5 de junio de 2016

El Rey Alfonso XIII paseo por Cimadevilla en 1912

Alfonso XIII participó en las primeras regatas en la bahía de San Lorenzo
El rey Alfonso XIII en 1930
Aquellos días de 1912 también tuvo tiempo para pasear por Cimavilla y visitar la Fábrica de Tabacos
El piloto francés Leoncio Garnier delante de su avión Bleriot XI “Canal de la Mancha” con el que participó en el I Festival de Gijón en 1922
Tras haberse lanzado la idea de la creación del Club de Regatas en la cervecería Lion d'Or en el boulevard de la calle Corrida -en aquel verano en el que el aviador francés Leoncio Garnier sobrevoló con su aeroplano la plaza de toros de El Bibio lanzando al ruedo un "bouquet" con la frase "Saludo a Vicente Pastor, el más bravo de los toreros españoles"- un año después -ya oficialmente constituidos desde el 10 de septiembre de 1911- alquilaron una sede en el número 10 de la calle Corrida -después de descartar la llamada Casa de las Piezas en la subida a Santa Catalina y el local de la antigua Aduana en la lonja- hasta que fuese posible hacer realidad la construcción de un pabellón mirando al mar. El presidente José Antonio García Sol se volcó en ayudar económicamente para que la sede fuese lo más suntuosa posible, por lo que contrató al pintor Demetrio Monteserín para decorar los salones con unos modernistas "panneaux" alusivos a los deportes y a la vida social, como el recordado cuadro de las pecheras y escotes.
José Antonio García Sol, un singular personaje que fue mucho más que un mecenas. En los archivos de la mansión de "Solavieya" se cuenta que "José Antonio García Sol era hijo de José García Álvarez "Paletica", hermano de Manuel el de La Quinta, rico comerciante instalado en La Habana. José se casó con María Josefa Sol y Sánchez con la que tuvo este único hijo quien se casó con Obdulia Rodríguez Ortiz, hija del también indiano establecido en La Habana Pedro Rodríguez Suárez.

Cimadevilla es el núcleo originario de Gijón. Y como su nombre indica se encuentra en la cima de la villa, en la ladera interior del Cerro de Santa catalina
A su regreso de Cuba deseando estar a la altura del resto de familias de buena posición e influencia del Gijón de la época encargó a Manuel del Busto la construcción de un palacio de estilo italiano conocido como palacio de García Sol y actualmente como Solavieya. Los jardines de García Sol eran de sobra conocidos por sus fiestas y agasajos. También fue quién trajo los elegantes tamariscos -planta nativa gala- a Gijón, que producían una exquisita variedad de manzana que bautizó con su apellido. Sus inquietudes le llevaron a ser propietario de caballos que participaban en las más prestigiosas pruebas hípicas. Al igual que otros indianos fue generoso con Granda y entre otras cosas reconstruyó la vieja iglesia parroquial que después sería destruida en la Guerra Civil. Pero toda su fortuna la fue dilapidando, siendo finalmente su casa y sus coches subastados.
El maestro de periodistas Juan Ramón Pérez las Clotas me contó que "García Sol era un personaje fascinante que forma parte de la leyenda urbana de Gijón. Un hombre moderno cuyos hábitos hacían chirriar a las tradicionales familias del Gijón de toda la vida. Entre algunas de sus costumbres de lo que entonces calificaban de extravagancias se puede recordar que era cliente de la peluquería de Agustín, donde hubo la primera manicura de Gijón, a la que él acudía puntualmente para hacerse también las manos, por lo que le llamaron de todo. Cuando entrabas a su casa había un hall espléndido tipo inglés con una gran viga de roble de nobleza especial. Cuando ocurrió el crack de la Bolsa en Nueva York en el año 1929, también le afectó a su fortuna por lo que se subastaron todos los objetos de la casa. Pero aquella gran viga de no era de roble, sino de escayola. Tras arruinarse tuvo un final patético. Murió viviendo en una buhardilla en San Juan de Luz, sin querer saber nada de nadie. Siempre fue todo un señor que recibía a las señoras con un ramo de flores. Pero Gijón, como siempre, es ingrato con todo el mundo".

