñalba.
  1. Casó con María del Pilar Álvarez de las Asturias-Bohórques y Silva (Madrid, 11 de noviembre de 1926), el 2 de junio de 1954.
Tuvieron seis hijos:
  1. Fátima Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohórques (Madrid, 30 de marzo de 1955), marquesa de la Isabela.
  2. Cristina Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohórques (Madrid, 3 de mayo de 1957), condesa de Romilla.
  3. José María Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohórques (Madrid, 17 de enero de 1959), conde de Casa Valencia.
  4. Marta Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohórques (San Sebastián, 23 de julio de 1960), vizcondesa de la Dehesilla.
  5. María Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohórques (San Sebastián, 19 de julio de 1963) vizcondesa del Pontón. También fueron padres de:

  • Iván Bernaldo de Quirós y Álvarez de las Asturias-Bohórques (nacido en Madrid en 26 de mayo de 1956), XI marqués de Campo Sagrado, III marqués de Quirós, XII conde de Marcel de Peñalba.
  1. Casó con Olga Díaz Agero, fallecida, habiéndole dejado un hijo: Iván.
FUENTE: wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario