26 de junio de 2016

La emigración allerana a Cuba

Luis Muñiz, santo y seña de los alleranos en La Habana
Ver el artículo del blog de 12 de noviembre e 2014:
Luis Muñiz Blanco
La filantropía de un emigrado que propició la construcción del sanatorio ovetense del Naranco, además de obras en su concejo natal
El 13 de febrero de 1928 el Centro Asturiano de la capital cubana crea una Delegación en Oviedo, -que llamará Delegación del Centro Asturiano de La Habana-www.centroasturianooviedo.org
La emigración allerana a Cuba, particularmente la de Felechosa, ha tenido una gran presencia en la isla, mayoritariamente en las primeras décadas del siglo XX, donde se llegaron a contabilizar alrededor de 100 vecinos del pueblo, un 15% de su población.
El 1 de mayo de 1886, hace 130 años, un grupo de 50 asturianos constituía el Centro de Asturianos en Cuba separándose de la Sociedad Asturiana de Beneficencia (1877) por un desacuerdo en la política de ayudas a los concejos de la región.
Emigración marcada por la desgracia. La emigración asturiana a Cuba estuvo afectada por una serie de desastres en cadena. Primero, el fin la guerra colonial dejó a miles de asturianos en una situación al límite de la supervivencia. En mayo de 1912, un incendio destruyó la Delegación del Centro de Cuba en Tampa (Florida, EE UU). Seis años más tarde, en 1918, otro pavoroso incendio arrasó el maravilloso edificio sede del Centro Asturiano, conocido como el Casino Español. En 1936, la gran obra de los emigrados a Cuba en Asturias, los Sanatorios del Naranco en Oviedo, son destruidos totalmente. Y como guinda a tanta desgracia la llegada de Fidel Castro arruina a toda la colonia asturiana.

Sanatorio de Monte Naranco (Oviedo). www.bancodeimagenesmedicina.es
Los alleranos en Cuba. La fuerte emigración experimentada por los alleranos a Cuba a principios de siglo XX, haciendo oídos sordos a la información que llegaba sobre la mala situación de la isla y desaconsejando el viaje, propicia la formación, en setiembre de 1914, del Club Allerano cuya primera presidencia recae en Luis Muñiz Blanco. El Club Allerano, años después pasaría, por turbulencias que llegaron a originar la segregación del mismo de los vecinos de la parroquia de El Pino, formando su propio club en 1926, la "Asociación San Félix del Pino". Doce años más tarde, en 1938, al reformarse su reglamento pasa a denominarse "Asociación del Concejo de Aller". Esta entidad construye su panteón privado en el cementerio Colón, en el año 1939.
Centro Asturiano en la Habana
Años más tarde se refunden finalmente ambos centros como "Club Allerano de La Habana". Al asumir la presidencia en un momento tan crucial de reencuentro de ambas sociedades, Manuel Megido Suárez, "Manuel de Laura" como se le conocía en Felechosa, dice en su discurso: "Por pequeñas discrepancias nos abandonaron, pero a los que nunca dejamos de querer como familiares, como amigos y como paisanos. Aquellas discrepancias y pequeñeces han quedado totalmente olvidadas. Sólo falta llenar algunas formalidades, para que sea un hecho la fusión de nuestras dos sociedades".
Luis Muñiz Blanco, el primer presidente de los alleranos en La Habana, tenía una gran solvencia económica y fue el principal instigador de aportar ayuda a Felechosa en la construcción de caminos, abrevaderos, defensa del pueblo ante la amenaza de riadas, etc. Muñiz había nacido en Felechosa el 14 de noviembre de 1875, era hijo de Antonio Muñiz y Clara Blanco. Su madre era de una familia compuesta por mujeres, 7 hermanas conocidas en Felechosa como las del "Charcón".
Localidad de Felechosa (Aller).pindio-pindio.blogspot.com
Emigró a Cuba a finales del siglo XIX. Pronto adquirió una desahogada situación económica, que le permitió encabezar con cantidades elevadas las suscripciones del Club Allerano que se abrían para ayudar a su vecinos. En la primera época de su presidencia del Club Allerano, la sede se fijó en su domicilio. Visitó Felechosa en varias ocasiones, la última, en el año 1932.
Al margen del impulso y entrega al Club Allerano, Muñiz tuvo un protagonismo destacado en el Centro Asturiano de La Habana del que formó parte como directivo y miembro de una de las comisiones más activas que jugó un papel decisivo en la ubicación de los Sanatorios del Naranco en Oviedo, enfrentándose a los gijoneses que se interesaban de llevar a Gijón la sede de estos centros sanitarios.
Como mencionábamos antes, la emigración allerana a Cuba fue muy elevada, y muy pocos fueron los elegidos para alcanzar la fortuna, quizá sobren los dedos de las manos para contabilizarlos: Luis Muñiz Blanco fue uno de ellos, pero si hoy lo traemos a estas páginas es por su gran filantropía en favor de sus vecinos, al igual que otros miles de asturianos en una muestra de extraordinaria solidaridad.
Población allerana de El Pino. www.clubviajescajastur.es
FUENTE: PEDRO RODRÍGUEZ CORTÉS
________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

1 comentario:

  1. ...y como guinda al pastel, la llegada de Fidel Castro trayendo la desgracia a tantos emigrantes asturianos creo recordar que sucedió ya hacia los años 196...i...

    ResponderEliminar