Las primeras regatas a las que asistió el rey Alfonso XIII. El secretario de Junta Náutica del Club de Regatas, Fernando Fernández Quirós, logró el apoyo de los socios más entusiasta para organizar las primeras regatas en la bahía de Gijón. Como en 1912 todavía no estaba resuelta la cesión de los terrenos para la construcción del pabellón de verano en la antigua batería de San Pedro, todas las personalidades asistentes a aquellas primeras competiciones náuticas fueron ubicadas en una improvisada terraza -donde se situó el jurado y se dieron las órdenes de salida a los balandros- en los terrenos que, pocos meses después, iban a ser cedidos oficialmente al Club de Regatas, a quien el rey Alfonso XIII le había concedido ya el título de Real tras aceptar también la Presidencia de Honor. Cuando en agosto de 1912 el rey Alfonso XIII llegó al puerto local en su yate blanco "Giralda" recibió en indumentaria deportiva al alcalde Dionisio Velasco y demás autoridades locales. Le acompañaban su mayordomo mayor, el marqués de Viana; el ministro de Jornada, Manuel García Prieto, marqués de Alhucemas, y el director general de Administración Local, Luis Belaunde -gran prohombre gijonés de todo corazón, casado en la iglesia de San Pedro y fundador del Crédito Industrial Gijonés-. Las primeras regatas se celebraron los días 19 y 20 de julio, una de carácter internacional y otra nacional, como consecuencia del éxito que había tenido la convocatoria del Real Club Astur de Regatas, al contar como participante con el rey Alfonso XIII.
Barcos en una regata-www.rubendeluis.com.es.
El Premio de Honor "Copa Gijón" dotado con quinientas pesetas que había sido donado por José Antonio García Sol, para balandros entre diez y quince metros, tras un recorrido de doce millas, lo ganó "Tonino", propiedad del rey Alfonso XIII y cuyo patrón fue Luis Arana, de Bilbao. También fue el rey Alfonso XIII ganador de las regatas de nueve millas para los balandros de ocho, siete y seis metros, con el "Giralda IV" que patroneaba él mismo y por el que se llevó el "Premio de Honor. Copa del Rey" dotado con cuatrocientas pesetas. Vamos, todo un campeón.
Después de las regatas, en la sede social de la calle Corrida, se celebró un banquete presidido por el rey Alfonso XIII, en el transcurso del cual el presidente José Antonio García Sol le entregó al monarca los premios que había ganado en las competiciones, quien así iba a poner a Gijón, a partir de entonces, en el mapa español de las más afamadas regatas.
La visita del rey Alfonso XIII a la Fábrica de Tabacos. Tras pasear por el barrio de Cimavilla -cuyos balcones estaban engalanados con vistosas colgaduras, entre una lluvia de flores y suelta de palomas- Alfonso XIII fue recibido en la afamada Fábrica de Tabacos por las trabajadoras Antonia Montaneda y Amalia Castro Pidal -muda ella, pero con la que el monarca se comunicó gracias al lenguaje de las manos- quienes le hicieron entrega de dos hermosas cajas de plata que contenían labores de la fábrica admirablemente preparadas y atadas con cintas con los colores sangre y oro de la bandera de España. La niña Rufina Medrano recitó una patriótica poesía que le encantó al monarca, por lo que invitó a una comisión de las trabajadoras a un agasajo a bordo del yate "Giralda".
Regata de balandros desde la terraza del Real Club Astur de Regatas
Siete décadas después, en presencia del presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Pedro de Silva Cienfuegos-Jovellanos, tuve la oportunidad de recordar éstas efemérides de su bisabuelo al príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, al lado del pozo de La Barquera -donde hasta el año 1543 se reunían en concejo abierto los vecinos para resolver los problemas- frente al palacio de Revilla-Gigedo donde habitualmente se hospedaba la reina Isabel II, y con mi osadía habitual le pregunté a Su Alteza si no le gustaría recuperar aquella tradición y regatear algún verano en la bahía de San Lorenzo, a lo que me contestó sonriente que por supuesto, aunque la mar era muy diferente a las serenas aguas de Mallorca. ¿Le habrá invitado oficialmente alguien alguna vez a hacerlo al actual Rey de España?
GIJÓN. A. Rivero - Club de Regatas
FUENTE: MANUEL DE CIMADEVILLA
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
NOTA: Si te ha interesado esta entrada y quieres preguntar, comentar o aportar algo al respecto, puedes dejar un comentario o escribir a mi dirección de “correo del blog” con la seguridad de ser prontamente atendido.

¡¡¡Difunde “El blog de Acebedo”  entre tus amistades!!!

Sígueme en:

·                     § - FACEBOOK - Roberto Cortina Mieres
·                     § Twitter – “El blog de Acebedo”
·                     § - Blog-Blogger.  http://elblogdeacebedo.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada