5 de septiembre de 2012

Gerardo Fueyo Bros (Diplomatico)

HIJOS ILUSTRES DE MIERES

Gerardo Fueyo Bros.


Diplomático nacido en Mieres (Asturias) en 1966.
Su primer destino, después de ingresar por oposición en el cuerpo diplomático español, fue la Embajada de España en Puerto Príncipe (capital de Haiti). Le seguirían Madrid (capital de España), como director adjunto de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación; Londres, donde estuvo cinco años como integrante de la legación española; Nueva Delhi, como consejero de la Embajada española en la India...

FUENTE: www.VivirAsturias.com

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 Sábado 14 de agosto de 2010 -
 

«Hemos hecho lo máximo por los españoles atrapados en la India»

l «Hubo quejas, pero estábamos desbordados de trabajo»
l «Se confirma que dos de los tres últimos desaparecidos están bien; una expedición saldrá en busca de la tercera»

 

 

GERARDO FUEYO BROS Diplomático asturiano, consejero de la Embajada de España en la India

Oviedo,

María José IGLESIAS

Gerardo Fueyo Bros, diplomático mierense y consejero de la Embajada de España en Nueva Delhi (India), lleva una semana de muchos nervios y trabajo, pendiente de los españoles que quedaron atrapados en las inundaciones que han asolado el estado de Cachemira, fronteriza con el Himalaya y Pakistán. Fueyo aseguró ayer, en conversación telefónica con LA NUEVA ESPAÑA, que la legación presta todo el apoyo posible a los ciudadanos que lo necesitan en estos momentos. No es su único destino complicado. Su primera misión en el extranjero fue en la Embajada de España en Puerto Príncipe (Haití).

-Llevan una semana pendientes del rescate de los españoles desaparecidos con motivo de las inundaciones en el estado de Cachemira. ¿Cómo vive estos momentos tan delicados?

-Lo cierto es que en la Embajada hemos estado bastante agobiados. Ha sido una semana muy intensa, de trabajo agotador. Pero ya han pasado ocho días y al menos se van reduciendo las cifras de desaparecidos.

-¿Cómo han tenido noticia de los españoles que se encontraban en la zona afectada?

-Al principio fue sobre todo por las llamadas que nos hicieron los familiares. Después ya realizamos las labores pertinentes para intentar localizarlos. Hemos detectado que había unos doscientos españoles, todos ellos turistas, y ningún residente en la zona.

-¿Cuántos quedan todavía en la región?

-Unos treinta y cinco han decidido agotar los días de estancia para ayudar en las labores de desescombro y en tareas humanitarias. La verdad es que en estos momentos todas las manos son pocas.

-¿Cachemira está catalogado como lugar peligroso para realizar viajes y expediciones?

-No es peligroso en cuanto a seguridad. Sí es cierto que tiene unas condiciones orográficas complejas. Se trata de un terreno muy accidentado. La coincidencia con el monzón ha sido fatal. Los españoles que viajan a la zona suelen ser aficionados al senderismo y al montañismo. Cachemira está en el norte de India. Históricamente se ha denominado como Cachemira al valle ubicado al sur de la parte más occidental de la cordillera del Himalaya. Sin embargo, en el ámbito político el término se extiende más allá, incluyendo las regiones de Jammu y Ladakh.

-Algunos españoles han asegurado que se han sentido desatendidos por la Embajada...

-Le aseguro que hemos hecho todo lo posible, intentando agilizar al máximo nuestras actuaciones. Hemos tratado de sacar a los españoles con la mayor premura. También es cierto que, como es lógico, tuvimos que dar máxima prioridad a los casos en los que la vida de las personas corría más peligro.

-¿Cuántas personas quedan exactamente por localizar?

-Sin localizar permanecián tres. Hemos recibido confirmación positiva de que dos de ellos están bien. En el caso de la mallorquina Lourdes Morro, el lunes saldrá una nueva expedición por tierra. Su padre se ha desplazado hasta aquí para buscarla.

-En cualquier caso, ustedes no tienen competencias para organizar búsquedas...

-No. Solamente pueden actuar los equipos de rescate indios y el Ejército del país. Tampoco permiten que haya helicópteros de otros países. Se está haciendo lo máximo. La mayoría de los españoles afectados nos ha dado las gracias, algunos se han quejado, pero estábamos desbordados de trabajo. Ha sido increíble.

-Su primer destino fue Haití. ¿Cómo le sirve ahora aquella experiencia en el que pasar por ser uno de los países más pobres del mundo?

-En Haití estuve en el año 2000. Vi de cerca la pobreza extrema de la población, claro, pero ésta es la primera catástrofe de envergadura a la que he tenido que enfrentarme. En Haití hay menos medios que en India, es obvio.

-También ha pasado por Londres y Madrid. ¿El trabajo diario es muy diferente en la India?

-El trabajo más habitual son los temas consulares, de atención a los españoles que residen en el país, la coordinación de las relaciones políticas y el apoyo a las visitas de los dignatarios españoles, como la que hicieron el pasado mes de noviembre los Príncipes de Asturias. Además, yo también me encargo de los temas culturales de la Embajada.

-¿Cuántos asturianos residen en la India?

-En Nueva Delhi tenemos censados unos diez. Hay alguno más por otras zonas, pero no es una colonia especialmente grande.

-Ya que son tan pocos, ¿se reúnen a menudo?

-La verdad es que tampoco es demasiado sencillo. Esta ciudad tiene 18 millones de habitantes.

-¿Qué fue lo que más le sorprendió de la India cuando usted llegó?

-Éste es un país de muchos contrastes. No deja de sorprenderme. Nunca había visto algo igual. La herencia inglesa se nota, pero la mayoría de la gente va vestida al estilo indio. No tienes la impresión de estar en un país occidental.

-¿Echa de menos Asturias?

-Hombre, eso siempre. Sobre todo ahora, las temperaturas del verano del Cantábrico, aquí estamos sudando la gota gorda. La humedad del ambiente es muy alta.

De Mieres a Nueva Delhi

Gerardo Fueyo Bros nació en Mieres hace 44 años (ahora 46 años). Tras aprobar las oposiciones de acceso al cuerpo diplomático español, pasó el tiempo pertinente en Madrid y después fue destinado a la Embajada de España en Puerto Príncipe (Haití). Tras regresar a Madrid, donde fue director adjunto de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, pasó cinco años en la legación española en Londres. Actualmente es consejero de la Embajada española en la India, un país que, asegura el diplomático asturiano, le fascina y le impresiona. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada